viernes, 22 de abril de 2016

La realidad, la fantasía, la imaginación, las tradiciones ¿Cómo enfocarlas en Montessori?

Para hablar de por qué presentar la realidad a los niños de entre 0 y 6 años, como bien indica la educación Montessori, quiero remontarme a todos los años de observación que Montessori realizó en niños de todo el mundo.


No podemos decir propiamente, que con los pocos instrumentos tecnológicos que habían en aquel momento, hace más de 100 años, Montessori pudiera ayudarse "científicamente" con pruebas meticulosamente fiables, como pasa ahora, que utilizan hasta medidores cerebrales, pero si podemos ser conscientes de que su estudio surgió gracias a la observación. La observación ha sido utilizada por los científicos durante muchos años (ya que como digo ha sido la primera herramienta para analizar situaciones, casos, etc)  y éstas han probado grandes hallazgos, pero no solo han sido científicos sino, también, antropólogos, historiadores, pedagogos, psicólogos, filósofos, los que han dado sentido a nuestra evolución y manera de comprender la vida. No olvidemos que Montessori era médica, antropóloga, psicóloga, psiquiatra, bióloga, científica, pedagoga, entre otras muchas cosas...es decir, que sus estudios no se basan en la nada, sino todo lo contrario, tienen una base sólida que sostiene y construye todos sus hallazgos.

Actualmente la ciencia, concretamente, los estudios de neurociencia, están corroborando cada una de las observaciones que realizó Maria Montessori hace ya muchísimos años. ¿Esto que quiere decir? Sencillamente que Montessori además de intuitiva, era una visionaria de su tiempo, y que sin grandes instrumentos, ni tecnologías, sino simplemente por el estudio de la observación, supo recoger la verdadera naturaleza del ser humano, ya no solo del niño, sino de todo ser humano, desde el momento de su nacimiento. No se trata solo de ser estrictamente científicos, se trata de que la realidad, la vida, es tal cual es, no podemos cambiarla, pero si podemos comprenderla, y eso es lo que hizo Maria Montessori.

Es por esta razón que cuando muchas familias se plantean la educación Montessori piensan que ésta es muy estricta, en cuanto, a lo que se refiere realidad vs fantasía...ya que creen que tal vez a los niños pequeños un poco de fantasía no les venga mal...Pero...exactamente ¿para quien es necesaria la fantasía (en esa etapa del desarrollo comprendida entre los 0-6 años) para el niño o para el adulto? Es muy simple, el niño no fantasea, tiene los pies en la tierra, es curioso explorador, y de aquello que ve imagina...IMAGINAR NO ES FANTASEAR...Imaginar es dar la posibilidad a algo real a ser transformado, es poder crear...deduciendo, pensando...es poder crear cuando ya se ha dominado por completo una habilidad, un material, un juguete, etc...entonces es cuando empieza la CREATIVIDAD....QUE NO FANTASÍA. El adulto, en este caso, "cansado" de la realidad recurre a otras formas y mundos, fantasea...abstrae ideas...su mente es capaz de irse a otro mundo...pero siempre siempre vuelve a la realidad, porque como digo...sabe abstraer, es MENTE ABSTRACTA y esto hace que pensemos que los niños también lo poseen...pero el niño realmente tarda alrededor de 6 años en empezar a abstraer, es por esta razón que Maria Montessori, y ahora la ciencia, habla de que el niño en esta etapa es completamente concreto, literal. Si tu le dices a tu hijo prueba el sofa posiblemente lo que haga es chuparlo o darle un mordisquito...Del mismo modo si tu le dices que hay un hombre escondido en el ascensor que habla te creerá y pensará que es cierto, pese a tu sarcasmo y tu broma, tu te reirás y posiblemente el adulto que te acompañe, también, pero tu hijo, "ingenuo", que siempre decimos y tal vez sería más apropiada la palabra "literal, concreto", creerá ciegamente en lo que le dices. 


Por otra parte esto no quiere decir que desde Montessori no se respeten tradiciones donde hay seres que no son "reales", en este aspecto Montessorimente hablando cada familia decide qué es mejor para la crianza de su hijo y por supuesto se respeta. 
Normalmente en los ambientes Montessori, y puesto que en cada familia las tradiciones se viven de una manera, no suele hablarse de ciertos temas relacionados con las creencias religiosas u otras tradiciones que supongan una confusión para el niño. Pues se entiende que en este aspecto son las mamás y papás los que le dirán a su pequeño como afrontar ciertas cosas en la vida. Así mismo hemos de comprender que sabiendo que Montessori educaba para la paz la base de todo es el RESPETO, no solo a lo que yo hago, sino a lo que hacen los demás. 

Como padres en nuestra mano está hablarle o no a nuestros hijos de determinadas tradiciones culturales o religiosas...no se trata de "le vas a mentir a tu hijo" o "le vas a quitar la ilusión", se trata más bien de "¿qué crees tú que es mejor para vosotros como familia y en especial para tu hijo?", y ahí nadie debería nunca entrar a juzgar...sea o no Montessori. Y si es Montessori...con todos mis respetos, valga la redundancia, compartiera o no la opinión, tendría que respetar.

Sí, es verdad, en la educación Montessori no se presente la fantasía hasta los 6 años, pero como veis, es más bien una cuestión de lógica, y no significa que no haya fantasía en Montessori. Si la hay, pero a partir de los 6 años, cuando el niño es capaz de escaparse a otro mundo pero volver siempre al suyo, al real. Posiblemente a esta edad el niño si sea el buscador de fantasía, sin necesidad de que un adulto le imponga nada. Es por eso que las etapas del desarrollo son tan importantes, porque tienen en cuenta las necesidades del ser humano según pasa por cada una de éstas...Porque...¿de verdad creemos que un bebé de 6 meses necesita lo que un niño de 5 años? Exactamente la respuesta es NO. Las necesidades según vamos creciendo varían en función de nuestro desarrollo físico, social, psicológico.

Y si te ha gustado te invito a que te unas a nuestro facebook o IG.

1 comentario: