jueves, 4 de agosto de 2016

UN ESPACIO MONTESSORI NO ES UN HOGAR

Bueno para empezar es evidente que un espacio Montessori no es un hogar solo por cuestión de logistica. Pero hoy quiero explicarlo con profundidad. Y siempre bajo mi visión.


Primero quiero hacer una aclaración. En un ambiente Montessori se trabaja ininterrumpidamente durante 3 horas, suponiendo que estemos en un ambiente de CASA DE NIÑOS (3-6 años) y si son más pequeños sobre las 2 horas o menos. Esto quiere decir que el niño, según observó Montessori, necesita 3 horas para obtener su máxima concentración, y por supuesto, después de estas 3 horas necesita descansar, evadirse, hacer otras cosas diferentes. 
Del mismo modo en un ambiente Montessori hay una ratio de niños suficiente para que el adulto pase desapercibido y así mismo los niños no tienen las mismas edades, como ya sabréis. También, en un ambiente Montessori, se cuenta con la presencia de una guía (persona cualificada para poder guiar al niño en su proceso de crecimiento y aprendizaje gracias a su formación específica para el entendimiento de la infancia y de los materiales Montessori). La guía suele estar acompañada de una asistente, también cualificada y formada. Ambas están preparadas para observar desde la objetividad y el no juicio. 

Dicho esto quiero marcar las diferencias existentes entre un ambiente Montessori y un hogar.


He querido poner los puntos más notables en esta tabla. Para que veáis las diferencias con mayor claridad. Y muchos os preguntaréis...con esto...¿qué me quieres decir que no puedo hacer Montessori en mi casa? La respuesta es Sí puedes, es más, personalmente, considero que todos deberían implantar Montessori en el hogar...¿cómo? ¿pero entonces te contradices? No, lo que quiero hacer llegar con este mensaje es que Montessori en el hogar hay que enfocarlo de una manera coherente a las necesidades de ese lugar y de las personas que lo habitan. Por esta razón iniciamos el blog (que por cierto dentro de nada cumple un año de vida) con los 3 CASOS MONTESSORI ¿lo recuerdas? No te preocupes si te lo perdiste...AQUÍ te lo dejo por si quieres leerlo.

Como ves en la tabla un hogar tiene diferentes estancias, diferentes usos, pues el hogar es como su propio nombre indica un ambiente familiar, donde se convive y donde se pasan muchas horas. Un ambiente Montessori en cambio solo tiene un uso TRABAJO MONTESSORI, solo tiene un destinatario EL NIÑO. Y con esto quiero decir que es normal que en casa no se concentren lo que se concentran en un ambiente Montessori. Es normal que en casa el adulto no pase desapercibido, incluso sea un constante referente. 

La cuestión es cómo queremos llevar Montessori al hogar. ¿Queremos que sea un estilo de vida? ¿Queremos que sólo sea para trabajar a nivel académico? ¿Queremos que sea un refuerzo académico? ¿Queremos que sea todo a la vez? 

Personalmente pienso que si uno lleva Montessori a su hogar, es porque va a implantar la filosofía, la esencia, el alma, lo más profundo de esta educación Montessori, o lo que es lo mismo, EL CORAZÓN MONTESSORI. Esta parte, no habla de los materiales, ni de sus presentaciones, va mucho más allá. Habla de la importancia de la infancia, del conocimiento del cerebro del niño, del acompañamiento y entendimiento de las necesidades de los niños en cada etapa de su desarrollo. Esta parte habla de acompañar sin juzgar, sin premiar ni castigar, desde el respeto, desde la amabilidad y la firmeza (como la disciplina Positiva, de ahí que siempre las uno, porque para mí van en pack). Habla también de la importancia del ejemplo en el adulto, de la manera de hablar, de transmitir de dar solución a los problemas. Es la base de la educación Montessori. Es el primer escalón que piso la Dra Maria Montessori, gracias a sus observaciones. Y el primer escalón que debería pisar cualquier familia que quiera implantar Montessori en su hogar.

Pero...entonces...¿si yo quiero que mi hijo/a pueda utilizar material Montessori con lo que comentas no puede usarlo? La respuesta es SÍ, si puede usarlo. Pero mi pregunta es ¿dará su fruto? ¿estás entrenada/o para saber mostrarlo como se debe? Y con estas preguntas me refiero a niños mayores de 3 años. Donde las presentaciones son más escrupulosas y detalladas.

Sí la respuesta a las preguntas anteriores, son sí. Sí que te estás formando, te has formado, o vas a formarte. Entonces posiblemente ya conozcas la respuesta, que tal vez sea diferente a la mía, o igual no. En razón a esto, y a todo lo anterior mencionado, sobre diferencias entre uno y otro, posiblemente ya conozcar mi respuesta y sino...te la digo ahora mismo. Mi respuesta sería que dedicases un único espacio de tu casa a trabajar con el material Montessori y crees en tu hogar en una habitación "UN SALÓN MONTESSORI" (hablo a partir de los 3 años en adelante, si son más pequeños entendemos que las necesidades son otras). Con lo de crear un salón Montessori (ambiente Montessori) me refiero a que esa habitación solo sea para uso exclusivo de trabajo Montessori, con sus diferentes áreas. ¿Será díficil? Sí, porque es un hogar y porque tú no vas a pasar desapercibido/a con facilidad, y posiblemente no sea la única solución que tengas que buscar. Pero no es cuestión de frustrarse, es cuestión de informarse, seguro hay más madres o padres, guías Montessori que tengan experiencia y puedan aportar datos sobre esto. Así que yo siempre os animo a opinar y aportar nuevas ideas para enriquecer los aprendizajes.

¿Qué recomiendo para empezar?
1.Leer siempre a la fuente. Los libros de la propia Maria Montessori
2.Estar en continua formación e información: talleres, cursos, seminarios.
3.Paciencia ;)

Y si quieres saber más sobre este mundo tan fascinante te animo a que nos sigas en facebook AQUÍ, o en instagram AQUÍ. 

1 comentario:

  1. Esto que comentas lo he pensado muchas veces por eso pese a si es buena idea y a veces lo mejor, por estas razones homeschooling tiene puntos negativos.

    Gracias guapa!!

    Ya te sigo en facebook :)

    Besos

    ResponderEliminar