Los niños molestan

La infancia molesta.

Hoteles, restaurantes, medios de transporte, si damos una vuelta a cualquier lugar posiblemente veamos dos realidades: o que no se puede entrar con niñas y niños o que no está preparado para las niñas y niños.

Ahora la calle no es como era antes, trozos de tierra, lugares sin apenas coches, donde saltar, correr, trepar, jugar, bailar sin descanso. Donde niños y niñas de todas las edades jugaban. Ahora no, ahora solo hay un trozo de césped un par de columpios en los que hacer turnos. Cuatro o cinco niños y niñas porque los demás están en extraescolares. Porque lo que interesa al adulto es tener un hijo brillante no que su hijo disfrute de su infancia.

Y al llegar a casa la infancia que todavía está llena de energía necesita descargarla y los padres, las madres se ven sobre pasados con tanta energía que controlar y entonces ocurre ¡las pantallas!

Si vas a comprar para toda la semana, los niños, las niñas molestan. Porque hay que hacerlo rápido, porque hay que llenar el carro e irse cuanto antes a casa y entonces ¡las Pantallas!

Si vas al médico y estás esperando, y hablan más alto, o gritan o intentan correr, molestan así que ¡las Pantallas!

Si estás en una cafetería o un restaurante y tu peque está de aquí para allá y te miran los de al lado con cara de pocos amigos, agachas la cabeza y enciendes ¡las pantallas!

Antes habían tribus, tribus sin miedo, tribus de vecindario. Donde todos se cuidaban unos a otros. Donde los niños y niñas incluso ayudaban en casa en las tareas del hogar. Ahora hay una larga lista de quehaceres, mamá, papá trabajan y cuando llegan a casa todo está manga por hombro ¡alguien tendrá que hacerlo! Y no hay tiempo para tanta responsabilidad y no hay tiempo para quemar esa energía de infancia así que lo más rápido es hipnotizar, desconectarlos del presente un poquito así que ¡Pantallas!

Y ¿cómo amar nuestros hijos e hijas si no somos capaces de dedicarnos tiempo ni siquiera a nosotros mismos y a nosotras mismas? Las pantallas queramos o no hacen que dediquemos menos tiempo a ser quienes hemos decidido ser padres y madres.

Retomar lo que hacíamos antes de las pantallas, retomar algo que parece tan sencillo y que inevitablemente se está perdiendo: colaborar en casa, compartir tareas del hogar, jugar juntos en familia incluso aburrirse, también salir a la calle a correr, saltar, socializar, ensuciarse un poco o un mucho. Ir a la naturaleza a explorar, a tocar, a sentir, a gritar…vamos todas esas cosas que la tecnología no hace y que sencillamente es compartir tiempo en familia.

No se trata de entretener a tu hijo a tu hija. No se trata de hacerte sentir culpable, porque no lo eres, no lo somos. Lo que si somos es responsables porque nuestros hijos e hijas no molestan simplemente nos necesitan y necesitan nutrir su infancia con cosas reales que se puedan ver, tocar y sentir…sencillamente que se puedan vivir a través de su cuerpo y todos sus sentidos. Así que te propongo algo.

Si realmente te hace latir algo de lo que he escrito aquí te animo a compartirlo y si quieres reflexionar más sobre este tema y tener un manual inspirador, una guía a la que recurrir cuando llegue de nuevo el caos con ideas, planes, recursos y actividades en familia te invito a que leas este LIBRO.

¡Conecta con tu familia, desconecta de las pantallas!

Triángulos Constructivos ¿Qué son? ¿Cómo se utilizan?

Hoy os voy hablar del material del área de Sensorial de los ambientes Montessori. Se trata de los triángulos constructivos que se dividen en varias cajas.

Caja Rectangular A:

-Un par de triángulos equilateros con una línea en uno de los lados.

-Un par de triángulos isósceles rectángulos con una línea en uno de sus catetos. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en la hipotenusa. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en el cateto menor. Otro par con una línea en el cateto mayor. 

-Un triángulo isósceles obtusángulo con una línea en la hipotenusa.

-Un escaleno rectángulo con una línea en el cateto mayor. 

Caja Rectángular B:

-Un par de equilateros azules sin línea.

-Un par de escálenos rectángulos. 

-Un par de isósceles rectángulos. 

-Un triángulo escaleno rectángulo. 

-Un isósceles obtusángulo. 

 

Caja Triángular:

-Un par de triángulos equiláteros grises.

-Dos triángulos escalenos rectángulos con una línea negra en el cateto mayor.

-Tres triángulos iósceles obtusángulos con líneas negras en dos de sus catetos. 

-Cuatro triángulos equiláteros, de los cuales, tres contienen una línea negra en uno de sus lados y uno con líneas negras en todos sus lados. 

Caja hexagonal Grande: 

-dos triángulos isósceles obtusángulos rojos con linea en la hipotenusa. 3 triángulos isósceles obtusángulos amarillos con línea en hipotenusa. 

-tres triángulos isósceles obtusángulos amarillos con líneas en los dos catetos. 

-dos triángulos isósceles obtusángulos grises con una línea en uno de sus catetos. 

-Un triángulo equilatero grande amarillo con línea en todos sus lados.

Caja hexágonal pequeña:

-tres triángulos equilateros verdes, 2 con una línea negra en uno de sus lados y el otro con línea en dos de sus lados. 

-seis triángulos isósceles obtusángulos rojos con una línea negra en la hipotenusa. 

-seis triángulos equiláteros grises con una línea negra en dos de sus lados y un triángulo grande amarillo

Estos materiales se utiliza para preparar a los niños y niñas en la geometría y las equivalencias. Pues directamente el niño o la niña cuando trabaja con estos materiales, previamente presentados por una guía Montessori,  puede observar que uniendo dos triángulos puede formar cuadriláteros. 

Cada una de estas cajas tiene su propia presentación, que es el momento en el que la guía Montessori muestra al la niña o niño cómo utilizar el material. 

Si estáis interesados o interasadas en ver una presentación sobre este material podéis buscar en redes sociales o en algún curso presencial. 

Este post se ha podido realizar gracias a la colaboración de Mumuchu quien nos ha cedido el material que veis en las fotos para poder mostrarlo. Podéis encontrar el material AQUÍ. 

Si queréis seguir indagando en materiales montessori, en aprendizajes conscientes y respetuosos os espero en facebook e instagram. 

¿Cómo entretengo a mi hijo/hija sin utilizar las pantallas?

¿Cómo entretengo a mi hijo o hija  sin  utilizar la tablet, el móvil, la televisión?

Tal vez te estés imaginando cómo realizar actividades con tu hijo o hija con una preparación exhaustiva o con materiales rarísimos que a veces ni siquiera se tienen  por casa.

Quizás te imaginas que las actividades deben entretener a tu hijo o hija para que tu así puedas  hacer otra cosa. 

Esas dos reflexiones son comunes entre los adultos cuando hablamos de pantallas y niños o niñas, pero la realidad es que : NO SE TRATA DE ENTRETENER  A NUESTROS HIJOS E HIJAS .SE TRATA DE VIVIR, CREAR VÍNCULO Y CONEXIÓN CON LAS PERSONAS QUE MÁS QUEREMOS. 

Si realmente tu intención es que tu puedas realizar otras tareas mientras tu hijo o hija está realizando otras cosas tal vez deberías plantearte cómo abordar las tareas del hogar para que todo pueda ser compartido y del mismo modo plantearte si en vuestra casa tu peque tiene juegos y juguetes a su altura y alcance para poder experimentar, crear y cubrir su necesidad de juego. Si tu necesidad es la de autocuidado siempre puedes delegar a otras personas de tu confianza para tener tiempo para ti.

Ahora pensarás, tal vez, que eso de realizar actividades con nuestros hijos e hijas en vacaciones es más fácil por que realmente disponemos de más tiempo. Pero claro cuando llega de nuevo las rutinas  es complicadísimo. Te entiendo. El concepto de tiempo y de cómo emplearlo para no utilizar las pantallas posiblemente visto así podría considerarse erróneo. 

Si estamos educando desde el amor y el respeto debemos ser conscientes de que nuestros hijos e hijas valoran más unas buenas cosquillas, una dosis de mimos y risas que una pantalla. Y ya veis esas dos cosas no requieren mucho tiempo ¿2 minutos? ¿5 minutos? y crean recuerdos imborrables que duran toda la vida. «¿Recuerdas cuando nos tumbábamos en el sofá y hacíamos ataques de cosquillas?» o «cuando nos dábamos un abrazo los cuatro y decíamos: ¡vamos hacer un sándwich de familia!»

No es tener más tiempo, no es hacer actividades rebuscadas, eres tú, tú presencia como mamá, como papá. Es el sentir que nos dedicamos tiempo estemos en casa, en la ciudad o en la naturaleza. Allá donde vayamos podemos crear planes juntos, juegos, actividades que no requieran una pantalla. Incluso cuando vamos al médico o un restaurante podemos hacer que nuestra espera sea más amena y compartida. No podemos pedir a nuestro hijo o hija que no mire una pantalla si nosotros mientras esperamos la estamos mirando. No sería coherente. 

¿Y qué actividades podría hacer con mi hijo o hija? Piensa por un momento ¿qué hacías tú con tus padres que te gustaba tanto? ¿qué recuerdos de planes, de juegos, de momentos agradables se han quedado en tu memoria? ¡Son esos momentos los que aunque hayan durado un pequeño instante se han quedado guardados para siempre dentro de tí! 

Los únicos materiales imprescindibles para estas actividades sin pantallas son tu presencia como mamá, papá. Tu hijo, es tu hija. Sois vosotros como familia. 

Preparar la cena en familia, una receta inventada, una noche de cuentos, subirse a la montaña más alta para ver las estrellas, bañarse en un balde hasta que no quede agua dentro, bailar juntos hasta que nos tiemblen las piernas, gritar al horizonte allá donde parece que no hay civilización. Vivir, comprendernos, saber qué le gusta a la otra persona, que detesta, qué nos gusta a nosotros y nosotras mismas. Disfrutar de la vida, desconectar de la tecnología para conectar con nosotros y las personas que más queremos. 

A veces buscamos para nuestros hijos e hijas actividades raras, rocambolescas con la intención de que puedan estar entretenidos, cuando realmente lo que quieren ellos y ellas es disfrutar de ese tiempo y si pueden disfrutarlo junto a las personas que quieren todavía tiene más valor. Así que no se trata de que busquemos cosas inalcanzables sino que volvamos a alcanzar aquellas cosas que ya no hacemos, que incluso hacían nuestros abuelos y abuelas cuando eran niños y niñas. Volver a aquello que se están perdiendo generación tras generación, cosas que son sencillas, que a veces no requieren mucho tiempo. Se trata de disfrutar de la presencia de unos y de otros, de dejar apartado el móvil, la Tablet y la televisión pero no solo nuestros hijos e hijas sino también nosotros. No digo siempre, no digo que a todas horas, no quiero demonizar las pantallas, no pretendo ser radical, pero si congruente y coherente con la organización de nuestro tiempo con nosotros mismos y con nuestra familia. 

Te espero en facebook e instagram para seguir aprendiendo y seguir descubriendo cómo acompañarnos en la vida.

Y si te animas a practicar este tipo de actividades que nacen del corazón y que te conectan con tu familia convirtiendo un instante en un recuerdo imborrable y que dura toda la vida, te animo a que le eches un vistazo a este libro. Puedes verlo AQUÍ. 

¡Conecta con tu familia, desconecta de las pantallas!

A ti que eres madre. A ti te dedico estas palabras ¡No las olvides!

Quizás ya comenzó todo. Quizás ya tienes a tu criatura correteando entre tus piernas. Quizás no es un pequeño ser sino dos. Uno que está contigo y otro que esperas.  Quizás son muchas noches ya las que no duermes por darle alimento o tal vez sea tu vientre el que no encuentre la postura correcta para conciliar el sueño. 

Sea como sea, ya eres madre creadora. La que tiene grabado en su alma la magia de la vida, solo tú puedes, solo tú traes, ningún instrumento médico es más fuerte que tu naturaleza. 

Tu madre, tu abuela, tu bisabuela, tu tatarabuela…todas las mujeres a lo largo de tu historia lo hicieron, parieron, no hay miedo hay vida. 

Hoy quiero dedicarte un texto que encontré por las redes que quiero que te abrace si estás apunto de encontrarte con tu criatura, si todavía está en tu vientre. 

Es un texto de Maria Pérez. Y dice así:

Suspira tranquila mientras acaricia su vientre de luna,
la noche la ilumina.
Hoy el tiempo parece algo extraño.
Tantas horas,
ella impasible a su paso.


Ni siquiera cree que hayan pasado meses
pero ahora el tiempo entre cada ola parece leche
y se lo bebe tranquila…
«Ven pequeña cría»…


Sonríe a la sonrisa que cuida sus cien latidos,
que como gato camina sigilosa en el olvido.
Se hunde en lo profundo,
atraviesa oscuridades,
buscando algo que es suyo…
a ratos olvida qué era.


Aparecen entonces unas manos que ama
que dan fuerza y aseguran.
Se hunde pero no se ahoga,
sueña despierta entre olas.
Se levanta, camina, para, se queja:
“¡¿por qué no acaba?!”.


Demasiada espera.
El corazón anhela con fuerza,
lucha por tener lo que el alma ya besa.
La llamada rompe el silencio
son unos brazos de voz que intentan recoger un sueño.
No queda nada por dar.


Lo entrega todo y todo vuelve a sus brazos.
El paraíso descansa en su seguro regazo.


Ya está. Se acabó la espera.
Vida tibia respira tranquila sobre su pecho.
Ojos, amor, cuidado, alimento…


Lágrimas felices inundan la cama
con miradas cómplices desde esquinas cercanas.
“Todo va a estar bien, pequeño ser. Mamá está aquí, mamá está aquí…”.


Sonríe el alma orgullosa.
Pudo. Puede.
Que se lo griten al mundo,
que esto apenas comienza

 

A ti que eres madre. A ti te dedico estas palabras ¡No las olvides!

Te espero en facebook e instagram. La lámina es de Marta Abab Blay. 

6 Libros Top para estas Vacaciones

Hoy os traigo una selección de libros para estas vacaciones. No para leer y ya está, sino más bien para que nos acompañen y nos faciliten el día a día en familia. Para divertirnos, para conectar, para disfrutar todas y todos juntos. 

En estos libros encontraréis muchas ideas para poder compartir.

Para esta selección no podía faltar un libro que nos anime a empezar el día con alegría. Así que Anna Morató tiene que estar en la lista con su «¡Hoy voy a tener un buen día!». Donde encontraremos 12 frases positivas a través de ilustraciones y textos que nos invitan a comprender y a inspirarnos para tener realmente un día que comience con buen pie. Puedes encontrarlo AQUÍ.

Seguimos este viaje Top por este libro indispensable «No eres demasiado pequeño para hacer cosas grandes!». Porque todos y todas sumamos, porque debemos tomar conciencia desde el primer rayo de luz que asoma por nuestra ventana. Greta lo ha demostrado y cada una y cada uno de nosotros debemos demostrarlo. Las vacaciones no son una pausa en este camino son una razón para seguir caminando en esta línea. Puedes encontrarlo AQUÍ. 

El libro de  Piezas Sueltas de  Pricilla y Merceldes no podía faltar y es que tanto los adultos como los niños y niñas necesitamos expansión, conocer, explorar, descubrir, socializar a través del juego. Pero no de un juego dirigido sino de un juego provocado, de un juego atractivo, de juego que invite a imaginar, crear y explorar. Podéis encontrarlo AQUÍ. 

y…¡Stop!…hemos comenzado el día con frases positivas ¿recuerdas? Quizás por el cansancio o por falta de inspiración te entren ganas de utilizar la tablet, el móvil o la televisión pero qué tal si antes de hacerlo pruebas abrir este libro, es igual de rápido que tu tablet, tu móvil y tu televisión 😉 y no necesitan millones de materiales ni tampoco muchísimo tiempo. Abre el libro y escoge una actividad al azar y ¡ojo! que con 365 actividades no te dan para todas las vacaciones ¿o sí? Te invito a leerlo, lo puedes encontrar AQUÍ. 

y si hay necesidad de hacer algún cuadernillo que sea uno como éste, de Klara Moncho, donde la parte manipulativa está garantizada. Porque dicen que aprendemos a través de los sentidos  y este cuadernillo tiene propuestas manipulativas muy interesantes. Puedes encontrarlo AQUÍ. 

Y por último recordad escribir vuestras vacaciones en un diario ¡Hagamos que realmente sean inolvidables! No te olvides de encontrarlo AQUÍ. 

¿Cómo llevar a cabo las tareas del hogar sin conflictos?

El hogar familiar necesita de la implicación de todas las personas que lo forman para una convivencia saludable. 

Disfrutar de un hogar nos lleva a tener diversas responsabilidades para que el hogar permanezca ordenado, limpio y exista una organización.  Esto no siempre es posible, el estrés, el cansancio, son algunos de los factores que dificultan el hecho de llevar a cabo las diferentes tareas que del hogar. 

Para empezar entendemos que todas las personas que forman el núcleo familiar deben colaborar en las tareas del hogar. No hay una única persona responsable de algo en concreto sino que son todas las personas las que deben adquirir una responsabilidad para llevar cabo. 

Estas responsabilidades se pueden llevar de diversas maneras. Pero está claro que mediante órdenes lo único que conseguimos es el efecto contrario «limpia tu habitación», «hay que poner la mesa». Estas frases lejos de acercarnos a que se realice la acción nos aleja realmente de la implicación de cada una de las personas, pues a nadie nos gusta recibir órdenes. 

Por esta razón vamos a intentar hacerlo de una manera más respetuosa en la que realmente todas las personas participemos seamos conscientes de todo lo que implica mantener nuestro hogar en orden. 

Os propongo algo muy sencillo visualizar esas tareas del hogar a través de imágenes como las que veis en la foto que podéis encontrar AQUÍ. 

Estas ilustraciones hacen concreta cada tarea. La razón de que en cada tarjeta aparezca un círculo es que  cada miembro de la familia colocará su cara o bien en foto o través de un dibujo según la tarea que esa semana o día quiera desempeñar.  Cada persona escoge.

Por ejemplo si una persona de la familia quiere esa semana poner la lavadora colocará su cara en el círculo debajo de la lavadora. Y así con todas las tarjetas. 

Esto significa que se responsabilizará de ese día o semana de esa tarea. Lo que no quiere decir es que si no la hace busquemos culpables, no, esto no es lo que se pretende. Tampoco que si dos personas quieren hacer la misma tarea no puedan. Por ejemplo dos personas pueden cocinar juntas o limpiar juntas. Si no se llega a realizar la tarea tendremos que ver qué ha sucedido y ponernos manos a la obra para buscar una solución que beneficie al grupo pero no vamos a señalar a nadie. Nuestro mantra «buscamos soluciones no culpables».

En total son 10 tarjetas con 10 tareas del hogar: poner la lavadora, hacer la cama, sacar la basura, limpiar el polvo, tender, lavar los platos, hacer la compra, limpiar el suelo, cocinar, poner la mesa. 

Si queréis probar en casa y empezar a llevarlo a la práctica tenéis AQUÍ las tarjetas que veis en la foto que se han hecho expresamente para este fin y son exclusivas de Aprendiendo con Montessori. Son de uso particular para que podamos disfrutarlas en nuestro hogar. 

¡Ah! ¡Recuerda que ya está a la venta el libro de 365 actividades para jugar sin pantallas en familia! ¡Estamos muy contentas y pronto haremos una celebración! Si tienes ideas para la celebración  puedes escribirlas aquí en comentarios o en facebook o instagram ¡Te espero!

Materiales que triunfan en la zona de arte infantil

Los espacios de arte dan la posibilidad de explorar a través de la creatividad y la imaginación. El niño y la niña son capaces de materializar aquello que están pensando e imaginando. Por esta razón es interesante proporcionar un ambiente rico en materiales para que puedan utilizar a su elección, sin necesidad de que las actividades sean guiadas sino más bien invitando a potenciar su imaginación y su propia creación.

Hay muchos materiales que podemos incorporar en la zona de arte, pero hoy quiero empezar con 4 materiales que podemos encontrar en muchas escuelas Waldorf (en las escuelas Waldorf se caracterizan por utilizar el arte como medio pedagógico).

Me gustaría empezar mostrando  un material realizado con cera de abeja y utilizado para modelar. A través del tacto los niños y las niñas pueden experimentar como con su calor son capaces de modelar la cera y como al enfriarse se mantiene más dura. Como es cera tenemos que tener en cuenta donde dejamos nuestras creaciones, nunca cerquita del sol…;) . Esto también nos da la posibilidad de reutilizar nuestras creaciones para hacer nuevas. 

Las pinturas de cera de abeja tienen un olor peculiar y también una forma que no es la común, pues son pequeños rectángulos de colores. El hecho de que presenten esta forma nos dan la oportunidad de experimentar con trazos más gordos o finos. 

El Set de dibujo scola es una forma de pintar muy original que suele gustar mucho a las niñas y niños. Esta técnica permite lijar las barritas de colores para después extender con los dedos el color sobre el papel. Sí, los niños se manchan y por si quedan dudas son 100% lavables 😉

En este listado no podían faltar las acuarelas, que recomiendo que se puedan utilizar a través de botes y colores primarios para que los y las niñas puedan investigar combinaciones y crear nuevos colores. 

La papiroflexia es una actividad que a la infancia le encanta y si podemos hacerlo a través de papeles encerados veremos el efecto que hacen cuando la luz se proyecta a través de ellos. Para hacer las estrellas de la foto podéis seguir los pasos en el post de ESTRELLAS DE INSPIRACIÓN WALDORF , AQUÍ. 

Si os han gustado estos materiales y queréis que os muestre otros para incluir en la zona de arte no dudéis en comentar, también si conocéis materiales interesantes para dar rienda suelta a la imaginación. Os espero en instagram y facebook Seguimos aprendiendo, seguimos compartiendo. 

Maternidad Consciente: BUNDLE 47 CURSOS POR EL PRECIO DE 1

Una maternidad consciente no es una maternidad perfecta. Una maternidad consciente es una maternidad que indaga, que se cuestiona, que reflexiona, que es capaz de reconocer sus errores y aprender de ellos. Una maternidad que cuando no sabe se informa y se forma para dar su mejor versión. 

Hay veces que la información llega sesgada, o que queremos y tenemos interés sobre algún tema en concreto pero no encontramos información o la información que hay es muy cara.  

El otro día me llegó información sobre un Bundle, era la primera vez que oía sobre ello, Bundle es un pack de cursos impartido por personas expertas en el tema (que abordan) y que en muchas ocasiones son autores reconocidos que deciden unirse para promocionar sus cursos y su trabajo y así dar visibilidad a todo lo que hacen. 

Últimamente lo veréis en muchos sitios anunciado y entre eso y que cuesta tan barato pues comprendo que pueda generar extrañeza y muchas personas piensen que no merece la pena. Por eso me gusaría resolver dudas. 

¿dónde está el secreto? Pues sencillo, dura solamente una semana, es como una oferta flash y todos los autores de los cursos se han puesto de acuerdo para rebajar sus cursos y poder hacer este pack de esta forma se dan a conocer y obtienen más visibilidad. 

¿qué beneficios te llevas con el bundle? 

Pues aprovecharte del super descuento del 98%. Porque una vez pase esta semana si quieres comprarte algún curso de algunas de las personas que lo imparten volverán al precio real. Es decir si yo no me comprase el Bundle de 65 euros me tocaría después comprarme el curso de JuanLlocar de 185 euros. 

¿Qué me llevo yo? 

Pues el curso no, porque los he comprado, pero me han dado un enlace afiliado. De esta forma ganamos todos vosotros y vosotras si queréis hacer todos estos cursos impartidos por grandes profesionales al precio que costaría un curso (incluso menos) y yo que me ayuda a continuar compartiendo más aprendizajes para sostener la web de aprendiendo. 

¿qué cursos puedes encontrar? 

Embarazo, porteo, maternidad, resolver conflictos entre hermanos, cocina con peques, cocina vegana con peques, disciplina posiiva, educación montessori, recetas saludables, etc. 

¿Una vez compro los cursos cuánto tiempo tengo para hacerlos? 

Una vez compras los cursos tienes un año para acceder a todos. Pero una vez accedes y el curso ya lo tienes el tiempo es ilimitado, es decir, que si ahora no puedes disfrutarlos puedes disfrutarlos mañana, o de aquí un año o de aquí 3 años. Lo bueno de este pack es eso, que no te obliga a llevar un horario rígido, sino que es flexible y que encima no tienes ese miedo de que se pueda caducar porque una ves has accedido el tiempo para hacerlo es ilimitado. 

Curso de Elka Mocker de Bacht Cooking.
Curso de Juan Llorca y Melissa de Alimentación infantil.
Bei del curso Montessori 1 y 2
Rebeca López curso de Fotografía para niñas y niños.

¿Realmente merece la pena? 

Sí, si alguna vez te habías planteado hacer un curso de los que hay aquí, definitivamente sí, porque este precio con estos cursos no se volverá a repetir nunca.

Si no te habías planteado hacer alguno de estos cursos pero te pica el gusanillo al ver alguno o varios, sin duda, también te lo recomiendo por la misma razón, porque una vez se termine esta semana de bundle desaparecerá la oferta del 98% de descuento. 

¿Qué cursos exactamente voy a encontrar?

Te dejo un listado para que puedas verlos:

Montessorizate

Cursos Montessori 1 + 2

Educar en calma

Disciplina positiva

Hèléne Colinet

TPRS-CI para mamás

Construimos Matemáticas

Conseguir base matemáticas

Beatriz Millán

Cómo motivar a los niños en la lectura

Tataranietos

Hijos y conflictos genealógicos

Irene García Perulero

No más peleas entre hermanos

Pedagogía Blanca

Adolescentes con pasión

Elka Mocker

Batch Cooking Completo

Bajo una nube

Repostería con niños

Carlota Eat Me Raw

Recetas veganas para los peques

Creative Mindly

Pack papelería y diseños para organizarte

Laura Mascaró

Finanzas para padres

Mompreneur

Emprendimiento online

Melbury Fotografía

Fotografía para embarazadas

Rebeca López Noval

Fotografía de niños

Instituto ESB

Aromaterapia moderna para embarazadas, mamás y bebés

Pequeterapia

Recuperación posparto

Gabriela Hernández Amor y apio

Supermujeres en forma

Escuela BLW

Sexualidad para padres y madres

Sos Crianza

Sos lactancia

Miriam Tirado

Lactancia y destete

Lemon’s Secrets

Alimentación papillas y purés bebés

Comiendo con María

Baby Led Weaning

Juan Llorca y Melissa Gómez

Alimentación infantil

Nadia Torres

Conseguir que los niños coman verduras

Amatriuska

Seguridad infantil en la carretera

Dra. Laymel Nuñez Sanchez

Emergencias pediátricas

Mami a color

Descubriendo el potencial de tu bebé

De Monitos y risas

Porteo de 0 a 100

Tet a porter

Las claves del movimiento libre

Escuela Quiros

Masaje infantil

Monica Serrano

Madres felices, niños capaces

Escuela con corazón

Inteligencia emocional para padres

Neuromindset

Mindfulness en familia

Comunicación con bebés

Inteligencias múltiples

English for families

Embarazo bilingue

Maral Maternal

Preparación al parto

Centro Maternalia

Solo papás. Embarazo, parto y posparto

Victoria Moradell

Cosmética natural para el embarazo

Skarlett Costura

Costura para mamás

Eva Jordá

Programa fertilidad natural

Dieta Coherente

Qué comer para aumentar la fertilidad

Mónica Manso

Embarazo consciente, Embarazo feliz

Álvaro Vargas

Alimentación durante embarazo y lactancia

Matertraining

Guía embarazo y parto

Mónica Álvarez

Duelo gestacional

Como veis hay muchísimo cursos y a lo mejor no queremos más que uno o dos, pero ya con eso merece la pena porque lo que vale un curso tienes 47. Si os animáis os dejo mi enlace afiliado AQUÍ

Jugar sin pantallas. ¿Qué nos está pasando?

Si retrocedemos unos cuantos años, a la edad de nuestros padres y madres comprobaremos como ha ido evolucionando el juego en la infancia. 

Recuerdo escuchar a mi abuela decir que mientras trabajaba en la tienda sus hijas estaban jugando en la calle, a la edad de 4 años, y que yo le pregunté sorprendida»¿pero les dejabais solas?» y ella me respondió «sí, no había problema y si ocurría algo entre los vecinos y vecinas nos ayudábamos». Cierto es que antes no había la cantidad de coches que hay ahora ni tampoco la cantidad de pantallas y extraescolares que hay ahora. 

Las niñas y los niños se juntaban en la calle, eran de todas las edades, y jugaban sin horarios ni presiones. Disfrutaban de su juego. Juegos que no necesitaban juguetes. Juegos que agudizaban el ingenio, que se transmitían de generación en generación (la gallinita ciega, la comba, churro media manga mangotero, las canicas). 

Jugar libremente significa salir de casa

Francesco Tonucci

Ahora los niños y las niñas dedican su tiempo a actividades extraescolares, a jugar siempre en el mismo parque de goma, a que si papá o mamá están cocinando los niños y niñas ven la tele para «no molestar» o a realizar actividades programadas entre otras muchas cosas. 

No se trata de demonizar las pantallas más bien de responsabilizarnos a la hora de utilizarlas, no podemos obviar la realidad en la que estamos, la era tecnológica, sin duda, yo estoy utilizando esta pantalla en este momento para comunicarme con vosotros y vosotras. 

Tampoco se trata de infravalorar los  ratos en casa, pues también son necesarios si los pasamos en familia y sin pantallas, ya que nos une, nos conecta y fortalecen nuestras relaciones. 

Lo que si que está claro, y parece que nos estamos olvidando, es de la necesidad de conectar a nivel familiar, de salir de casa, de hacer actividades sencillas y sin mil materiales y en definitiva de disfrutar de la infancia. Me gustaría matizar que salir de casa no tiene porque significar ir siempre al mismo parque, ni siquiera ir al parque, porque un descampado puede ser un espacio de juego. 

Recuerdo de pequeña divertirme en la calle. Esperaba entusiasmada el día que cerraban la calle al tráfico ,la que estaba al lado de mi casa,  y me pasaba la mañana y la tarde jugando en la calle. A veces jugábamos con la goma, otras con la cuerda, otras a las canicas o las palmas. Recuerdo llegar a casa sucia pero con una sonrisa de oreja a oreja.  

A veces me aterra ver la evolución del ser humano, el como poco a poco hemos ido desvinculándolos de la naturaleza y del tiempo en familia. El como la infancia está viviendo en su propia piel este fenómeno tecnológico con una carga emocional que no podemos imaginar.

Hace tiempo  me propusieron hacer un libro y pensé que un libro que unificara el tiempo en familia y reflexionara sobre el uso de las pantallas sería interesante. Un libro con actividades pero no de las que necesitas tropecientos materiales y quinientas horas para prepararlo o hacerlo. La idea era hacer u libro de sentido común de esos que inspiran, de los que recuerdan lo olvidado, de los que no necesitan más que a veces pura espontaneidad. Y así llegó 365 actividades para jugar sin pantallas en familia. Podéis verlo AQUÍ.

Quizás deberíamos plantearnos la manera de ocupar nuestro tiempo, sí, nosotros los adultos. Tal vez deberíamos ser conscientes de la repercusión que está tomando todo esto y empezar a recordar nuestras raíces. Sin juzgar, sin demonizar, simplemente utilizando el sentido común. 

Os espero en facebook e instagram para seguir aprendiendo, reflexionando y haciendo camino en este mundo de la crianza y la educación respetuosa. 

365 actividades para jugar sin pantallas en familia

BOOK TRAILER DE 365 ACTIVIDADES PARA JUGAR SIN PANTALLAS EN FAMILIA

EL LIBRO: 365 ACTIVIDADES PARA JUGAR SIN PANTALLAS EN FAMILIA 

Con mariposillas en el estómago os quiero presentar el proyecto que me ha tenido un poco desconectada estos meses 365 actividades para jugar sin pantallas en familia es un libro que se presenta en tres ambientes: HOGAR, CIUDAD y NATURALEZA. Porque unas veces estamos en casa, otras en la ciudad o en la naturaleza y para ninguno de estos lugares hace falta una pantalla. 

En cada espacio encontraréis, antes de las actividades, una infografía donde he abordado los beneficios de pasar tiempo en familia en cada lugar. 

Pasar tiempo en familia es más que importante, es necesario poder tener tiempo para crecer unidos y unidas y para eso no hacen falta muchos minutos. Cada día tenemos la oportunidad de dedicarnos una sonrisa, mimos, juegos que inviten a imaginar en casa, en la calle o mientras paseamos por la naturaleza. Cualquier lugar es bueno para conectarnos en persona y no a través de una pantalla. 

Que conste que no quiero ser radical con este tema, solo quiero abrir una ventana  a la inspiración, a la reflexión,  mi intención es aportar ideas sin que nadie se sienta ofendido o ofendida por poner la televisión a su hijos o hijas. Para nada, este libro es pura alegría desde la primera página, es naturaleza y sentido común. Es un libro muy original plasmado a modo de apuntes, super fácil de leer. Increíblemente visual con muchísimas, muchísimas fotos e ilustraciones y con actividades que, a veces, no duran ni 5 minutos y son para  todas las edades. Un libro para  la infancia y  las personas adultas. 

Un requisito importante a la hora de colocar las ideas y actividades en el libro fue el lenguaje inclusivo. Sin duda no podía dejarlo pasar.  He intentado plasmarlo en cada una de las páginas del libro y tengo que decir que estoy aprendiendo a usarlo, es como un nuevo idioma porque llevo en mi mochila muchos patrones adquiridos a lo largo de mi vida, que supongo que le pasará a muchas personas y me siento feliz de poder intentarlo y ofrecer mi granito de arena desde esta pequeña parcela. 

El libro comienza con algo muy de aprendiendo: un manifiesto, un decálogo que nos mueve a pasar tiempo en familia. Este decálogo Teresa Cebrián lo ha ilustrado de una manera preciosa que bien podría enmarcarse y ocupar en un lugar en nuestro hogar ¿no os parece? 🙂 . Os lo dejo aquí en foto por que de verdad que es precioso. 

El índice del libro no es un índice al uso, el que normalmente nos encontramos en un libro, se trata más bien de, como un buen cuarderno de apuntes, un listado de todas las actividades. Lo interesante es que las actividades están identificadas con diferentes colores según al ambiente que pertenecen.

Personalmente me encanta como está maquetado el libro, me recuerda a una libreta de apuntes tratada con sumo cuidado y mimo. A demás he puesto curiosidades para hacerlo todavía más interesante con datos sobre esa actividad que seguramente en muchas ocasiones nos sorprendan.  Podría considerarse un cuaderno familiar de actividades y planes que podemos leer sentados en un sofá con nuestras y nuestros peques o sencillamente hojearlo rápidamente cuando nos quedemos sin ideas. Y cuando digo «nos quedemos sin ideas» no solo me refiero a las personas adultas sino también los niños y las niñas ya que visualmente si cogen el libro pueden visualizar rápidamente cada actividad a través de una foto o una ilustración.  Las actividades que hay son como un cofre de inspiración, no tienen porque hacerse al pie de la letra al contrario estoy segura que cada niño, que cada niña que cada persona adulta encontrará la fórmula para crear su propia versión.  

Muchas de las actividades y planes que encontraréis en el libro podréis acompañarlas de material complementario que hemos ido creando Teresa Cebrián y yo : las podéis descargar enseguida través de este enlace AQUÍ.   Hemos querido que sea una manera de disfrutar y complementar  las actividades. 

Cada página está acompañada no solo de fotos sino de ilustraciones que lo hacen todavía más ameno y divertido para leerlo en compañía de nuestros retoños. 

Estoy segura que para muchas familias será un regalo precioso que compartir y ver la cantidad de aventuras que se pueden llevar a cabo en familia. Aventuras sencillas, de toda la vida, de sentido común, aventuras novedosas y conscientes del medio que nos rodea. Aventuras que nos invitan a retomar lo que hacíamos nosotros cuando éramos niños y niñas o nuestros abuelos y aventuras para inventar y crear las nuestras propias. 

En él encontraréis actividades y planes sencillos que cuestan poco tiempo y también otros más elaborados pero que estoy segura que tenéis los materiales en casa o en el lugar donde os encontréis. 

A veces, cuesta más concienciar a las personas adultas para que se pueda llevar a cabo esa actividad o plan que otra cosa. Por ejemplo, saltar un charco no cuesta nada de tiempo y a los niños y niñas les divierte muchísimo, pero no siempre se puede porque no todos los adultos lo ven así. Estoy segura que un plan así podría convertirse en un recuerdo imborrable «¿Recuerdas cuando saltábamos los charcos que nos hacías con la manguera?» . 

En ocasiones no se trata de que tengan que llegar las vacaciones o los fines de semana para para disfrutar de planes y actividades en familia. Buscamos actividades rocambolescas y nuestros hijos e hijas lo que necesitan es más presencia, más conexión con ellos y ellas y menos conexión de la infancia,  y de los adultos de refencia, a los móviles, las tablets y la tv. Disfrutar de lo sencillo, de las cosas que nos ofrece el día a día y disfrutarlas en familia. 

Este libro es para ti si tu intención es amar, abrazar y vivir la infancia de tus peques y recordar la tuya. Este libro es para vuestra familia si queréis atesorar momentos sencillos, de los de toda la vida y también recuerdos originales y creativos. En definitiva tesoros de la infancia. 

Si tu intención es entretener a tu hijo o hija para que no vea la televisión y tú puedas hacer otras cosas este no es tu libro. Tal vez entonces deberías plantearte delegar tareas y quehaceres para poder dedicarte tiempo a ti y cuidarte o dejar al alcance de tus peques materiales para que puedan crear mientras tu te ocupas de otra cosa. 

Actualmente el libro está en preventa y podeís encontrarlo en varias plataformas como: AmazónEl corte inglésFnac, entre otros lugares.

Para que este libro fuera posible me han ayudado muchas personas a las que quiero, familia y amistades. Porque este libro lo hemos vivido en primera persona, lo veréis en las fotos (que encontraréis en el libro, que son muchísimas, es todo un reportaje fotográfico 😉 ), lo hemos testado, lo hemos exprimido y lo hemos hecho vuestro y nuestro. Para mi no hubiera sido posible sin esta tribu tan hermosa que me acompaña tanto en la comunidad de Aprendiendo con Montessori como en persona día a día. Así que ¡Gracias! ¡Gracias a cada uno y cada una de vosotras! 

Espero que os guste por que va dedicado a vosotros y vosotras, a todas las familias, las que hacéis posible que la palabra hogar no sea un edificio ni una casa sino el lugar donde vuestra familia está.

¡Gracias! ¡Os espero, como siempre en instagram y facebook!