miércoles, 2 de marzo de 2016

Ambiente Preparado. Nuestra habitación familiar

En la educación Montessori un aspecto muy importante es el ambiente preparado, un ambiente que tiene en cuenta al niño y sus necesidades físicas y psicológicas.

En la comunidad Montessori sobre si el niño debe dormir en su habitación o no hay discrepancias, hay quiénes piensan que sí y quienes piensan que no hace falta y colechan.


Personalmente pienso que Montessori no está reñido con el estilo de crianza de cada hogar. Quiero decir, que si una familia decide que su pequeño debe dormir solo en la habitación a cierta edad mientras sus papás lleven a cabo esta nueva situación desde el respeto y el amor, teniendo en cuenta a su hijo, todo seguirá siendo Montessori. Así pasa también con las familias que contemplen el colecho. Tanto unas como otras si lo hacen teniendo en cuenta al niño y sus necesidades deben ser respetadas, no hay una mejor manera de hacerlo, porque no hay una familia mejor que otra, se trata simplemente de diferentes formas de sentir y de criar pero ambas deben ser siempre desde el respeto y la empatia.

En nuestro caso, colechamos. Sobre el aspecto de autonomía si lo hemos tenido en cuenta, ya que nuestro pequeño puede subir y bajar de la cama cuando él lo necesite, de hecho así lo hace, con sus pequeños escalones.



En la habitación también disponemos de una pequeña librería con unos cuantos libros y cuentos, que él mismo coge antes de dormir, y que él mismo elije para que mamá o papá le leamos.



Sobre si tiene o no habitación individual preparada, con colchón bajo y estanterías a su altura, sí la tiene. Pero esta habitación la utilizamos para sus mañanas de trabajo Montessori y cuando él está cansado...sí tiene la posibilidad de echarse en el colchón hacer la siesta, aunque ahora muy contadas veces lo hace.

Por otra parte, aunque, en la comunidad Montessori sobre la lactancia también hay diferentes pareceres. Nosotros como familia, hemos tomado la decisión de seguir con lactancia materna después de los 6 meses, de una manera natural y espontánea. Ahora hay muchos estudios que corroboran el beneficio de ésta y al mismo tiempo estos estudios hablan de la edad natural del destete materno. Nosotros no seguimos un patrón sino un instinto natural, porque para nosotros la lactancia es mucho más...personalmente pienso que es el alimento del corazón de quiénes la comparten...
De esta manera en la habitación nos hemos creado nuestro momento, un pequeño rincón en la cama para estar tranquilos y conectados. Es por eso que la iaia materna de la familia nos regaló un cojín con respaldo y reposa brazos. No puedo estar más agradecida, es estupendo.


Y esta es nuestra habitación familiar y como veis el colecho no está reñido con la autonomía del niño si buscamos la forma de llevar la autonomía a este aspecto de la crianza. No digo que sea la mejor, ni el peor forma, digo que es la nuestra y que es respetable, como también lo es que una familia decida que su pequeño duerma solo en una habitación. Pues como dije al principio si se hace teniendo en cuenta al niño, desde el respeto y el amor...no es sino diferentes formas de contemplar las cosas.


Si os ha gustado podéis seguirnos en facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario