4 Señales que nos indican que puede dejar el pañal

El otro día después de recordar el post de CÓMO DEJAR EL PAÑAL DE MANERA RESPETUOSA me preguntastéis como detectar cuándo podían nuestras y nuestros peques dejar el pañal, así que hoy os quiero hablar sobre esto. Antes de empezar a enumerar uno por uno cómo detectar cuándo es el momento es importante tener en cuenta varios aspectos.

Entre ellos:

1. Las personas adultas debemos ser conscientes de que el control de esfínteres es un proceso natural madurativo de la infancia, no se puede forzar, no se puede obligar a ningún niño ni niña a que deje el pañal porque sencillamente además de no ser respetuoso estaríamos provocando el efecto contrario, alargando así el proceso natural.

2. Ante todo debemos evitar comparar con otras niñas y niños, también ser conscientes de que no tiene sentido que nos enfademos o regañemos al niño o la niña y mucho menos que nos burlemos de nuestras criaturas.

3.Los premios y los castigos no tienen sentido utilizarse, además de no ser respetuosos con la situación y con la infancia el niño y la niña están viviendo un proceso natural, están conociendo su cuerpo y por tanto cómo empezar a controlar aquello que todavía no saben qué es y están empezando a sentir.

4.Aunque parezca que el niño o la niña ya controlan el esfínter puede suceder que retrocedan esto es importante que no nos frustre, pues es parte del proceso, puede suceder y debemos ser flexibles y ante todo acompañar desde la empatía para seguir dándoles la seguridad y confianza a nuestras pequeñas y pequeños.

Si observamos a nuestras criaturas podemos deducir con más o menos “acierto” cuando están más preparados para que les acompañemos en este proceso:

1.Cuando son conscientes de lo que está pasando en su cuerpo en ese momento y lo nombran “pipi” “caca”.

2.Cuando el niño o la niña quiere imitar a las personas adultas e ir al baño o utilizar el orinal.

3.Cuando le quitamos el pañal y está seco y han pasado unas cuantas horas.

4.Cuando se le ve con equilibrio y es capaz de caminar, de correr y de saltar.

Solo tu haces posible que podamos seguir escribiendo, creando y compartiendo. Si en algo te ayudan nuestros post tan solo tienes que compartirlo con aquellas personas que crees que les puede interesar de esta forma estarás también contribuyendo a que podamos seguir compartiendo aprendizajes. 

Te espero en facebook e instagram ¡Seguimos aprendiendo!

CUMPLEAÑOS MONTESSORI

Cuando hablamos de cumpleaños normalmente tendemos a pensar en los regalos y en la tarta. Y así lo transmitimos a los pequeños en cada fiesta de cumpleaños de amigos o de ellos mismos.
Las celebraciones de cumpleaños en un espacio Montessori tienen una visión mucho más amplia que la que tradicionalmente conocemos. Pues lo que se pretende con esta ceremonia es que los pequeños sean conscientes de dónde están situados ellos. De cuándo empezaron su viaje y qué ha ido pasando hasta el día de la celebración. Además de conocer la importancia de la tierra y la relación que tiene la tierra con el Sol y por tanto con nosotros mismos. 
Cada vez que la Tierra da una vuelta al Sol pasa un año, este es exactamente el tiempo que tarda la Tierra en dar la vuelta alrededor del Sol. Y cuando un bebé nace inicia su vida en la Tierra, y se comienza a contar las vueltas que el pequeño, junto con la Tierra, comienza a dar alrededor del Sol. En un espacio Montessori se cuenta la vida del pequeño, dependiendo de los años que tenga, se cuenta de año en año, desde el día que nació hasta el día en el que se está celebrando el cumpleaños.
Esta celebración se puede trasladar perfectamente al hogar, y celebrar con nuestros pequeños esta preciosa ceremonía dónde los protagonistas no son exclusivamente la tarta o los regalos, sino el propio niño, su vida y la relación de la Tierra y el Sol, el paso de los años, incluso las estaciones del año. De esta manera ofrecemos de una forma emocionante la importancia que tiene cada ser humano en la Tierra, y del mismo modo, la importancia que tiene el Sol sobre la Tierra. Y la relación de ambos.
Para llevar a cabo esta ceremonia tan solo se necesitan unos pocos materiales. A continuación pongo la lista por si queréis hacerlo en casa.
MATERIALES:
-Un globo terráqueo para representar la Tierra
-Una vela para representar el Sol
-Una elipse o círculo en el suelo (puedes hacer con washitape) para representar la órbita de la Tierra.
-Fotos de cada año del pequeño cumpleañero (nacimiento hasta la edad que tenga)
-Fechas destacables para recordar y contar la historia del pequeño
Como véis estos materiales hacen que los pequeños puedan interiorizar mejor la idea de que la Tierra gira alrededor del Sol, y que ellos mismos sosteniendo el globo terráqueo, que representa la tierra, giran alrededor del Sol. Eso es lo que se pretende con esta ceremonía, que los pequeños con su mente concreta al escenificar algo tan abstracto (que se escapa a nuestra vista) puedan vivirlo, sentirlo y tenerlo presente.
Una vez que tenemos todos estos materiales, el día del cumpleaños, que normalmente se suele reunir a familia y amigos, podemos hacer que los que nos acompañen en este día se pongan alrededor de la elipse (círculo) dejando un espacio para que el cumpleañero pueda andar alrededor de la línea.
En medio del círculo pondremos la vela e informaremos a todos de que la vela representa el Sol, podemos señalar el Sol, si es de día claro, y decir «Esta vela representa el Sol, que vemos allá arriba, el Sol que nos da energía y que siempre está encendido»


Luego cogeremos el globo terráqueo y contaremos la historia, os pongo un ejemplo, pero podéis contarla cómo queráis «Este globo representa la Tierra, sobre la que estamos en estos momentos. La Tierra está constantemente dando vueltas alrededor del Sol (podemos dar una vuelta para simbolizarlo). Y tarda un año en dar una vuelta completa (nos paramos cuando hemos dado la vuelta) ¿Habéis visto que he dado una vuelta? Pues la Tierra tarda justamente un año en terminar de dar una vuelta, eso es mucho tiempo» Una vez dicho esto comenzamos con el protagonista se le entrega el globo terráqueo y comenzamos a contar la historia de Javi, indícandole que tendrán que dar la vuelta como hiciste tú. «Javi hoy cumple 5 años. Hoy es un día muy especial para Javi pues ha dado ya 5 vueltas al Sol. El viaje de Javí comienza hace mucho tiempo cuando su familia con mucha ilusión esperaba su llegada (se invita al cumpleañero a acercarse al círculo). Javi nació en un frío invierno (fecha) tardó casi 4 horas en llegar a la vida. Y por fín nació…mirad que pequeñito era (enseñamos una foto). Cuando el cumpleañero da una vuelta entera seguimos «ahora Javi ya tiene un año. Ya sabe andar y dice hola a todo el mundo. La historia seguiría hasta los 5 años»Javi hoy tiene 5 años. Javi ha dado junto a la tierra 5 vueltas al Sol» y podemos cantar una canción , podéis inventarla, o si conocéis alguna que tenga relación con lo que estáis haciendo, por ejemplo «La Tierra gira alrededor del sol, alrededor del sol alrededor del Sol, la tierra gira alrededor del Sol alrededor del Sol y Javi cumplió 5 años» o simplemente cantar la típica de cumpleaños feliz.
Y si queréis que no solo sea una celebración con este ritual tan bonito sino que también queréis que el ambiente del cumpleaños esté preparado, es decir, que cumpla con los principios Montessori. Podéis tener en cuenta la estatura de vuestros pequeños. Y colocar las mesas bajas y sillas para que ellos mismos de manera autónoma puedan sentarse. De la misma manera que poner a su disposición los alimentos que puedan comer para que sin tener que pedirle al adulto, o el adulto ir detrás del niño…los pequeños puedan servirse los alimentos ellos solos. Igual que el agua o cualquier refrigerio. En este otro post os doy ideas de cómo hacerlo. Podéis verlo AQUÍ.

Si os gusta la filosofía y educación Montessori os recomiendo este POST donde podéis encontrar una bibliografía de lecturas recomendadas que es muy interesante, entre ellas está el libro de «Cómo educar niños Maravillosos con el método Montessori» de Tim Seldin, donde también, encontraréis información de cómo hacer esta celebración.

Si os ha gustado os esperamos en nuestro facebook o instagram. Muchas gracias por leernos.

DEJAR EL PAÑAL AL ESTILO MONTESSORI. 7 ideas prácticas

El proceso de dejar el pañal, o mejor dicho, de controlar el esfinter, es un proceso natural de la vida de cualquier ser humano. A no ser que exista alguna característica psicológica o física, todos los seres humanos controlan su esfinter ¿La edad? No hay edad, lo que si está claro que a los 18 años ningún jovencito lleva pañal, si no es por lo antes mencionado. Así pues hay ritmos naturales, cada persona es un mundo y es la propia naturaleza la que nos brinda la oportunidad de hacernos sentir cómodos con la nueva conquista de independencia que adquirimos en la infancia «controlar el esfinter». Porque la infancia es una continua conquista para ir adquiriendo poco a poco más grados de independencia…hasta que el niño crea al adulto (que no el adulto al niño).

Teniendo todo esto claro, podemos decir que dejar el pañal debería ser un proceso respetuoso y natural, para ser más concretos, no podemos obligar a ningún niño a que deje el pañal.

FRASES QUE NO AYUDAN

NO PREMIES «Cuando termines de hacer pipí te daré una cosita (premio)»
NO ETIQUETES «Eres un cochino, se hace pipi en el váter»
NO ANTICIPES «Ya eres mayor tienes que hacer pipí en el váter, los pañales los llevan los bebés»
NO COMPARES «Ves fulanito hace pipí en el váter, tu también deberías»
NO CASTIGUES «Si te vuelves hacer pipí encima nos vamos del parque»
NO HABLES DELANTE «Mi hijo todavía lleva pañal, no hay manera de quitárselo, le cambio más de 5 veces al día ¡estoy harto/a!

Con estas frases y obligando al niño tomaríamos el camino equivocado, el niño no dejaría el pañal por propia naturaleza y conocimiento de su nueva conquista, sino que lo haría porque alguien se lo dice y ese sentimiento hacia el adulto le condicionaría. Entonces en esa situación posiblemente «recaiga» y vuelva hacerse pipi encima ¿Por qué? Sencillo…no estaba preparado y le estábamos obligando.

QUE TIENES QUE TENER CLARO:
1. Dejar el pañal no es cuestión de edades 
2. Dejar el pañal no es una competición «mi hijo ha dejado ya el pañal ¿el tuyo todavía no?» «El mio lo hizo con 18 meses ¿¿¿¿el tuyo tiene 2’5???» Ante este tipo de comentarios o similares debemos desconectar.
3. El verano no es el mejor momento para dejar el pañal, no hablamos de estaciones, hablamos de emociones.
4. Dejar el pañal más tarde de lo que se conoce como «normal» (esto de normal es muy discutible) no supone ningún problema para el niño ¿Por qué si para el adulto? 
5. Imponer nuestra voluntad sobre la del niño si puede causar rechazo y un problema para el niño.
6. EVITAR premios y castigos para que nuestro hijo deje el pañal. 
7. Ante los cambios (llegada de un hermano, escuela, suceso inesperado, cambio de rutina) es normal que nuestro pequeño vuelva a los inicios, es decir, vuelva a hacerse pipi encima. Esto no es cuestión de dicho y hecho, aquí hay un proceso de aprendizaje y todos los aprendizajes se crean mediante la repetición, la práctica y el error. Pero sobretodo el respeto «sigue al niño».
¿QUÉ PODEMOS HACER DESDE UNA VISIÓN RESPETUOSA AL ESTILO MONTESSORI?
1. Podemos preparar el ambiente con todo lo necesario, para que se sienta cómodo: orinal, asiento, espejo, pápel del water, calzoncillos/bragas, pañales de entrenamiento, libros/cuentos, lavabo a mano (con pedestal o en el videt)
2. Podemos proporcionarle pañales que no absorban tanto (los de tela son ideales) donde el pequeño pueda sentir la humedad, y decida que es necesario cambiarse puesto que está incomodo.
3. Dotarle de ropa fácil de poner y quitar (pantalones con elástico arriba, evitar en la medida de lo posible vaqueros, pantalones con botón, bodys y petos difíciles de quitar para el niño)
4. Podemos involucrarlo en las horas en las que nosotros vamos al váter para que nos observe, que seguro que ya lo habrán hecho. Pues desde que uno es madre/padre creo que la intimidad a estos niveles se pierde.
5. Podemos acompañarle, aceptar y respetar que no es su momento y que necesita tiempo, como todo lo que ha ido haciendo desde pequeño…un ser humano no nace andando…ni tampoco controlando su esfinter…ambas cosas necesitan de su PROCESO NATURAL. 
6. El control de esfínteres va ligado a un proceso madurativo del cerebro del niño, esto no significa que cuanto más maduro más listo el niño, no en absoluto. Hablamos de que el cerebro establece conexiones entre el cerebro el sistema nervioso y los músculos que controlan el esfinter. Hasta que eso no se da…el niño no tiene conciencia de su cuerpo, no controla por tanto, de forma voluntaria su esfinter. 
7. Una vez el pequeño esté preparado podemos crear rutinas, el cuerpo es sabio, como un reloj. La misma rutina que tiene el adulto nada más levantarse o acostarse le puede beneficiar al niño.

FRASES QUE AYUDAN

MUESTRA «Esto es un water, como el de mamá y papá» «aquí están los pañales»
INVOLUCRA «Voy al váter ¿te apetece acompañarme?»
HABLA mientras le ayudas a poner el pañal de pie nombra las partes del cuerpo, indícale los pasos que estás haciendo. invítale a que se ponga el pañal el/ella mismo/a.
ACOMPAÑA «Veo que estás incómodo ¿te sientes mojado? Podemos ir a cambiarnos»
FOMENTA «¿ Te apetece que leamos «X va al váter»?
DIVIERTE crea juegos que estén relacionados con los objetos de un baño, secuencias con los pasos de ir al váter, etc.

Una de las cosas que ponemos en un ambiente preparado Montessori en la zona del baño para los pequeñines es un espejo, en casi todos los ambientes Montessori así lo tienen. Allí cuando los niños ya andan y mantienen el equilibrio se les cambia de pie a poder ser frente un espejo. Esto les da conciencia de lo que está sucediendo, incluso ellos mismos pueden quitarse el pañal y coger otro. Este proceso también les ayudará a conocer su propio cuerpo ¿Por qué no hacerlo en casa? Esto no significa que le obliguemos a sentarse en el orinal. Que sí…estará ahí preparado (el orinal), pero para cuando él/ella se sienta capaz. Si observamos que es oportuno podemos invitarle hacerlo, pero no obligar.

IDEAS DE AMBIENTES PREPARADOS PARA EL BAÑO
fuente: dub124mail.live.com

fuente: elternvonmars.blogspot.com.au

fuente: howwemontessori.com

fuente: milkeyes.com

fuente: pinterest

Como decía la Dra. Montessori «No me sigan a mí, sigan al niño» o lo que es lo mismo dejemos de seguir los intereses de los adultos y empecemos a aceptar la realidad tal y conforme es, no podemos ir contra la naturaleza, debemos acompañarla. Así que el momento de dejar el pañal, en resumen, lo sabremos siguiendo a nuestros pequeños, observando, acompañando, guiando.

Si te apetece conocer más artículos relacionados con la filosofía y educación Montessori puedes seguirnos en facebook o instagram.

TENDENCIAS HUMANAS ¿Qué son? ¿Para qué sirven?

Las Tendencias Humanas, precisamente es lo que nos distingue como «seres humanos».

Primero de todo veamos sus definiciones por separado
Tendencia: «Inclinación o disposición natural que tiene una persona hacia una determinada cosa»
Humana: «que es propio de la naturaleza del ser humano»

Así pues vamos a adentrarnos un poquito más en estos dos aspectos en conjunto.

Una de las cosas que todos tenemos claro es que cuando nacemos somos más inmaduros que cualquier animal, no nacemos sabiendo…NO. No nacemos, por ejemplo, sabiendo andar, como nace el caballo. Más bien nacemos «sin aprendizaje» pero con la «tendencia a aprender». Es decir, con ese impulso vital para sobrevivir.

El ser humano tiene instintos como los animales, de hecho cuando nacemos tenemos reflejos instintivos, como el reflejo de succión, de marcha automática, presión, etc. El ser humano tiene la capacidad de ir más allá de sus instintos, desarrollando ese nivel que le permitirá crecer y evolucionar. Digamos que mientras un animal se adapta a su ambiente, el ser humano es capaz de adaptarse al ambiente y de adaptar el ambiente así mismo.

Las tendencias humanas son iguales para todos, vivamos aquí o allí, tengamos los ojos claros u oscuros, sea cual sea el color de nuestra piel. Entre estas tendencias está lo que, en Disciplina Positiva, llamamos pertenencia. Decimos, entonces, que el ser humano tiene la tendencia a pertenecer y a ser. También la tendencia al orden, a la comunicación, a la exploración, a la orientación, la repetición, la manipulación, el trabajo, la comunicación, la abstracción, la actividad, etc.

Esto nos lleva a los periodos sensibles cuando decimos que…cuando pasa un periodo sensible ya no vuelve (puedes ver los periodos sensibles AQUÍ) no significa que el hecho de que un niño no haya realizado determinada cosa en su momento (periodo sensible) no vaya hacerla (he aquí donde aparece la tendencia humana). Más bien significa que le costará muchísimo más que si lo hubiera aprendiendo durante su periodo sensible, y por tanto, cuando su mente de manera inconsciente absorbía el aprendizaje de una manera natural. Cuando ya ha pasado, el periodo sensible, el aprendizaje será consciente, y  teniendo en cuenta que la mente absorbente ya habrá dado por finalizada su tarea pasados los 6 años. Todo esto hará el aprendizaje costoso, obligado y posiblemente difícil. Pero no quiere decir que, si por ejemplo, no hemos aprendido inglés de pequeños no vayamos a aprender nunca inglés…podemos, tenemos la tendencia a comunicarnos, así que claro que podemos. Eso sí, nos costará aprenderlo…y nunca hablaremos inglés (quien dice inglés dice otra lengua) tan bien como si lo hubiéramos aprendido de pequeños.

Veamos pondré un ejemplo para entenderlo un poquito mejor. Imaginemos Sabemos lo mínimo de inglés, nos vamos a otro país para aprender inglés, alejados de toda comunicación conocida, solos ante extraños y un lenguaje que no dominamos. Pese a que durante nuestro periodo sensible, cuando éramos niños, no pudimos tener la suerte de aprender inglés de forma inconsciente y natural mediante nuestra mente absorbente. Alejados de nuestra zona de confort, en otro país con otra lengua. Tenemos la tendencia a comunicarnos, tenemos la tendencia a pertenecer, así que sí…en esa situación haremos lo posible porque se nos entienda. Tendremos ese impulso por sobrevivir. Pero realmente esta tarea será muy costosa y posiblemente nos sintamos frustrados en muchos momentos, porque no será nada fácil. De la misma manera en esa misma circunstancia tendremos la tendencia a explorar, explorar ese nuevo ambiente para intentar lograr pertenecer y poder así subsistir.

Digamos que la tendencia humana es como un impulso guía. Las tendencias humanas según la etapa del desarrollo que se encuentre el ser humano se manifiestan de una u otra manera. Porque las tendencias van de la infancia hasta la madurez. Están presentes en toda nuestra vida. De ahí la importancia en la infancia del ambiente preparado, pues sigue las tendencias humanas, donde el/la guía Montessori (maestro/a) no tiene que obligar a ningún niño, porque el ambiente está dispuesto para dar alimento a las tendencias humanas de los niños, entonces los niños sienten esa enorme atracción sobre los materiales y son impulsados a ellos de forma natural. Digamos que las tendencias humanas es como «un programa» en tenemos en nuestra cabeza para poder evolucionar como especie. 


Un niño pequeño tiene la tendencia a explorar con sus manos y su boca. También a ordenar para tomar conciencia de las relaciones de sí mismo con los objetos. Necesitamos un orden, tomar conciencia de donde están las cosas para facilitarnos la existencia. Del mismo modo tiene tendencia a comunicarse y a pertenecer, algo sin duda tremendamente importante, en el ser humano. Tener un papel en nuestra sociedad, con respecto a los demás y a nosotros mismos es, sin duda, esencial para nuestra salud mental. Posteriormente el ser humano ya a partir de los 6 años tiene la tendencia a abstraer, a socializarse, etc. Y así hasta la madurez, nuestras tendencias van manifestándose.

Todas estas tendencias humanas podríamos definirlas en una sola frase como: El impulso guía que nos ayuda a sobrevivir.

Si os ha gustado y queréis seguir aprendiendo sobre la educación Montessori podéis seguirnos a través de facebook o instagram.

EL EQUILIBRIO. Conquistando la motricidad gruesa

Hace tiempo os hablé de la importancia de la motricidad gruesa en los niños. Ya sabéis que cuando un bebé nace va conquistando poco a poco diferentes grados de independencia y en esta conquista está sin duda la conquista motriz. 
Pues bien a nivel motriz también existe otra conquista importante EL EQUILIBRIO. El sentido del equilibrio se recibe gracias a todos nuestros sentidos, que nos aportan información sobre lo que está ocurriendo.
Los ojos por ejemplo nos informan a nivel espacial de donde estamos situados, de cómo es ese lugar, que características tiene. Los oídos nos dan información no solo sobre lo que podemos escuchar en ese momento sino también sobre el control espacial. El cuerpo nos informa de la mejor manera de posicionarnos en ese momento porque podemos tocar, sentir en nuestra piel y entonces de acuerdo a esto colocarnos en la mejor posición. Y todos los sentidos a la vez nos dan un concepto espacial de ese lugar, de ese momento, que hacen que gestionemos nuestro cuerpo para que este en completa armonía con ese lugar.
Por esta razón es importante realizar ejercicios de equilibrio, donde el niño vaya familiarizándose con ellos.Y sus sentidos comiencen a dar respuesta a nuevas formas de situarse en el espacio. El equilibrio nos ayuda a muchas cosas. Entre ellas algo que está a la orden del día «jugar a fútbol» el hecho de que un/a futbolista tenga que correr golpeando la pelota, evitando que le quiten el balón ya implica equilibrio. Cuando subimos una cuesta empinada, cuando sostenemos algo de peso para transportarlo (en los ambientes Montessori las bandejas con las actividades, por ejemplo).
Nosotros para trabajar el equilibrio tenemos este balancín que muestro hoy. Que ayuda precisamente a trabajar el equilibrio de una forma divertida, personalmente es lo que más me ha gustado. 
El niño puede explorar sin que nadie le diga como colocar las piernas, las manos, esos puntos de apoyo para que se produzca en él el equilibrio. Puede ir refinando sus sentidos, tanto la vista, como los ojos, como los oídos para ir adquiriendo poco a poco un mejor concepto espacial.

Lo bueno de este balancín de Inu y la Luna con forma curva, es que además de ser muy llamativo y atractivo para los pequeños y mayores, no solo trabaja el equilibrio sino que fomenta la imaginación y la creatividad, porque sin duda el niño puede hacerlo servir para muchas otras cosas. Dejar explorar al niño es la mejor forma para trabajar la resolución de conflictos, la imaginación y creatividad. Tal vez en un principio no quiera subirse en el balancín y quiera pasar por debajo, o quizás lo quiera utilizar de mesa…
Una barra de cocina…de bar…

o quien sabe a lo mejor le apetece tumbarse en él

Un escondite o refugio

Una cama para sus muñecos
Un tobogán

Un sitio para escalar

Un lugar donde sentarse a leer
Un sitio donde ponerse de pie y probar su equilibrio
Un puente
Un túnel
Un balancín
Un lugar de construcción
Una de las características que personalmente me parece muy útil son las agarraderas que tiene que sirven tanto para coger el balancín cuando uno se está balanceando de pie o sentado, como para patas a modo de soporte seguro cuando lo ponemos boca abajo para poder escalarlo…y bueno mi pequeño le encontró una utilidad nueva él dice que también sirve para carretera con coches y que las agarraderas son las rotondas.

Me gustaría matizar varios aspectos si os animáis a comprar algún material para trabajar el equilibrio, en nuestro caso, como veis, elegimos el balancín por multifuncionalidad y además también porque está realizado a mano por artesanos, concretamente Inu y la Luna. Todo lo artesanal, pensamos que, da cuidado a cada pieza…única e irrepetible. Y en una sociedad, ahora, tan industrializada…deberíamos darle muchísima más importancia al trabajo manual, pues como decía Montessori «las manos son el instrumento de la inteligencia». Este balancín en concreto es de madera de chopo laminada en los laterales y de madera de pino macizo las tablas (maderas con certificado FSC). Y lo más importante es que el espacio entre tabla y tabla es tan pequeño que evita que el niño pueda meter la mano o los dedos. Las pinturas, por si os lo estáis preguntando, son acrílicas al agua no tóxicas y respetuosas con el medio ambiente. 
Un material de muy fácil montaje…y viendo esta foto podréis pensar «Lo monta hasta un niño de dos años» pues sí…no completamente pero si pueden ayudar hacerlo.
Si queréis informaros más sobre este material en concreto podéis hacerlo a través del facebook de Inu y la Luna, donde van actualizando diariamente y según me han comentado dentro de poco lanzarán nuevos materiales interesantes.

Seguro que a vosotr@s se os ocurren nuevas utilidades con este material tan precioso, así que si tenéis ideas somos todo ojos en vuestras propuestas. Podéis seguirnos a través de facebook o instagram iremos descubriendo más cosas y aprendiendo otras tantas ¿nos acompañáis?

FRACASAR ¿es malo?

Tenemos miedo a fracasar. Mucho.  Incluso la palabra fracaso nos produce temor. Nos enseñan a que lo mejor es no equivocarse, nos enseñan que el fracaso es de perdedores. Que no tenemos ni siquiera el derecho a fracasar. La sociedad una vez nacemos nos quita el derecho a fracasar. Porque fracasar es lo peor que podemos hacer. Y a ojos de los demás fracasar te hace sentir inferior, inútil…¿Pero esto es cierto? NO

Vas andando y te tropiezas con esa piedra y te caes…y ahora sabes que las piedras existen, que están ahí y que tienes que sortearlas para no caer. Pero…sino te caes…nunca sabrás cómo sortearlas, nunca sabrás que existen las piedras, nunca podrás ponerte a prueba…nunca podrás superarte. Así que no tengas miedo a caerte. No tengas miedo a fracasar.
Los adultos temerosos a fracasar, a veces, evitamos emprender proyectos. Los adultos temerosos al fracaso, incluso nos creemos con el derecho a decirle a los demás que pueden o van a fracasar. Digamos que lo utilizamos como si fuera algo realmente «malo».
Y esto mismo que podemos aplicarnos los adultos…sería conveniente aplicarlo con los niños. En la educación Montessori el error es parte del aprendizaje y en la Disciplina Positiva, también, es la forma para poder hacerlo de nuevo con más inteligencia. Que un niño fracase no es malo. Que un niño cometa errores lo hará más fuerte. Porque a base de repetir, a base de pasar por el mismo sitio, por la misma piedra y caer aprenderá, aprenderá a superarse. Aprenderá que el error es una oportunidad para crecer. Que es un regalo de la vida.
¿Todavía no os he convencido?
Albert Einstein
Charles Chaplin
Steve Jobs
J.K Rowling
Walt Disney
Stephen King
Soichiro Honda
Thomas Edison
Oprah Winfrey
¿Todos estos nombres los conoces verdad? ¿Te suenan? son personas que han sido o son «éxitosas». Pero…¿lo fueron desde el principio? NO, tuvieron que fracasar, y algunos muchísimas veces pero no desistieron, trabajaron duro y no se conformaron, aceptaron su error como oportunidad de aprendizaje e hicieron de su error un éxito.
Así que antes de decirle cómo tiene que hacer las cosas tu hijo, decirle que no pasa nada o regañarlo por no haber hecho «eso» como tu consideras que debía de hacerse. Confia…confía en su capacidad de aprender. Acompaña, acompáñalo en su frustración, pero solo acompáñalo, guíalo, pero no impongas tu voluntad sobre la suya. No tengas miedo a que fracase porque entonces el tendrá miedo a fracasar. Y el fracaso no es sino la mejor manera para aprender y llegar lejos.
Podéis seguir acompañándonos a través de facebook o instagram
¡Os esperamos!

LA MENTE ABSORBENTE DEL NIÑO ¿Qué es? ¿Para qué sirve?

«El desarrollo interior es lo que constituye la tarea más importante del niño. Para lograrla, el niño es equipado con ciertas potencialidades que no existen en los adultos. A una de ellas, Montessori la llamaba «La mente absobente» » La educación para el desarrollo humano. Mario Montessori

La mente absorbente es un término que se utiliza en la educación Montessori. 
La Dra. se refirió a éste para designar la capacidad innata que el niño tiene para recoger información de su entorno de una manera natural y espontánea sin ser consciente de que ésto está ocurriendo. Así vemos como un bebé nace sin poder apenas moverse, sin poder comunicarse, frágil e inmaduro en todas sus capacidades y órganos. Pero poco a poco el bebé va adquiriendo más información y va madurando y cubriendo necesidades y demandando así otras nuevas.
«Podemos decir que nosotros adquirimos los conocimientos con nuestra inteligencia, mientras que el niño los absorbe con su vida psíquica. Simplemente viviendo, el niño aprende a hablar el lenguaje de su raza. Es una especie de química mental que opera en él» La mente absorbente del niño. Maria Montessori

Podemos decir que mientras nosotros vamos archivando ideas, momentos, sucesos, palabras, y las metemos dentro de nuestra carpetita…CABEZA. Los niños son completamente diferentes desde los 0 a los 6 años. Porque no memorizan, no guardan, no archivan….sino que por el contrario «encarnan», hacen suyo cada suceso, cada palabra, emoción. Todo pasa a formar parte de ellos mismos. Podemos decir, entonces, que es una mente privilegiada que tenemos los humanos cuando somos tan pequeños. Porque….¿qué me decís si pudiéramos ahora mismo aprender inglés, francés, alemán, español, etc sin que no nos costase absolutamente nada, simplemente con verlo y vivirlo tuviéramos suficiente? ¿No sería genial que sin ningún esfuerzo, simplemente viviendo, jugando, corriendo, mirando, fuéramos capaces de aprender de todo…sobre las diferentes especies de animales, sobre los diferentes tipos de árboles, continentes, etc? Pues sabéis es posible…y esta «Mágica Mente» se encuentra en nuestro/a hijo/a.
La cuestión es que esta «Mágica Mente» del ser humano en sus primeros años de vida…solo dura eso, 6 años. Y que su mente no es capaz de separar lo bueno de lo malo, simplemente absorben todo cuanto les rodea. Por esta razón, más que nunca, hemos de poner atención a nuestras palabras, nuestros gestos, expresiones, decisiones, porque los adultos somos un claro ejemplo para nuestros hijos, ya que están conectados emocionalmente a nosotros.

Así durante los 6 primeros años de vida absorben indiscriminadamente todo lo que acontece a su alrededor, como un pez esponja (que no como una esponja, porque la esponja absorbe y luego si la apretamos el agua que había sale, pero el pez esponja absorbe y traga absorbe y traga y hace que cada cosa que absorba forme parte de él) primero lo hacen de forma inconsciente (0-3 años) después de forma consciente (3-6 años). Así de esta forma va creando sus distintos comportamientos sociales y de vida. Por esta razón Montessori habla de la importancia de presentar al niño un ambiente preparado bello y ordenado y por tanto un adulto preparado que sepa cómo enfocar las dificultades que se encuentren en la crianza. Para poder resolverlas de manera respetuosa. De esta forma el niño absorberá esta forma de solucionar conflictos, esta forma de hablar, esta forma de dirigirse a los demás, etc. Es verdad que la educación Montessori es a largo plazo, con lo que esto lleva su tiempo, no podemos pretender que de la noche a la mañana el niño absorba todo y sus comportamientos sean maravillosos. Ante todo debemos tener presente: son niños están explorando, aprendiendo y descubriendo su mundo y cómo comportarse en él.
A nivel emocional podemos decir que como seres humanos estamos conectados con todo lo que nos ocurre a nuestro alrededor, siendo los primeros años de nuestra vida algo mucho más fuerte…que hace que sea parte de nosotros mismos y nuestra vida.

Si no os queréis perder próximos post sobre la filosofía y educación Montessori os animo a que nos sigáis a través de facebook o instagram.

NIÑ@S QUE FUERON A UNA ESCUELA MONTESSORI. Ahora adultos ¿qué es de ellos? 19 famosos y una clave para el éxito

Si os dijera que sí, que los niños de una escuela Montessori salen muy bien preparados para cualquier trabajo que se les presente en la vida…y además añadiera que no solamente eso sino que serían unos buenos ciudadanos con grandes habilidades sociales. Algunos me creeríais otros directamente no. 
Así que hablaré de resultados…ya no se trata de lo que piense alguien, sino de los datos que existen y la misma realidad. Hoy hablaré de los niños que fueron a una escuela Montessori. Sí, sí, de aquellos que han vivido en un ambiente Montessori desde pequeñitos…¿quieres conocerlos? o tal vez…ya los conozcaís…
¿podéis decir quiénes son? ¿os suenan algunas de las caras? 
Bien os diré que todos estos niños y jóvenes que veis en las fotos fueron a una escuela Montessori. Y sino os habéis dado cuenta aún…os voy a echar una mano…
1. Hugh Grant. ACTOR Y PRODUCTOR
2. Jeff Bezos. Creador de AMAZON
3. Jaquelin Kennedy. fue PRIMERA DAMA DE LOS ESTADOS UNIDOS
4. Hillary Clinton. POLÍTICA DE LOS ESTADOS UNIDOS y fue PRIMERA DAMA
5. Helen Hunt. ACTRIZ Y DIRECTORA
6. Melisa Gilbert. ACTRIZ, ESCRITORA Y PRODUCTORA
7. Larry page. EMPRESARIO Y CREADOR DE GOOGLE
8. Cher. CANTANTE, ACTRIZ Y COMPOSITORA
9. Gabriel García Marquez. ESCRITOR, NOVELISTA, CUENTISTA, GUIONISTA
10. George Clooney. ACTOR, DIRECTOR, PRODUCTOR Y GUIONISTA
11. Beyonce. CANTANTE, BAILARINA, ACTRIZ, COMPOSITORA Y DIRECTORA DISCOGRÁFICA.
12. Sergey Brin. CIENTÍFICO DE LA COMPUTACIÓN, EMPRESARIO CREADOR DE GOOGLE.
13. Michael Douglas. ACTOR Y PRODUCTOR. GANADOR 2 PREMIOS OSCAR Y TRES GLOBOS ORO.
14. Guillermo de Cambridge. DUQUE DE CAMBRINGE
15. Julia Child. CHEF, AUTORA Y PRESENTADORA DE TV.
16. Katherin Graham. PERIODISTA Y EDITORA del «THE WASHINGTON POST»
17. Ana Frank. EL DIARIO DE ANA FRANK
18. Mark Zuckerberg. PROGRAMADOR, FILÁNTROPO Y EMPRESARIO CREADOR DE FACEBOOK.
19. Josua bell. VIOLINISTA
No solamente hay 19 personas famosas que estudiaron en una escuela Montessori, hay muchas más, muchísimas y como veis no tienen todas las mismas aspiraciones, cada una es famosa por su cualidad. hay magos (ilusionistas), científicos, músicos, arquitectos, ilustradores, etc, etc.
Y con esto no quiero decir que todos los niños que van a una escuela Montessori de mayores vayan a ser grandes actores, o actrices, o famosos escritores, científicos de renombre, etc. ¡NO! con esto lo que quiero hacer llegar es el siguiente mensaje…y es que todos los niños que veis en las fotos…tras sus años escolares en un ambiente Montessori…aprendieron algo muy valisoso que cuando fueron adultos llevaron a cabo ¿el qué? TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS CONFIARON EN SÍ MISMOS, EN SU CAPACIDAD PARA MEJORAR CADA DÍA. NO TUVIERON MIEDO A ARRIESGAR, NO TUVIERON MIEDO A LUCHAR POR SUS SUEÑOS, NO LES IMPORTABA QUE LA GENTE CREYERA O NO EN ELLOS, PORQUE ELLOS SI CREÍAN EN SÍ MISMOS. Y FUE ESA, Y ES ESA, LA CLAVE DE SU ÉXITO. Personas con agallas, espíritu crítico, personas seguras de sí mismas, personas emprendedoras, que si se equivocan vuelven otra vez a levantarse a luchar por lo que quieren hasta que lo consiguen. Así son los niños Montessori. Personas con grandes habilidades de vida, personas con grandes habilidades sociales y personales.

Reedito para escribir lo siguiente y que no quede lugar a dudas, tras los comentarios que ha suscitado este artículo y suponiendo que se leerá hasta el final. Antes de que se empiece a pensar que «Montessori es elitista», «Montessori es innacesible», «que sino van a una escuela Montessori serán «peores» etc. Por favor tomaros tiempo a leer este artículo completo y así también este otro post que escribí en consonancia al que estáis leyendo AQUÍ. Pues desde el blog lo que se pretende es dar difusión a la educación Montessori para que llegue a todos. Porque Montessori no solo se puede vivir en una escuela sino en el hogar y desde el blog lo intentamos mostrar con cada uno de nuestros artículos ¡Gracias!

Puedes seguirnos a través de facebook o instagram.

¿LOS NIÑOS SON MALOS?

Hace poco leí un artículo…en la que su autora decía que «los niños son malvados, egoístas ( y muchas otras etiquetas despectivas) y que lo son por naturaleza. 

Y si leísteis el post de ayer dije «vive y deja vivir». Ahora bien no me parece aceptable tomar la determinación de etiquetar absolutamente a nadie, y menos a los niños, que son precisamente el diamante en bruto que traemos a este mundo. No pretendo juzgar, ni etiquetar, pretendo poner sobre la «mesa» esta afirmación con otra reflexión.
Cuando alguien afirma tal cosa a mi siempre me invade la duda de…en qué estudios se ha basado, qué información contrastada y veraz (tanto a nivel científico, psicológico, etc) ha recogido para tomar la determinación de escribir esa afirmación tan dura.
La neurociencia nos habla de que el cerebro tarda alrededor de 25 años en desarrollar totalmente la corteza prefrontal del cerebro.  La corteza prefrontal es la que se encarga de reconocer lo que está bien de lo que está mal, la que regula nuestras emociones, la que nos hace que nos controlemos, la que razona. ¿Qué supone esto? que el niño, que por supuesto, tiene menos de 25 años, no ha desarrollado por tanto la corteza prefrontal y es por esta razón que somos los adultos los encargados de guiar a nuestros pequeños para que puedan ir adquiriendo un comportamiento sano y respetuoso. Porque ellos no pueden controlarse como lo hacemos nosotros, pero si pueden aprender qué sienten ellos mismos, y qué sienten los demás con determinadas circunstancias, y si pueden aprender habilidades sociales y valores que les hagan gestionar los conflictos de la mejor manera posible. Porque sin duda tendrán herramientas valiosas que habrán aprendido si el adulto que les acompaña intenta ser lo más respetuoso con ellos. 
Los niños no pegan porque son malos, pegan porque se frustran y a veces no saben comunicarse, quieren conectar con el adulto, con el amigo, o con alguna persona pero no saben cómo hacerlo, la manera más rápida es la mano, porque como hemos dicho antes LA CORTEZA PREFRONTAL TARDA ALREDEDOR DE 25 AÑOS EN DESARROLLARSE EN SU TOTALIDAD…no tienen autocontrol como los adultos. Es por esta razón que la respuesta del adulto en ese momento no debe ser devolverle la «torta» porque evidetemente el niño no sabe lo que está bien o lo que está mal, pero si el adulto lo hace…entonces…eso ya significa para el niño que sí se puede hacer que no hay otra manera de abordar las cosas…pero en cambio si el adulto le ofrece una alternativa respetuosa el niño puede aprender facilmente a dar respuesta a su frustración de una forma totalmente opuesta a la agresividad.

Muchas escuelas ya se está practicando la inteligencia emocional, porque tener empatía es un aspecto fundamental en nuestra sociedad para comprender a los demás. Pero no solo eso sino que entender nuestras emociones nos hace todavía más fácil el camino para conectar con las demás personas desde una base pacífica, respetuosa.

La disciplina Positiva y la Educación Montessori son a largo plazo, y sí puede que a corto plazo «sirva» un castigo, un cachete, porque tal vez bloquee al niño (pero simplemente hace eso, bloquear)…porque estudios demuestran que esta forma de educar solo ha traído guerras, competencia, irresponsabilidad, rebeldía, odio, y estudios demuestran que la disciplina positiva, la educación emocional, y otras muchas que podría nombrar reducen notablemente el estrés en el niño y por tanto aumenta el aprendizaje en valores sociales, habilidades sociales necesarias para obtener la paz, no solo interior sino social. 

Y con este post no pretendo nada más que ofrecer una opinión totalmente opuesta a la afirmación que os comentaba al inicio. Una opinión basada en mis estudios de DISCIPLINA POSITIVA y en EDUCACIÓN MONTESSORI. No pretendo que nadie opine igual que yo, pero si me gustaría que con este mensaje todos tengamos la oportunidad de contrastar la información, y con esto quiero decir que antes de creer algo, incluso lo que digo yo, os deis la oportunidad de ir siempre a la fuente y entonces solo entonces ver que es lo realmente veraz. 

Os esperamos en facebook AQUÍ o en instagram AQUÍ.

El libre movimiento del niño de 0-3 años y sus beneficios

Como ya os adelanté en el post ACTIVIDADES MONTESSORI DE 0-3 AÑOS quiero ir poco a poco explicando las áreas Montessori y ofreciendo por lo menos una actividad de cada área.
Una de las áreas que se trabaja en un ambiente Montessori es la motricidad gruesa. Ya sabéis que separo en áreas para que se comprenda mejor, pero en un ambiente Montessori todas las áreas están a disposición del niño para que libremente pueda escoger la actividad que desee hacer en ese momento, la actividad que su cuerpo le pide y necesita, ¡ojito! no la actividad que al adulto le apetezca.

Así pues hoy quiero hablaros de la motricidad gruesa o como a mi me gusta llamarlo el libre movimiento del niño, ya no es solo que sea bueno sino más bien es una necesidad del ser humano desde el momento que nace. Los bebés van adquiriendo los movimientos voluntarios conforme va conquistando un grado más de independencia, es decir, primero empezará girándose hacía un lado, a modo de croqueta, luego intentará coger aquello que tenga a su alcance, poco a poco intentará impulsarse para llegar a los objetos y así…van los grados de independencia motora. Que sin duda para este caso recomiendo el libro de «Moverse en Libertad» de Emmi Pikler. Aquí os dejo un esquema de lo que serían las fases de las que habla Pikler y que se llevan a cabo en los ambientes Nido y en las casas que se sigue la filosofía Montessori. Pero si tenéis la oportunidad de tener el libro que os he mencionado antes, mejor que mejor, porque podréis comprender la evolución natural del ser humano cuando es pequeño y dejándolo en libertad (libertad guiada).

Cuando el niño ya adquiere movimientos autónomos su relación con el mundo cambia, porque ya es capaz de desplazarse y a demás elegir dónde quiere ir. Esto le proporciona una libertad de movimiento muy importante. Hemos de saber que el desarrollo motor no es un acto mecánico que podemos emplear nada más nacemos, sino todo lo contrario vamos a tener que ir conquistándolo poco a poco en la medida de nuestras posibilidades. Y cuando digo posibilidades me refiero exactamente a las necesidades del niño en ese momento. Porque un niño que ya camina, que ya mantiene el equilibrio tiene una nueva necesidad de movimiento motriz grueso (en este caso). El niño necesita conocer poco a poco su cuerpo y experimentar y alimentar sus conocimientos. Es por esta razón que una vez ha conquistado la bipedestación (caminar con las dos piernas) podemos ir planteando nuevos retos para el niño, que le resultarán, sin duda, muy apetecibles.

En el caso de los niños de 0 a 12 meses, como ya he indicado arriba su actividad será conquistar su primer movimiento voluntario, esto podrá realizarlo si su cuerpo se haya en libertad, es decir, si lo ponemos en un lugar adecuado para que pueda tener ese libre movimiento. Acordaros de la importancia del ambiente preparado. Podéis leer más AQUÍ.


A continuación quiero mostraros una infografía que he realizado para colocar los movimientos más importantes que logra hacer un bebé con libertad de movimientos y sin presiones ni apoyos de adulto, simplemente el adulto permanece acompañanando al bebé sin interrumpir a no ser que exista peligro. «Sigue al niño»

En los niños de 12 a 24 meses podemos realizar diferentes actividades, como subir escaleras. Siempre teniendo en cuenta sus nuevas necesidades y su libre movimiento.

Los que leísteis ayer el blog pudisteis ver que publiqué 100 ACTIVIDADES MONTESSORI DE 0-3 AÑOS. Y os avancé también que poco a poco iba a ir explicando el por qué de cada actividad y si precisa la presentación. Hoy vamos con la actividad número 66. La bici. Para ello debemos ser conscientes de qué tipo de bicis ofrecerles. Para esta edad cuanto más estables y seguras mejor. Por lo que recomiendo triciclos. Aquí os dejo ejemplo de un par de triciclos.

                   Triciclo niños Puky Fitsch

En los niños de 24 a 36 meses que ya dominan mejor la motricidad gruesa y por supuesto sin olvidarnos de que sean ellos mismos los que elijan si realizar o no la actividad, podemos ofrecerles dentro de su ambiente preparado, en este caso el hogar, la calle, etc una bici sin pedales ¿por qué sin pedales? Sencillamente porque se trabaja mejor el equilibrio y luego es más fácil utilizar una bici con pedales, sin tener que pasar por los ruedines, pues ya dominan muy bien el aspecto del equilibrio (o eso es lo que me dijo un buen amigo ciclista).

En ningún momento, como he dicho anteriormente, hay que obligar al niño a montar en bici, si no quiere, podemos mostrársela, dejarla a su alcance para cuando él mismo esté preparado y decida que es el momento pueda hacerlo. En las fotos podéis ver como Inot lo que está es investigando, explorando cada parte de la bici, lo que más le llamó la atención, sin duda, la primera vez que la vio, fue el timbre, muy fácil de tocar por cierto. Por ahora no ha sentido la necesidad de subirse a la bici como lo hace con su triciclo, si que la mueve, la levanta y toca el timbre. Posiblemente le hagan falta un par de meses más o tal vez semanas, nunca se sabe…pero la bici estará preparada para cuando quiera utilizarla.

Os hablo a nivel motricidad gruesa de la bicicleta, pero hay muchas actividades que favorecen la motricidad gruesa, esta en concreto me gusta mucho por el hecho de que trabaja el equilibrio y la motricidad de una forma divertida. El equilibrio es un aspecto fundamental para la armonía del movimiento del niño entre los 24 y 36 meses, ya que su destreza motriz es mucho más trabajada que a los 12 meses, podemos decir que sus movimientos son cada vez más armoniosos y que sin duda este material le hará trabajar un aspecto fundamental: el equilibrio.

La bici que veis en las fotos, es la que tenemos nosotros, la Rebel Kidz 12,5″ que la cogimos de New Born riders en acero para tener esa calidez de la que habla Montessori, y en un color clarito para evitar colores chillones ya que pensamos que de esta manera sería más atractiva para nuestro pequeño. 
Dentro de poco nos iremos de viaje y tenemos pensado llevarnos la bici porque es una bici muy fácil de transportar por su peso (pesa 3,8 kg), no solo para los padres sino para el mismo niño, algo que considero muy importante para que puedan ser ellos mismos los que gestionen la bici de manera totalmente independiente y sean así más autónomos, aspecto fundamental que persigue la educación Montessori.

Una de las cosas que nosotros hemos buscado en una bici para nuestro pequeño es que fuera evolutiva…es decir que creciera junto con nuestro pequeño, para que de alguna forma también  se acercase en este aspecto a la filosofía Montessori, a demás de economizar nuestros bolsillos. La nuestra, Rebel Kids, se puede utilizar desde los 2 años hasta los 6.
Aquí os dejo unas cuantas bicis sin pedales que pienso que pueden ser igualmente estupendas para que el niño de una forma divertida trabaje la motricidad gruesa.

                              Kokua LikeaBike Spoky

                            Early Rider Classic 12

                                               Kiddimoto Red & White Dotty Kurve

                                               Bicicleta niños Puky LRM Rosa

Para no perderos los próximos materiales de 0-3 años y actividades concretas de 0-3 años os invito a que nos sigáis por facebook AQUÍ o por instagram AQUÍ.