MATERIAL MONTESSORI. CILINDROS SIN BOTÓN ¿qué son para qué se utilizan?

El material que os voy a mostrar hoy se trata de un material del área de Sensorial que se utiliza en los ambientes Montessori.

 

Los cilindros sin botón se dividen en 4 bloques. Los encontramos pues en 4 cajas diferentes. Que se pueden distinguir por el color de la tapa de la caja: rojo, amarillo, azul y verde. Y a su vez los cilindros que están dentro de cada caja que los contiene son del mismo color que su tapa. En cada caja encontraremos un total de 10 cilindros de diferentes tamaños.La caja amarilla contiene los 10 cilindros que varían en diámetro y altura. En la caja verde, varía también en diámetro y altura pero al contrario que la caja amarilla. La caja roja varían en diámetro y la azul en altura.

Como ya os hemos comentado en varias ocasiones los materiales Montessori están interconectados entre sí, así es como los cilindros sin botón coinciden en diametro y altura con los bloques de cilindros con botón. A cada bloque de cilindro con botón le corresponde una caja de cilindros sin botón.

 

Este material admite diferentes ejercicios:
-Colocarlos en seriación disminuyendo o aumentando.
-Apilándolos unos encima de otros.
– Comparar visualmente unos con otros de manera horizontal para hacer conscientes las diferencias.
-Unir todos los cilindros viendo la relación de unos con otros, haciendo que coincidan su diámetro y viendo sus diferencias.
-Combinando los cilindros con botón con los cilindros sin botón.
-Dibujar el contorno de los cilindros en papel y colocar cada cilindro dónde corresponda. Podemos crear dibujos.Cuando se presenta este material tenemos en cuenta que el niño anteriormente ya ha trabajado la torre rosa, la escalera marrón, los cilindros con botón, los listones rojos. De esta manera sabemos que el pequeño ha adquirido una destreza para la seriación y evitamos así su frustración o incomprensión sobre el material.

El propósito de este material es poder a través de los sentidos ser conscientes de: cuál es el más grueso, cuál el más pequeño, el más alto, el más fino, el más pequeño, etc.

Estos cilindros a diferencia de los bloques de cilindros con botón, no tienen botón. Como veis el mismo nombre lo indica «Cilindros sin botón». Pues como en otras ocasiones hemos matizado los nombres de los materiales Montessori son concretos, es decir, evitan cualquier floritura. El nombre del material aporta información real sobre éste. Pues recordemos que en las presentaciones que se les hace a los pequeños se les dice también el nombre del material que van a trabajar en ese momento, por ejemplo «Te voy a mostrar los cilindros sin botón».

Si os interesa este material podréis encontrar los CILINDROS CON BOTÓN AQUÍ y LOS CILINDROS SIN BOTÓN AQUÍ. Los nuestros son de la tienda especializada en material Montessori que se llama Alupé. Tanto unos como otros.
AQUÍ os muestro un vídeo que he encontrado en youtube de un niño realizando los cilindros sin botón en un Ambiente Montessori. Deduzco que tendrá alrededor de los 2-3 años.

Si os ha gustado podéis seguirnos a través de facebook o instagram ¡Os esperamos!

 

IDEAS Y ACTIVIDADES DE LECTOESCRITURA PARA NIÑ@S

Aprender a leer y escribir no es cualquier cosa. El niño no solo debe de establecer una conexión con el símbolo y sus sonidos  sino que además necesita una preparación previa para ejercitar sus músculos de la mano y de esta manera poder coger, por ejemplo, un lápiz. De ahí que en la educación Montessori los ejercicios de vida práctica tomen gran relevancia, pues estos ejercicios preparan indirectamente la mano del niño y por consiguiente sus músculos y su posición.

Hablamos de que la lectura y la escritura son conceptos bastante abstractos. Por esta razón es importante separar la escritura (control de la mano) con la lectura (compresión de los sonidos con sus símbolos). Desde el blog apostamos por los materiales manipulativos, pues pensamos que dan la oportunidad de que el pequeño pueda aprender los sonidos y sus símbolos de una manera aislada, concreta. Es decir, nos alejaríamos de lo que en la educación, llamada, tracional se presenta para trabajar la lectoescritura. Enfocando soluciones y aislando dificultades.

En la educación Montessori es esto lo que se propone con todos los materiales que la Dra. Montessori diseñó. Una conexión manipulativa, donde los sentidos proporcionen la información necesaria a la cabeza.

En Montessori podemos encontrar las conocidas letras de lija, donde el pequeño a través del sentidos del tacto es capaz de conectar con la letra, y no solo con el tacto sino también: con vista y el oido. Veo la letra, toco la letra, escucho la letra. 
El hecho de que sea de lija da la oportunidad de que sea trazada por el niño con sus dedos y que el movimiento lo absorba de manera natural. Porque alguna vez nos hemos parado a pensar qué movimiento tiene por ejemplo la «f».

Otro de los materiales de lenguaje que nos encontramos en la educación Montessori es el alfabeto móvil. Con él los niños pueden formar palabras. Podéis encontrarlo AQUÍ

Hay muchos materiales manipulativos afines a la educación Montessori. Hoy os quiero hablar de uno en concreto, que para mi fue un gran descubrimiento, pues ando escasa de tiempo. Y este material me facilitó lo que no tenía…tiempo.

Os cuento por qué…Mi intención era reunir el máximo de replicas en miniatura de cosas reales…la idea era perfecta, luego la puesta en práctica fue un fracaso. Encontrar una replica de cada sonido ya era difícil de por si y encontrar más de una de cada sonido me costaba una fortuna en tiempo y dinero.

Y me puse a investigar de qué forma llevarlo a cabo, pues quería empezar a presentar los sonidos. Así fue como llegué a Mumuchu. Donde tenia un kit  de CLASIFICACIÓN DE SONIDOS de Primary Concepts. Este kit cuenta con 92 objetos en miniatura. Además el kit lleva 26 tarjetas con letras de cada sonido, 4 carteles para clasificar objetos por columnas y 92 tarjetas con palabras. Además de anotaciones de cómo presentar la actividad. Sí sí de cómo presentar la actividad, habéis leído bien. No os podéis imaginar la cara que me quedó al verlo. Toda la faena hecha en un abrir y cerrar de ojos…


La idea de este material es que los pequeños puedan establecer conexiones para tomar conciencia de los sonidos que forman las palabras. Este proceso ayuda a los niños a prestar atención en los sonidos que se encuentran en su día a día. Y finalmente logran distinguir las diferencias que existen entre unos u otros.

El material viene con las letras en imprenta, si sois como nosotros os cuento que pegamos una pegatina encima de la tarjeta de color blanco y la convertimos en letra cursiva. Así de sencillito. Y si lo que queréis son letras más grandes podéis descargaros gratis todo el alfabeto AQUÍ.


¿QUÉ ACTIVIDADES PODEMOS HACER?

A veces ocurre que cuando tenemos materiales no sabemos muy bien cómo empezar, y más en este caso para iniciar la lectura y escritura. Por lo que los libros siempre pueden ser un gran manual para darnos pautas, ideas, y soluciones progresivas de cómo llevarlo a cabo. Por eso quiero recomendar un libro escrito por Lynne Lawrence que es directora ejecutiva de AMI (Asociación Internacional Montessori) y experta en el método Montessori. El libro se títula «Ayude a sus hijos a leer y escribir con el método Montessori» y en él podréis encontrar actividades que van acercando progresivamente al niño en este nuevo descubriendo como es la lectura y la escritura. Este libro podéis encontrarlo AQUÍ

Para comenzar podemos reunir objetos para nombrar. Podemos ponerlos en la mesa . Y ofrecer al pequeño la posibilidad de que escuche los sonidos que van al principio de cada palabra, de manera aislada ¿Cómo?

Podemos elegir uno de los objetos y enseñárselo a nuestro peque introduciéndolo con, la ya conocida, canción del veo veo «Veo veo….una cosita que empieza con el sonido «d»

A lo que nuestro pequeño al ver lo que tenemos en la mano responderá «dátil» y le confirmaremos que efectivamente es «d» de «dátil». Siempre sabiendo que no decimos la letra sino el fonema «d». Es importante tener claro cómo se pronuncia cada sonido, porque va a ser la base para el niño para poder ir adquiriendo poco a poco herramientas más completas.

Os dejo un vídeo, aquí abajo, de una versión parecida a esta actividad de Jeanne-Marie Paynel fundadora de Voilà Montessori. Solo tenéis que pinchar en la imagen.

Muchos os estaréis preguntando la edad, nosotros siempre decimos que la edad es muy relativa que eso depende del ritmo de aprendizaje de cada niño. En el libro de Lynne Lawrence, donde encontraréis esta actividad que os he colocado arriba, también podréis ver más actividades y con edades orientativas. Un libro muy completo.

Todas estas miniaturas van en un kit que podéis encontrarlo AQUÍ  y también disponen de otro kit que cuenta con una cesta con 30 objetos en miniatura, que no es tan completo, pero que también está muy bien para empezar. Podéis encontrarlo AQUÍ es también de primary concepts.

Sobre cómo se usa la caja de los sonidos tenéis dos artículos que están muy bien. Uno en el blog de Bei Tigriteando y de Klara Creciendo con Montessori.

Lo bueno que tiene este material es que es muy versátil. Lo mismo puedes poner los objetos en bolsas y que el niño vaya descubriendo uno a uno los objetos que contienen la bolsa. Que se puede usar también para las caja de sonidos.

Otra de las actividades que podemos hacer una vez que dominen mejor los sonidos es poder separar los objetos según corresponda su sonido, tal que así.

También podemos descubrir los objetos a través de recipientes boca abajo que contengan escrita la letra y tras decir el fonema de esa letra levantar el recipiente. La idea sería esta:

fuente: coffecupandcrayors.com

Existen muchas ideas de actividades aquí os muestro unas cuantas más que he encontrado por la red:

fuente: montessori-n-such.com

fuente: gail parker pinterest
fuente: the imagination tree
fuente: pinterest. Jaime reimer
fuente: pinterest Allison. No time for flash cards

Si os ha gustado el artículo y queréis descubrir más materiales manipulativos y más sobre la filosofía y educación Montessori os esperamos en nuestro facebook o instagram ¡nos vemos!

LISTONES ROJOS Y AZULES MONTESSORI ¿qué son y para qué se utilizan?

Los listones rojos y azules Montessori constan de 10 listones que varian de uno a otro en 10 cm. Por lo que el más grande se presenta con una longitud de 1 metro y el más pequeño de 10 cm.

Estos listones se trabajan dentro del área de matemáticas, ya que vamos a trabajar el concepto de cantidad, recordad que en Montessori siempre se aisla la dificultad.

«En la educación común, existe un prejuicio de que hay que ofrecer al niño un objeto para que aprecie sus distintas calidades de colores, de forma, de superficie. Pero los objetos son infinitos, y en cambio las cualidades son limitadas. Las cualidades se podrían comparar a un alfabeto: pocos sonidos frente a innumerables palabras. Dar cualidades separadas una de otra es como una llave que abre la puerta de los conocimientos» Maria Montessori, La Mente absobente del niño

Es de los primeros materiales que se presenta en este área. Como veréis tiene similitud a las barras rojas, pues sino fuera por el color serían iguales. El color hace que, en este caso, podamos trabajar la cantidad que se haya pintada en cada barra. Decir que los listones rojos se encuentran en el área de sensorial.

Para trabajar este material, listones rojos y azules, antes el niño debe haber pasado por los listones rojos. Pues el primer encuentro que el niño tendrá con las barras rojas y azules será idéntico que al que tuvo con las barras rojas. Simplemente ordenarlas. En las siguientes presentaciones se introducirá poco a poco el concepto de cantidad nombrándolo.

Es importante tener en cuenta la observación que hizo Maria Montessori que fue, sin duda, sin prejuicios ni ideas preconcebidas. La Dra se dio cuenta de que los niños cuando se les presentaba el número dividido, por ejemplo, imaginemos que damos 3 lápices, los niños no veían el conjunto sino la parte individual. Un lápice, un lápiz y un lápiz. Pero no los tres lápices en conjunto. Los listones rojos y azules ofrecen la visión del conjunto facilitando así a los niños la conexión que existe cuando contamos 1, 2 y 3. Así con todos los números.

Con los Listones rojos y azules también existen extensiones, las extensiones como ya dijimos, aumentan el grado de dificultad, lo que hace al niño que no se aburra cuando ya ha dominado la actividad incitando al niño a qué siga explorando y descubriendo.


Nuestro material es de Montessori vivo, si estáis interesados y pincháis AQUÍ podréis llegar directamente a él.

Esperamos que os haya gustado descubrir otro material Montessori, sino os queréis perder más sobre esta educación y filosofía de vida os esperamos en nuestro facebook o instagram.

LISTONES ROJOS MONTESSORI ¿qué son y para qué sirven?

Como sabéis desde el blog os hemos ido hablando de algunos materiales Montessori. Si quieres saber más sobre materiales Montessori puedes leer el post que hicimos sobre esto AQUÍ.

Hoy os quiero hablar de los listones rojos ¿qué son? Pues como veréis en Montessori no hay mucho misterio en cuanto a los nombre de los materiales. Sencillamente el nombre muestra eso que es, en este caso unos listones de madera (haya) pintados de rojo. Este hecho también es relevante, porque cuando vamos a presentar al niño los materiales les decimos cómo se llaman, y como ya hemos dicho muchas veces, los niños de los 0 a los 6 años son seres concretos, literales. Es importante que el nombre responda a lo qué es realmente el material.

Los listones rojos son 10 barras que trabajan la longitud. Van de 1 metro el más largo a 10 cm el más pequeño, variando de uno a otro en 10 cm. Es decir, que si ponemos el listón más pequeño sobre cada uno de los listones veremos de manera visual la variación de los 10 cm.

La razón por la cual son todas rojas y no cada una de un color, es porque en Montessori los materiales siempre aíslan la dificultad y en este caso lo que queremos trabajar es la longitud. Con este material además los niños trabajan otras destrezas como la coordinación, el orden, la concentración. Y de manera indirecta les aproxima a las matemáticas.

La actividad de los listones en un inicio es ordenar de largo a corto. Empezando por el largo se depositará arriba y los demás se colocarán de forma correlativa a éste. Hasta llegar al más pequeño, una vez llegamos al más pequeño comprobamos que hemos colocado los listones correctamente ¿cómo? Con el listón pequeño iremos subiendo. Poniéndolo al lado de cada listón, al final de éste, comprobando que efectivamente la variación de 10 cm es correcta. Y a esto se le llama en Montessori control de error. Sin necesidad del adulto el niño es capaz de ejecutar la actividad y corregirla él solo en caso de que exista algún error, sin necesidad de que nadie le diga nada. El error, pues, es parte del aprendizaje. Sin error el niño no puede aprender. Por tanto, el niño debe equivocarse para poder aprender.

La lección de los tres periodos. Puedes verla AQUÍ. También se utiliza con este material para mostrar qué es «corto» y qué es «largo» y que el niño sea consciente de ello.
Puesto que en los listones trabajamos la longitud, el niño cogerá los listones de los extremos…el corto será muy fácil pero poco a poco el niño se dará cuenta de la dificultad de cogerlos y de cuál es más corto y cuál es más largo.

Este material una vez dominado podemos ir añadiendo un grado más de dificultad mediante las extensiones. Los niños necesitan esos retos, por lo que añadir dificultad cuando algo ya se ha logrado y está dominado les ayudará a continuar investigando y explorando. Este material se puede hacer con los ojos cerrados, incluso podemos hacer un laberinto para que los niños pasen a través de él. Por otra parte todos los materiales Montessori están interconectados por lo que se pueden combinar y crear entre sí otras formas de proceder. Podemos combinar los listones rojos con la torre rosa.

Los listones rojos podéis encontrarlos en Montessori vivo, podéis verlo AQUÍ. Además podréis encontrar más material Montessori, además de muchas otras cosas.

Para los que me preguntáis por la edad, siempre digo lo mismo, el motor que guiará el momento en que el niño está preparado es la observación. Nunca comparamos, cada niño lleva un ritmo de aprendizaje. La edad aproximada está a partir de los 2,5 años, sin que esto suponga un hecho rígido. 

Si queréis seguir los próximos post, disfrutando y aprendiendo con nosotros, os esperamos en facebook o instagram.

LOS CILINDROS CON BOTÓN ¿qué son? ¿para qué sirven?

Los cilindros con botón son uno de los materiales Montessori utilizados en el área sensorial. Se trata de 4 bloques de 10 cilindros cada uno, con un botón para poder ser cogidos.

 

Si os dais cuenta los nombres de los materiales en Montessori son lógicos. Reciben el nombre de lo que son exactamente. Algo que a los pequeños les ayuda a entender e interiorizar mejor las cosas. Ya que cuando se realizan las presentaciones la guía le indica al niño el nombre del material que van a trabajar.
Los materiales Montessori como ya hemos visto en muchas ocasiones aíslan la dificultad. Y estos bloques sirven para trabajar las dimensiones de un objeto. Un bloque nos habla de tamaño (grande-pequeño) otro bloque nos informa de la voluminosidad (grueso-fino) otro nos enseña la altura (alto-bajo) y finalmente el cuarto bloque nos habla de alto/fino-bajo/grueso.
Normalmente estos cilindros se presentan en ambientes Montessori de 3-6 años, llamados casa de niños. Pero en la etapa de 0-3 años, concretamente de los 18 a los 36 meses, se pueden introducir si la guía observa que es el momento oportuno. Y en algunos casos se utilizan cilindros reducidos a 5 piezas, pues de normal son 10. Personalmente siempre utilizaría los cilindros de botón de 10 piezas. Pero claro esto dependerá de la guía que esté en el ambiente.

Con este material además de trabajar vocabulario e ir ampliándolo. También trabajamos el agarre de la pinza que posteriormente le servirá al niño para ejercicios más complejos, como la lectoescritura.

El hecho de sacar cada pieza e ir buscando su lugar, al niño le da la posibilidad de concentrarse y prestar atención a los movimientos que está ejecutando. También podemos darnos cuenta a nivel visual de que los cilindros siguen una progresión.
Para la presentación de este material es conveniente tener una formación específica. Más que nada por la importancia de la observación, que nos dará información de cuando es el momento de presentar el material para evitar que el niño se frustre o lo mal utilice. Del mismo modo para que el niño pueda absorber los movimientos indicados que se realizan en esta presentación y así poder realizar la actividad con los pasos que corresponden para desarrollar no solo habilidades directas sino indirectas, como es el caso de la pinza digital que le servirá al niño para poder trabajar el musculo de su mano y dedos para el agarre del lápiz, es decir, la lectoescritura.
A continuación voy a mostrar los cilindros para que podáis entenderlo mejor.

1º cilindros disminuyen en altura y diámetro

2ºcilindros de la misma altura diferente diámetro


3º cilindros disminuyen en altura de igual diámetro

4ºcilindros disminuyen en diámetro aumentan en altura

Como veis incluso el orden cobra sentido que para entendernos sería:
1º GRANDE-PEQUEÑO
2º GRUESO-FINO
3º ALTO-BAJO
4º ALTO-FINO/ BAJO-GRUESO

Podemos trabajar también la lección de los tres periodos para aumentar vocabulario (grande-pequeño, alto-bajo, fino-grueso). Puedes ver la lección de los tres periodos AQUÍ. Una vez trabajados todos los cilindros, se pueden unir dos, tres, incluso los cuatro para ser trabajados a la vez. De esta manera aumentamos la dificultad y para el niño que tal vez estaba aburrido de hacerlo con uno solo esto le suponga un reto y una manera de ampliar sus conocimientos.

Sino queréis perderos los próximos materiales Montessori y otros artículos relacionados con esta filosofía y educación de vida. Os invito a que nos sigáis a través de facebook o instagram ¡os esperamos!

LA ESCALERA MARRÓN MONTESSORI cómo y para qué se utiliza

La escalera marrón es otro de los Materiales diseñados por la Dra. Maria Montessori.

Este material forma parte de área sensorial ¿Por qué? Pues porque será a través de los sentidos donde los niños podrán percibir las características de éste.
CON LA ESCALERA MARRÓN PONEMOS NUESTROS SENTIDOS A TRABAJAR


-La vista nos da la información de la parte más gruesa de ésta y la parte más delgada.
-El tacto nos informa sobre el peso. Cuanto más grueso más peso, cuanto más delgada es menos peso. 
-Del mismo modo con la vista y el tacto el niño que trabaja con la escalera marrón podrá darse cuenta de un dato curioso. Y es que si coloca la pieza más pequeña en cada prisma subiendo la escalera…se dará cuenta de que la escalera siempre tiene la misma altura, y si hace lo mismo en el siguiente prisma ocurrirá igual ¿Por qué? quizás al principio no lo sepa, porque será demasiado pequeño, pero esta información quedará guardada en su mneme, no como algo memorizado, sino como una película que cuando vuelva a tocar la escalera marrón volverá a reaparecer en su cabeza este hecho, reviviendo lo ya vivido. Como cuando a veces nos sucede que al oler un perfume de repente te viene un momento o persona a la cabeza. El hecho de haber trabajado con sus sentidos hará que cuando sea el momento se de cuenta de que 9+1 son 10.  



La escalera marrón se compone de 10 primas que van variando de forma descendiente en 1 cm.
Esto hace que ayude a interiorizar de forma indirecta el pensamiento matemático, hablamos de la suma, el sistema decimal, cuál es mayor cuál es menor, etc.

La escalera marrón como todos los materiales Montessori tiene su control de error y aisla así mismo la dificultad, pues en este caso trabajamos el grosor. 
Este material podemos encontrarlo en algunos ambientes de Comunidad Infantil (18 meses a 3 años), no todos, dependerá de las observaciones de la guía. Por esto podemos decir que podría presentarse a partir de los 2, 2’5 años, pero sabiendo siempre dependerá del ritmo y las necesidades de cada niño. Hay ambientes Montessori que consideran que debe presentarse en el ambiente de Casa de niños (3 años a 6 años).

Este material necesita de una presentación previa que es importante conocer. Una presentación que la guía muestra al niño con detalle para que pueda percibir de manera sensorial todos los puntos de los primas. Esta presentación permite al niño absorber de manera inconsciente lo comentado anteriormente sobre el aprendizaje indirecto. Además con la presentación evitamos el uso indebido del material, como por ejemplo golpear los primas entre sí, o cualquier otro suceso que atente contra el respeto hacía los materiales.

La escalera marrón se trabaja encima de una alfombra, cabe destacar que sería interesante que la alfombra sea de un color diferente a la escalera marrón para no quitarle protagonismo, y evitar así incrementar la dificultad.

La Escalera marrón que veis en las fotos es artesanal y como podéis comprobar guarda la belleza de las betas que la hacen todavía más atractiva para ser cogida. La podréis encontrar en Montessori Vivo, una tienda especializada, entre otras cosas, en material Montessori.

Además la escalera marrón puede combinarse con la TORRE ROSA (hablaré más adelante sobre ésto) que si queréis saber más sobre ella podéis verlo en este POST que escribí. Pero si queréis ver las combinaciones AQUÍ tenéis plantillas.

Si os ha gustado y queréis conocer más materiales Montessori podéis seguirnos a través de facebook, o de instagram.

SENSORIAL MONTESSORI *Muro misterioso y caja de color nº1*

«¿Qué hay que pensar de la educación de los sentidos? Los sentidos son puntos de contacto con el ambiente (…) como un pianista que puede arrancar del teclado sonidos que pueden variar en perfección infinita. Del mismo modo, la mente puede sacar de los sentidos impresiones cada vez más precisas y refinadas» Maria Montessori, «La Mente absorbente del niño».


Maria Montessori compara las cualidades de los objetos con los sonidos diciendo que se podría comparar a un alfabeto: «pocos sonidos frente a innumerables palabras». Esto quiere decir que muchas veces nos empeñamos en mostrar al niño un objeto con muchísimas cualidades, lo que hace que unas de otras no se comprendan con la precisión y concentración necesarias para ser comprendidas. De esta manera en la educación Montessori lo que se hace es aislar la dificultad, presentar de manera concreta estas cualidades. Así los pequeños pueden trabajar una a una esas cualidades. Y llegará un momento que ya puedan apreciar y ser sensibles a las diferentes formas de los colores, las hojas de los árboles, el peso de los objetos, la temperatura, la altura, etc.

En la educación Montessori los materiales diseñado por la Doctora tienen una clasificación de las cualidades que puede tener un objeto. Y esto hace que el niño pueda construir en su mente un orden mental y ser más eficaz a la hora de percibir las diferencias de un objeto: peso, altura, temperatura, grosor, etc.
El sentido estereognóstico, que sin duda se trabaja en ambientes Montessori, es la capacidad de, mediante el contacto, únicamente (sin información visual). Reconocer las cualidades de un objeto, así como el propio objeto en sí mismo. Objetos conocidos. Se trata de que el niño vaya asociando y conectando lo que esta sintiendo a través de sus manos con su cerebro, para sacar a flote lo que su mneme ha absorbido sobre esa cualidad o ese objeto conocido. Digamos que con este sentido trabajamos la parte más sensible, que aun pareciendo superficial, esconde algo mucho más profundo. Un trabajo de reconocimiento sobre lo vivido, un trabajo donde el niño es capaz de averiguar el objeto y las cualidades de éste: peso, altura, tamaño, etc. Maria Montessori decía «La mano es el instrumento de la inteligencia» y sin duda ya se ha comprobado que es totalmente cierto.

Maria Montessori trabajó con personas con diversidad funcional antes de abrir la primera casa de los niños y a través de sus observaciones con personas con diversidad funcional se dio cuenta de que en la memoria sensorial también había una memoria extraída de la parte muscular, esto hacia que estos pequeños que no podían identificar un objeto mediante la vista, si pudieran hacerlo mediante el contacto. De hecho si os fijáis todos los niños pequeños necesitan esa relación con el mundo, esa parte muscular para conocer y reconocer las cosas.

Como ya he comentado antes, para trabajar cada sentido es importante aislarlo. Trabajar uno en concreto así el sentido estereognóstico, en un ambiente Montessori puede hacerse mediante el ejercicio de la bolsa misteriosa, utilizada en Casa de Niños (3-6 años) pero con los más pequeños (18-36 meses) podemos trabajarlo de otra forma más acorde a su edad y su necesidad, ya que la voluntad todavía no la tienen trabajada, están en ello, y eso de meter la mano en una bolsa y no sacar el objeto para verlo…es bien difícil sino se tiene ese control de voluntad. Por esta razón para los más pequeños se puede utilizar el muro misterioso. Como este que os enseñamos aquí. Esta idea del muro lo vi en mi formación de guía Montessori, de la mano de mi profe Fulvia Cetrullo (guía Montessori), y me gustó mucho esta forma de abordar el sentido esteriognóstico con lo más pequeños. Además pude ver en acción a Fulvia mientras presentaba esta actividad a un pequeño de Comunidad Infantil y fue realmente precioso.

Como veis es un muro que delimita la visión del pequeño mediante una tabla de madera, donde el niño tiene que meter sus manos por el agujero, cosa que a los pequeños les encanta, y mucho más las sorpresas ¿qué habrá detrás del muro? La idea es que la guía se ponga al otro lado del muro y vaya pasándole objetos para que pueda tocarlos. Es importante este hecho, a mi parecer, por lo que os comentaba de la voluntad…evitar que el pequeño sienta esa intención inmensa de sacar el objeto. Que como no, sería lo más normal, y si lo hace, pues tampoco pasa nada, seamos un poquito flexibles.
Este muro en concreto es de Montessori vivo, si os gusta, podéis encontrarlo AQUÍ se lo he cogido a Inot porque me gustaría empezar a mostrárselo. Ya sabéis que de siempre recomiendo que para aplicar Montessori en el hogar a nivel «académico» es importante formarse.

Otro de los materiales que se trabajan en los ambientes Montessori de la parte sensorial y cognitivo es la caja de color nº1, donde hay 6 tabletas de colores primarios: 2 rojas, 2 azules, 2 amarillas. Como veis el propósito sigue siendo el de trabajar una cualidad del objeto, en este caso el color. Con este material se pretende lograr una buena discriminación visual, tener claro el concepto del color y poder así nombrarlo. A parte de trabajar otras cosas, como es lo es la motricidad fina o la coordinación oculo manual.

La caja de color nº 1 podéis encontrarla también en Montessori vivo, concretamente AQUÍ. Y así mismo esta caja de color puede presentar extensiones aumentando los colores y las tonalidades del mismo.

Si queréis conocer más acerca de la Educación Montessori os invito a que nos sigáis por a través de facebook o de instagram. Os esperamos.

GEOGRAFÍA MONTESSORI globo tierra-agua ¿Cómo y para qué se utilizan?

El sentido de pertenencia, del que tanto hablamos en Disciplina Positiva, se ve también ligado a la parte de geografía Montessori ¿Por qué? Porque es importante conocer y comprender nuestro lugar en este mundo. Como seres sociables necesitamos sentirnos conectados con los demás, necesitamos que se nos tenga en cuenta en nuestra comunidad (familia, amigos, trabajo, etc). Es por esto que siempre buscamos este sentido de pertenencia, y es por esto que en Montessori la geografía va mucho más allá que simples mapas dibujados en A4. Estudiar geografía en Montessori no es aburrido, porque no se trata de memorizar los continentes, los ríos, los océanos. Se trata de conectar con esos continentes, conocer sus costumbres, su lengua, su moneda, su música, sus comidas, etc. Se trata de tener en cuenta la variedad, las diferencias, y de ver estas diferencias como una riqueza social. Pues sin duda todo esto va ligado a Educar para la paz. Saber, conocer y respetar a los demás debería formar parte de nuestra vida en sociedad. Los materiales Montessori todos son multisensoriales, es decir, que el niño trabaja con todos sus sentidos para comprender y adquirir un nuevo aprendizaje. En Montessori no se obvia el potencial de un sentido, porque se sabe que cada uno de nuestros sentidos nos da una nueva información, valiosa para comprender las cosas. Si hay un sentido que no participa posiblemente perderemos la oportunidad de conocer con exactitud alguna de sus peculiaridades y posiblemente haga que no activemos nuestro cerebro en su totalidad.

Cuando el niño toca por primera vez un globo terráqueo Montessori de tierra-agua, puede percibir la diferencia entre la tierra y el agua ¿Por qué? Porque la tierra se representa en el globo con lija, rugosa, y el agua se representa suave. Del mismo modo el color también cambia.

Cuando el niño ya sabe diferenciar los continentes (tierra) y los océanos (agua) gracias al globo tierra-agua puede observa el globo de los continentes. En el verá que cada uno es de un color, por que cada continente guarda en sí unas características especiales que le hacen diferente a otro. Esas características son las que el niño, con sed de curiosidad, irá descubriendo: canciones típicas, comidas tradicionales, moneda, personas, etc.

Normalmente la lección de geografía Montessori, desde mis humildes conocimientos, puede empezarse con la explicación de lo que es tierra, agua y aire. Podemos mostrarlo de manera visual con tres botecitos UNO DE AGUA, OTRO DE TIERRA Y OTRO DE AIRE.

El aire es un concepto bastante abstracto así que es difícil de explicar. Porque aunque no veamos el aire existe y ocupa un lugar dentro de la tierra. Hay muchas actividades que podemos utilizar antes de iniciarnos a la geografía, como tal, para explicar qué es el aire, qué es el agua y qué es la tierra.

Aire:
-Hacer pompas de jabón
-Soplar un pito
-Soplar con una pajita en un vaso de agua
-poner un pequeño ventilador y colocar cerca una hoja de pápel para ver como se mueve

Agua:
-Verter líquidos-trasvases
-Colorear agua con colorantes alimenticios
-Limpiar juguetes
-Beber agua

Tierra:
-Trasvases de tierra
-Colar tierra
-Esconder objetos debajo de la tierra

He puesto ejemplos simples pero podría hacerse muchos otros. Una vez tengan claro lo que es cada cosa. Podemos iniciarlos al material del globo terráqueo y los mapas. ¿Por qué es necesaria esta explicación? Simplemente porque la tierra está hecha de AGUA, TIERRA Y AIRE.

Primero, como he comentado más arriba, sería oportuno mostrar el globo de lija de agua y tierra. Para que el niño pueda notar la diferencia del agua y la tierra en el globo terráqueo. Más adelante ya podremos mostrarle el de los continentes.

Otra forma de trabajar estos materiales es mediante las nomenclaturas. Ahora mismo en internet se pueden encontrar muchas webs y blogs donde descargar éstas. Que desde aquí damos las gracias por ofrecer de manera altruista este material también utilizado en los ambientes Montessori.

Aprendiendo_con_Montessori_geografía_1
Aprendiendo_con_Montessori_geografía_2
Aprendiendo_con_Montessori_geografía_3
Aprendiendo_con_Montessori_geografía_4

Y si os ha gustado, os animo a que nos sigáis en facebook AQUÍ o en instagram AQUÍ porque hablaremos de más materiales Montessori y de muchas otras cosas relacionados.

¿Qué son las letras de lija Montessori y para qué se utilizan?

Muchos ya lo sabéis, pero otros no, en los ambientes Montessori se trabaja siempre mediante los sentidos, tan importantes, tan necesarios para comprender el mundo que nos rodea de una forma tangible, concreta, presente.

El área de lectoescritura no iba a ser menos, en Montessori no se contemplan las típicas fichas de pápel con trazos, con el tipico «pega un gomet dentro del cículo» (a lo que yo me pregunto ¿dentro de dónde? será encima ¿no?) que podemos ver en la escuelas tradicionales, porque precisamente las fichas son «asensoriales» por llamarlo de alguna manera, no dan información al cerebro. Aquella frase de Maria Montessori de «las manos son el instrumento de la inteligencia» es sin duda tal cual se describe, no porque lo diga yo, sino porque lo dicen los propios estudios de neurociencia y neurofisiología. Y en definitiva los estudios del cerebro del NIÑO. 
Una ficha no presenta esa calidez (no tiene temperatura, ni peso, ni textura, ni volumen…) para los sentidos, por lo que tampoco los despierta…Pero ¿cómo podemos despertar los sentidos con un material de lectoescritura? ¿Cómo podemos hacer que el niño se sienta conectado con la actividad y la disfrute? 
Pues bien hoy os voy hablar de un material que se trabaja en los ambientes Montessori, y que lo diseñó, como no, Maria Montessori. Se trata de las letras de lija. En este caso en Cursiva.

letras cursiva mayúsculas

letras cursiva minúsculas

Muchos os preguntareis ¿por qué en cursiva?
Son diversos los motivos pero voy a puntualizar los que considero más importantes.
1. Hemos estado trabajando anteriormente con los ejercicios de vid práctica la musculatura y si os dais cuenta los movimientos más naturales son los que fluyen, incluso llegando hacer círculos, como cuando limpiamos una mesa ¿si? La cursiva es así, natural sin que bruscamente tengamos que parar sino que nuestra mano puede seguir dibujando…
2. La cursiva tiene un principio y un final, podemos saber visualmente donde termina cada palabra porque todas van ligadas y cuando finaliza la palabra hay un corte.
3. El niño que sabe leer cursiva va a saber leer imprenta perfectamente.

De todas maneras, para gustos colores, yo solo he hablado de los beneficios de la cursiva, pero dejo a elección de cada uno qué tipo de letra utilizar.

Antes de seguir comentaros que para empezar con las letras de lija es importante haber hecho antes un trabajo de sonidos de fonemas para que el pequeño se sienta ya familiarizado con las letras. De esta manera cuando le presentemos las letras de lija será una grata sorpresa saber que ¡Oh! estos fonémas tienen su símbolo…¡qué emocionante! no se a tí pero a ellos seguro que sí…

Las letras de lija se presentan de la siguiente manera:
VOCALES con fondo azul 
CONSONANTES con fondo rosa
CONSONANTES DOBLES con fondo verde

Esta actividad se desarrolla en niños a partir de 3 años y se empieza mostrándo solo tres de las letras de lija. Tres que sean completamente diferentes en sonido, para no marearlos. También es importante tener consideración con el pequeño y no obligarle a realizar la actividad sino lo desea, siempre hay un momento oportuno, elijamos ese y no otro. Será más fácil todo.
¿Por qué de lija? Volvemos al principio de lo que decía en el post. Porque utilizamos el sentido del tacto.

Como apunte curioso y muy importante bajo mi punto de vista, en los ambientes Montessori al lado de las letras de lija tienen un pequeño recipiente con poquita agua y un pequeñito trapito…¿sabéis por qué razón? Pues sencillamente es para pasar los dedos por el agua -índice y medio- secarlos y que el sentido del tacto sea todavía más preciso.

Parte de la presentación de la actividad:
1-Invita al niño a que te acompañe a coger las letras de lija del estante.
2-Invita a que se siente el niño en la mesa junto a tí
3-Realiza la lección en tres tiempos. Puedes ver como se hace AQUÍ.
Nota: pasa tus dedos índice y medio sobre la lija realizando un movimiento suave y lento. Para que el pequeño pueda captarlo.

Para aquellas personas que quieran indagar más les recomiendo el libro «Ayude a sus hijos a Leer y a Escribir con el Método Montessori» de Lynne Lawrence.

Estos aprendizajes se recogen primero con los dedos, después con la cabeza y finalmente con el corazón. Porque nunca, nunca y digo nunca van a olvidar como aprendieron a leer y a escribir con el método Montessori. Con un material tan duradero no a nivel físico sino a nivel mental. Un aprendizaje y un precioso recuerdo que quedará impregnado en su mente para toda la vida…y recordarán con nostalgia cuando sean adultos. 


Si no queréis perderos más actividades y materiales Montessori os esperamos en facebook AQUÍ o en instagram AQUÍ.

Material Montessori. Doblar servilletas

Antes de leer el siguiente post, sino no tienes muy claro qué es Montessori te invito a que leas AQUÍ sobre esta filosofía de vida.
Hoy quiero mostraros uno de los materiales que podemos encontrar en un ambiente Montessori. Si estás pensando en llevar Montessori a tu hogar, ya sea para hacer un pequeño espacio educativo para tu hijo o para realizar actividades quizás este material te pueda interesar. Eso sí, siempre me gusta decir que antes de tener materiales me parece más importante el trabajo interior del adulto y del mismo modo informarse y formarse en qué consiste la educación Montessori.
Este material que a continuación os muestro forma parte del área de Vida práctica, más concretamente del cuidado del ambiente. Si queréiss saber sobre la Vida práctica y el cuidado del ambiente podéis verlo en este post que realicé hace tiempo AQUÍ.

Se trata de un set de servilletas bordadas con un pespunte que contrasta con la tela de la servilleta. Este pespunte marca las líneas por las que se tiene que doblar la servilleta.

Nuestro set tiene 4 servilletas, pero usualmente suelen utilizarse 6.
Os voy hablar de las nuestras.
Las servilletas presentan los siguientes bordados:
1 con bordado horizontal.
1 con bordado partido en cuatro partes.
1 con bordado diagonal.
1 con bordado en dos líneas diagonales.

¿Qué se pretende con este material de forma directa?
Fomentar la autonomía, la motricidad fina y la concentración.
Y bueno muchos ya lo sabéis y sino os lo recuerdo que en Montessori también se trabaja de forma indirecta…y os preguntaréis qué se puede trabajar con este material de forma indirecta…gran pregunta…muchos pensarán que nada…pero se equivocan…trabajamos de manera indirecta la geometría matemática. El niño sin darse cuenta está interiorizando las formas y esta manipulando el proceso de como se crea un rectángulo, un triángulo, un cuadrado, etc.

Cuando una guía realiza la presentación marca mucho el momento en el que pasa el dedo por el pespunte bordado y el momento en el que dobla la tela. Para focalizar el interés en esta parte. Y se asegura siempre de que el niño esté atento mirando.
A continuación voy a narrar lo que sería la presentación:
1. Invitar al niño a doblar servilletas
2. Ir a donde se encuentre el material cogerlo y colocarlo en la mesa.
3. La guía se sienta a un lado del niño donde no tape la visión de éste.
4. Toma la primera servilleta con las dos manos sujetándola por las puntas.
5. La pone sobre la mesa extendida.
6. Sonríe al niño.
7. Pasa el dedo por la primera línea bordada.
8. Mira al niño.
9. Dobla la servilleta por donde está el pespunte bordado y vuelve a pasar el dedo.
//Realizar esta acción con todas las servilletas//
10. Una vez dobladas todas, se desdoblan y vuelven a colocar en su lugar invitando esta vez al niño a que realice la actividad si así lo quiere.

Nota: Si el niño es menor de 3 años, tenemos que ser conscientes de que las presentaciones no son analíticas y cuidadosas como en casa de niños, es decir, se permite la exploración, el hecho de que interrumpan es normal, todavía no tienen voluntad y su cuerpo les pide actuar de esta forma. Porque están en una etapa exploratoria.
Es un material que podemos encontrar en Montessori Vivo. Más concretamente AQUÍ. A simple vista parece no tener más utilidad que la de doblar servilletas, pero realmente tiene un trasfondo, entre otras cosas ayuda a una mayor concentración, se trabaja el seguimiento de un trazo (en este caso el bordado de la servilleta) y también de forma indirecta el reconocimiento de las formas y ser consciente mediante la manipulación y las propias manos de cómo se realiza esa forma geométrica.
Sino quieres perderte los próximos artículos puedes seguirnos en facebook o instagram