MÁS DE 50 MATERIALES QUE, SIN SER MONTESSORI, PODRÍAN ESTAR EN UN AMBIENTE MONTESSORI

Maria Montessori gracias a sus observaciones, a niñas y niños de todo el mundo, creó materiales manipulativos increíbles que a día de hoy todavía se utilizan.

Todos los materiales que ideó Maria Montessori son manipulativos y tienen un control de error, esto facilita el autoaprendizaje.

Han pasado muchísimos años desde entonces, más de 100, y hoy podemos encontrar una amplia variedad de materiales manipulativos para todas las áreas del aprendizaje que, sin ser específicamente Montessori, podrían estar, perfectamente, en un ambiente o salón Montessori.

Son manipulativos, tienen su control de error y pueden utilizarse de manera autónoma. 

Hoy os traigo una selección de Materiales que podrían estar en un ambiente Montessori para complementar, añadir dificultad y acompañar los aprendizajes de los niños y niñas en todas las áreas. 

Los he separados en áreas de aprendizaje para que sea mucho más sencillo encontrarlos, ya que podemos volver a este post, según estamos trabajando un área u otra, tanto en clase como en casa. 

Actualmente hay muchas tiendas y artesanos/artesanas respetuosas que se esfuerzan por buscar o crear materiales que acompañen a la infancia de una forma amable, didáctica, manipulativa y educativa. Donde el aprendizaje pasa a través de los sentidos y la comprensión de lo que vemos, tocamos, escuchamos se disfruta creando un aprendizaje natural. 

Os animo a que descubráis estas tiendas y artesanos y todos sus materiales porque de verdad merece la pena contar con todo su trabajo y trayectoria. Gracias a su trabajo podemos disfrutar de materiales manipulativos que sin ser de una educación específica (en este caso Montessori) llevan intrínseco un control de error o un disfrute manipulativo que potencia el aprendizaje donde la infancia es capaz de aprender sin darse cuenta de que lo está haciendo, porque lo disfruta. 

MATERIAL DE MÚSICA INSPIRACIÓN MONTESSORI. Solfeo Manipulativo

Hoy me gustaría hablaros de la Música, la música es una mezcla entre el leguaje y las matemáticas, de hecho, es un lenguaje que no todos y todas saben hablar o escribir pero que al mismo tiempo, por curioso que sea, todas las personas lo disfrutan cuando lo escuchan.

Vengo de familia de Artistas, entre ellos músicos. Recuerdo los veranos en que mi abuelo tocaba la guitarra de oído, así es como aprendió. Digamos que sabía hablarlo pero no tenía ni idea de escribirlo o leerlo.  Con el paso de los años, y ya muy mayor, decidió matricularse en una escuela de música, iba entusiasmado, le encantaba y siempre nos decía “El solfeo es muy importante” o lo que viene siendo “ el saber leer y escribir ese lenguaje de la música es muy importante”. Y es que al descubrirlo mi abuelo se dio cuenta de que sus canciones tenían sentido y que ya no sólo se quedaban ahí, en ese momento, sino que podía recordarlas para siempre porque sabía escribirlas y cualquiera al poder leerlas sabría tocar su canción.

Hace tiempo descubrí unos materiales que me dejaron sin palabras ¡Habían conseguido materializar el solfeo! Algo tan abstracto por fin se podía tocar, me pareció maravilloso. Por supuesto no dejó de recordarme a la propia María Montessori y a cómo ella ideó cada material de lenguaje y matemáticas, porque al fin y al cabo de eso está hecha la música también, estoy segura que si viviera ahora sólo tendría buenas palabras para estos materiales que parece que los haya creado ella misma, para mi son pura inspiración Montessori.

Recuerdo lo que me gustaba la música, lo curioso es que empecé a disfrutarla en el colegio, allí tuve un profesor que me hizo amarla, creábamos historias y cuentos mudos a partir de una melodía, también tocábamos y hacíamos canto coral, una delicia. Pero claro el solfeo no se vivía como vivíamos la práctica, la teoría era muy aburrida a veces me preguntaba ¿para que escribir tanto si lo que yo quiero es tocar, cantar y bailar? Pero claro ¿cómo vas a cantar, tocar o bailar si no sabes los tiempos, los silencios, los intervalos, el compás. Si, en definitiva, no comprendes el lenguaje de esa canción, ese instrumento o baile.  Como decía mi abuelo “el solfeo es muy importante”. Y que mejor forma de ofrecerlo que desde la vivencia, la manipulación y la experimentación al más puro estilo autodidacta (o podríamos decir Montessori).

Serclet, así se llama la marca de estos materiales, tiene detrás muchísimo trabajo de experimentación, Àngels es la creadora de estos materiales tan impresionantes que traducen algo tan abstracto en algo concreto y manipulativo.  

Hoy quiero hablaros de cuatro materiales en concreto:

PUZZLE DE LAS NOTAS Y SUS SILENCIOS

Este material nos ayuda a conocer las figuras de las notas y su equivalencia en los silencios.

 A través de estos puzzles y de manera muy visual vamos uniendo las notas con su silencio, el control de error es que el puzzle de la nota sólo encaja con el puzzle de su silencio. Si al unir dos piezas no encajan sabemos de manera manipulativa que no es correcto y seguimos buscando su equivalencia. Al mismo tiempo de manera visual nos vamos familiarizando con todos los símbolos.

Me imagino a una guía Montessori presentando este material “Te voy a mostrar el puzzle de las notas y sus silencios”. A continuación, diría cogiendo la pieza (imaginemos que ha cogido la negra) “esta es la nota negra” y a continuación cogería la otra pieza “este es el silencio de negra” y así con todas, hasta terminar su presentación, al finalizar invitaría al niño o la niña “¿Quieres hacerlo tú?” y le dejaría descubrir e investigar.

BANDEJA EXPOSITORA FIGURAS RÍTMICAS

Esta bandeja es una maravilla porque puedes tocar las figuras y saber cómo son sin tener que mirarlas en un papel. Ya no es sólo un dibujo, es más que eso, tiene una forma que puedes tocar con tus dedos y reconocer al instante, incluso si te vendan los ojos.

Este material también busca su correspondencia, pero tiene un grado más de dificultad porque aquí el niño o la niña ya deben conocer las figuras de notas y su correspondencia en la figura del silencio. Por esta razón aconsejo antes el material de los puzles y este material después.

Estos materiales son únicos, podrían encajar perfectamente en escuelas Montessori, por supuesto, también en escuelas tradicionales que quieran poco a poco acercar su mirada a una educación respetuosa donde lo importante no sea memorizar sino comprender y experimentar. ¿y para familias? Pues también, nosotros los tenemos y hemos disfrutado muchísimo de ellos y aún seguimos disfrutándolos. Yo no soy profesora de música pero estos material son materiales tan intuitivos que hasta el adulto puede convertirse en autodidacta.

LAS 7 FIGURAS RÍTMICAS

Son las siete figuras ritmicas de: redonda, blanca, negra, corchea, semicorchea, fusa y semifusa. Me gustan mucho porque están imantadas y pueden colocarse en un panel imantado, en el que podríamos perfectamente dibujar un pentagrama o si queremos en nuestra nevera ¿Por qué no? ¡La música puede estar en cualquier sitio! ¡Siempre es bienvenida!

CUADERNO DE PENTAGRAMAS

Por último tenemos este cuaderno de pentagramas que podemos incluir en nuestra educación musical cuando nya conozcamos las figuras y sepamos sus tiempos. 

Podéis encontrar el puzzle de figuras de notas y silencios AQUÍ y la bandeja expositora con figuras rítmicas AQUÍ. Las 7 figuras rítmicas AQUÍ  y la el cuaderno de pentagramas AQUÍ.

Si os ha gustado y queréis seguir descubriendo y aprendiendo a mi lado os invito a seguir haciendo comunidad en facebook e instagram ¡os espero allí!

Triángulos Constructivos ¿Qué son? ¿Cómo se utilizan?

Hoy os voy hablar del material del área de Sensorial de los ambientes Montessori. Se trata de los triángulos constructivos que se dividen en varias cajas.

Caja Rectangular A:

-Un par de triángulos equilateros con una línea en uno de los lados.

-Un par de triángulos isósceles rectángulos con una línea en uno de sus catetos. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en la hipotenusa. 

-Un par de triángulos escalenos rectángulos con una línea en el cateto menor. Otro par con una línea en el cateto mayor. 

-Un triángulo isósceles obtusángulo con una línea en la hipotenusa.

-Un escaleno rectángulo con una línea en el cateto mayor. 

Caja Rectángular B:

-Un par de equilateros azules sin línea.

-Un par de escálenos rectángulos. 

-Un par de isósceles rectángulos. 

-Un triángulo escaleno rectángulo. 

-Un isósceles obtusángulo. 

 

Caja Triángular:

-Un par de triángulos equiláteros grises.

-Dos triángulos escalenos rectángulos con una línea negra en el cateto mayor.

-Tres triángulos iósceles obtusángulos con líneas negras en dos de sus catetos. 

-Cuatro triángulos equiláteros, de los cuales, tres contienen una línea negra en uno de sus lados y uno con líneas negras en todos sus lados. 

Caja hexagonal Grande: 

-dos triángulos isósceles obtusángulos rojos con linea en la hipotenusa. 3 triángulos isósceles obtusángulos amarillos con línea en hipotenusa. 

-tres triángulos isósceles obtusángulos amarillos con líneas en los dos catetos. 

-dos triángulos isósceles obtusángulos grises con una línea en uno de sus catetos. 

-Un triángulo equilatero grande amarillo con línea en todos sus lados.

Caja hexágonal pequeña:

-tres triángulos equilateros verdes, 2 con una línea negra en uno de sus lados y el otro con línea en dos de sus lados. 

-seis triángulos isósceles obtusángulos rojos con una línea negra en la hipotenusa. 

-seis triángulos equiláteros grises con una línea negra en dos de sus lados y un triángulo grande amarillo

Estos materiales se utiliza para preparar a los niños y niñas en la geometría y las equivalencias. Pues directamente el niño o la niña cuando trabaja con estos materiales, previamente presentados por una guía Montessori,  puede observar que uniendo dos triángulos puede formar cuadriláteros. 

Cada una de estas cajas tiene su propia presentación, que es el momento en el que la guía Montessori muestra al la niña o niño cómo utilizar el material. 

Si estáis interesados o interasadas en ver una presentación sobre este material podéis buscar en redes sociales o en algún curso presencial. 

Este post se ha podido realizar gracias a la colaboración de Mumuchu quien nos ha cedido el material que veis en las fotos para poder mostrarlo. Podéis encontrar el material AQUÍ. 

Si queréis seguir indagando en materiales montessori, en aprendizajes conscientes y respetuosos os espero en facebook e instagram. 

De la imaginación a la creación. Banco de trabajo infantil.

Las familias queremos lo mejor para nuestras criaturas, de eso no hay duda, pero en esa búsqueda llenamos a la infancia de actividades dirigidas tanto en el hogar, con materiales que no invitan a imaginar o con actividades donde todo está hecho y solo hay una única forma de hacerlo. Como, también,  fuera de casa con actividades extra escolares donde la persona adulta dirige esa actividad. Y entre tanto nos olvidamos de algo muy importante: que a veces es necesario dejar a nuestras criaturas que libremente elijan, que libremente creen, que libremente jueguen. 

Hace poco en una de mis visitas a casa de mis abuelos, para escuchar sus preciadas historias, mi abuelo me dijo: «Antes no habían tantos juguetes. Yo no recuerdo tener juguetes más que los que yo me hacía…» y en ese momento me acordé de mi pequeño, de la cantidad de inventos que hacía durante el día y de que teníamos que prepararle un espacio dedicado a la creación y la imaginación. ¡Dicho y hecho!

Una balda de estantería como mesa, un panel de madera donde dejar las herramientas y materiales adecuados a su edad.

Destornillador, cinta métrica, cuerda, tijeras, lija, un imán, cinta adhesiva, pinceles, cola blanca,  entre otras cosas, eso fue lo que le pusimos. 

Mientras preparábamos este espacio de trabajo, alejado de una actividad dirigida, para convertirse en un espacio que invite a la creación de aquello que se imagine, nos dimos cuenta que nos faltaban materiales naturales y reciclados que pudiera tener a su alcance. Así que metimos en cestas maderas: unas más grandes, otras más pequeñas, unas redondas, otras triangulares, etc. 

En una caja dejamos tornillos (podéis poner de punta plana para más seguridad).

Colocamos una pizarra para dibujar lo que pueda pasar por su cabeza, si lo necesita , y luego crearlo de manera física. 

Algo tan sencillo de hacer y que estoy segura que a nuestras criaturas les ofrece la posibilidad de ser ellos y ellas mismas, las que con su imaginación vean que todo lo que se proponen puede ser posible. Sin que nadie les diga cómo hacerlo o tal vez compartiendo con mamá o papá un momento en familia de invenciones. 

Si te ha gustado te invito a que nos acompañes a través de facebook e instagram ¡Tenemos mucho que aprender en esta aventura de la maternidad y paternidad!

Montessori Paso a Paso: El cálculo y las matemáticas

Hoy quiero mostraros un libro de Escuela Viva. Se trata de «Montessori paso a paso. El cálculo y las matemáticas 2».  Donde podréis encontrar presentaciones de matemáticas para niñas y niños de entre 6 y 12 años. 

El mismo libro es consciente de que puede que muchas personas adultas que lo lean trabajen con niños y niñas que no han ido a una escuela Montessori, sino más bien, que han estado en un sistema tradicional, de esta forma remarca «le instamos a que lea de forma gratuita «montessori-bonus» (que es un suplemento que tienen en su web) como que pongan a disposición del alumno el material de 3 a 6 años antes de prsentarle actividades de 6 a 12. Debe saber que las actividades de vida práctica se pueden proponer incluso a un niño mayor de 6 años, ya que están diseñadas para ayudarle a reforzar su confianza, autoestima y su capacidad de concentración.»

También habla de la posibilidad de que si el niño o la niña ya conoce, porque ha ido a un espacio Montessori, la forma de llevar a cabo las actividades, sabrá elegir los materiales de la estantería, entre otras muchas cosas. 

Tras la breve introducción nos encontramos con una especie de línea de tiempo (que es la que veis en la foto de arriba, en colores naranjas y amarilllos)

A través de los materiales Montessori los niños y las niñas aprenden, entre otras cosas, a fijarse en el proceso, en cómo lo están llevando a cabo más que en el resultado. Esto facilita para el presente y futuro que el niño o la niña pueda reflexionar sobre aquello que está observando o haciendo.

EL libro que os muestro hoy es una continuación de «Montessori paso a paso: El cálculo y las matemáticas de 3 a 6 años».

Podéis encontrar más libros de esta colección de «Montessori paso a paso» donde podéis adentraros en los materiales Montessori. Este libro concretamente podréis encontrarlo AQUÍ. 

Si os ha gustado os espero en instagram y facebook para seguir descubriendo y aprendiendo. 

Las Estampillas. Sumar números largos nunca fue tan fácil

Hoy os quiero hablar del material de «Las Estampillas» es un material que se utiliza en el área de las matemáticas en los ambientes Montessori normalmente para Taller I (así se llama en Montessori la clase comprendida entre los 6 y los 9 años) si que es verdad que en algunas formaciones de guía Montessori de 3-6 años se ve esta presentación ya que puede que la guía observe que algún niño o niña está ya preparado para este material. 

Personalmente siempre le he tenido bastante rechazo a las matemáticas, por no decir otra cosa. Así que cuando descubrí las matemáticas en la educación Montessori me quedé completamente fascinada y pensando «si aprendieran todos los niños y niñas matemáticas así sería todo más fácil y les encantaría o por lo menos disfrutarían descubriendo como son capaces de hacer operaciones tan complicadas en cuestión de minutos. Y sino mirad, mirad que material os traigo hoy. 

Consta de una caja formada por unidades, decenas, centenas y millar, cada una representada en un color. Unidad verde, decena azul, centena rojo y millar verde. También podéis observar si Aquí la caja que contiene peones y círculos que se utilizarán más adelante. 

Para esta actividad vamos a necesitar las tarjetas de madera imaginemos que queremos el 2.345. Como el niño o la niña ya conce este material y ya lo ha trabajado durante mucho tiempo cuando la guía le pide en las tarjetas de madera el 2.345 se lo lleva sin problemas. 

A continuación la guía debajo de cada número coloca la estampilla correspondiente según son unidades, decenas, centenas o unidades de millar. 

Una vez ya están todas las fichas (estampillas) colocadas la guía vuelve a pedir al niño o niña otra cantidad, imaginemos, 1.232. La guía vuelve a realizar la misma acción, colocar las estampillas bajo del número según se corresponda. Una vez hecho esto, y una vez las dos cantidades están expuestas de esta forma viene lo interesante ¡Atentos y atentas!

La guía en este momento separa las dos cantidades (en tarjetas y las coloca a la derecha) a continuación dice » juntas es sumar, sumar es juntar» y a continuación coloca las fichas juntas ordenadas por categoría. Y juntos niña o niño y guía van sumando la cantidad obteniendo el resultado de cada categoría de esta forma la guía le pide al niño o niña la tarjeta del resultado de esa categoría y la van añadiendo hasta completar el número y resultado final. Y a continuación la guía le dice «Esto señalando las tarjetas es el resultado de esto señalando las fichas 

A continuación la guía añade «Ahora que ya sabes sumar vamos a escribirlo en un papel «

Este post ha podido hacerse gracias a la ayuda de Mumuchu que nos ha cedido el material y a Ana C. una guía Montessori preciosa que he tenido el placer que nos acompañe hoy para este post. 

Si te ha gustado y quieres conocer más materiales y más aprendizajes sobre educación respetuosa te animo a que nos sigas a través de facebook o instagram ¡Hasta pronto!

Tablero de la división ¿Cómo y para qué se utiliza?

El tablero de la división forma parte del área de las matemáticas. Se utiliza en los ambientes Montessori. 

Me gustaría puntualizar, antes de nada, si acabas de llegar al blog, que en los colegios Montessori solo encontrarás materiales para ser manipulados de manera sensorial sin que nadie les diga «no lo toques» o «tócalo ahora». Sin que un niño o una niña diga «¿Profe puedo coger el material de la división?» Estos materiales permanecen a la vista de las niñas y niños para ser cogidos cuando les apetezca. 

Este material como ves es una tabla de madera que está compuesto por 9 números en horizontal y 9 números en vertical . A mano izquierda vemos que hay una caja con bolitas, un total de 81 bolitas. Y también la misma cantidad de peones que de números hay en la tabla. 

Esta actividad la presenta la guía en los ambientes Montessori de Casa de niños (3-6 años) solamente cuando la guía observa que el niño o niña ya está preparado, ya ha pasado previamente por otros ejercicios que le han llevado a aprender el símbolo de los números, la cantidad y muchas otras cosas más. 

Para empezar la guía saca un papelito con una división, en este caso podemos observar la de la foto. Una vez la saca muestra como representarlo en la tabla. De este modo divide 10 entre dos. En este caso 10 bolitas entre dos peones. Como dividir es repartir la guía se limita a repartir las 10 bolitas entre los dos peones.  Esto se podría hacer con cualquier división. 

Este post lo hemos realizado gracias a Alupe que nos ha cedido el material que es el que veis fotografiado y lo podéis encontrar AQUÍ. Si te ha gustado no te pierdas los siguientes post, vamos a seguir conociendo los materiales Montessori y otros aprendizajes respetuosos para la crianza y la educación. Te espero en instagram y facebook. 

La Gramática en Montessori

Cuando las niñas y niños pasan de los 6 años su interés por el lenguaje ya no es el mismo, ya que comienzan nuevos intereses, entre ellos, interés por la cultura y esto hace que las personas guías deban tener herramientas para revivir el interés por el lenguaje. De esta forma las presentaciones deben adquirir una nueva mirada atiendo las nuevas necesidades de las niñas y niños. De este modo se puede dar el nombre y de ser posible la etimología de cada palabra.
 
Hay más palabras de las que podamos imaginar y ese hambre de palabras entre los 3 y los 6 años es inagotable. A partir de los 6 podemos mostrar que las palabras  pueden pertenecen a una categoría gramatical: sustantivo, artículo, adjetivo, verbo, adverbio, pronombre,conjunción, preposición e interjección.

 

A través de los materiales manipulativos los niños y niñas pueden hacer más concreto un concepto tan abstracto. De esta forma estas categorías gramaticales se presentan a través de un objeto en los ambientes Montessori. El sustantivo tiene su objeto que podemos identificar fácilmente y así con las nueve categorías. Se trata de una manera concreta de organizar y ordenar el lenguaje. 

Cada categoría tiene su propia presentación. Las categorías puedes verlas de manera visual en estos elementos que se presentan en la foto. Cada elemento tiene su función. Que a continuación describiré:

El nombre se muestra a través del triángulo negro.

El artículo va representado por el pequeño triángulo blanco.

 triángulo azul es el adjetivo.

La media luna verde es el adjetivo.

El círculo o la esfera roja es el verbo.

La esfera naranja o círculo es el adverbio.

El pronombre en morado.

La conjunción en rosa.

La interjección en forma de peón en crema 

Para presentar la gramática Montessori es necesario realizar correctamente las presentaciones pues algunas llevan una historia para contar a las niñas y niños, por esta razón, si tienes la oportunidad de realizar formación de guía de Taller o algún curso específico sobre gramática os lo aconsejo. 

Los materiales que te muestro en las fotos puedes encontrarlos AQUÍ.

Te espero el próximo día para seguir descubriendo más materiales y aprendizajes, si te ha gustado puedes compartir y visitar nuestro instagram y facebook. 

Tablas Báricas ¿Cómo y para qué se utilizan?

Las tablas báricas forman parte del área de sensorial en los ambientes Montessori. Es increíble como a través de nuestras manos podemos identificar diferentes cualidades de un material. Entre ellas el peso. Este material se fabricó con esta intención. 

Como veis son tres cajas con seis tablas. Cada caja contiene  tablas diferentes en cuanto al color y al peso. 

La función de este material es a través de nuestras manos ser capaces de discriminar el peso de las tablas. Sintiendo que cada tabla tiene un peso diferente. Las hay que pesa más, otras que son más ligeras y otras que estarían en el intermedio. La idea no es que se miren las tablas, sino más bien que se cierren los ojos para sentirlas. La intención es ir separando las tablas según su peso, de esta forma el control de error estará cuando abramos los ojos y comprobemos si las tablas las hems colocado correctamente en su color. 

Si quieres seguir descubriendo te invito a que te quedes explorado más materiales manipulativos. Si te interesa te dejo el link AQUÍ para que curiosees más. 

Te espero en instagram y facebook ¡Hasta pronto!

Tablas térmicas ¿Cómo y para qué se utilizan?

Hoy me gustaría mostraros este material que forma parte del área sensorial y que se trabajan en los ambientes Montessori. 

Me parece un material muy interesante teniendo en cuenta que en mi infancia jamás tuve la suerte de contar con un material para a través del tacto descubrir la sensación térmica. 

Como podéis observar son 6 tablas hechas de diferentes materiales. Tres de ellas dan la sensación de frío y las otras tres de calor. Este material lo descubren en los ambientes de casa de niños (3-6 años). 

A través de este material podemos descubrir la temperatura, en este caso de cada una de esta tablas. 

La función de este material es poder emparejar las tablas y descubrir si se sienten frías o calientes.  Para ello podemos utilizar un antifaz para hacer todavía más concreto el aprendizaje. 

Si seguís el blog sabréis que todos los materiales Montessori tienen un control de error en este caso una vez se levanta el antifaz visualmente podemos comprobar si es correcto como hemos emparejado. 

Si os intersa descubrir más materiales Montessori os espero aquí, y si os apetece curiosear el material podéis hacerlo AQUÍ.

Os espero en instagram y facebook ¡Hasta pronto!