jueves, 20 de agosto de 2015

10 ejercicios de Vida Práctica

Ya hemos conocido un poco del corazón de esta filosofía de vida. También de cómo crear el ambiente en el hogar. Hemos conocido más en profundidad al niño de 0-6 años, y ahora vamos a ver que ejercicios se pueden llevar a cabo en el hogar referidos a la VIDA PRÁCTICA.



¿Qué son los ejercicios de la VIDA PRÁCTICA?
Pues veréis María Montessori dijo que" El trabajo del niño es crear al hombre que llegará a ser. Un adulto trabaja para perfeccionar el medio ambiente, pero un niño trabaja para perfeccionarse a si mismo".

Imaginaos a un papá lavando los platos de la comida de ese día, si se le acercase mamá para ofrecerle ayuda, papá seguramente accedería con mucho gusto ¿verdad papá? ;) . Pero si fuera el caso del niño, que estuviera lavando los platos, ten por seguro que se resistiría a la ayuda. Se aferraría a su estropajo. Él solito puede hacerlo. Muéstrale, si quieres, como se hace primero pero luego déjale hacer, no le interrumpas, aunque tu cocina parezca la piscina municipal, ya lo limpiaréis entre los dos ese "desastrillo" sin importancia. Mientras lo hace...observarle con el rabillo del ojo...¿cara de concentrado verdad? Y cuando termine...verás esa sonrisilla de "¡eh que lo he hecho yo solo!!"

Utilizando estas inclinaciones de manera natural que posee el niño,  Montessori elavoró los ejercicios de la vida practica incluyendo en sus materiales cosas familiares para el niño, que se encuentran en cualquier hogar.

Mientras nosotros, los adultos, llegamos a considerar odiosas algunas tareas del hogar, sino todas, ;) el niño encuentra algo maravilloso en ellas. Le impresiona ver como sus padres: lavan los platos, limpian el polmo, etc. Estos ejercicios, sin duda, fascinan al niño y quiere hacerlos. Me imagino al niño pensando "A ver como es esto que hace papá...era así...". Pues no hay que olvidar que la imitación es una fuerza poderosa en estos primeros años de vida.


En un ambiente Montessori los ejercicios de la vida práctica son una parte muy importante de todo el programa. Cada uno de estos ejercicios ayuda al niño a perfeccionar sus movimientos para que en un futuro pueda enfrentarse a ejercicios más complejos.

Sin concentración y sin atención no hay aprendizaje. Estás dos cosas se dan en la vida práctica, aprovechemos nuestro hogar para empezar hacerlo.

Te voy a mostrar 10 ejercicios de la vida práctica que puedes hacer con tu hij@ a partir de 12 meses en casa. Éstos se pueden hacer independientemente de si va a una escuela tradicional, a una Montessori o a ninguna. Es decir que en cualquier hogar se pueden llevar a cabo.

1. LIMPIAR FRUTA
 

2.DESCOLGAR UNA PERCHA.
 

3.PONERSE LA ROPA 

4.TIRAR LOS DESHECHOS A LA BASURA.
 

5.COLOCAR LA ROPA SUCIA EN LA LAVADORA.
 

6.PONER EL PAPEL HIGIÉNICO EN EL PORTAROLLOS

7.METER LOS CALCETINES EN EL CAJÓN. 

8.COLABORAR PARA HACER LA COMIDA/CENA. 

9. TIRAR LA ROPA SUCIA AL CESTO DE LA ROPA SUCIA. 

10.CONTROL DE ESFÍNTERES. 

y una más ENCENDER Y APAGAR LA LUZ. 

Todavía hay muchas más actividades, sino te las quieres perder, síguenos en facebook.

Nota: Quiero aclarar que cuando pongo a partir de 12 meses, no significa que el niño deba hacerlo a los 12 meses, ni a los 13 meses, sino que nosotros como adultos debemos observar sus intereses, sus necesidades, y en base a nuestra observación podremos empezar a ejecutar las actividades. Debemos ser conscientes de que cada niño es diferente a otro, y que en Montessori no se promueve la competitividad (por lo que comparar un niño con otro no sería correcto). Cada niño lleva su ritmo de aprendizaje, y no debemos obligar, debemos actuar desde el amor y el respeto.



3 comentarios:

  1. Maria Montessori decía que había que dirigir al niño al orden y alejarlo del desorden. Entonces en el caso que has descrito, si el niño con el estropajo decide ignorar tus indicaciones y jugar al desorden, salpicar, golpear la vajilla (aunque no haya riesgo de romper nada y herirse), etc.... Deberiamos alejar al niño de la actividad, o dejarle proseguir?

    ResponderEliminar
  2. Hola INFANTAJIMENA por lo que he podido aprender hasta ahora en las formaciones que he realizado. Primero habría que asegurarse de que realmente se le puede presentar esa actividad, cómo? mediante la observación, de esa manera nos aseguramos de que ocurran cosas así. Y en el caso de que ocurriese, podemos redirigirlo " Veo que te gusta salpicar, te voy a mostrar un juego donde puedes salpicar...ven acompañame" . Lo sacaríamos de la actividad pero siempre le daríamos otra opción que si se ajuste a sus necesidades, y en cuanto a la actividad que estábamos haciendo la dejaríamos para más adelante pues tal vez no estaba preparado para llevarla a cabo o simplemente se distrajo por algún ruido o por algo que alguien le dijo y no continuo con su actividad (que también puede ocurrir, las interrumpciones es por eso que no suelen ser buenas).

    Y en cuanto al caso que he descrito me refería a que no va a limpiar perfectamente, que sus movimientos no serán fluidos a la primera, por lo que posiblemente salpique y ensucie, pero si que intentará imitar y estará concentrado en la tarea. En vez de interrumpirle en este caso, si sus movimientos no se ajustasen a lo que realmente le has mostrado, en otra ocasión se lo volvería a repetir.

    Un abrazo, espero haber solventado tus dudas. Gracias por comentar y por tu interés. :)

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Estoy al cuidado de un niño de 4 años al que todavía se le sigue vistiendo. No veo que a esta edad sea muy recomendable vestirle porque impide su autonomía. Me gustaría ayudar a la madre a proporcionarle esta autonomía, ¿como puedo hacer para enseñarle a ponerse la ropa y que muestre interés?
    Muchas gracias por adelantado.

    ResponderEliminar