domingo, 15 de octubre de 2017

Quiero llevar la Educación Montessori a mi Aula ¿Por dónde empiezo?

Me gustaría que este mensaje llegase a muchas/os profes de muchos colegios, pero sobre todo, de las escuelas públicas.



Pienso que la educación Montessori debería ser para todos. Porque al fin y al cabo el mundo que tenemos está formado no solo de las familias que podéis leerme sino de muchas más familias, que tal vez, en un futuro, sus hijos estén en contacto con los vuestros ¿Y qué mejor si todos remamos en la misma dirección? Una dirección basada en el respeto y la resolución de conflictos de manera sana y pacífica.

Pues bien hoy quiero mostrar los pasos que, considero, importantes para poder llevar a cabo en el aula la educación Montessori.

1. Primero tienes que estar seguro/a de que esta es la pedagogía que quieres llevar en tu aula sino al 100%, que será tal vez complicado, si en un porcentaje importante. ¿Pero cómo estoy seguro/a? Te recomiendo que hagas algún curso/Taller, aunque sea de pocos días, donde puedas tomar contacto tanto con la filosofía Montessori como con los mismos materiales. Y después del curso entonces...podrás generar nuevas ideas y decidir cómo enfocar tu aula.

2. Haz un ejercicio de empatía. Ponte en los zapatos de tus alumnos. Retrocede en el tiempo a tu infancia y recuerda qué cosas de cuando estudiabas no te gustaban, cuáles sí, y cómo te hubiera gustado aprender.

3. Preséntate un día en tu aula cuando no hayan niños. Mira tu aula, pero hazlo desde el suelo, sientate. Sentada/o tendrás una altura equivalente a la de un niño. Fijate ¿qué tienes a la vista? ¿qué cosas están muy altas y no alcanzas a ver, incluso no alcanzarías a coger? ¿qué cosas te imponen? ¿qué otras te llaman la atención? 

4. Haz un plano de tu aula, sin los muebles. Y define las áreas de aprendizaje que vas a trabajar en tu aula. Parte el plano en varias partes, cada una de ellas será un área de aprendizaje: lenguaje, matemáticas, geografía, etc.

5. Establece un programa de trabajo ¿Cómo vas a enfocar la filosofía Montessori en tu aula? ¿Tu aula quieres basarla en proyectos? Si es así no te pierdas este POST para llevarlo acabo AQUÍ.
Si en cambio no quieres hacerlo por proyectos sino totalmente Montessori. Pero no tienes materiales. No te preocupes puedes Montessorizar cualquier actividad. AQUÍ en este POST te doy ideas. Por otra parte informate con los libros de la propia Maria Montessori y otros tantos. AQUÍ puedes ver toda la bibliografía Montessori recomendada por nosotros. Y si puedes, te aconsejo que te formes : haz talleres/cursos y formación más intensa donde aprendas a manejar y mostrar los materiales Montessori.

6. Modifica tu aula. En este post te explico cómo es un ambiente preparado Montessori, te dará muchas ideas. Puedes verlo AQUÍ. Recuerda si tienes armarios cerrados, quilate las puertas. Trabajemos con los muebles que tenemos, reutilicemos con ingenio. Vamos a intentar poner estanterías a su altura abiertas, para que puedan ver todos los materiales y así elegir. Si las tienes bajo llave y con puertas, jamás llamarás la atención para que los niños vayan a coger el material por sí mismos. 
Lleva alguna planta, pon láminas bonitas y reales adornando las paredes (AQUÍ tienes imprimibles gratis de láminas reales y bonitas). 

7. EMPIEZA, muestra a los pequeños cómo pueden desenvolverse por ese nuevo espacio. Explícales el cambio, si son lo suficientemente mayores para entenderlo. Lo primero de todo es que sepan el funcionamiento del aula, con sus normas: RESPETO A MI MISMO, RESPETO A LOS DEMÁS, RESPETO A LOS MATERIALES. Cómo andar por el aula, cómo guardar silencio, como andar con una bandeja, cómo mover una silla, como transportar una silla. Y si por casualidad dispones de materiales Montessori, te aconsejo que no los pongas al principio, en la adaptación, pues son materiales muy atractivos y terminaran frustrándose si no saben utilizarlos o todavía no pueden usarlos porque no se lo has podido presentar. Durante el periodo de adaptación te aconsejo que pongas materiales conocidos para ellos tipo puzzles, etc. Materiales de vida práctica que les recuerda a su hogar y algún material que contenga agua, pues el agua ya sabes que tiene un efecto relajante.

8. No esperes a la primera de cambio un lugar de paz. Todo lleva su proceso. Apunta todo aquello que sea un reto para tí, y lo qué si está funcionando en una libreta. Quizás solo puedas apuntarlo cuando termine la clase, estarás demasiado ocupada/o guiando en el nuevo ambiente de tu aula.

9. OBSERVA, APUNTA, DECIDE Tras un periodo de tiempo de guiar, observar y registrar tus vivencias. Coméntalas con tus compañeros y también sería apropiado reunir a los padres. En el caso de que vayáis a seguir con la educación Montessori. Haz un programa piloto de tu aula, para que sepan cuáles han sido los cambios, cómo los has hecho, y que pasos has seguido. Para que puedan no solo leerlo sino visualizarlo en fotos. Esto hará que tu valentía pueda convertirse en el cambio de más profes de tu escuela.

10. Si alguna vez te sientes con ganas de tirar la toalla. Vuelve siempre al paso número 2 ;) ¡ánimo valiente!

Si crees que podemos ayudar a más escuelas, y por tanto a más niños, te animo a que compartas. Si eres madre/padre, abuelo, tío, educador/a, si crees que un cambio educativo es justo lo que hace falta.
Que nadie se quede sin saber que Montessori SÍ puede ser para todos.

Te esperamos en nuestro facebook o instagram.

No hay comentarios:

Publicar un comentario