DESMONTANDO MITOS DE GÉNERO. 55 frases que no debemos decir ¡STOP!

Durante generaciones y generaciones nos persiguen frases llenas de prejuicios, machismo. Llenas de humillación y sin sentido. Una pequeña mochila que, sin darnos cuenta, pasa de padres/madres a hijos/as. Una mochila que sin darnos cuenta deja indefensas a las nuevas generaciones. Una mochila que debemos empezar a quitarnos de los hombros y cambiarla por más comprensión, respeto, apoyo, acompañamiento y libertad…

He aquí nuestra mochila…

Antes de que el bebé nazca resuenan las preguntas

1. “¿Qué te gustaría tener? ¿un niño o una niña?”

2. «Ya sabes ¿qué es?”

3. “¿Es un niño? Uy los niños quieren más a las madres”

4. “¿Es una niña? Ay las niñas quieren más a los padres”

Cuando ya ha nacido regalos y frases se hacen esperar

5. “Ay que guapo, si parece una niña”

6. “¿por qué no le pones pendientes si es niña? Todos se van a pensar que es un niño”

7. “Tiene toda la cara de un niño”

8. “Ay, qué bonita, una niña. Las niñas son más dulces y ayudan más en casa”

9. “Uy que cara de pillo, este seguro que va a ser un trasto”

Cuando ya cumple dos años

10. “Cortale el pelo así parece una niña”

11. “¿Todavía sin pendientes?¿Cuándo piensas ponérselos a tu hija?”

12. “Mira qué regalo más bonito una muñeca y un carro ¿Te gusta Maria?”

13. “Mira qué regalo más bonito un coche y construcciones ¿Te gusta Pepe?”

Cuando cumple tres años

14. “Tu no puedes jugar a fútbol eres una niña”

15. “Tu no puedes jugar a muñecas eres un niño”

16. “¿Por qué te pintas las uñas Pepe? Las uñas solo nos las pintamos las chicas”

Cuando cumple cuatro años

17. “Te has puesto leggins y eso es de chicas”

18. “¿Quién es mi princesa favorita?”

19. “Que te lo arregle tu padre que está más fuerte”

20. “Eso díselo a tu madre que yo no se donde están las cosas de la cocina”

Cuando cumple cinco años

21. “Qué fuerte estás, eres un machote”

22. “Ala que bruta, ni que fueras un niño”

23. “Los chicos no lloran, venga, se fuerte”

24. “¿Por qué juegas sola con los chicos? Te pueden hacer daño ellos son más fuertes”

Cuando cumple seis años

25. “¿Por qué llevas el pelo corto? Pareces marimacho”

26. “¿Te ha tocado el culo? Uy eso es que le gustas”

27. “Te has dejado el pelo largo. Pareces una chica”

Cuando cumplen 7 años

28. “Las chicas tenéis menos fuerza”

29. “Siéntate como las señoritas”

30. “¿Qué haces con esa camiseta? Parece de chica”

31. “Las chicas son una cotillas”

32. “los chicos son unos pasotas”

Cuando cumplen 8 años

33. “Madre mía que gorda”

34. “Míralo ese ha comido por ti y toda tu familia”

35. “¿Te has pintado las uñas? Te va a mirar mal, eso es de chicas”

Cuando cumplen 9 años

36. “Mírala con ese pantalón, que pronto empiezan, no me extraña que luego pase lo que pase”

37. “Si te empuja es que le gustas”

38. “¿Es un profesor? ¡Normal! Los hombres siempre son así de secos, si fuera una mujer sería más sensible”

39. “A ti te gusta el futbol por los tíos que salen”

40. “¿Juega a fútbol? seguro que es marimacho”

Cuando cumple 10 años

41. “¿Pero donde vas con esa ropa? Ni que te la hubiera elegido tu padre”

42. “Las chicas sois más listas”

43. “Eso es de chicos”

44. “eso es de chicas”

Cuando cumplen, cuando cumplimos, cuando cumplieron (11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18)

45. “Parece una fulana”

46. “Quita anda, que no tienes ni idea, que yo lo arreglo, como se nota que eres tía”

47. “Mírala ya está llorando otra vez, si es que vas de víctima”

48. «Ey! Ni se te ocurra llorar eh, tu siempre mirando arriba, como los hombres de verdad»

De Adultos

49. “Me apuesto lo que queiras a que el coche que se acaba de pegar el golpe lo conduce una mujer»

50. “Tu por lo menos tienes ayuda en casa…”

51. “¿Oye cuándo os casáis? Los siguientes vosotros”

52.» ¡qué se te pasa el arroz!»

53. «Menudo genio tienes hoy ¿no? ¿ya estás con la regla, verdad?»

54. “¿Qué haces aquí tan solita?”

55. «Mirala ahora es jefa seguro que algún apaño le habrá hecho a los de arriba»

Todas estas frases nos están y han estado acompañando durante generaciones y generaciones y ¡ya está bien! es hora de poner un ¡alto! en el camino ¿no crees?

Es hora de que eso de «es que es muy dificil cambiarlo» le demos la vuelta y digamos «vamos a intentarlo! por ellos/as! nuestros hijos/as! y vamos hacerlo ahora. Para que no pase hoy pero tampoco pase mañana. Por el presente y el futuro de nuestros hijos/as»

Y sino sabes cómo empezar te diré que desde instagram estamos iniciando un movimiento con el hashtag #porunainfanciaenigualdad te animamos a que formes parte del movimiento, a que te unas, a que JUNTOS/AS  demos visibilidad a la importancia de que otra infancia es posible. Una infancia donde exista la libertad de elección sin importar el género. Donde los adultos que acompañamos a nuestros pequeños/as no tengamos miedo ni vergüenza, porque de esta forma no se la transmitiremos con nuestras frases, con nuestras acciones…es hora de poner un ¡alto! en el camino reflexionar y concienciar ¿te unes?

Sigue el movimiento a través de instagram @porunainfanciaenigualdad AQUÍ y vive el movimiento compartiendo, difudiendo. Y si eres blogger, una tienda, profe, mamá, papá, etc. Te animamos a que descargues la insignia que ha creado Hey! cucu para este movimiento. Puedes hacerlo AQUÍ ¡únete por una infancia en igualdad! 

Porque nadie dijo que fuera fácil desmotar mitos de género pero sino lo intentamos nunca daremos con la solución. Pongámonos a ello. Hagamos que cambie la historia.

Si quieres más información sobre el movimiento te dejo el enlace del primer artículo que hemos hecho AQUÍ

Te esperamos en instagram y facebook para seguir aprendiendo, para seguir caminando y visibilizando causas justas.

NO HAY COSAS DE CHICOS Y COSAS DE CHICAS #porunainfanciaenigualdad ¿te unes?

DSC 1160

A raiz de unas palabras que puse en instagram y de todos vuestros comentarios sobre ello, surgieron sinergias. Entre ellas con Angie de Hey! cucu. Juntas estuvimos hablando de crear un movimiento capaz de cambiar el presente y futuro de nuestras/os hijas/os. Un movimiento que sea capaz de erradicar roles de género. Donde tú hija, mi hijo, no tengan miedo a salir a la calle porque se han pintado las uñas, no llevan pendientes o se han puesto un tutú. Un movimiento donde el machismo no tenga cabida. Donde la igualdad tome protagonismo. Y no porque todos seamos iguales, sino al contrario, donde todos seamos auténticos, genuinos y por tanto diferentes, y que esas diferencias nos unan. No para criticarnos, juzgarnos, sino para acompañarnos, entendernos y apoyarnos. 

Este movimiento debe empezar en cada casa, en la tuya, en la nuestra. En cada familia, en la tuya, en la nuestra. En cada adulto, en tí, en nosotras. Un trabajo de reflexión, de concienciación. No solo para el exterior sino también para nuestros adentros. Para esa parte de nosotros marcada por nuestro pasado. Para que la recordemos, no la olvidemos, y tomemos cartas en el asunto. 

Paremos los prejuicios, las críticas, las humillaciones, los miedos, las vergüenzas, el patriarcado, la violencia, los insultos. Pongamos un ¡stop! La vida es mucho más natural que todo eso. La vida es mucho más fácil que todo eso. Y nos complicamos tirándonos tierra en nuestro propio tejado, cuando lo que deberíamos es aprender a convivir en sociedad.

DSC 1160

Perdonad, pero no hay dos personas iguales. No existen en el mundo dos personas que piensen igual, vistan igual, sientan igual, rían igual, amen igual, canten igual. No, no las hay. Porque cada una/o de nosotras/os tenemos la grandeza de ser irrepetibles. Y nuestra pregunta es ¿de dónde sale la irracional idea de que un juguete tiene género? ¿que una prenda de vestir tiene género? ¿que tienes derecho o no a hacer ciertas cosas según la medida de la falda? ¿que en la cocina pone «mujer solo puedes entrar tú»? ¿y que en un sofá pone «hombre solo puedes tumbarte tú»? ¿dónde? Porque sinceramente es antinatural, es irracional. 

¿Quieres cambiar las cosas? Te proponemos algo. Algo muy sencillo. Un simple hashtag #porunainfanciaenigualdad y una foto con las cosas positivas que tiene el ser genuina/o, el ser libre, el ser capaz de sentir que podemos elegir lo que nos gusta. El ser padres/madres capaces de borrar nuestros miedos, nuestras vergüenzas y empezar a ver con naturalidad las cosas. Porque el adulto no tiene derecho a elegir por el/la niño/a. El/la niño/a tiene derecho a decidir qué le gusta y qué no le gusta. A ser ellas/os mismas/os sin que nadie les diga que no pueden serlo.

Card Mockup2

Una foto donde no haya género en colores, juguetes, ropa, deportes, tareas. Donde el respeto esté presente. Hagamos que se normalice lo que debería ser normal y natural. Hagamoslo. Y si tu hija quiere llevar falda que lleve y si no es tu hija que es tu hijo pues ¿por qué no? Y si tu hijo quiere jugar con coches que lo haga y si es tu hija…pues ¿por qué no? Y si tu hija quiere jugar a cocinitas que lo haga y si es tu hijo, pues ¿por qué no? Y si tu hija quiere llevar pendientes que lo haga y si es tu hijo, pues ¿por qué no?

Mostremos a nuestros peques que no tienen derecho a criticar como va vestido alguien.Que no tienen derecho a decidir qué juguete debe comprarse un niño o una niña. Qué deporte o actividad puede hacer un niño o una niña. Y también que ellos/as tienen derecho a ser ellos/as mismos/as a explicar con palabras y desde el respeto, si es que quieren, por qué les gusta una cosa u otra. Y por supuesto, no solo se lo mostremos a ellos, sino también a nosotros mismos en nuestro día a día. Con nuestras palabras, con nuestras acciones. 

Si quieres unirte te animamos a que pongas esta insignia en tu blog (con enlace directo a @porunainfanciaenigualdad) también a que lo pongas en tus fotos, en tu red social, para que vaya mucho más lejos, para que cuando alguien lo vea sepa que tu formas parte de este movimiento, que sí apuestas por el cambio, que sí apuestas por un futuro mejor para tu pequeño/a. Puedes descargar las imágenes AQUÍ ¡Elige la que más te guste!

porunainfanciaenigualdad5 1

 

«Adora los tutús y los calcetines de bailarina. Los pantalones anchos y las sudaderas con capucha. Elige su ropa y este tutú quiso que estuviera en su armario. Y si alguien le pregunta que por qué lleva tutú el contesta «porque me gusta». Juega a muñecas, a coches, monta en bicicleta y patinete, adora colaborar en el hogar, friega el suelo, limpia los cristales y pone la mesa. Atornilla y pinta. Libre para decidir que le gusta y que no le gusta. Sin prejuicios, sin miedos, sin género… Simplemente desde la naturalidad de las cosas. Nosotros, los adultos, no somos perfectos, no siempre lo haremos bien, pero cada día debemos intentar mejorar como personas que viven en esta sociedad, personas que van a guiar el presente y futuro de nuestr@s peques. Y personalmente estoy convencida que esta es una de las cosas que deberíamos tener presente… No hay cosas de chicos y cosas de chicas. Hay gustos y para gustos colores» Zazu_Aprendiendo con Montessori

Puedes seguir el movimiento a través de instagram en @porunainfanciaenigualdad y a través de los stories de nuestras cuentas  @heycucu @aprendiendoconmontessori donde pondremos todas vuestras fotos etiquetaandoos ¿te unes? ¡hagamos que nuestros peques no tengan miedo ni vergüenza a mostrarse tal y como son, sin roles de género, sin un «esto es de chicas y esto es de chicos»! ¡hagámoslo ahora, en este momento! ¡por una infancia en igualdad!