JUGAR PARA SER FELIZ

Hoy me encantaría compartiros que Teresa Cebrián y yo hemos vuelto a hacerlo ¡Hemos escrito otro libro! 

Te hemos dejado toda la información del libro AQUÍ. 

El libro se ha hecho realidad gracias a muchas personas. Desde la primera, como nuestra querida Ada que fue la llave que nos animó a hacerlo,  a Sonia ,nuestra editora que ha estado a nuestro lado en todo momento, dándonos ánimos, apoyándonos. También todas aquellas personas que nos han inspirado en este camino de investigación del juego como Maria Montessori, Francesco Tonucci, Katia Hueso, Catherin L’Ecuyer, Aletha J. Solter, André Stern, Inma Marín, Una Madre Molona, María Soto, Armando Bastida, Llanos Nuñez, Raúl Bermejo, Yessica Clemente, Priscilla Vella  y muchísimas más personas que dan voz a la infancia y a la importancia del juego.

JUGAR PARA SER FELIZ es un libro que podéis encontrar en formato papel o digital. Es el resultado de mucho trabajo en el que hemos estado durante mucho tiempo investigando: hemos leído muchísimo libros, también visto muchísimas películas y por supuesto lo hemos vivido y experimentado en primera mano con nuestra familia y hemos descubierto ¡QUE SÍ! ¡QUE HEMOS VENIDO A JUGAR!

Con este enfoque queremos inspirar a las familias, no deciros cómo tenéis que vivir vuestra crianza o educación pero si deciros ¡Ey! ¡No estáis solos ni solas! ¡Hay soluciones! y aquí os traemos un baúl para inspiraros. Solo tenéis que abrirlo y atreveros, poneros el traje de la creatividad y disfrutad de la cotidianidad del día a día.

Hemos descubierto que hay estudios en los que se demuestra que el juego puede prevenir la depresión o el estrés. Si lo pensamos bien el juego no es lo contrario al trabajo ¿entonces podríamos decir que juego es lo contrario a la depresión?

En los ambientes laborales, las personas adultas, normalmente no tenemos oportunidad de jugar. Las personas que trabajan necesitan jugar, muchas empresas ya lo saben y por eso tienen un espacio destinado a ello, donde consiguen que sus trabajadores sean más productivos porque están más dispuestos, más alegres y más presentes.

Jugar nos ayuda a crear equipo y por lo tanto a crear estrategias para aprender a colaborar y a pertenecer y todo esto se traduce en productividad. 

BENEFICIOS DEL JUEGO

  1. Buen humor. Bajamos las exigencias de nuestro día a día y con esto reducimos el estrés aumentando las endorfinas (hormonas de la felicidad). 
  2.  Aprendizaje  Nos invita a resolver problemas de forma creativa. Cuando jugamos imaginamos y somos capaces de recrear situaciones en un entorno seguro. 
  3. Fomenta la creatividad. Cuando jugamos nuestro cerebro se activa de una manera diferente a como lo hace en el día a día, lo que puede llegar a ser muy estimulante para nuestra mente. De esta manera, se mejoran habilidades como la resolución de problemas, la toma de decisiones estratégicas o el abordaje de situaciones desconocidas.
  4. Constancia Hay veces que no conseguimos las cosas a la primera, pero eso no significa que no lo podamos volver a intentar. .
  5. Socialización Crea conexión, lazos emocionales entre las personas. Nos ayuda a un crear un sentimiento de comunidad y pertenencia.
  6. Activo Nos ayuda a ejercitar no solo nuestro cuerpo sino también nuestra cabeza y eso nos mantiene activos y activas.  
  7. Placentero Lo disfrutamos, nos gusta y nos hace más felices cuando lo practicamos.  

Teresa Cebrián y yo (Zazu) hemos creado un libro con la intención de acercar a las familias este tesoro tan valioso. Para ello lo hemos hecho de una manera amable, amena, cercana y real. Para que podamos empezar a ponerlo en práctica en casa, con nuestras hijas e hijos, con nuestros sobris, nuestros nietos y nietas. El juego no tiene edad. El juego puede ser la forma perfecta para acompañar nuestro día a día, para todo aquello que tiene que ver con la vida en familia, rutinas, tareas del hogar, sentimientos, etc, lo acompañemos de una manera consciente, creativa y pacífica, sin que se apodere de nosotros los gritos, las amenazas, los premios o los castigos.

DSC_0171

Con este libro queremos proponerte un cambio de mirada. Queremos ayudarte a buscar soluciones en vuestro día a día en familia a través del juego.

Para nosotras abrir este libro es como abrir un telón que esconde mucha magia, por esta razón pensamos que la mejor persona para presentarlo sería una persona adulta que jugara, que además fuera increiblemente creativa, capaz de ilusionar con sus juegos. Así que se lo propusimos a uno de los mejores magos cómicos que tenemos en España: Jandro. 

Tuve el placer de conocer a Jandro cuando tan solo era una niña, este pequeño detalle puede parecer insignificante pero realmente me ha ayudado a hacer un «regreso al pasado», a ese momento donde yo jugaba. 

A veces en la mapaternidad nos vemos superados y superadas porque queremos que nuestras hijas e hijos «nos hagan caso» porque les cuesta despertarse, vestirse, ir al cole o bañarse. Porque no colaboran en las tareas del hogar y porque vemos a diario información que nos empuja hacia la perfección, creyendo que las familias que vemos en redes sociales son mejores que nosotros y nosotras mismas.

La cuestión, muchas veces, está en dónde ponemos nuestro foco ¿en controlar o en conectar? De esto te hablamos en el libro y te aseguro que es un punto muy importante para empezar este camino.

 

En  «Jugar para ser Feliz» te vamos a demostrar que las cosas pueden ser todo lo fácil o difícil que quieras y que hay soluciones para todo ¡Queremos ayudarte a encontrarlas! En este libro vas a descubrir muchísimas propuestas para solucionar los pequeños conflictos de vuestro día a día en familia. Y lo que es mejor, te va a inspirar a crear tus propias soluciones, porque cada familia es única y tiene unas necesidades diferentes.  No se trata de que te aprendas frases de memoria, se trata de que empieces a cultivar tu creatividad 😉 

¿Nos acompañáis en esta nueva aventura? Será un placer recorrer este camino a vuestro lado 🙂 

Teresa y Zazu

RECICLAJE Y CREATIVIDAD. Pasaporte Juguearte

En numerosas ocasiones podemos encontrar como el adulto da pautas para que los niños y niñas creen un dibujo. Recuerdo de pequeña hacer muchas fichas con el único objeto de completar aquello que se mandaba en la ficha o decía el profesor/a. El momento en el que decían «dibujo libre» sentía una gran emoción ¡Podía dibujar lo que yo quisiera!

Hoy por hoy nos encontramos también con situaciones así donde la mano del adulto coge la del pequeño para dibujar sin que, muchas veces, sea el propio niño o niña quien guíe su propio trazo o decida qué quiere hacer. Actividades programadas con la única intención deque todo quede perfecto, colores dentro del dibujo, todo rellenado, cada color donde toca, etc. 

La creatividad nunca debería ser una obligación, porque si no surge de la espontaneidad, de la inspiración, de la imaginación deja de ser creatividad. 

La creatividad es el impulso para generar nuevas ideas, no para copiarlas y hacerlas igual que  otras personas. 

La creatividad demuestra un pensamiento original, genuino, espontáneo. Algo que imaginamos y podemos plasmar y si a esto le unimos la importancia de reutilizar, reducir y reciclar, podemos crear cosas tan interesantes como la de la foto que hemos bautizado como «piñoche» una mezcla de una piña y un coche.

 

Hoy os quiero hablar de un pequeño librito para potenciar la creatividad y el reciclaje. Se trata de un pasaporte para crear juguetes a partir de materiales reciclados ¿No os parece una idea estupenda? Darle la oportunidad a los niños y niñas de imaginar qué pueden hacer con un rollo de papel higiénico, con chapas, con tapones de corcho, con telas, es decir, con cosas que tenemos por casa y podemos reutilizar y reciclar y ofrecerles la posibilidad de jugar con todos estos elementos para crear algo único e irrepetible hecho por ellos mismos.

Invitar a nuestros peques a imaginar pero también a concienciarse o concienciarnos sobre la importancia de reutilizar y reducir. Ser conscientes de que los juguetes también los podemos crear nosotros mismos, como hacían nuestros abuelos y nuestras bisabuelas. Todo con materiales que tenemos a nuestro alcance. El pasaporte Juguearte me parece una maravilla porque bien podría ser un catálogo de juguetes Navideño inventado por los niños y las niñas. Sin duda es todo un tesoro para guardar y recordar cuando pasen los años ¿A quien no le gustaría ver que creaba cuando era pequeño o pequeña? 

Si abrimos el pasaporte en la primera página podemos encontrarnos un apartado para rellenar los datos, como en cualquier pasaporte real, pero este con su punto de originalidad pues serán los datos de la inventora o el inventor de esos juguetes. En estos datos podemos incluir una foto o dibujo, el nombre, la fecha de expedición del pasaporte, etc. 

Luego, en las siguientes páginas, encontramos propuestas de actividad, y hasta una despensa del inventor para saber qué cosas podemos utilizar que están a nuestro alcance sin necesidad de comprarlas, simplemente reciclando, reutilizando. Algo muy importante a día de hoy. 

Además encontraremos 28 espacios destinados a colocar los inventos que vamos creando indicando todo aquello importante que hemos invertido para crearlo, como el tiempo, el nombre, la fecha, el número. Un registro que además de ser divertido nos introduce en la responsabilidad y la conciencia sobre la impotancia que tiene valorar el trabajo no solo nuestro sino el de los demás. 

Es totalmente un pasaporte por sus medidas y su estética lo que lo hace muy original y divertido, además de atractivo. Podéis encontrar este pasaporte supe, super económico por cierto, en LA TRIBU ENCAJA, Aquí mismo. Donde también podréis encontrar unas tarjetas de rutinas magnéticas que son alucinantes, estoy segurísima de que os gustarán. 

¡REDUCE, REUTILIZA, RECICLA, REJUEGA!

¿Cómo llevar a cabo las rutinas del hogar sin conflictos?

Muchas veces los padres pretendemos que nuestros hijos sigan una serie de rutinas en el hogar: lavarse los dientes, poner la mesa, hacer la cama, etc.

A veces estas rutinas se convierten en exigencias que no han pasado anteriormente por la parte más importante ser MOSTRADAS. Montessori daba gran importancia a realizar las presentaciones a los niños para que tuvieran una referencia de cómo hacer las cosas correctamente, de esta manera se aseguraba un buen uso del material (respetándolo) y al mismo tiempo el niño adquiría destrezas en sus movimientos, en su control y voluntad. Pero no solo eso sino que sería capaz de concentrarse en la tarea. Del mismo modo la Disciplina positiva habla de la necesidad de tomarse el tiempo para enseñar, para entrenar ciertas rutinas, evitando así luego malas practicas o malos entendidos. Hay que asegurarse siempre de que significa para nosotros por ejemplo que limpien la habitación o que recojan la mesa. Los padres tenemos que «molestarnos» en MOSTRAR a nuestros hijos dando ejemplo, involucrarlos de una manera sana y sensata, donde realmente si exista una conexión con ellos.

Las rutinas también desarrollan la autoestima pues cuantas más cosas hagan nuestros hijos por si mismos más capaces se verán. Más motivados y dispuestos.

Pero claro a veces las rutinas pueden desencadenar batallas: lloros, peleas, negativas, etc. 

Las rutinas comienzan con la primera luz del día, y con ella muchas veces las discusiones por no querer hacer o no tener ganas de hacer cierta rutina. En Disciplina Positiva se ofrece una gran herramienta que puede evitar estas batallas mañaneras. Se trata de la  TARJETAS DE RUTINAS. 

Esta  tarjetas magnéticas tienen como finalidad ser anticipadoras de las situaciones «¿qué toca?». Muchas veces pensamos que nuestros peques tienen una organización mental como la nuestra, pero claro, no es así. Nosotros tenemos nuestro día organizado en nuestra cabeza y así vamos haciendo y «arrastrando» a nuestros pequeños que muchas veces se ven obligados a realizar cosas que ni siquiera saben que tenían que hacer y ¡sorpresa! ahí se puede desencadenar una pequeña o gran lucha. Y claro en ese momento los padres/madres por prisa, nervios, falta de herramientas etc solemos actuar de una manera autoritaria «he dicho que a bañarse!!» «te doy tres segundos para que recojas tu cuarto» y de esta manera lo que conseguimos es el efecto contrario, los niños se pueden rebelar y desencadena en algo con lo que no contábamos. No porque no quieran o no sean capaces de realizar una rutina sino más bien porque ni siquiera a un adulto le gusta que su «jefe», y por supuesto, que nadie le hable así. Y un niño no va a ser menos. 

LAS TARJETAS DE RUTINAS son imágenes en las que se muestra de forma secuencial qué rutina es la que corresponde a cada momento. Ayuda a los niños a visualizar, no hace falta que lleve la hora puesta, simplemente se trata de saber qué va a ocurrir, qué es lo que toca, sin sorpresas, sin interrupciones. 

Pongamos el caso de un pequeño se acaba de despertar y se va corriendo a su cuarto a jugar «Veo que tienes muchas ganas de jugar ¿viste qué toca en la tabla de rutinas?» le invitamos a mirarla de manera respetuosa, o por ejemplo, imaginemos que no se quiere vestir,el expositor de rutinas puede ser un buen aliado, podemos acercarnos e invitarle «mmm a ver…¿qué pone en el expositor de rutinas?¿Puedes ayudarme? »  

¿Por qué es un buen recurso?

1. Involucras a tu hijo en la creación de la tabla de rutinas. CONEXIÓN.

2. Evitas tener que decirle a tu hijo «tienes que hacer…» cambiándolo por un «¿qué sigue en tu tabla de rutinas? INVITAS A CONECTAR.

3. Facilitas a tus hijos la memoria, autonomía e independencia a la hora de realizarlas sin necesidad de estar encima o pendiente de ellos. Ellos se siente más capaces y más motivados. MOTIVACIÓN SIN CONTROL.

El EXPOSITOR DE RUTINAS  puede ser también una forma más de unión familiar si queremos y los niños ya son mayores podemos hacer que las imágenes sean fotografías y que ellos mismos las realicen. 

El EXPOSITOR DE RUTINAS es muy importante saber que no tiene nada que ver con algunas tablas que vemos por la red donde incorporan premios y castigos. Pues este expositor no tiene sentido en una educación Punitiva. Este expositor se utiliza en una educación respetuosa. Una educación no punitiva donde el niño sea capaz de ser autónomo y valore sus propios progresos. Así pues este de rutinas lo único que muestra es la acción a desarrollar. Su propósito es la de servir como recurso para facilitar la autonomía a los niños, evitar las batallas matutinas y las órdenes «haz la cama, ponte el desayuno…» y cambiarlo por invitaciones y por autonomía, es decir, «qué toca ahora en el expositor de rutinas?» o simplemente que el niño por iniciativa propia vaya al expositor y lo visualice. Sirve para el buen entendimiento entre padres e hijos de una manera respetuosa.

«TARJETAS DE RUTINAS» de Aprendiendo con Montessori

Este expositor, creado y diseñado por nosotros, surgió con la idea de facilitar las rutinas en el hogar a más familias, familias que necesiten una herramienta respetuosa para acompañar su día a día. 

Hemos dejado de fabricar este expositor de rutinas. pero tenéis un recurso fabuloso en LA TRIBU ENCAJA donde se elaboran y diseñan materiales respetuosos con la infancia y la familia.

Las ilustraciones del nuevo kit de CREA TUS RUTINAS son 30 + 1 marcador entre ellas nos encontramos:  lavarse la cara, cepillarse los dientes, dormir, comer, vestirse, ir al colegio, desayunar, cenar, ir al baño, secarse el pelo, cortarse las uñas, etc. 

Es importante saber que no hay ninguna pócima mágica, y lo que le sirve a una persona no le sirve a otra. Pero sin duda esta si es una herramienta positiva que puede ayudar para crear relaciones en el hogar más saludables y respetuosas.

CREA TUS RUTINAS está creación y diseñada en exclusiva por LA TRIBU ENCAJA, así que si te apetece incorporar esta herramienta puedes encontrarlo AQUÍ.