lunes, 11 de julio de 2016

¿Por qué los niños deben jugar con plastilina?

Si partimos de la frase de Maria Montessori "las manos son el instrumento de la Inteligencia" podemos deducir ya con ella que las manos son el canal por el cual el cerebro recibe la información: duro, blando, húmedo, pesado, ligero, grande, pequeño, poroso, liso...
Las manos por tanto nos dan información de la realidad. Por eso es tan bueno trabajar con las manos, y por esta razón todos los materiales Montessori se trabajan con los sentidos, e indudablemente con las manos.


La plastilina es un material muy interesante para el niño que precisa de sus manos para poder trabajarla. Porque si es la primera vez que la tocan pueden notar que es blanda, que si colocan su dedo sobre ella y aprietan ésta se hunde. Y finalmente pueden ver que ellos mismos pueden moldearla, partirla, volverla a recomponer, chafarla, hacer formas.

La plastilina perfectamente podría formar parte en un ambiente Montessori en el área de Arte, pero como siempre os comento, es importante tener en cuenta que aunque hablemos de áreas, no hablamos de ellas como si estuvieran separadas porque todas las áreas están interconectadas. Por ejemplo si la plastilina que tenemos es de colores primarios, el niño también trabaja los colores, si con la plastilina realiza una esfera...está haciendo una forma geométrica, etc.



Con la plastilina nuestros pequeños pueden trabajar muchos aspectos importes:
-motricidad fina
-concentración
-creatividad
-clasificación (por colores, formas, etc)
-identificación (por colores, formas, etc)
-relajación
-independencia

Siempre hay que tener en cuenta que los niños menores de 3 años, aunque independientes a la hora de manipular la plastilina, deben ser supervisados por un adulto, por el hecho de que pudieran ingerirla. Por eso siempre es recomendable realizar plastilina casera (no tóxica), en estos casos, con agua y harina. Además el proceso de crear la plastilina puede ser muy Montessori, porque ellos mismos pueden colaborar para realizar ésta.

1 Taza de sal
2 Tazas de harina
1/2 de agua
1 cucharadita de aceite oliva
Y colores alimenticios para el que quiera colorearla




Y os aseguro que pueden tener horas y horas de diversión. Concretamente a Inot le gusta que le esconda mini-pinzas en la plastina y que él las tenga que encontrar abriendo, moldeando, apretando, hasta que finalmente consigue la mini-pinza. 

Como veis nosotros hemos probado de las dos maneras...con plastilina casera y con plastilina comprada no tóxica.

Una manera de tener acceso a la plastilina en casa es ponerles una bandeja con la plastilina y los accesorios para trabajar ésta: pinzas, molde, rodillo, etc. La bandeja sería interesante dejarla en un estante a su alcance, y si la plastilina es casera siempre se puede guardar en un tupper para que no se seque y dure un poquito más. 

Si no queréis perderos más ideas de actividades, propuestas, ambientes Montessori y muchas más cosas os esperamos en facebook AQUÍ o en instagram AQUÍ.

8 comentarios:

  1. Me encanta esta idea! Muy pedagógico el tema. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Lo importante es que el niño se divierte, se distrae y aprende jugando

    ResponderEliminar
  3. Cualquier tipo de harina o en especial alguna,a mi hijo le encanta la plastilina digamos Play Doh pero tiende a jugar crear y luego lo pone en pequeños pedacitos y poco a poco va disminuyendo la plastilina pues se lo come.D e ahí lo veo acelerado

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas las masas, tambien para trabajar lo sensorial!

    ResponderEliminar
  5. gracias por la propuesta, mi pequeña meayuda a amasar pizzas pero se come la masa, y la verdad no me convence que coma masa cruda, por eso le doy poco...pero si fuera por ella, se la come toda ajaj. Gracias.

    ResponderEliminar
  6. No sabia de todos los beneficios de la plastilina, es un excelente recurso para los niños....

    ResponderEliminar
  7. Como docente de aula la plastelina es una herramienta indisensable para trabajer con los niños

    ResponderEliminar