Ábacos Montessori y Ábaco Sorobán. Operaciones Matemáticas

Las matemáticas son un área de aprendizaje abstracta y para llegar a ese proceso de abstracción antes debemos pasar por procesos concretos que nos guíen hacía conceptos más abstractos. Muchas personas hemos aprendido matemáticas de una manera tradicional y eso ha dado como resultado que con el paso de los años olvidemos muchas de las cosas que supuestamente habíamos aprendido. Esto se debe porque realmente no estábamos comprendiendo sino más bien memorizando.

Esto parece sencillo para nosotros, los adultos, pero los niños pequeños necesitan experiencias concretas con materiales que puedan tocar y manipular para comprender los conceptos con total profundidad. Cuando los niños están listos para aprender operaciones básicas de cálculo hay muchos materiales que podemos utilizar para apoyarlos.

Hoy os quiero hablar de un material manipulativo que acompaña y facilita el cálculo. Se trata del Ábaco. En los ambientes Montessori de primaria se trabajan las operaciones matemáticas de muchas formas, entre ellas, el ábaco. Como la explicación de cada uno de estos ábacos es extensa hay un vídeo presentación para entender mejor el concepto de cada uno de estos materiales. 

Ábaco pequeño:

Se presenta de manera muy visual identificando facilmente las unidades, decenas, centenas y millares, a través del color y de los números colocados a la izquierda.

Para realizar  las operaciones matemáticas con este ábaco necesitaremos: una hoja en blanco y 4  lápices de colores o una hoja con las operaciones matemáticas ya escritas (con los 4 colores).

Lo primero que debemos hacer es escribir el número de 4 cifras que vamos a sumar. A continuación el niño o la niña deslizará las perlas por el alambre hacia la derecha (empezando por las unidades). Después escribiremos el segundo número, o lo señalaremos si ya está escrito (es importante elegir números que al sumar den menos de 10 para evitar sumas llevadas). El niño y la niña moverá las perlas (siguiendo el orden de unidades, decenas, centenas y millares) juntándolas a las anteriores, es decir, sumándolas. 

Finalmente se deberán contar las perlas que están en la hilera de la derecha. Empezaremos por las unidades, seguidas de las decenas y las centenas, etc. E iremos anotando el resultado en su columna, es decir la columna de las unidades, a la columna de las decenas, etc. 

A continuación dejo unos vídeos para que sea más fácil identificar los pasos. 

Vídeo de una Suma con ábaco pequeño

Ábaco grande:

Para poder utilizar el ábaco grande es importante tener en cuenta que previamente los niños y niñas habrán trabajado con el ábaco pequeño y con ejercicios previos que les hayan preparado para las multiplicaciones.

Podemos observar que es parecido al  anterior solo que se añaden tres alambres más: unidades de millar, decenas de millar y centenas de millar. Necesitaremos también una hoja para anotar las operaciones o con las operaciones ya escritas. 

Con este ábaco podemos trabajar con números largos y hacer operaciones más complicadas como multiplicaciones. A través de sus cuentas y la manipulación de las mismas logramos que conceptos abstractos sean tangibles, concretos y manipulativos. Para trabajar con este ábaco, así como con otros, es importante explicar al niño o niña qué representa cada parte del ábaco, esto se hace en varias presentaciones. 

Ábaco de la multiplicación:

Este ábaco se utiliza para realizar multiplicaciones. Se trata de un ábaco horizontal que se presenta con 9 alambres donde hay 10 bolitas en cada alambre y  observamos que hay tres franjas de diferente color arriba: negra, gris y blanca. Y 4 puntos de color en la parte derecha marcados por 4 rayas de diferentes medidas. En estos puntos de color que representan las unidades, decenas, centenas, unidades de millar se les colocará encima un cartoncillo, con un el número, según corresponda,  del multiplicador. El número que vamos a multiplicar se coloca en la parte de abajo. El ábaco está a cero cuando todas sus cuentas doradas están arriba y solamente se bajan cuando comenzamos a realizar las operaciones.

Ábaco Sorobán: 

El sorobán es una herramienta que se utiliza para conocer y entender el sistema decimal y el valor numérico que ocupa cada cifra. Además con el ábaco sorobán podemos potenciar nuestra capacidad en el cálculo mental pues también se realizan operaciones matemáticas como: suma, resta, multiplicación, división, potencias, raíces cuadradas e incluso logaritmos.

Las cuentas que se sitúan en la parte de arriba del sorobán tienen un valor de 5. Mientras que las que se sitúan bajo tienen un valor de 1.

Cada número tiene un movimiento. Por ejemplo el número 1 se representa levantando una cuenta de la derecha, de la primera hilera, hacia arriba. Con el 2 sería lo mismo pero añadiendo otra cuenta más. La pregunta surge cuándo queremos representar el número 5 ¿Cómo lo hacemos?

El 5 se representa bajando la cuenta del 5 que está en la parte de arriba. El 6 sería bajando la cuenta de arriba que tiene un valor de 5 y añadiendo una de las de abajo. Y así hasta el número 9.

Este abáco sorobán que veis en la foto viene acompañado de un libro explicativo muy completo y extenso para adentrarse en esta técnica de cálculo japonesa y podéis encontrarlo AQUÍ. 

A continuación dejaré un vídeo para que podáis haceros una idea de cómo se sumaría y como se restaría con este ábaco de una manera sencilla.

Vídeo Sumas con ábaco sorobán 

Este post se ha podido realizar gracias a la colaboración de Mumuchu.

Todos estos materiales podréis encontrarlos AQUÍ.

IMPRIMIBLES GRATIS

Hoy os traigo un regalo anticipado ¿Os acordáis de  los primeros imprimibles de Aprendiendo con Montessori? Ya hacen muchos años de aquello. Les tengo un gran cariño no porque sean perfectos y estupendos, que no lo son, sino porque fueron el comienzo de Aprendiendo con Montessori  y ayudaron a mucha gente tanto es así que todavía algunas personas me seguís pidiendo el enlace. 

Así que he pensado traerlos de nuevo aquí a Aprendiendo y dejarlos en la web para que no se pierdan, pues antes estaban en facebook. De esta forma siempre que queráis acceder a ellos podréis hacerlo a través de la web. 

Os adelanto que los años han pasado por ellos, que mantienen el logotipo original de Aprendiendo, así que son imprimibles muy vintage ;). No son perfectos pero son hechos con mucho cariño.

Si te ha gustado comparte el post para que más personas tengan acceso .Dicen que compartir es vivir, así que por está razón los vuelvo a traer hoy aquí. Te espero en instagram y facebook. 

El juego simbólico como modo de aprendizaje

El juego simbólico para los niños y las niñas es un modo de aprendizaje. A través de juego son capaces de resolver conflictos, de ponerse en la piel de otras personas y también de practicar habilidades sociales. 

El juego simbólico es espontáneo, nace de dentro. Esto no quiere decir que no puedan hacer cosas reales o vivir momentos reales, en su día a día ya practican habilidades sociales y  resuelven conflictos, entre otras muchas cosas. Pero hacerlo a través del juego hace que la situación se vea desde un plano menos intenso, más alejado y relajado. 

Creo en el juego simbólico cuando nace del interés de nuestros peques. Creo en la observación. Y mi observación como madre me ha llevado a comprender que tanto mi pequeño como sus amigos establecen relaciones a través del juego simbólico. Sobre todo entre los 4 y los 6 años. 

Normalmente en estos juegos, si el adulto participa (por que el peque le invita), toma un papel menos entrometido, menos serio. Es más paciente, incluso, más humorístico ante cualquier contratiempo «simbólico» que pueda presentarse. Si lo vemos de esta forma para el adulto también es una forma de re-aprender y practicar la paciencia ¿no creéis? 😉 

 

El juego simbólico es un puente para muchos aspectos cognitivos. Si por ejemplo, los niños y niñas espontáneamente quieren jugar a que estan en una tienda o un restaurante y van a vender algo, este hecho ya implica el conteo. El familiararnos con los números, las monedas, las sumas y las restas. 

Imaginemos que un día nuestro peque tiene la oportunidad de crear un supermercado o un restaurante y nos invita a su juego (¡es una suerte poder volver a sentirse niños y niñas así que no desaprovechéis esa oportunidad que os brindan!). Podemos acompañar este juego de monedas reales o de tickets (podéis descargas tickets gratis AQUÍ) . Tanto si uno hace el papel de tendero/tendera o camarero/camarera ya existe una relación matemática porque vamos a comprar o vamos a recibir el dinero y tendremos que sumar o restar casi sin darnos cuenta. 

El juego simbólico en familia también nos aleja de las pantallas, como ya os contábamos en nuestro libro  «365 actividades pra jugar sin pantallas en familia» Teresa y yo. Donde os invitábamos a disfrutar de tiempo en familia. ¿Qué tal un día de preparar un menú de restaurante? Tal vez podemos elegir los platos que vamos a cocinar, incluso  hacerlos con comida real ¿Tal vez brochetas de frutas?

Hay muchas formas de plantear el juego simbólico. De hecho hay, cada vez más, juguetes para juego simbólico de madera y cartón que me parece mucho más sostenible y duradero que de plástico. Sin duda os recomiendo que si podéis invirtáis un poco más de dinero en un juguete más sostenible. 

Nosotros confiamos en la tienda Mumuchu porque llevamos mucho tiempo colaborando con ellos y tienen no solo materiales Montessori sino también juguetes respetuosos muy interesantes para el juego dramático. El restaurante que veis en las fotos es precisamente de mumuchu, si os interesa podéis encontrarlo AQUÍ. 

Os espero en instagram y facebook para seguir aprendiendo y descubriendo cosas nuevas en esta aventura de la crianza. 

Educación Cósmica. Las Grandes Historias ¿Cómo generar conocimiento?

Hoy os quiero hablar de la Educación Cósmica y lo quiero hacer a través de un libro. 

Muchos podemos preguntarnos qué es esto de la Educación Cósmica y es que este término lo empleaba Maria Montessori para referirse a aquellas historias que narran la relación de cada individuo con el espacio y el tiempo. Para explicar todo aquello que sucede y que está presente en la vida. Todo está relacionado.

Estas narraciones no solo nos habla del origen sino también del tiempo. Este hecho permite a los  niños y niñas ser conscientes de la importancia de cada pieza de este puzzle, donde todos estamos incluidos en el universo. 

Pero claro mostrar algo tan amplio puede resultar muy difícil. Así que este libro que hoy os muestro es una guía excepcional para comprender de manera más sencilla estas grandes historias.

En este libro encontraremos cinco historias para despertar la curiosidad en niñas y niños:

  • La historia de la Tierra.
  • La historia de la vida sobre la tierra.
  • La historia del hombre.
  • La historia de la escritura.
  • La historia de los números. 

Nuestro pequeños desde que llegan a la vida van poco a poco conociendo su entorno, primero el próximo, su familia. Después un poquito más, su barrio, su vecindario, luego su ciudad, su pueblo. Y así , progresivamente van obteniendo cocimientos de aquello que les rodea y que forma parte de su realidad. A partir de los 6 años nuestras niñas y niños están llenos de una inmensa curiosidad que les lleva querer conocer y explorar aquello que está más allá de su entorno cercano. Comprender su situación en el mundo y en definitiva en el universo a través de relatos que acompañen sus ganas de saber. 

Para Maria Montessori cada individuo tiene un papel para construir y perpetuar el equilibrio en el mundo. Así cada niño y niña, a través de estas historias obtiene una ayuda para encontrar su lugar en el mundo, la combinación de naturaleza, sociedad y universo. Todo está conectado y sin duda nuestras niñas y niños deben formar parte de esa conexión. Este libro nos da pautas y aspectos prácticos para saber cómo contar historias sin aburrir  a través de la fascinación, el ritmo, la poesía, la imaginación, la realidad científica e histórica. De esta manera se despierta en los niños y niñas su pasión por conocer y su deseo por investigar. 

Creo que este libro puede ser un gran acompañante en colegios y si las familias se animan también para casa. Que el adulto pueda narrar de una manera tan amena y bonita estas grandes historias es sin duda una suerte para los niños y niñas, para poder encontrar ese punto de conexión con todo. 

Si tenéis interés en este libro tan interesante os dejo el enlace AQUÍ para poder curiosearlo y si os apetece. El libro es de la editorial Escuela Viva y está escrito por por Vanessa Toinet y Sylvia Dorance.

Triángulos Constructivos ¿Qué son? ¿Cómo se utilizan?

Hoy os voy hablar del material del área de Sensorial de los ambientes Montessori. Se trata de los triángulos constructivos que se dividen en varias cajas.

Caja Rectangular A:

-Un par de triángulos equilateros con una línea en uno de los lados.

-Un par de triángulos isósceles rectángulos con una línea en uno de sus catetos. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en la hipotenusa. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en el cateto menor. Otro par con una línea en el cateto mayor. 

-Un triángulo isósceles obtusángulo con una línea en la hipotenusa.

-Un escaleno rectángulo con una línea en el cateto mayor. 

Caja Rectángular B:

-Un par de equilateros azules sin línea.

-Un par de escálenos rectángulos. 

-Un par de isósceles rectángulos. 

-Un triángulo escaleno rectángulo. 

-Un isósceles obtusángulo. 

 

Caja Triángular:

-Un par de triángulos equiláteros grises.

-Dos triángulos escalenos rectángulos con una línea negra en el cateto mayor.

-Tres triángulos iósceles obtusángulos con líneas negras en dos de sus catetos. 

-Cuatro triángulos equiláteros, de los cuales, tres contienen una línea negra en uno de sus lados y uno con líneas negras en todos sus lados. 

Caja hexagonal Grande: 

-dos triángulos isósceles obtusángulos rojos con linea en la hipotenusa. 3 triángulos isósceles obtusángulos amarillos con línea en hipotenusa. 

-tres triángulos isósceles obtusángulos amarillos con líneas en los dos catetos. 

-dos triángulos isósceles obtusángulos grises con una línea en uno de sus catetos. 

-Un triángulo equilatero grande amarillo con línea en todos sus lados.

Caja hexágonal pequeña:

-tres triángulos equilateros verdes, 2 con una línea negra en uno de sus lados y el otro con línea en dos de sus lados. 

-seis triángulos isósceles obtusángulos rojos con una línea negra en la hipotenusa. 

-seis triángulos equiláteros grises con una línea negra en dos de sus lados y un triángulo grande amarillo

Estos materiales se utiliza para preparar a los niños y niñas en la geometría y las equivalencias. Pues directamente el niño o la niña cuando trabaja con estos materiales, previamente presentados por una guía Montessori,  puede observar que uniendo dos triángulos puede formar cuadriláteros. 

Cada una de estas cajas tiene su propia presentación, que es el momento en el que la guía Montessori muestra al la niña o niño cómo utilizar el material. 

Si estáis interesados o interasadas en ver una presentación sobre este material podéis buscar en redes sociales o en algún curso presencial. 

Este post se ha podido realizar gracias a la colaboración de Mumuchu quien nos ha cedido el material que veis en las fotos para poder mostrarlo. Podéis encontrar el material AQUÍ. 

Si queréis seguir indagando en materiales montessori, en aprendizajes conscientes y respetuosos os espero en facebook e instagram. 

Estrellas de inspiración Waldorf

Hace no mucho estuve en una escuela Waldorf de visita y me quedé prendada de toda la parte artística. De cómo entendían el arte y la naturaleza, de la importancia que daban a los materiales naturales, la importancia de jugar en la infancia, de expresar a través del juego vivencias o situaciones para gestionar ciertas experiencias vividas, del ritmo natural y vital que la propia infancia necesita, incluso el adulto. Pero os comento que la parte artística es la que a mi más me llegó (el arte en algunos colegios es esa asignatura olvidada). Así que sumergida en ese arte vi los materiales que utilizaban y me fascinaron: pinturas de bloque de cera de abeja, papeles encerados, cera de abeja para modelar, etc. 

Hoy os quiero hablar del papel encerado, este papel tan peculiar tiene un brillo especial y es traslúcido. Un material que invita a ser expuesto en las ventanas donde el sol deja pasar sus rayos. 

Con el papel encerado se pueden hacer infinidad de cosas. Pero hoy quiero hablar de las estrellas de cómo hacerlas. Supuestamente esta tradición parece ser que es Alemana, la de poner estrellas en las ventanas, sobre todo en navidad. 

Me parecen un trabajo de papiroflexía maravilloso donde se trabaja no solo la concentración o la atención sino también las formas geométricas. 

En casa lo hemos probado porque el peque está fascinado con la papiroflexia y ha sido todo un éxito. Os voy a mostrar la forma que nosotros hemos visto más fácil para el peque a la hora de hacerlo. 

Después de doblar cada una de las partes correspondientes lo único que nos queda es unir con pegamento cada pieza que va hacer posible que creemos la estrella con todas sus puntas. . 

Y cuando ya tenemos nuestra estrella podemos pegarla a la ventana con un poquito de cinta adhesiva. 

Si queréis ver más formas de doblar he encontrado esta página donde podéis ver más pasos AQUÍ, Y si os apetece hacer vuestra propia estrella y probar diferentes parones de doblado podéis conseguir las hojas enceradas AQUÍ en LORALORA .

Os esperamos en instagram y facebook ¡Hasta pronto! 

Jardinería en la infancia. Ideas y beneficios

Ahora que llega el buen tiempo podemos aprovechar para pasar momentos en el exterior. 

Nuestras criaturas siempre agradecen poder disfrutar del aire libre, pues les ofrece múltiples beneficios ya que pueden moverse con total libertad. 

La jardinería ofrece muchas posibilidades no solo a las niñas y niños sino a los adultos que les acompañamos. 

A través de la jardinería se pueden aprender infinidad de cosas cómo por ejemplo:

  1. Cómo plantar una semilla.
  2. Qué plantar según la estación del año. 
  3. Qué clima es mejor para esa planta.
  4. Qué colores tienen las plantas y ¿por qué? 
  5. Qué insectos podríamos encontrar en esas plantas y si son beneficiosos o por el contrario perjudican a la planta.  
  6. Cada cuánto tiempo hay que regarla.

A demás la jardinería es toda una experiencia sensorial que pone en funcionamiento todos nuestros sentidos. Con nuestras manos vamos a poder sentir la textura de la tierra, de las hojas, de la semillas, de los pétalos (si los hay), también a través del olfato obtendremos los aromas que desprenden las plantas. 

Por otra parte la jardinería requiere mucho movimiento físico y esto es muy interesante para nuestras criaturas que están con muchas ganas de moverse. Del mismo modo requiere una coordinación a través de la mano y nuestra vista.

Otra particularidad es que podemos obtener alimentos saludables gracias al conocimiento de la jardinería.  

A nuestras criaturas podemos ofrecerles un banco de trabajo para disfrutar y conocer de cerca la jardinería. Un lugar en el que explorar y poner en funcionamiento todos sus sentidos. También donde poder cultivar y trasplantar. Donde poder guardar todas las herramientas necesarias parar poner en práctica la jardinería. 

Realmente es tan beneficioso que no solo los hogares deberían plantearse disponer de un espacio así para los niños y niñas sino que también las escuelas deberían crear un espacio destinado a esta actividad. Más naturaleza y menos cemento. 

La jardinería requiere mucha responsabilidad y cuidado y eso no se logra a través de las palabras sino de la experiencia y la vivencia. Pues si no se riega una planta regularmente y se cuida puede marchitarse. 

La paciencia también es otro factor importante en esta actividad ya que para que una semilla brote  hay que esperar y ver el progreso. 

La jardinería también la podemos llevar al terreno del lenguaje a través del conocimiento de los nombres de las semillas que plantamos y las plantas. Y también el de las matemáticas, el medir la cantidad de agua que necesita una planta o la temperatura que hace. 

Si os preguntáis de dónde es este banco de trabajo de jardinería se trata de un banco especial para niños y niñas, a su altura. No he visto otro igual destinado a este propósito.  Podéis encontrarlo AQUÍ es de la marca KidKraft. Y es la estación de jardinería Greenville.  No pesa mucho por lo que se puede poner tanto en un jardín como en una terraza, y además dispone de ruedas para que los peques puedan moverlo. 

Podemos enriquecer las macetas o las zonas donde vayamos a sembrar con los nombres para identificarlas, a continuación he recogido algunos ejemplos inspiradores para poder realizar con nuestras criaturas. 

www.aprendiendoconmontessori.com
vegetablesdsivdeas.gp
farmerlife.co
wets valley moms blog

Si te ha gustado puedes seguirnos a través de faceboook o instagram ¡te esperamos!

De la imaginación a la creación. Banco de trabajo infantil.

Las familias queremos lo mejor para nuestras criaturas, de eso no hay duda, pero en esa búsqueda llenamos a la infancia de actividades dirigidas tanto en el hogar, con materiales que no invitan a imaginar o con actividades donde todo está hecho y solo hay una única forma de hacerlo. Como, también,  fuera de casa con actividades extra escolares donde la persona adulta dirige esa actividad. Y entre tanto nos olvidamos de algo muy importante: que a veces es necesario dejar a nuestras criaturas que libremente elijan, que libremente creen, que libremente jueguen. 

Hace poco en una de mis visitas a casa de mis abuelos, para escuchar sus preciadas historias, mi abuelo me dijo: «Antes no habían tantos juguetes. Yo no recuerdo tener juguetes más que los que yo me hacía…» y en ese momento me acordé de mi pequeño, de la cantidad de inventos que hacía durante el día y de que teníamos que prepararle un espacio dedicado a la creación y la imaginación. ¡Dicho y hecho!

Una balda de estantería como mesa, un panel de madera donde dejar las herramientas y materiales adecuados a su edad.

Destornillador, cinta métrica, cuerda, tijeras, lija, un imán, cinta adhesiva, pinceles, cola blanca,  entre otras cosas, eso fue lo que le pusimos. 

Mientras preparábamos este espacio de trabajo, alejado de una actividad dirigida, para convertirse en un espacio que invite a la creación de aquello que se imagine, nos dimos cuenta que nos faltaban materiales naturales y reciclados que pudiera tener a su alcance. Así que metimos en cestas maderas: unas más grandes, otras más pequeñas, unas redondas, otras triangulares, etc. 

En una caja dejamos tornillos (podéis poner de punta plana para más seguridad).

Colocamos una pizarra para dibujar lo que pueda pasar por su cabeza, si lo necesita , y luego crearlo de manera física. 

Algo tan sencillo de hacer y que estoy segura que a nuestras criaturas les ofrece la posibilidad de ser ellos y ellas mismas, las que con su imaginación vean que todo lo que se proponen puede ser posible. Sin que nadie les diga cómo hacerlo o tal vez compartiendo con mamá o papá un momento en familia de invenciones. 

Si te ha gustado te invito a que nos acompañes a través de facebook e instagram ¡Tenemos mucho que aprender en esta aventura de la maternidad y paternidad!

Montessori Paso a Paso: El cálculo y las matemáticas

Hoy quiero mostraros un libro de Escuela Viva. Se trata de «Montessori paso a paso. El cálculo y las matemáticas 2».  Donde podréis encontrar presentaciones de matemáticas para niñas y niños de entre 6 y 12 años. 

El mismo libro es consciente de que puede que muchas personas adultas que lo lean trabajen con niños y niñas que no han ido a una escuela Montessori, sino más bien, que han estado en un sistema tradicional, de esta forma remarca «le instamos a que lea de forma gratuita «montessori-bonus» (que es un suplemento que tienen en su web) como que pongan a disposición del alumno el material de 3 a 6 años antes de prsentarle actividades de 6 a 12. Debe saber que las actividades de vida práctica se pueden proponer incluso a un niño mayor de 6 años, ya que están diseñadas para ayudarle a reforzar su confianza, autoestima y su capacidad de concentración.»

También habla de la posibilidad de que si el niño o la niña ya conoce, porque ha ido a un espacio Montessori, la forma de llevar a cabo las actividades, sabrá elegir los materiales de la estantería, entre otras muchas cosas. 

Tras la breve introducción nos encontramos con una especie de línea de tiempo (que es la que veis en la foto de arriba, en colores naranjas y amarilllos)

A través de los materiales Montessori los niños y las niñas aprenden, entre otras cosas, a fijarse en el proceso, en cómo lo están llevando a cabo más que en el resultado. Esto facilita para el presente y futuro que el niño o la niña pueda reflexionar sobre aquello que está observando o haciendo.

EL libro que os muestro hoy es una continuación de «Montessori paso a paso: El cálculo y las matemáticas de 3 a 6 años».

Podéis encontrar más libros de esta colección de «Montessori paso a paso» donde podéis adentraros en los materiales Montessori. Este libro concretamente podréis encontrarlo AQUÍ. 

Si os ha gustado os espero en instagram y facebook para seguir descubriendo y aprendiendo. 

Las Estampillas. Sumar números largos nunca fue tan fácil

Hoy os quiero hablar del material de «Las Estampillas» es un material que se utiliza en el área de las matemáticas en los ambientes Montessori normalmente para Taller I (así se llama en Montessori la clase comprendida entre los 6 y los 9 años) si que es verdad que en algunas formaciones de guía Montessori de 3-6 años se ve esta presentación ya que puede que la guía observe que algún niño o niña está ya preparado para este material. 

Personalmente siempre le he tenido bastante rechazo a las matemáticas, por no decir otra cosa. Así que cuando descubrí las matemáticas en la educación Montessori me quedé completamente fascinada y pensando «si aprendieran todos los niños y niñas matemáticas así sería todo más fácil y les encantaría o por lo menos disfrutarían descubriendo como son capaces de hacer operaciones tan complicadas en cuestión de minutos. Y sino mirad, mirad que material os traigo hoy. 

Consta de una caja formada por unidades, decenas, centenas y millar, cada una representada en un color. Unidad verde, decena azul, centena rojo y millar verde. También podéis observar si Aquí la caja que contiene peones y círculos que se utilizarán más adelante. 

Para esta actividad vamos a necesitar las tarjetas de madera imaginemos que queremos el 2.345. Como el niño o la niña ya conce este material y ya lo ha trabajado durante mucho tiempo cuando la guía le pide en las tarjetas de madera el 2.345 se lo lleva sin problemas. 

A continuación la guía debajo de cada número coloca la estampilla correspondiente según son unidades, decenas, centenas o unidades de millar. 

Una vez ya están todas las fichas (estampillas) colocadas la guía vuelve a pedir al niño o niña otra cantidad, imaginemos, 1.232. La guía vuelve a realizar la misma acción, colocar las estampillas bajo del número según se corresponda. Una vez hecho esto, y una vez las dos cantidades están expuestas de esta forma viene lo interesante ¡Atentos y atentas!

La guía en este momento separa las dos cantidades (en tarjetas y las coloca a la derecha) a continuación dice » juntas es sumar, sumar es juntar» y a continuación coloca las fichas juntas ordenadas por categoría. Y juntos niña o niño y guía van sumando la cantidad obteniendo el resultado de cada categoría de esta forma la guía le pide al niño o niña la tarjeta del resultado de esa categoría y la van añadiendo hasta completar el número y resultado final. Y a continuación la guía le dice «Esto señalando las tarjetas es el resultado de esto señalando las fichas 

A continuación la guía añade «Ahora que ya sabes sumar vamos a escribirlo en un papel «

Este post ha podido hacerse gracias a la ayuda de Mumuchu que nos ha cedido el material y a Ana C. una guía Montessori preciosa que he tenido el placer que nos acompañe hoy para este post. 

Si te ha gustado y quieres conocer más materiales y más aprendizajes sobre educación respetuosa te animo a que nos sigas a través de facebook o instagram ¡Hasta pronto!