domingo, 4 de diciembre de 2016

"Si te portas mal los reyes no te traerán juguetes" FRASES A EVITAR

"Si te portas mal los Reyes te traerán carbón", "como sigas así no habrá regalos en Papa Noel", "¿este año has sido un niño bueno? entonces te traerán muchos regalos", "Los Reyes Magos lo ven todo, si te portas mal, también lo verán, y no te traerán regalos"...


¿QUÉ SUCEDE CON TODAS ESTAS "ADVERTENCIAS"?

1. El niño no se comportará bien por propia voluntad, sino por obtener un beneficio.
2. El niño vivirá pensando que a cada cosa que hacen le están observando.
3. Sí puede que al principio haga caso, pero al cabo de rato, incluso minutos, se olvidará y volverá a recaer en lo mismo.
5. No obtendrá un aprendizaje social sano de cómo resolver un problema.
6. Cuando sepa quienes son los Reyes Magos y Papá Noel...¿qué pasará con esa advertencia?
7. Es una advertencia fundada en el miedo y la ausencia de veracidad.
8. Puede ser la que como adultos y niños estamos acostumbrados a oir o..a decir estas cosas, pero no es la mejor manera para crear buenas habilidades sociales.

¿QUÉ PODEMOS HACER?
¡¡EXTINGUIRLAS!!

¿CÓMO PODEMOS HACER QUE NUESTROS PEQUEÑOS TENGAN COMPORTAMIENTOS SOCIALMENTE BUENOS?

1. Tu hijo tiene un comportamiento equivocado por una razón que puede que a simple vista tu no puedas ver. Él cree que comportándose así obtiene determinada cosa ya sea atención, afecto, etc.

2. Averigua cuál es la creencia de tu hijo detrás de ese comportamiento equivocado.

3. Si no te encuentras capacitado para llevar la situación de una manera respetuosa, delega en tu pareja. Es mejor que te tomes un tiempo...respira...y vuelva a conectar con la tranquilidad para hablar con tu hijo.

4. Antes que corregir, intenta conectar con tu hijo. Ver por qué se siente así, qué necesita, y muestrále donde está el límite si él no lo conoce, pero siempre se amable con él, intenta mostrar tu comprensión y cariño pero recuerda que has de ser firme con la situación, porque hay límites que no se pueden traspasar "mi libertad termina donde empieza la tuya" todos tenemos derecho a que nos respeten.

5. Habla con tu hijo cuando todo haya pasado, si es mayor, puedes expresarle cómo te has sentido y él también puede expresar cómo se sintió. Ambas partes podéis disculparos, incluso ver la forma de cómo poder sobrellevar el problema mejor.

6. Crea momentos de conexión en la familia ¿Cómo? Con reuniones familiares en las que podáis hablar de una manera sana, desde la empatía. Dónde podáis hacer planes juntos y negociarlos. Incluso donde podáis programar todos dónde ir o qué hacer el próximo fin de semana. Podéis terminar las reuniones familiares con algún juego divertido, una película, o algo que os ayude a estar unidos por un ratito. Dedicaros tiempo es importante.

Todas estas propuestas han sido extraídas de los principios de Disciplina positiva. Si queréis profundizar más os recomiendo totalmente los libros de Jane Nelsen sobre Disciplina Positiva. 

POR FAVOR NO UTILICEMOS CHANTAJES, ADVERTENCIAS, CASTIGOS, PREMIOS PARA QUE NUESTROS HIJOS SE PORTEN "BIEN". Porque si es eso lo que queremos y lo hacemos desde el castigo, las amenazas, advertencias, chantajes, lo único que conseguimos es alejarnos de nuestro propósito. Nos alejamos de que tengan unas buenas habilidades sociales. Desprendámonos de nuestra mochila, aunque nos cueste, intentemos hacerlo poco a poco...

No hay comentarios:

Publicar un comentario