martes, 12 de septiembre de 2017

EL PATIO DE ESCUELA QUE TOD@S L@S NIÑ@S QUERRÍAN TENER

Un patio de escuela no solo es el lugar del "almuerzo" donde el niño se come su bocadillo. Y me parece incluso en algunos casos llamarle hora de "recreo" un tanto osado...porque si buscamos recreo en el diccionario podremos ver que su significado es "lugar apto para la diversión". Y disculparme pero en algunos casos los patios de colegio se alejan mucho del concepto de diversión.


El patio de la escuela es un lugar perfecto para aprender. Ese espacio es capaz de reunir a niños de diferentes edades, de crear minisociedades, pero minisociedades de niños. Pequeños seres humanos con necesidad de dar rienda suelta a toda su energía, de saltar, correr, gritar, trepar, reir, cantar, explorar, experimentar, curiosear, descubrir, investigar...¿y qué nos encontramos en muchos patios de colegios? Desiertos de cemento...Y entonces qué alguien me explique cómo se puede ser niño en un desierto de cemento ¿cómo trepan? ¿qué exploran? ¿qué saltan? ¿qué curiosean? 

En muchos colegios los profesores y los padres forman una comunidad y en algunas ocasiones los padres pueden participar activamente de la construcción del colegio, ayudando a crear el mejor patio de "recreo". Si no es tu caso ¿por qué no proponerlo? No se pierde nada por ofrecer ideas, pero si por callarlas. 

A los patios del colegio les hace falta TIERRA. 
La arena proporciona mil y una manera de experimentar. 
A los patios de los colegios les hace falta sombras...pero con GRANDES ÁRBOLES 
Esos que nos avisan de que estación de año es la que estamos viviendo en ese mismo momento, ese que hace que nos caiga una hoja sobre nuestro hombro cuando es otoño, ese que cuando nos sentamos debajo canta con el viento. 
A los patios de los colegios les hace falta VIDA
bichos, insectos, animales, plantas, que lleven al niño a la curiosidad
al interés, a la exploración.
A los patios de los colegios les hace falta JUEGOS 
que inviten a la creatividad, a la imaginación, a la cooperanción
que les haga saltar, trepar, bailar, reir, cantar...
A LOS PATIOS DE LOS COLEGIOS LES HACE FALTA SER Y ESTAR POR Y PARA LOS NIÑOS

Y un patio de colegio no es tan difícil de transformar, solo hace falta cumplir la formula:

Profesores implicados que quieran cambiarlo + Familias implicadas que quieran cambiarlo + Niños implicados que quieran cambiarlo + Trabajo en equipo 

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA QUE SEA EL LUGAR DONDE TODOS LOS NIÑOS QUISIERAN ESTAR? 

Antes de ponernos a ello lo primero primerísimo de todo, bajo mi punto de vista, es preguntar a los niños qué les gustaría tener en su patio de colegio ¿CUÁL SERÍA SU PATIO DE COLEGIO IDEAL? Y por qué no...ofrecerles posibilidades de cosas que se pueden hacer: pared de agua, pared musical, zona de lectura, zona de escalada, huerto, decorado de la valla, etc.

Podemos crear un plan de acción, mostrar a los niños las distintas imágenes de lo que se podría hacer, para que sean conscientes de los materiales que hacen falta, dónde se podrían encontrar, cómo se podría construir, etc. Porque no olvidemos que el mejor patio del colegio es el que se construye con quienes realmente lo van a disfrutar. Así que si en vuestro colegio hacéis tarde de familias...¿por qué no dedicarla a adecuar el patio ? La construcción de éste puede resultar beneficioso para entablar relaciones entre profes, alumnos y padres, y sentirse unos y otros más integrados, más conectados.

OPCIONES DIVERTIDAS DE ZONAS QUE PODEMOS OFRECERLES PARA SU ELECCIÓN:

ZONA DE AGUA




ZONA DE ARENA




ZONA MUSICAL




ZONA DE LECTURA




ZONA DE EXPERIMENTACIÓN 
CON AGUA, ARENA, PLANTAS, ETC







ZONA DE PLANTAS Y HUERTO






ZONA DE ANIMALES E INSECTOS




ZONA DE ALMUERZO Y DESCANSO





ZONA DE ESCALADA





ZONA DE EQUILIBRIO







ZONA DE EXPLORACIÓN



ZONA DE RECICLADO 

ZONA ARTÍSTICA



ZONA DE ESCONDRIJOS




ZONA DE ALMACENAJE




ZONA DE BICICLETAS




Porque el recreo debería ser, de verdad, un lugar apto para la diversión. Que no se nos olvide la importancia del juego en la infancia, que no se nos olvide que un día fuimos niños. Ponernos en su piel es más que importante, necesario. Y los niños necesitan jugar, explorar, curiosear, saltar, cantar, bailar, experimentar, trepar, etc. Poner de nuestra parte tan solo con pequeños pasos ya es un cambio.

No te olvides que te esperamos en nuestro facebook e instagram para seguir aprendiendo, para seguir compartiendo y disfrutando de la infancia.

Nota: Las fotos podéis encontrarlas todas en pinterest, es de ahí de donde se han cogido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario