La infancia molesta.

Hoteles, restaurantes, medios de transporte, si damos una vuelta a cualquier lugar posiblemente veamos dos realidades: o que no se puede entrar con niñas y niños o que no está preparado para las niñas y niños.

Ahora la calle no es como era antes, trozos de tierra, lugares sin apenas coches, donde saltar, correr, trepar, jugar, bailar sin descanso. Donde niños y niñas de todas las edades jugaban. Ahora no, ahora solo hay un trozo de césped un par de columpios en los que hacer turnos. Cuatro o cinco niños y niñas porque los demás están en extraescolares. Porque lo que interesa al adulto es tener un hijo brillante no que su hijo disfrute de su infancia.

Y al llegar a casa la infancia que todavía está llena de energía necesita descargarla y los padres, las madres se ven sobre pasados con tanta energía que controlar y entonces ocurre ¡las pantallas!

Si vas a comprar para toda la semana, los niños, las niñas molestan. Porque hay que hacerlo rápido, porque hay que llenar el carro e irse cuanto antes a casa y entonces ¡las Pantallas!

Si vas al médico y estás esperando, y hablan más alto, o gritan o intentan correr, molestan así que ¡las Pantallas!

Si estás en una cafetería o un restaurante y tu peque está de aquí para allá y te miran los de al lado con cara de pocos amigos, agachas la cabeza y enciendes ¡las pantallas!

Antes habían tribus, tribus sin miedo, tribus de vecindario. Donde todos se cuidaban unos a otros. Donde los niños y niñas incluso ayudaban en casa en las tareas del hogar. Ahora hay una larga lista de quehaceres, mamá, papá trabajan y cuando llegan a casa todo está manga por hombro ¡alguien tendrá que hacerlo! Y no hay tiempo para tanta responsabilidad y no hay tiempo para quemar esa energía de infancia así que lo más rápido es hipnotizar, desconectarlos del presente un poquito así que ¡Pantallas!

Y ¿cómo amar nuestros hijos e hijas si no somos capaces de dedicarnos tiempo ni siquiera a nosotros mismos y a nosotras mismas? Las pantallas queramos o no hacen que dediquemos menos tiempo a ser quienes hemos decidido ser padres y madres.

Retomar lo que hacíamos antes de las pantallas, retomar algo que parece tan sencillo y que inevitablemente se está perdiendo: colaborar en casa, compartir tareas del hogar, jugar juntos en familia incluso aburrirse, también salir a la calle a correr, saltar, socializar, ensuciarse un poco o un mucho. Ir a la naturaleza a explorar, a tocar, a sentir, a gritar…vamos todas esas cosas que la tecnología no hace y que sencillamente es compartir tiempo en familia.

No se trata de entretener a tu hijo a tu hija. No se trata de hacerte sentir culpable, porque no lo eres, no lo somos. Lo que si somos es responsables porque nuestros hijos e hijas no molestan simplemente nos necesitan y necesitan nutrir su infancia con cosas reales que se puedan ver, tocar y sentir…sencillamente que se puedan vivir a través de su cuerpo y todos sus sentidos. Así que te propongo algo.

Si realmente te hace latir algo de lo que he escrito aquí te animo a compartirlo y si quieres reflexionar más sobre este tema y tener un manual inspirador, una guía a la que recurrir cuando llegue de nuevo el caos con ideas, planes, recursos y actividades en familia te invito a que leas este LIBRO.

¡Conecta con tu familia, desconecta de las pantallas!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Comparte!

Facebook
Pinterest
Twitter
Google+

Blog

Ebook Dejar el Pañal

¡Únete para seguir Aprendiendo!

¿NOS ACOMPAÑAS EN ESTA AVENTURA?

Serás de las primeras personas en enterarte de todo. Siempre al día en cada post y aprendizaje.

Cuento

Libro

Mi Instagram

Tiendas Favoritas

Sobre Mi

Mi nombre es Zazu ante todo soy mamá. Educadora de personas con diversidad funcional, Educadora social, Guía Montessori y Educadora de familias y aula en Disciplina Positiva. Sigo cursando el máster de maternidad, nunca dejo de aprender y me gusta compartirlo en este espacio :). ¡Bienvenida, Bienvenido!

Una respuesta a “Los niños molestan”

  1. Esto es lo más maravilloso que he experimentado en mi vida, nunca pensé que volvería a sonreír, mi esposo me dejó con dos hijos durante un año, todos los esfuerzos para traerlo de vuelta fallaron y estaba desesperada por traerlo de regreso a casa. Pensé que no lo volvería a ver, no. Leí algunos testimonios sobre un lanzador de hechizos de amor. Llamé al Dr. PADMAN sobre cómo ha ayudado a muchas personas a traer de vuelta a sus ex amantes en 48 horas. Me comuniqué con él y me aseguró que en 48 horas. horas mi esposo regresará a mí, ya me siento feliz cuando escuché eso de él, en menos de 48 horas mi esposo me llamó y me informó que viene a casa comenzó a pedir perdón diciendo que es el trabajo del diablo, así que ‘ Todavía estoy sorprendido hasta ahora por este milagro, porque es demasiado real para ser real. Sé que hay muchas mujeres con el mismo problema que tengo, pero hoy les digo que hay una solución para todo el que necesite su ayuda. Póngase en contacto con el Dr. PADMAN hoy a través de la dirección de correo electrónico; padmanlovespell@yahoo.com o Whatsapp él en +19492293867

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *