Saltar al contenido

LIMPIARSE LOS OIDOS AL ESTILO MONTESSORI

Ante todo pido disculpas a los que de verdad esperabais leer un post sobre esto y os doy las gracias por seguir leyéndome.

Cuando publico un post en el blog tengo que darle un título, a veces es un verdadero quebradero de cabeza, otras surge espontáneamente. La cuestión es que cuando hago un artículo espero que para comentarlo haya sido leído. Así que aquí va mi pequeño experimento.

Muchas personas no leerán este artículo y sorprendidas por el título comentarán sin más, posiblemente de una manera muy alejada al respeto, que obviamente promulgamos en todas las educaciones que llamamos RESPETUOSAS.  Así son las redes sociales la lectura queda únicamente en el titular y uno se olvida de apretar en el enlace para leer la noticia que va detrás.
Las personas que hoy os tomáis el tiempo para leer este artículo, muchísimas gracias por estar ahí acompañando. Hoy todos tenemos la oportunidad de vivir este experimento, tal vez no exista ningún comentario, si es así sería estupendo, nos demostraría que la gente si lee los artículos. Pero no nos quedemos con la duda vamos a probar ¿me ayudas?
Veamos han pasado dos años desde que llevo escribiendo en el blog, donde plasmo mis reflexiones, aprendizajes de la manera que se y como dice el nombre de mi blog » Aprendiendo con Montessori». 
Obviamente no soy omnipotente, ni tampoco la mejor madre del mundo. No me considero perfecta, al contrario cometo errores a diario pero esta filosofía de vida me ha enseñado a ver el error como un fiel compañero de vida que enseña y nos ayuda a crecer. 
Con mis post no pretendo dar lecciones de vida, ni pretendo parecer una madre «happy flower» a la que le va todo genial. Simplemente comparto lo que aprendo y lo intento hacer siempre desde el respeto y la humildad. 
Sin duda pienso que los adultos llevamos una gran mochila acuestas…en la que hemos aprendido, sin quererlo, a juzgar, a burlarnos de los demás, a competir, a criticar destructivamente y lo hacemos sin más, simplemente con el primer vistazo. Aquí , en el mundo 2.0, es un titular de un artículo lo que vamos a poner en experimento pero esto podríamos extrapolarlo a la vida real. Donde no es la primera vez que oigo a alguien criticar a una persona a simple golpe de vista. Sin conocerla. Y aun conociéndola, disculpad, pero la asignatura de respeto debemos trabajarnosla, y yo no me quito trabajo tampoco. Parece que en el mundo de la maternidad esto está a la orden del día.

Que si das teta a tu hijo de 3 años eres una loca, que si das biberón y no das teta no eres una buena madre, que si sigues una educación respetuosa tu hijo tiene que ser sobresaliente y tu como madre más, que si escribes un artículo donde pone al estilo Montessori en un blog que se titula Aprendiendo con Montessori ya te estás pasando de lista…
No se trata de libertad de expresión, se trata de que mi libertad empieza donde termina la tuya. Es decir RESPETO. El que critica, juzga, se burla, parece que con su actuación sea mejor, y no es así. Lo único que nos hace tener estas actitudes es no ser RESPETUOSOS. 
No se si esté experimento llegará a alguna parte, solo te pido que si sientes de verdad que tienen sentido mis palabras y te sientes parte de ellas lo compartas para abrir de una vez los ojos y empezar a cambiar nuestras actitudes no solo con nuestros hijos sino entre nosotras las madres. Empezar a comprendernos y a conectarnos. Empezar hacer tribu