Saltar al contenido

Lo que debes saber de la torre de aprendizaje Montessori

Hoy te quiero hablar de La torre de aprendizaje Montessori. Más bien de lo que no se suele contar: LA REALIDAD.

Algo que debemos saber es que no es exclusivamente para cocinar con las y los peques. Puede servir para muchas otras cosas: observar, beber un vasito de agua, comer un snack, practicar subir y bajar.

COSAS QUE SÍ

La torre de aprendizaje es una extensión de las piernas de las y los peques. Ayuda a que lleguen a esos lugares que no pueden llegar.

COSAS QUE NO

No la inventó María Montessori. Pero si que facilita la autonomía de las criaturas que es lo que promueve la educación Montessori.

Si la colocas en el banco de la cocina, puedes dejar cerca un vaso de agua listo para que pueda beber agua de forma autónoma cuando lo necesite.

No adquieras una torre de una sola posición. Puede destruir toda vuestra paz mental. Asegúrate de que la torre de aprendizaje tenga diferentes posiciones ya que si tiene una posición fija, y ésta está muy alta, tu peque no tendrá reparo en escalar y subirse a la encimera.

Si tienes perros la torre de aprendizaje es ideal para que tu peque pueda comerse un snack, beber agua, o incluso observar cómo hacéis la comida sin que el perro esté en busca y captura de comida y le robe algún trocito.

Evita colocar, cerca de la torre, cosas que no pueda tocar o actividades que no pueda hacer sin tu supervisión.

Busca una torre de aprendizaje que tenga una base sólida y resistente porque tu peque está en plena fase de movimiento y puede ser peligroso. Lo bueno de las torres de aprendizaje es que tienen unas barras laterales y frontales de seguridad donde pueden apoyarse. Es segura. Y ofrece paz mental, cosa que un taburete no. 

En mi búsqueda y captura de torres de aprendizaje encontré esta que ves en las fotos. Es segura, es sencilla, es práctica y es económica. La encontré en la web de juguetes astronauta que es una tienda artesana donde hacen cada una de éstas piezas únicas.