martes, 4 de abril de 2017

LIMPIARSE/SONARSE LA NARIZ AL ESTILO MONTESSORI. ideas para llevar a cabo en casa o en el aula

A raíz del post de "LAVARSE LOS DIENTES AL ESTILO MONTESSORI" me habéis preguntado por mail cómo debería un niño limpiarse/sonarse la nariz desde la educación Montessori. Así que para poder contestaros he preferido hacer un post. 


En la educación Montessori una de las áreas más relevantes es Vida Práctica, pues entre otras cosas muestra a los pequeños a saber cómo comportarse en sociedad, es decir, a saber cómo ser ciudadanos respetuosos. Es por esta razón que se realizan ejercicios para el cuidado de la persona (de uno mismo) del ambiente y de los demás. Además podemos decir que las normas de un ambiente Montessori son: RESPETO A MI MISMO, RESPETO A LOS DEMÁS, RESPETO EL MATERIAL (AMBIENTE). 


Teniendo en cuenta estas premisas debemos ser conscientes de la importancia de mostrarles a nuestros pequeños cómo comportarse ante los demás, precisamente por respeto. Los pequeños llegan a la vida sin conocer nada de ella, somos los adultos quienes debemos mostrarles el camino, guiándoles sí, pero también con nuestro ejemplo. Nuestros pequeños empiezan primero explorando su entorno más cercano, su casa, sus familia, su barrio, etc. Y poco a poco este abanico de posibilidades se va agrandando, conocen otros lugares, otras personas, etc. Así que en este proceso de exploración y descubrimiento podrán tener la oportunidad de aprender cómo se vive en sociedad. 

No es la primera vez que vemos a un pequeño meterse el dedo en la nariz (podría decir que más de un adulto también ;) ) el caso es que ellos no saben que eso no es lo adecuado delante de la gente, no saben qué es más respetuoso y qué no lo es, y si alguna vez lo han visto (meterse el dedo en la nariz) pues con más razón pueden hacerlo (adultos no lo hagáis delante de los niños). Por esta razón es interesante que en casa o en el aula dispongamos de un lugar (espacio, rinconcito) para poder ofrecerles la manera adecuada sonarse la nariz. 

Este ejercicio recuerdo que la primera vez que lo vi fue en una de mis primeras formaciones Montessori, en la formación de Asistente AMI, y quedé impresionada por el ritual
1.Coger el pañuelo abrirlo
2. Colocar el pañuelo sobre la nariz y presionar sobre uno de los orificios dejando libre el otro
3. Soplar con la nariz
4. Sostener el pañuelo y apretar sobre la nariz para recoger la mucosidad
5. Hacer el mismo ejercicio con el otro orificio nasal
6. Pasar el pañuelo por debajo de los orificios nasales
7. Doblar el pañuelo en varias partes
8. Tirar el pañuelo a la basura
9. Lavarse las manos
Pese a que esto hace ya algunos años que lo viví, todavía lo tengo grabado en la memoria. Tal vez llevada por la sorpresa y por la explicación de todo este ritual que a continuación os voy a explicar.

En los ambientes Montessori este es uno de los ejercicios de vida práctica que se realizan, puede que a más de uno que esté leyendo el post le entre la risa, pero este ejercicio es muy beneficioso porque que no solo lleva consigo el propósito directo: sonarse la nariz, sino que también llevan incorporados otros propósitos indirectos como lo son que el niño aprenda a cuidarse de si mismo, a respetarse a sí mismo y también a los demás, a cuidar de la higiene y ser consciente de esa necesidad. Todo esto le aportará mayor autonomía y le llevará a saber cómo comportarse en sociedad, entre otras muchas más cosas.

Para mostrar a nuestros pequeños a limpiarse la nariz necesitamos:

1.AMBIENTE PREPARADO
Con un ambiente preparado, en este caso, un lugar para que el niño pueda sonarse la nariz será más fácil poder mostrarle donde ir cada vez que necesite limpiar su nariz, sin necesidad de utilizar su dedo sino las herramientas que están a su disposición en el rincón que le preparemos. Éstas serán:
-Un Espejo
-Una cestita con dos o tres pañuelos (o un caja con agujero donde pueda extraer pañuelos)
-Una mesita, estantería, lugar para apoyar la cestita y el espejo. 
-Una papelera (para tirar el pañuelo cuando se haya usado)




2. ADULTO PREPARADO
El adulto debe saber que para mostrarle al niño "sonarse la nariz" tendrá que hacerlo de manera pausada, amigable y en el momento oportuno, podemos observar el momento oportuno...(indicios: meterse el dedito en su nariz). Debemos tener en cuenta que los niños hasta los 3 años no tienen control de la voluntad, por lo que puede ocurrir que cuando presentamos esta actividad nos interrumpan, no pasa nada, podemos invitarles hacer lo mismo con nosotros. Sobre la edad de presentar esta actividad podría ser a partir de los 2,5 años o 3 años, pero como ya sabéis en Montessori el motor que guiará las presentaciones siempre será LA OBSERVACIÓN. No se trata de ser autoritarios con nuestras explicaciones sino amables y firmes. 

Por otra parte si en la calle u otro lugar donde no tenga el ambiente preparado tiene ganas de limpiarse la nariz y recurre nuevamente a su dedo podemos decirle "¿quieres un pañuelo?"

Si no quieres perderte los próximos artículos te esperamos en facebook e instagram ¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario