EL JUEGO DEL SILENCIO ¿Qué es? ¿Para qué se utiliza?

«Un día entré en una clase llevando en mis brazos a un niño de cuatro meses (…) no lloraba su semblante era mofletudo y rosado. El silencio de esta criatura me causó impresión profunda y quise participar mis sentimientos a los niños «No hace ruido alguno» dije y para bromear, añadí: «Mirad cómo tiene fijos los pies…, ninguno de vosotros sabría hacerlo» . Observé con estupor una tensión en los niños que me miraban: todos pusieron los pies juntos e inmóviles (…) continué: «Ninguno de vosotros podría respirar como él, sin el mas leve rumor». Los niños, sorprendidos e inmóviles, contenían el soplo. En aquel instante reinó un silencio sepulcral (…) Y permanecieron así, en actitud serena de meditación (…) Y así nació nuestro ejercicio del silenció»

María Montessori_El niño.El secreto de la infancia


El juego del silencio como veis surgió, como todo en la educación Montessori, a raíz de la observación de la propia Maria Montessori. Consiste en guiar a los pequeños hacia el silencio. 
Todos sabemos que si estamos en silencio podemos percibir sonidos que antes no escuchábamos, incluso de nuestro propio cuerpo. Así es como este juego cobra sentido, formando parte de la  educación Montessori, y por tanto de los ambientes Montessori. 
En los ambientes Montessori la guía va nombrando a los niños, uno a uno, con una voz suave, casí susurrando, y les invita hacer un círculo cerca de ella.
Una vez en círculo la guía explica qué es lo que va a ocurrir. 
La primera toma de contacto la guía puede invitarles a prestar atención a los sonidos de su alrededor. Igualmente hay muchas variantes de este juego. Normalmente se realiza con los ojos cerrados, aunque si son muy pequeños posiblemente los tengan abiertos.

La guía suele hacer sonar una campanilla para indicar que comienza el juego del silencio: «Cuando escuchéis la campana tendremos que cerrar los ojos para poder oír los sonidos que tenemos a nuestro alrededor» o tal vez en vez de campana se utilice una vela y podemos decir algo así como «Vamos a intentar quedarnos tan quietos como la llama de esta vela»

Una vez terminado el juego del silencio los pequeños comentan, uno a uno, lo que han escuchado. Y eso les hace respetar turnos,algo también importante para la vida.
Esta actividad no se utiliza ante motivos de conflicto, es decir, no es un castigo, al contrario, pretende ser un momento de atención plena (mindfulness) donde los niños se relajan y poco a poco son conscientes de la importancia del silencio. 

El juego del silencio se suele hacer de manera colectiva, pero también es interesante hacerlo de forma individual.

Es un ejercicio que se realiza a partir de los 2 años, pero, siempre hay un pero…esto como sabéis es muy relativo, ya que cada niño tiene un ritmo diferente y unas necesidades diferentes. Por lo que no tomemos la edad como algo estático.

¿Qué beneficios tiene el juego del silencio?

-Autocontrol
-Atención plena
-Relajación
-Conciencia del momento presente
-Respeto a la situación y a los demás
-Respetar turnos
-Conciencia sobre sí mismos
-Importancia de hablar suave (bajito)
Nosotros lo hicimos con una vela. Y para ello fabricamos nuestra propia vela. La que luego utilizamos para el juego del silencio.

Realmente fue muy interesante el hecho de poder fabricar la vela para utilizarla con éste propósito. Ya que el peque se quedó observando la vela inmóvil para ver que hacía ésta. Os puedo asegurar que estuvo más de un minuto en silencio, que para la energía que tiene, me resultó muy sorprendente el cómo llegó ese estado de tranquilidad.

Si os ha gustado os esperamos en facebook e instagram ¡Hasta pronto!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte!

Facebook
Pinterest
Twitter
Google+

Blog

Ebook Dejar el Pañal

¡Únete para seguir Aprendiendo!

¿NOS ACOMPAÑAS EN ESTA AVENTURA?

Serás de las primeras personas en enterarte de todo. Siempre al día en cada post y aprendizaje.

Cuento

Libro

Mi Instagram

Tiendas Favoritas

Sobre Mi

Mi nombre es Zazu ante todo soy mamá. Educadora de personas con diversidad funcional, Educadora social, Guía Montessori y Educadora de familias y aula en Disciplina Positiva. Sigo cursando el máster de maternidad, nunca dejo de aprender y me gusta compartirlo en este espacio :). ¡Bienvenida, Bienvenido!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *