martes, 26 de abril de 2016

Cuento "¡Baja gata!" de Sonya Hartnett y Lucia Masciullo

Desde que estamos en la "búsqueda y captura" de cuentos de inspiración Montessori, donde la protagonista es la realidad, no paramos de encontrar preciosidades. Y hoy os traigo un cuento, de los que personalmente me gustan, porque sus protagonistas son un niño y un gato. 


La idea de responsabilidad, de cuidado, de afecto hacía los animales y todo ser vivo lo considero fundamental y uno de los aspectos, también, muy importantes en la filosofía Montessori. Es por esta razón que me gustó tanto la LATA DE SAL editorial, porque en la mayoría de los cuentos que tienen, de inspiración Montessori, existe una relación con un animal. 


Cuando abrimos cualquier libro de Lata de Sal Editorial, podemos ver una pestañita que pone: "abre la lata" cuando abres esta pestañita puedes ver quién escribió el cuento, quien lo ilustró y algo que me parece muy "Montessori", y que aparece en algunos casos, una historia real en la que se han basado. En este caso fue la pequeña Bruja la que ha dado vida a este cuento...Una gatita que se subió a un mirador donde cayó de 10 metros de altura y...ya sabemos que los gatos tienen 7 vidas...la cuestión es que sobrevivió y la muy pilla volvió a subir al tejado del mirador...y sus dueños muy preocupados decidieron llamar a los bomberos...la cosa fue que cuando los bomberos aparecieron Bruja les estaba esperando en el sofá...Mirarla en la foto...me la imagino tal cual lamiéndose la patita mientras los bomberos y los dueños en la puerta la miran con la boca en el suelo...como diciendo...la que nos has hecho hacer.


El cuento de ¡Baja, gata! trata sobre un niño y su gatita que, por supuesto, se sube a lo más alto de su casa. El niño preocupado sale en su búsqueda.


Incluso llega a subir una escalera enorme y todo para coger a la gata. Pero la gata parece...no estar muy por la labor.


El niño preocupado no quiere obligar a su gata, así que vuelve a casa esperando que sea ella quien le llame cuando lo necesite. Pero claro...no puede evitar pensar los peligros que puede traerle la noche...y el hecho de que esté sola en un sitio tan alto. 
La gata esta genial en el tejado hasta que llega la lluvía y la empapa. El estar resguardada, acompañada, y las caricias se echan de menos...


Un cuento sobre la amistad con animales, donde la gata sin duda donde mejor está es en brazos de su amigo. Viendo la lluvia, como siempre a, través de la ventana, bien calentita, donde no le falta amor y caricias...


Si os gustan los cuentos para fomentar el respeto por los animales, para ver que hay otras formas de amistad, es un buen cuento, sobretodo para niños a partir de 5 años. Podéis encontrarlo AQUÍ.


Si queréis descubrir más cuentos y libros de inspiración Montessori os animo a que nos sigáis por facebook o Instagram.

1 comentario:

  1. Muchas gracias por la recomendación. Sin duda este detalle de respetar y querer a los animales es super importante.

    ResponderEliminar