Estrellas de inspiración Waldorf

Hace no mucho estuve en una escuela Waldorf de visita y me quedé prendada de toda la parte artística. De cómo entendían el arte y la naturaleza, de la importancia que daban a los materiales naturales, la importancia de jugar en la infancia, de expresar a través del juego vivencias o situaciones para gestionar ciertas experiencias vividas, del ritmo natural y vital que la propia infancia necesita, incluso el adulto. Pero os comento que la parte artística es la que a mi más me llegó (el arte en algunos colegios es esa asignatura olvidada). Así que sumergida en ese arte vi los materiales que utilizaban y me fascinaron: pinturas de bloque de cera de abeja, papeles encerados, cera de abeja para modelar, etc. 

Hoy os quiero hablar del papel encerado, este papel tan peculiar tiene un brillo especial y es traslúcido. Un material que invita a ser expuesto en las ventanas donde el sol deja pasar sus rayos. 

Con el papel encerado se pueden hacer infinidad de cosas. Pero hoy quiero hablar de las estrellas de cómo hacerlas. Supuestamente esta tradición parece ser que es Alemana, la de poner estrellas en las ventanas, sobre todo en navidad. 

Me parecen un trabajo de papiroflexía maravilloso donde se trabaja no solo la concentración o la atención sino también las formas geométricas. 

En casa lo hemos probado porque el peque está fascinado con la papiroflexia y ha sido todo un éxito. Os voy a mostrar la forma que nosotros hemos visto más fácil para el peque a la hora de hacerlo. 

Después de doblar cada una de las partes correspondientes lo único que nos queda es unir con pegamento cada pieza que va hacer posible que creemos la estrella con todas sus puntas. . 

Y cuando ya tenemos nuestra estrella podemos pegarla a la ventana con un poquito de cinta adhesiva. 

Si queréis ver más formas de doblar he encontrado esta página donde podéis ver más pasos AQUÍ, Y si os apetece hacer vuestra propia estrella y probar diferentes parones de doblado podéis conseguir las hojas enceradas AQUÍ en LORALORA .

Os esperamos en instagram y facebook ¡Hasta pronto! 

Jardinería en la infancia. Ideas y beneficios

Ahora que llega el buen tiempo podemos aprovechar para pasar momentos en el exterior. 

Nuestras criaturas siempre agradecen poder disfrutar del aire libre, pues les ofrece múltiples beneficios ya que pueden moverse con total libertad. 

La jardinería ofrece muchas posibilidades no solo a las niñas y niños sino a los adultos que les acompañamos. 

A través de la jardinería se pueden aprender infinidad de cosas cómo por ejemplo:

  1. Cómo plantar una semilla.
  2. Qué plantar según la estación del año. 
  3. Qué clima es mejor para esa planta.
  4. Qué colores tienen las plantas y ¿por qué? 
  5. Qué insectos podríamos encontrar en esas plantas y si son beneficiosos o por el contrario perjudican a la planta.  
  6. Cada cuánto tiempo hay que regarla.

A demás la jardinería es toda una experiencia sensorial que pone en funcionamiento todos nuestros sentidos. Con nuestras manos vamos a poder sentir la textura de la tierra, de las hojas, de la semillas, de los pétalos (si los hay), también a través del olfato obtendremos los aromas que desprenden las plantas. 

Por otra parte la jardinería requiere mucho movimiento físico y esto es muy interesante para nuestras criaturas que están con muchas ganas de moverse. Del mismo modo requiere una coordinación a través de la mano y nuestra vista.

Otra particularidad es que podemos obtener alimentos saludables gracias al conocimiento de la jardinería.  

A nuestras criaturas podemos ofrecerles un banco de trabajo para disfrutar y conocer de cerca la jardinería. Un lugar en el que explorar y poner en funcionamiento todos sus sentidos. También donde poder cultivar y trasplantar. Donde poder guardar todas las herramientas necesarias parar poner en práctica la jardinería. 

Realmente es tan beneficioso que no solo los hogares deberían plantearse disponer de un espacio así para los niños y niñas sino que también las escuelas deberían crear un espacio destinado a esta actividad. Más naturaleza y menos cemento. 

La jardinería requiere mucha responsabilidad y cuidado y eso no se logra a través de las palabras sino de la experiencia y la vivencia. Pues si no se riega una planta regularmente y se cuida puede marchitarse. 

La paciencia también es otro factor importante en esta actividad ya que para que una semilla brote  hay que esperar y ver el progreso. 

La jardinería también la podemos llevar al terreno del lenguaje a través del conocimiento de los nombres de las semillas que plantamos y las plantas. Y también el de las matemáticas, el medir la cantidad de agua que necesita una planta o la temperatura que hace. 

Si os preguntáis de dónde es este banco de trabajo de jardinería se trata de un banco especial para niños y niñas, a su altura. No he visto otro igual destinado a este propósito.  Podéis encontrarlo AQUÍ es de la marca KidKraft. Y es la estación de jardinería Greenville.  No pesa mucho por lo que se puede poner tanto en un jardín como en una terraza, y además dispone de ruedas para que los peques puedan moverlo. 

Podemos enriquecer las macetas o las zonas donde vayamos a sembrar con los nombres para identificarlas, a continuación he recogido algunos ejemplos inspiradores para poder realizar con nuestras criaturas. 

www.aprendiendoconmontessori.com
vegetablesdsivdeas.gp
farmerlife.co
wets valley moms blog

Si te ha gustado puedes seguirnos a través de faceboook o instagram ¡te esperamos!

De la imaginación a la creación. Banco de trabajo infantil.

Las familias queremos lo mejor para nuestras criaturas, de eso no hay duda, pero en esa búsqueda llenamos a la infancia de actividades dirigidas tanto en el hogar, con materiales que no invitan a imaginar o con actividades donde todo está hecho y solo hay una única forma de hacerlo. Como, también,  fuera de casa con actividades extra escolares donde la persona adulta dirige esa actividad. Y entre tanto nos olvidamos de algo muy importante: que a veces es necesario dejar a nuestras criaturas que libremente elijan, que libremente creen, que libremente jueguen. 

Hace poco en una de mis visitas a casa de mis abuelos, para escuchar sus preciadas historias, mi abuelo me dijo: «Antes no habían tantos juguetes. Yo no recuerdo tener juguetes más que los que yo me hacía…» y en ese momento me acordé de mi pequeño, de la cantidad de inventos que hacía durante el día y de que teníamos que prepararle un espacio dedicado a la creación y la imaginación. ¡Dicho y hecho!

Una balda de estantería como mesa, un panel de madera donde dejar las herramientas y materiales adecuados a su edad.

Destornillador, cinta métrica, cuerda, tijeras, lija, un imán, cinta adhesiva, pinceles, cola blanca,  entre otras cosas, eso fue lo que le pusimos. 

Mientras preparábamos este espacio de trabajo, alejado de una actividad dirigida, para convertirse en un espacio que invite a la creación de aquello que se imagine, nos dimos cuenta que nos faltaban materiales naturales y reciclados que pudiera tener a su alcance. Así que metimos en cestas maderas: unas más grandes, otras más pequeñas, unas redondas, otras triangulares, etc. 

En una caja dejamos tornillos (podéis poner de punta plana para más seguridad).

Colocamos una pizarra para dibujar lo que pueda pasar por su cabeza, si lo necesita , y luego crearlo de manera física. 

Algo tan sencillo de hacer y que estoy segura que a nuestras criaturas les ofrece la posibilidad de ser ellos y ellas mismas, las que con su imaginación vean que todo lo que se proponen puede ser posible. Sin que nadie les diga cómo hacerlo o tal vez compartiendo con mamá o papá un momento en familia de invenciones. 

Si te ha gustado te invito a que nos acompañes a través de facebook e instagram ¡Tenemos mucho que aprender en esta aventura de la maternidad y paternidad!

Libros de Maria Montessori: la información está a nuestra disposición

Últimamente se habla mucho sobre cómo está llegando la educación Montessori a las personas y a las familias. Se habla sobre si la información que llega es sesgada y centrada en los materiales. También de la pérdida de la esencia de lo que realmente quería decir la propia Maria Montessori.

Hay una cosa que tenemos que tener clara y es que nos guste o no, nos encontramos en un momento histórico donde la información que queramos está a nuestra disposición a un solo click. Y esto sin duda hace que se pierda en muchas ocasiones el hilo de las cosas. Porque buscamos como digo solo aquello que queremos leer. No es igual un artículo de una sola página que un libro entero. Para todas las personas es más fácil aquello que se lee rápidamente o que se puede ver a través de un vídeo o un audio. 

Nuestro ritmo de vida es intenso, vamos de aquí para ya, sin tiempo físico para dedicarnos a conocer las cosas en su globalidad. Nos centramos únicamente en lo que necesitamos en ese preciso momento, y eso tampoco es incorrecto. Pero si de verdad tenemos interés en conocer algo en concreto siempre debemos ir a la fuente. Desde el blog siempre, desde los inicios, he ofrecido la visión de que la educación Montessori va mucho más allá de los materiales. Es una forma de vida y así lo he plasmado en mis artículos, pese que a veces me haya costado alguna crítica no constructiva.  No siempre cuando una persona llega nueva al blog, en este caso a Aprendiendo con Montessori,  lee desde el principio todo el blog, o encuentra en el artículo actual aquello que busca. Porque como digo, nos centramos en aquello que nos interesa en ese momento. 

Lo importante es saber distinguir la información y seleccionarla sabiendo qué estamos leyendo o escuchando. Es como cuando nos envían un mensaje en cadena, no porque se difunda muchísimo tiene que ser verdadero. Debemos entonces siempre recurrir a la fuente para saber realmente de qué se está hablando. 

Hoy os traigo la fuente, la inspiración de esta forma de vida. Es en las escrituras de Maria Montessori donde encontraremos toda la información sobre esta educación de vida que la Doctora fue escribiendo  conforme iba vivenciando, observando y conociendo  la infancia. 

Os invito a leer la fuente, a informaros, a formaros, a entender esta verdadera esencia de vida desde la escritura de la persona que la creó: María Montesssori.

Mi blog es personal, y se llama Aprendiendo con Montessori porque eso es lo que estamos haciendo mi familia y yo. Todos los aprendizajes que he ido recogiendo en mis formaciones de asistente y guía Montessori, así como educación respetuosa , las he ido compartiendo en el blog para que más personas y sobre todo más niños y niñas puedan disfrutar de esta forma de vida. Porque mi hijo el día de mañana posiblemente se cruce con el tuyo, y sin duda quiero que ante cualquier problema exista una solución pacífica. Quiero un mundo mejor para vuestros hijos y el mio.

A continuación os dejo la serie  de Maria Montessori  que podéis encontrar en Montessori-Pierson  .

También podéis encontrarla en inglés donde veréis que hay más libros. 

 

Así que si tenemos dudas sobre alguna tema concreto de lo que leemos o nos dicen , tanto si nos hablan de que la educación Montessori es de una manera o de otra lo mejor que podemos hacer es recurrir a la propia Maria Montessori a través de sus escritos. 

Os invito a que sigáis nuestros aprendizajes y descubrimientos a través de nuestro facebook e instagram ¡Os esperamos!

Montessori Paso a Paso: El cálculo y las matemáticas

Hoy quiero mostraros un libro de Escuela Viva. Se trata de «Montessori paso a paso. El cálculo y las matemáticas 2».  Donde podréis encontrar presentaciones de matemáticas para niñas y niños de entre 6 y 12 años. 

El mismo libro es consciente de que puede que muchas personas adultas que lo lean trabajen con niños y niñas que no han ido a una escuela Montessori, sino más bien, que han estado en un sistema tradicional, de esta forma remarca «le instamos a que lea de forma gratuita «montessori-bonus» (que es un suplemento que tienen en su web) como que pongan a disposición del alumno el material de 3 a 6 años antes de prsentarle actividades de 6 a 12. Debe saber que las actividades de vida práctica se pueden proponer incluso a un niño mayor de 6 años, ya que están diseñadas para ayudarle a reforzar su confianza, autoestima y su capacidad de concentración.»

También habla de la posibilidad de que si el niño o la niña ya conoce, porque ha ido a un espacio Montessori, la forma de llevar a cabo las actividades, sabrá elegir los materiales de la estantería, entre otras muchas cosas. 

Tras la breve introducción nos encontramos con una especie de línea de tiempo (que es la que veis en la foto de arriba, en colores naranjas y amarilllos)

A través de los materiales Montessori los niños y las niñas aprenden, entre otras cosas, a fijarse en el proceso, en cómo lo están llevando a cabo más que en el resultado. Esto facilita para el presente y futuro que el niño o la niña pueda reflexionar sobre aquello que está observando o haciendo.

EL libro que os muestro hoy es una continuación de «Montessori paso a paso: El cálculo y las matemáticas de 3 a 6 años».

Podéis encontrar más libros de esta colección de «Montessori paso a paso» donde podéis adentraros en los materiales Montessori. Este libro concretamente podréis encontrarlo AQUÍ. 

Si os ha gustado os espero en instagram y facebook para seguir descubriendo y aprendiendo. 

4 Señales que nos indican que puede dejar el pañal

El otro día después de recordar el post de CÓMO DEJAR EL PAÑAL DE MANERA RESPETUOSA me preguntastéis como detectar cuándo podían nuestras y nuestros peques dejar el pañal, así que hoy os quiero hablar sobre esto. Antes de empezar a enumerar uno por uno cómo detectar cuándo es el momento es importante tener en cuenta varios aspectos.

Entre ellos:

1. Las personas adultas debemos ser conscientes de que el control de esfínteres es un proceso natural madurativo de la infancia, no se puede forzar, no se puede obligar a ningún niño ni niña a que deje el pañal porque sencillamente además de no ser respetuoso estaríamos provocando el efecto contrario, alargando así el proceso natural.

2. Ante todo debemos evitar comparar con otras niñas y niños, también ser conscientes de que no tiene sentido que nos enfademos o regañemos al niño o la niña y mucho menos que nos burlemos de nuestras criaturas.

3.Los premios y los castigos no tienen sentido utilizarse, además de no ser respetuosos con la situación y con la infancia el niño y la niña están viviendo un proceso natural, están conociendo su cuerpo y por tanto cómo empezar a controlar aquello que todavía no saben qué es y están empezando a sentir.

4.Aunque parezca que el niño o la niña ya controlan el esfínter puede suceder que retrocedan esto es importante que no nos frustre, pues es parte del proceso, puede suceder y debemos ser flexibles y ante todo acompañar desde la empatía para seguir dándoles la seguridad y confianza a nuestras pequeñas y pequeños.

Si observamos a nuestras criaturas podemos deducir con más o menos “acierto” cuando están más preparados para que les acompañemos en este proceso:

1.Cuando son conscientes de lo que está pasando en su cuerpo en ese momento y lo nombran “pipi” “caca”.

2.Cuando el niño o la niña quiere imitar a las personas adultas e ir al baño o utilizar el orinal.

3.Cuando le quitamos el pañal y está seco y han pasado unas cuantas horas.

4.Cuando se le ve con equilibrio y es capaz de caminar, de correr y de saltar.

Solo tu haces posible que podamos seguir escribiendo, creando y compartiendo. Si en algo te ayudan nuestros post tan solo tienes que compartirlo con aquellas personas que crees que les puede interesar de esta forma estarás también contribuyendo a que podamos seguir compartiendo aprendizajes. 

Te espero en facebook e instagram ¡Seguimos aprendiendo!

El valor de la gratitud ¿por qué es tan importante?

Agradecer es reconocer una acción, un hecho, un momento, un gesto que ha sido capaz de llegarnos y llenarnos. 

Agradecer nos da la posibilidad de conectar con otras personas, de ver más allá, de sentirnos escuchadas y escuchados, de sentirnos apreciadas y apreciados. 

Solamente tenemos que hacer la prueba. Agradece, cuando lo sientas, a la persona que sientas y te darás cuenta que esa gratitud vuelve a ti en forma de conexión, que la otra persona habrá valorado tus «gracias» y posiblemente sea más condescendiente contigo. Del mismo modo esta persona a que le agradeces, que le has hecho sentir satisfecha, agradecerá a su vez a otra persona. 

Una amiga una vez me dijo que antes de acabar mi día escribiera 5 cosas por las que me siento agradecida de ese día, algo muy sencillo, que me hace valorar y revisar todo lo que he hecho en el día y como puedo hacerlo la próxima vez.

También es cierto que el poder de la gratitud no solo reside hacia personas adultas sino también  hacia la infancia, que a veces, tenemos olvidada en este aspecto. Agradecer a nuestras hijas e hijos cosas que hacen o dicen porque lo sentimos debe ser parte también de nuestro día a día deben saber que conectamos con ellas y con ellos, que les tomamos en cuenta, que confiamos y que estamos aquí. 

Hay muchas maneras de agradecer, sin ir más lejos, en los ambientes Montessori se utiliza la  la cortesía como parte importante del aprendizaje. Este aprendizaje está dentro de área de vida práctica pues es muy importante el cuidado del ambiente, de los demás y de una/uno misma/o.  

El cómo nos relacionamos con las demás personas , el reconocer a las demás personas, al mundo, el reconocernos nosotras/os y el dar ejemplo como personas adultas a la infancia sin duda también lo es. No podemos pretender que nuestras pequeñas y pequeños agradezcan a base de «¿y qué se dice ahora?», «le puedes agradecer ahora», «podrías decirle gracias» sencillamente a veces tan solo hay que dejar que nos vean como interactuamos con las demás personas, con otras niñas y niños o con ellas/os  «buenos días», «gracias», «disculpa», «por favor». Al principio podrá parecer que no lo toman en cuenta, porque las personas adultas somos así queremos todo rápido y ya, pero realmente el no forzar las situaciones puede traernos regalos tan lindos como un «gracias» sentido. Ese gracias que no se presiona, que surge de la espontaneidad. Si buscamos espontaneidad en el niño, en la niña, entonces debemos no forzar las situaciones. 

Hoy te traigo una actividad sencilla por si te animas a hacerla de manera individual o en familia. Se trata de recortar estas tarjetas que pone «gracias» y colocar detrás algo por lo que estés agradecida o agradecido, si es algo personal puedes guardarlo si es algo que quieres compartir dáselo a la persona que quieras que lo tenga. 

Tal vez en casa podáis hacer una caja de agradecimientos, una botella, un tarro. Donde podáis poner tras un encuentro, una reunión, aquellas cosas que agradecéis de las demás personas de la familia. Porque la familia, a veces, de tan vista que la tenemos, de tanta confianza que nos aporta se nos olvida que también es importante agradecerles. 

Si te gustan estas tarjetitas puedes descargarlas gratis AQUÍ en nuestro rinconcito de materiales respetuosos ¡Esperamos que las disfrutes! y recuerda cuando digas gracias siéntelo y no lo exijas, se guía, acompañante, pero si no quieres que te obliguen a ti a decirlo tampoco obligues tú.  

Te espero en facebook e instagram ¡Hasta la próxima!

Las Estampillas. Sumar números largos nunca fue tan fácil

Hoy os quiero hablar del material de «Las Estampillas» es un material que se utiliza en el área de las matemáticas en los ambientes Montessori normalmente para Taller I (así se llama en Montessori la clase comprendida entre los 6 y los 9 años) si que es verdad que en algunas formaciones de guía Montessori de 3-6 años se ve esta presentación ya que puede que la guía observe que algún niño o niña está ya preparado para este material. 

Personalmente siempre le he tenido bastante rechazo a las matemáticas, por no decir otra cosa. Así que cuando descubrí las matemáticas en la educación Montessori me quedé completamente fascinada y pensando «si aprendieran todos los niños y niñas matemáticas así sería todo más fácil y les encantaría o por lo menos disfrutarían descubriendo como son capaces de hacer operaciones tan complicadas en cuestión de minutos. Y sino mirad, mirad que material os traigo hoy. 

Consta de una caja formada por unidades, decenas, centenas y millar, cada una representada en un color. Unidad verde, decena azul, centena rojo y millar verde. También podéis observar si Aquí la caja que contiene peones y círculos que se utilizarán más adelante. 

Para esta actividad vamos a necesitar las tarjetas de madera imaginemos que queremos el 2.345. Como el niño o la niña ya conce este material y ya lo ha trabajado durante mucho tiempo cuando la guía le pide en las tarjetas de madera el 2.345 se lo lleva sin problemas. 

A continuación la guía debajo de cada número coloca la estampilla correspondiente según son unidades, decenas, centenas o unidades de millar. 

Una vez ya están todas las fichas (estampillas) colocadas la guía vuelve a pedir al niño o niña otra cantidad, imaginemos, 1.232. La guía vuelve a realizar la misma acción, colocar las estampillas bajo del número según se corresponda. Una vez hecho esto, y una vez las dos cantidades están expuestas de esta forma viene lo interesante ¡Atentos y atentas!

La guía en este momento separa las dos cantidades (en tarjetas y las coloca a la derecha) a continuación dice » juntas es sumar, sumar es juntar» y a continuación coloca las fichas juntas ordenadas por categoría. Y juntos niña o niño y guía van sumando la cantidad obteniendo el resultado de cada categoría de esta forma la guía le pide al niño o niña la tarjeta del resultado de esa categoría y la van añadiendo hasta completar el número y resultado final. Y a continuación la guía le dice «Esto señalando las tarjetas es el resultado de esto señalando las fichas 

A continuación la guía añade «Ahora que ya sabes sumar vamos a escribirlo en un papel «

Este post ha podido hacerse gracias a la ayuda de Mumuchu que nos ha cedido el material y a Ana C. una guía Montessori preciosa que he tenido el placer que nos acompañe hoy para este post. 

Si te ha gustado y quieres conocer más materiales y más aprendizajes sobre educación respetuosa te animo a que nos sigas a través de facebook o instagram ¡Hasta pronto!

Tablero de la división ¿Cómo y para qué se utiliza?

El tablero de la división forma parte del área de las matemáticas. Se utiliza en los ambientes Montessori. 

Me gustaría puntualizar, antes de nada, si acabas de llegar al blog, que en los colegios Montessori solo encontrarás materiales para ser manipulados de manera sensorial sin que nadie les diga «no lo toques» o «tócalo ahora». Sin que un niño o una niña diga «¿Profe puedo coger el material de la división?» Estos materiales permanecen a la vista de las niñas y niños para ser cogidos cuando les apetezca. 

Este material como ves es una tabla de madera que está compuesto por 9 números en horizontal y 9 números en vertical . A mano izquierda vemos que hay una caja con bolitas, un total de 81 bolitas. Y también la misma cantidad de peones que de números hay en la tabla. 

Esta actividad la presenta la guía en los ambientes Montessori de Casa de niños (3-6 años) solamente cuando la guía observa que el niño o niña ya está preparado, ya ha pasado previamente por otros ejercicios que le han llevado a aprender el símbolo de los números, la cantidad y muchas otras cosas más. 

Para empezar la guía saca un papelito con una división, en este caso podemos observar la de la foto. Una vez la saca muestra como representarlo en la tabla. De este modo divide 10 entre dos. En este caso 10 bolitas entre dos peones. Como dividir es repartir la guía se limita a repartir las 10 bolitas entre los dos peones.  Esto se podría hacer con cualquier división. 

Este post lo hemos realizado gracias a Alupe que nos ha cedido el material que es el que veis fotografiado y lo podéis encontrar AQUÍ. Si te ha gustado no te pierdas los siguientes post, vamos a seguir conociendo los materiales Montessori y otros aprendizajes respetuosos para la crianza y la educación. Te espero en instagram y facebook. 

Tablero de la multiplicación ¿Qué es y para qué se utiliza?

El tablero de la multiplicación forma parte del área de las matermáticas de los ambientes Montessori de casa de niños (entre 3-6 años). Se compone de un tablero con los números del 1 al 10, 100 bolitas de color rojo y por tanto 100 agujeros en el tablero y 10 tarjetas con los números del 1 al 10. 

Una vez sabemos la multiplicación que vamos a realizar procedemos. Por ejemplo en este caso vamos a multiplicar 2 x 2, multiplicar es repetir el primero número las veces que diga el segundo. 

Por ejemplo si es «2×2» repetiremos el dos dos veces. 

Marcamos el dos con la tarjeta y procedemos a la operación. Colocamos dos bolitas en el uno y dos bolitas en el dos. De esta forma ya hemos repetido 2×2 y de manera visual podemos comprobar cuál es el resultado

El material que veis en las fotos es de Alupé gracias a ellas hemos podido realizar este post. Si te apetece curiosear más sobre el material puedes hacerlo AQUÍ. 

Si quieres seguir conociendo más materiales y aprendizajes respetuosos te espero por el blog, también me encontrarás en facebook e instagram ¡Hasta la próxima!