¿Cómo entretengo a mi hijo/hija sin utilizar las pantallas?

¿Cómo entretengo a mi hijo o hija  sin  utilizar la tablet, el móvil, la televisión?

Tal vez te estés imaginando cómo realizar actividades con tu hijo o hija con una preparación exhaustiva o con materiales rarísimos que a veces ni siquiera se tienen  por casa.

Quizás te imaginas que las actividades deben entretener a tu hijo o hija para que tu así puedas  hacer otra cosa. 

Esas dos reflexiones son comunes entre los adultos cuando hablamos de pantallas y niños o niñas, pero la realidad es que : NO SE TRATA DE ENTRETENER  A NUESTROS HIJOS E HIJAS .SE TRATA DE VIVIR, CREAR VÍNCULO Y CONEXIÓN CON LAS PERSONAS QUE MÁS QUEREMOS. 

Si realmente tu intención es que tu puedas realizar otras tareas mientras tu hijo o hija está realizando otras cosas tal vez deberías plantearte cómo abordar las tareas del hogar para que todo pueda ser compartido y del mismo modo plantearte si en vuestra casa tu peque tiene juegos y juguetes a su altura y alcance para poder experimentar, crear y cubrir su necesidad de juego. Si tu necesidad es la de autocuidado siempre puedes delegar a otras personas de tu confianza para tener tiempo para ti.

Ahora pensarás, tal vez, que eso de realizar actividades con nuestros hijos e hijas en vacaciones es más fácil por que realmente disponemos de más tiempo. Pero claro cuando llega de nuevo las rutinas  es complicadísimo. Te entiendo. El concepto de tiempo y de cómo emplearlo para no utilizar las pantallas posiblemente visto así podría considerarse erróneo. 

Si estamos educando desde el amor y el respeto debemos ser conscientes de que nuestros hijos e hijas valoran más unas buenas cosquillas, una dosis de mimos y risas que una pantalla. Y ya veis esas dos cosas no requieren mucho tiempo ¿2 minutos? ¿5 minutos? y crean recuerdos imborrables que duran toda la vida. «¿Recuerdas cuando nos tumbábamos en el sofá y hacíamos ataques de cosquillas?» o «cuando nos dábamos un abrazo los cuatro y decíamos: ¡vamos hacer un sándwich de familia!»

No es tener más tiempo, no es hacer actividades rebuscadas, eres tú, tú presencia como mamá, como papá. Es el sentir que nos dedicamos tiempo estemos en casa, en la ciudad o en la naturaleza. Allá donde vayamos podemos crear planes juntos, juegos, actividades que no requieran una pantalla. Incluso cuando vamos al médico o un restaurante podemos hacer que nuestra espera sea más amena y compartida. No podemos pedir a nuestro hijo o hija que no mire una pantalla si nosotros mientras esperamos la estamos mirando. No sería coherente. 

¿Y qué actividades podría hacer con mi hijo o hija? Piensa por un momento ¿qué hacías tú con tus padres que te gustaba tanto? ¿qué recuerdos de planes, de juegos, de momentos agradables se han quedado en tu memoria? ¡Son esos momentos los que aunque hayan durado un pequeño instante se han quedado guardados para siempre dentro de tí! 

Los únicos materiales imprescindibles para estas actividades sin pantallas son tu presencia como mamá, papá. Tu hijo, es tu hija. Sois vosotros como familia. 

Preparar la cena en familia, una receta inventada, una noche de cuentos, subirse a la montaña más alta para ver las estrellas, bañarse en un balde hasta que no quede agua dentro, bailar juntos hasta que nos tiemblen las piernas, gritar al horizonte allá donde parece que no hay civilización. Vivir, comprendernos, saber qué le gusta a la otra persona, que detesta, qué nos gusta a nosotros y nosotras mismas. Disfrutar de la vida, desconectar de la tecnología para conectar con nosotros y las personas que más queremos. 

A veces buscamos para nuestros hijos e hijas actividades raras, rocambolescas con la intención de que puedan estar entretenidos, cuando realmente lo que quieren ellos y ellas es disfrutar de ese tiempo y si pueden disfrutarlo junto a las personas que quieren todavía tiene más valor. Así que no se trata de que busquemos cosas inalcanzables sino que volvamos a alcanzar aquellas cosas que ya no hacemos, que incluso hacían nuestros abuelos y abuelas cuando eran niños y niñas. Volver a aquello que se están perdiendo generación tras generación, cosas que son sencillas, que a veces no requieren mucho tiempo. Se trata de disfrutar de la presencia de unos y de otros, de dejar apartado el móvil, la Tablet y la televisión pero no solo nuestros hijos e hijas sino también nosotros. No digo siempre, no digo que a todas horas, no quiero demonizar las pantallas, no pretendo ser radical, pero si congruente y coherente con la organización de nuestro tiempo con nosotros mismos y con nuestra familia. 

Te espero en facebook e instagram para seguir aprendiendo y seguir descubriendo cómo acompañarnos en la vida.

Y si te animas a practicar este tipo de actividades que nacen del corazón y que te conectan con tu familia convirtiendo un instante en un recuerdo imborrable y que dura toda la vida, te animo a que le eches un vistazo a este libro. Puedes verlo AQUÍ. 

¡Conecta con tu familia, desconecta de las pantallas!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte!

Facebook
Pinterest
Twitter
Google+

Blog

¿NOS ACOMPAÑAS EN ESTA AVENTURA?

Serás de las primeras personas en enterarte de todo. Siempre al día en cada post y aprendizaje.

Mi cuento

Mi Libro

Mi Instagram

Materiales Respetuosos

Tiendas Favoritas

Sobre Mi

Mi nombre es Zazu ante todo soy mamá lo más maravilloso y a la vez difícil de mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *