10 tips para Conectar con nuestros hijos

Ya sabéis que seguimos la filosofía Montessori en nuestro hogar. Pues para nosotros es una forma de vida. Pero también nos hemos abastecido de herramientas respetuosas para familias. Capaces de guiarnos en esta educación para la vida de la que tanto habla Montessori. Por eso investigando descubrimos que la Disciplina Positiva era un magnífico recurso que se complementa muy bien con la educación Montessori. Ambas, juntas, tienen una fuerza poderosa. Por eso hoy os traemos 10 tips de cómo conectar con nuestros hijos a la manera de Disciplina positiva y totalmente en consonancia con la filosofía Montessori.



1. Escuchar sin juzgar. Mientras escuchamos no debemos etiquetar los comportamientos, las palabras ni tampoco juzgar los hechos. Debemos en todo caso ser curiosos y realizar preguntas respetuosas «¿Cómo te sentiste? ¿Qué es lo que ocurrió?»

2.Compartir sentimientos. Es importante transmitir nuestros sentimientos, nuestros temores o preocupaciones, ser padre no significa que debamos tener una coraza para no mostrar nuestras «debilidades» aunque realmente no lo son. Más bien se trata de comprender sentimientos, de compartirlos, de mostrarnos de una manera humana y respetuosa para dar ejemplo a nuestros hijos. De esta manera ellos también aprenderán a identificar sus sentimientos y comunicarlos.
3.Preguntar para Reflexionar. Podemos realizar preguntas respetuosas que inviten a nuestros hijos a reflexionar sobre un hecho o sobre determinadas decisiones.
4. Dar soluciones. Juntos padres e hijos podemos enfocarnos en dar soluciones a los problemas. .
5. Nadie es perfecto. Con esto quiero decir que no somos maquinas, que es normal que nos equivoquemos y que nuestros hijos se equivoquen. No hay que culparse por ello sino dar una buena respuesta ello aprender del error para crecer y hacerlo de una manera respetuosa.
6. Conocer las necesidades de nuestros hijos. Saber que es lo que necesitan según su etapa del desarrollo, observar, ver que es lo que ocurre.
 
7. Hacerles sentir que pertenecen que son parte valiosa en la familia.
8. Capacitar en lugar de rescatar. ofrecerles la oportunidad de solucionar sus problemas. Ya sea un niño de 1 año intentando realizar construcciones como un adolescente de 18 años intentando resolver algún conflicto con un amigo. El rescate implica manipulación, sobreprotección, control, negarse a ver la realidad, culparse o avergonzarse. En post posteriores hablaremos de formas para capacitar a nuestros hijos.
9. Validar los sentimientos. Ser conscientes de los sentimientos de nuestros hijos, si no hablan porque son pequeños ayudarles a identificarlos poniéndoles palabras.
 
10. Acordar unas normas de convivencia. Para que ambas partes se sientan libres debe haber unas normas sociales para evitar conflictos, algunas normas pueden ser inamovibles, otras pueden acordarse si nuestro hijo es lo suficientemente maduro como para razonarlas. Estas normas deben ser sensatas a nivel social, respetuosas y no de control sino de conexión.
Si os interesa conocer más sobre educación Montessori y Disciplina Positiva podéis seguirnos en facebook.

Recuperarse de los errores

Para empezar quisiera decir que las personas no somos maquinas. Partiendo de ahí es normal que nos equivoquemos. Es natural que tengamos errores, lo que sería antinatural sería no tenerlos. 
Los padres, me incluyo, siempre queremos ofrecer a nuestros hijos lo mejor. Y en ello va también ofrecerles nuestro mejor «YO». Pero muchas veces, por cualquier circunstancia, nos vemos abrumados, agobiados, cansados y no actuamos de la mejor manera, o de la manera que quisiéramos. Otras veces simplemente queremos hacerlo tan bien que no sabemos como hacerlo y dudamos (¿estará bien? ¿estará mal?¿debería hacerlo así?).
Hoy quiero hablaros de algo que aprendí en Disciplina Positiva. Una de las muchas herramientas de la Disciplina positiva para las familias, y para cualquier persona o circunstancia. Se trata de las tres «R» para recuperarse de los errores.
1.Reconocer
2.Reconciliar
3.Resolver
Debemos evitar culparnos de nuestros errores y los de nuestros hijos. Debemos empezar a reconocer que los errores son oportunidades de aprendizaje. No podemos ver el error como algo malo, pues en ello va también nuestro estado de animo. Cuando lo vemos como algo malo nos sentimos desanimados, fastidiados, enfadados, etc. Pero si los vemos como algo positivo aprendemos con ellos, crecemos. 
Perdonemos nuestros errores. Reconozcamos (primera «R») que hemos cometido un error y disculpémonos Reconciliar (segunda «R») «lo siento». Nuestros hijos siempre estarán dispuestos a perdonar, además con ello estamos dando ejemplo a nuestros hijos. Que sepan que somos humanos, que podemos equivocarnos, que no estamos controlándolos sino intentando conectar con ellos.
Muchas veces los padres y también nuestros hijos, incluso en cualquier ambiente, aún sabiendo cual sería nuestra mejor forma de actuar no siempre actuamos de esa forma. Como he mencionado antes, no somos maquinas, estamos hechos de sentimientos, sentimientos que muchas veces nos atrapan, perdiendo nuestro sentido común.
En Disciplina positiva se muestra a los padres que realmente la importancia no está en cuantos errores cometamos como padres sino en aprender que he cometido un error y como puedo crecer para resolverlo. Para lograr que las cosas sean mejor de lo eran antes.
La Recuperación (tercera «R») es cuando nos hacemos responsables de nuestro error lo afrontamos con respeto y amor y colaboramos juntos para resolverlo y dar una solución a ese problema.  
No debemos olvidar que los padres somos el modelo de nuestros hijos, ellos son nuestro reflejo, debemos cuidarnos, debemos cuidarles, debemos conectar con ellos.
Lo importante no es ser los padres más perfectos del mundo, NO. Lo importante es disfrutar de cada momento que pasamos con nuestros hijos, aunque nos equivoquemos. Todos nos equivocamos, no estamos solos, somos todos los padres, todos los hijos, todas las personas. Nadie es perfecto. Pero si es tarea nuestra saber como afrontar nuestros errores. Hacerlo de una manera adecuada, respetuosa, pacífica para que nuestros hijos realmente vean y sepan de primera mano, por el ejemplo de sus padres, como se tiene que actuar en estas situaciones. Resolver problemas de forma empática y pacífica es parte de la educación, es parte de la vida, pero no una parte cualquiera, sino una de las partes más importante para vivir en sociedad. Se trata de lo que María Montessori llamaba «Educación para la vida» «Educar para la Paz».

Si tenéis la oportunidad de asistir a un taller de Disciplina Positiva donde su facilitadora sea una educadora de padres certificada en Disciplina Positiva os animo a que participéis, a que vayáis a descubrir esta herramienta tan poderosa y respetuosa con nosotros los padres y con los niños.

Si os ha gustado podéis seguirnos en facebook o twitter

OFRECER UNA AUTONOMíA SANA

Si aunamos la Disciplina Positiva y la Filosofía Montessori vemos que es de vital importancia la AUTONOMÍA. 

¿Recuerdas cuando lo hablamos desde un enfoque Montessori en anteriores post? Puedes refrescar memoría AQUÍ.
Pues bien, en Disciplina positiva el «YO SOY CAPAZ» o lo que es lo mismo en la filosofía Montessori «DÉJAME HACERLO POR MI MISMO» debe partir de una base sana, natural. Donde el niño realmente tenga la creencia de que si es capaz de hacer las cosas.  Para ello lo primero que debemos hacer es concienciarnos los padres. Pues la sobreprotección, el rescate, no pasar suficiente tiempo con ellos, el chantaje, el realizar sus tareas, las riñas, las exigencias y el solventarles los problemas no llevan, para nada, a una AUTOESTIMA SANA y por tanto a una AUTONOMÍA SANA.

Se trata de que nuestros hijos desarrollen habilidades para que se sientan capaces de realizar las cosas. Para ello debemos involucrarlos en las soluciones, en la practica de las habilidades, en que experimenten, vivan y sientan en primera persona lo que son capaces de hacer.
Pero claro muchas veces a los padres nos resulta difícil desaprender todo lo aprendido, pues llevamos la mochila de nuestra infancia, un recorrido en el que posiblemente se nos educó de una manera totalmente opuesta a lo que nosotros pretendemos hacer. Y eso es tarea complicada. Tomar conciencia de la realidad, de que los niños no han de ser CONTROLADOS sino que han de CONECTAR con el adulto, es complicado entenderlo cuando muchas de las cosas las hacemos sin darnos cuenta. 
Para ello la Disciplina Positiva ofrece a los padres herramientas para poder comenzar a comprender a los niños, para poder comenzar a caminar sobre un terreno en el que no sea todo perfecto pero tanto padres como hijos disfruten de su relación. 
Es por eso que los padres debemos tener en cuenta algunas piezas del rompecabezas de los principios de la Disciplina Positiva (puedes leer nuestro primer post de Disciplina positiva AQUÍ y AQUÍ si no te queda claro que es).
-Los padres debemos ser amables y firmes. La amabilidad o gentileza es importante para que los adultos le mostremos respeto al niño y la firmeza es importante, también, para mostrarnos respeto a nosotros mismos, la situación en la que nos encontramos y las necesidades del momento.
-Debemos mostrarnos respeto Mutuo. Ambas partes deben respetarse en cualquier momento.
-Proponernos reuniones familiares. Involucrar a los niños en las actividades familiares, en la importancia de agradecer ciertas acciones. En proyectar alguna actividad conjunta donde todos participan.
-Hacer llegar al niño que PERTENECE al grupo. Es importante que el niño sienta que pertenece a su grupo familiar. Puedes ver el post de pertenencia AQUÍ (te ayudará a entenderlo mejor).
-Fomentar la colaboración mutua. Nuestros hijos pueden participar en las tareas del hogar, y en cualquier actividad familiar sin que estas sean una obligación o un suplicio.
-Ofrecer la AUTONOMÍA según sus capacidades. Evitar hacer todo por ellos.

-Ofrecer libertad con límites. Cuando hablamos de la libertad con límites nos referimos a que «tu libertad termina donde empieza la mía» es decir, hemos de tener en cuenta que vivimos de manera social, que debemos respetarnos tanto unos como otros y no podemos atentar contra la integridad de nadie. El límite ha de responder a un límite social. Puedes leer más AQUÍ.

-Saber que los errores son oportunidades de aprendizaje. Tanto si nos equivocamos los padres, como si nuestros hijos se equivocan, somos humanos, debemos ser conscientes de que no somos capaces de actuar como máquinas y que cualquier error que tengamos debe ser visto como una oportunidad para crecer, para aprender, para saber como hacerlo la próxima vez. No nos torturemos, no les torturemos.
Y si te ha gustado lo que has leído te invito a que te quedes cerquita para no perderte los próximos post. Puedes seguirnos en facebook o instagram.

«Los niños son la Esperanza de la Humanidad»

Con esta frase de Maria Montessori quiero empezar el post de hoy para hablar de algo realmente serio e importante como es frenar el cambio climático. 
Desde nuestro Blog «Aprendiendo con Montessori» queremos aportar nuestro granito de arena. Pues el cambio climático ya es evidente. Y gran parte de los científicos están realmente preocupados por los datos generados por el efecto invernadero (petroleo, gas, carbón. Energías sucias que muchas empresas están utilizando). Entre otras cosas, lo que le está sucediendo a nuestro planeta, es el progresivo deshielo de glaciares (como el Ártico) donde muchos animales se ven afectados. Pero no sólo eso sino que hay fenómenos meteorológicos extremos que están azotando nuestra salud, nuestras cosechas, nuestra vida, en definitiva nuestro futuro y nuestro planeta.
FILOSOFÍA MONTESSORI Y EL CAMBIO CLIMÁTICO
Maria Montessori educaba para la vida. Una de las partes fundamentales de esta educación para la paz es saber comportarse no sólo con nosotros mismos, sino también con los demás y con nuestro entorno. En definitiva con nuestro planeta. 
Es muy importante como padres dar ejemplo a nuestros hijos. Pues nosotros en casa somos los guías encargados de ofrecer a nuestros hijos una educación consciente y respetuosa para saber vivir en sociedad. Y vivir en sociedad no solamente implica saber comportarse con otras personas, sino también con animales, planta y todo lo que nos rodea.
Es nuestra tarea, como padres, brindarles un amor por la naturaleza, por cada cosa que nuestra tierra nos ofrece. Pues formamos parte de este planeta y debemos ser conscientes de ello, no podemos obviar algo que está ocurriendo en él y que debemos cambiar.
Debemos trabajarnos, para poder guiar a las futuras mujeres y hombres, sí, nuestr@s hij@s. Si queremos ofrecerles un futuro esperanzador. Ellos son los adultos del mañana y los que tendrán que lidiar con asuntos tan importantes como este. Deben aprender hacerlo de forma pacífica y respetuosa. Por lo que es muy importante que ahora, de pequeños, vean en sus padres esa conciencia respetuosa hacía nuestro planeta. Pues ellos aprenderán de nosotros.
¿CÓMO EMPEZAR A ACTUAR? ¿QUÉ PODEMOS HACER NOSOTROS COMO FAMILIA? 
Os cuento, desde madreesfera nos ha llegado una propuesta, es un movimiento, un compromiso familiar (de padres, madres, hijos, abuelos, tios, tias, de ¡todos!) para luchar contra el cambio climático. Tan fácil como entrar en  TELOPROMETO.ORG y hacer promesas sencillas, para llevar a cabo en casa (reciclar, apagar la luz cuando salimos de una habitación, no dejar los aparatos electrónicos en stand by, etc). Cosas sencillas de hacer y que a la larga, y si todos lo hacemos, pueden tener un gran impacto en nuestra sociedad.
Os animo a que como nosotros hagáis pequeñas cosas que puedan ayudar enormemente.
Os contaré que nosotros vamos a intentar prometer como vosotros. Sabemos que muchas cosas nos costarán, pero queremos que el futuro que se encuentre nuestro hijo sea esperanzador. 
Por eso pensamos que cada uno de nosotros, cada familia, con un pequeño acto podemos hacer algo muy grande. UNIDOS.
¿CÓMO HACER QUE NUESTROS HIJOS PARTICIPEN EN ESTA PROMESA CON NOSOTROS? 
Podemos explicarles que es lo que vamos a empezar hacer en casa y el motivo por el que lo vamos hacer. Sin duda pueden colaborar en cada una de las promesas que hagamos en TELOPROMETO.ORG incluso ellos mismos decidir que promesas pueden llevar a cabo.
¿CÓMO EXPLICARLES QUÉ ES EL CAMBIO CLIMÁTICO A NUESTROS HIJOS?
Hay muchos recursos para poder ofrecerles información de una manera sencilla y que ellos sean capaces de visualizar y entender. Desde Aprendiendo con Montessori os vamos a mostrar varias propuestas para poder llevar a cabo.
Mediante LIBROS:
Hay un libro de Donal Grand que me parece que puede dar apoyo a la hora de trabajar en cada una de nuestras promesas se llama «NUESTRO PLANETA EN PELIGRO». En él se explica lo que le está sucediendo a nuestro planeta y además las imágenes son bastante realistas, no lo tenemos, porque todavía no nos ha llegado, pero lo hemos comprado. Así que cuando esté en nuestras manos prometemos hablaros de él.

 www.editorialjuventud.es

También hemos descubierto este otro libro, con explicaciones más detalladas. «OSO POLAR ¿SABES PORQUÉ SE DESHIELA TU MUNDO?» de Robert E.Wells.

 www.editorialjuventud.es

Y este otro de Sally Grindley y Michael Foreman «LA PLAYA DE PEDRO». Los tres libros que hemos seleccionado hemos intentado que sigan la línea de la filosofía Montessori, mostrando la realidad, tal cual es.

mediante la EXPERIMENTACIÓN:

 Reciclaje: www.google.es
Casa solar: www.google.es

Los primeros pasos en la ecología. Plantas: www.google.es
Mediante TARJETAS: A los más pequeños podemos ofrecerles vocabulario, si están en el periodo sensible del lenguaje. Podemos mostrarles animales, plantas, meteorología, etc.
Aquí os dejo unos imprimibles gratis que hicimos hace tiempo para que podáis descargarlos. Solo tenéis que pinchar en la imagen y os llevará directos a la descarga.

Y para terminar recordarnos a todos docentes, padres, ti@s, abuel@s, hij@s…que «LOS NIÑOS SON LA ESPERANZA DE LA HUMANIDAD» Maria Montessori.
Podéis seguirnos en facebook.

Autonomía en la comida

Para que nuestros pequeños sean autónomos en la comida lo primero que debemos saber es que autonomía es hacer una cosa por elección propia y no por complacer a nadie. Nosotros como padres debemos mostrarles el camino pero no obligarles, lo que significa que si alguna de las cosas no la hicieran no pasaría nada (mientras no haya peligro y se respeten a sí mismos, a los materiales, y a las personas). Podéis echarle un vistazo a este POST de autonomía. Donde hablamos de la importancia que tiene en la vida de nuestros hijos.

Ideas prácticas a tener en cuenta:


1.Preparación antes de comer 


Lavarse las manos.
Poner la mesa (por lo menos su parte).

Coger el pechito.

Subir a la trona o sentarse en la silla.

2.los utensilios que les ofrecemos a la hora de comer.

Mantel individual: donde irá dibujado el plato, tenedor, vaso y cuchara. El mantel se presentará al niño cuando éste  ya sea capaz de hacer asociaciones en este caso el dibujo del mantel con el de los cubiertos reales.

Vaso: transparente y de cristal. De esta forma pueden ver el contenido del vaso, y si se les cae la consecuencia que tiene. Lo que «Montessorimente» hablando sería el CONTROL DE ERROR.

Cuchara y tenedor: ni muy pequeña ni muy grande. Que quepa en su boca, que sea liviana y no pese. (lo que no quiere decir que no puedan utilizar sus manos, ya que si no manejan bien ninguno de estos dos cubiertos emplearan sus manos, aún así seguirán siendo autónomos, dejemosles hacerlo)

Plato: Normalmente los platos hondos son mejores para poder coger el alimento con facilidad. Que tengan por lo menos un poquito de borde para que el cubierto pueda tropezar con éste y así el niño levantar el cubierto con facilidad sin que se le caiga toda la comida. Será más fácil para poder recoger y arrastrar el alimento.

Servilleta: Para poder limpiarse las manos y la boca. Si es muy pequeño se le puede ofrecer una de tela, ya que posiblemente se la meta en la boca.

Jarrita: Si ya hace trasvases de líquidos una pequeña jarrita le irá bien, a poder ser con muy poca agua, para que pese poco y sea más fácil de manejar.

Pechito/Babero: Nosotros usamos éste de FAMILY TREE. Que de verdad lo aconsejo. A parte de que se puede lavar, es impermeable, y da la tranquilidad a los papás para permitir la autonomía a sus hijos a la hora de comer sin interrumpirles (porque si se mancha, o se le cae algo).


Considero que el babero debe permitir el libre movimiento al niño y que no sea una incomodidad para ellos.
Nosotros probamos con los pechitos que sólo se atan al cuello (ya que económicamente son muy baratos) y mi hijo terminaba siempre quitándoselo.
Así que os podéis imaginar los viajes que hemos hecho al baño después de cada comida. Precisamente porque necesitaba una ducha completa. Además de las lavadoras que hemos puesto. Y los baberos que nos ha tocado tirar a la basura. Total que nos ha salido a la larga carísimo. No solo por el dinero sino por nuestra intranquilidad.
Así que os aconsejo pechitos con costuras en los brazos. Los niños sienten que es parte de su ropa por lo que no les molesta ni incomoda ya que pueden mover sus brazos fácilmente. Para los papás/ mamás debe haber una tranquilidad para dejarles libertad a la hora de comer sin interrumpirlos, que es lo que se debe hacer, pero a veces nos puede el «ay que se mancha». 
3.Evitar cualquier distracción.

Evitar la TV.
Evitar tener juguetes en la mesa.
Evitar aplaudir, decir muy bien, etc, si hace algo que consideras que esta bien, por tanto,
evitar castigar.

4.Intentar comer siempre a la misma hora.
Seguridad.
Tranquilidad.

5,Intentar comer todos juntos.
Una forma de compartir, ampliar vocabulario, aprender de los padres a través de la imitación.

6.No alterarse si se mancha, si ensucia el suelo, o si hay algo que no ha sido de tu agrado.
Mantener una actitud comprensiva, tranquila y calmada. Actuar desde el respeto y la empatia. Desde la amabilidad y la firmeza.

7.Ambiente preparado. Debe tener a su disposición los utensilios para poner la mesa. En una estantería o similar. También un perchero para colgar y descolgar su babero.


8. Limpieza. Una vez terminamos de comer es importante también seguir una rutina de limpieza. Pues todos limpiamos y recogemos.

Os esperamos en facebook o instagram ¡Hasta la próxima!

Consejos Montessori para familias que acaban de tener un bebé.

Sin duda es un momento muy bonito el que estáis viviendo o acabáis de vivir, así que os felicitamos y deseamos que disfrutéis tanto del embarazo como de la crianza de vuestr@/s pequeñ@/s. 
En este post os vamos a mostrar las cosas que consideramos deberían evitarse y por tanto, también, las que sí son un beneficio para los bebés y van totalmente en la lína Montessori. 
Con esto no queremos que sigáis este post a raja tabla. Cada familia es un mundo, y vosotros, futuros padres y madres, ambos, debéis estar de acuerdo en vuestras decisiones para proyectar esa paz y tranquilidad a vuestro hijo.
La filosofía Montessori engloba muchísimas cosas, podéis ver una pincelada en 12 tips AQUÍ
Una de las cosas más importantes es ofrecer al bebé una mayor autonomía mediante el ambiente preparado. Un ambiente que crece con el niño para desarrollar su independencia. El ambiente también debe ofrecer seguridad y tranquilidad al bebé y a los padres 😉
Podéis leer más sobre ambiente preparado AQUÍ
Vamos hablar pues de esta parte importante. La «autonomía» en un bebé, o dicho de otra manera el libre movimiento de nuestro bebé.

COSAS A EVITAR: 
-Siguiendo la idea de autonomía en Montessori-

NO PARQUES INFANTILES de barrotes y loneta.
Reducen su espacio de exploración. Los bebés están encerrados. Viendo el mundo a a través de unos barrotes o de una red. En definitiva son prisioneros.
NO HAMACAS. A nivel de motricidad gruesa son un impedimento, ya que se encuentran atados sin poder moverse. Lo que bloquea su posible desarrollo.
NO TACATÁS. El cuerpo de un bebé no está preparado para que se le fuerce a sostenerse de pie. Las caderas todavía son débiles. Es el propio bebé el que sabe cuando está preparado levantándose, apoyándose en los muebles, sin que nadie le obligue. 
El bebé en el tacatá no está aprendiendo a andar, porque para andar hace falta equilibrio, cosa que en el tacatá es imposible, ya que sus pies muchas veces no llegan al suelo y van de puntillas. No perciben la sensación de equilibro. Permanecen relativamente inmóviles en el tacatá sin hacer ningún esfuerzo a nivel motriz.

NO COLUMPIOS que se enganchan en la puerta. Sería algo similar al tacatá. Las caderas de los bebés son frágiles para soportar todo el peso. A demás de estar atados por obligación en un sitio que posiblemente ni les guste.

NO JUGUETES DE PLÁSTICO ahora en el mercado hay una sobre estimulación con juguetes de plástico con muchísimas funciones: llevan luces, canciones, infinidad de colores estridentes, sonidos, ruidos. Parece que estén hechos para que los propios juguetes jueguen solos, por lo que el niño aparte de ser mareado con toda esta «discoteca» pierde total interés por el juguete. Posiblemente la caja de cartón que envolvía ese le gusté más.

NO CARRUSELES, MÓVILES MUSICALES por lo mismo que hemos mencionado antes, muchos tienen diferentes funciones, y más que captar la atención lo que hacen es estorbar su propio objetivo, el niño es incapaz de concentrarse, pues tiene a la vez movimiento, música y mil colores en los que fijarse y todo esto lo tiene que hacer a la vez…¡qué mareo! ¿no? 
COSAS BENEFICIOSAS:
Siguiendo la idea de autonomía Montessori (sabiendo que el ambiente preparado crece con el niño) unida a otras pedagogías respetuosas para hacerlo más completo-

CAMA EN EL SUELO colchón fino sobre una alfombra mullidita.
fuente: pinterest
ESPEJO a la altura del colchón de forma apaisada para poder interactuar con su reflejo, y BARRA DE SUJECIÓN si el bebé ya empieza a levantarse, se puede colocar en enfrente del espejo, para que pueda verse.
fuente: www.leportschool.com
MÓVILES sencillos, sin música. Concretos, sin mil colores. Se coloca arriba del colchón para que puedan observar los movimientos. Móvil Munari, Móvil de octaedros, Móvil Gobbi, Móvil Aro/cascabel.

fuente: www.howwemontessori.com
ESTANTERÍAS BAJAS para los bebés que empiezan a desplazarse es beneficioso que puedan acceder a sus juguetes con total libertad.
fuente: www.howwemontessori.com
JUGUETES DE MADERA con ellos pueden percibir con todos sus sentidos. Os animo a que leáis este artículo de Family Tree
fuente: www.mamilatteshop.com
CESTO DE LOS TESOROS es una forma de descubrir, explorar utensilios, objetos y cosas que forman parte de su día a día.
fuente: www.cestosdelostesoros.com

JUEGO HEURÍSTICO para que nuestros bebés puedan disponer de total libertad en el juego a la hora de coger, hacer y deshacer. Os recomiendo este artículo de Mamilatte sobre juego Heurístico.
fuente: mamilatte.blogspot.com
CARRO DE ARRASTRE para que el bebé que empieza a dar sus primeros pasos tenga acceso si lo desea a un carro de madera (con peso para que no se venza) en el que pueda levantarse, sostenerse y arrastrarlo si lo desea.
fuente: www.howwemontessori.com
ARCO PIKLER el bebé en plena explosión del movimiento encontrará en este material un buen liado que le hará ejercitar su motricidad gruesa.
fuente: www.hestialglobal.com

LABERINTO PIKLER  y CUBO PIKLER se utilizan también con el mismo propósito mencionado en el arco. De esta manera los pequeños puede suplir esa necesidad de moverse que tienen a esta edad: subir, bajar, trepar, esconderse, desarrollando así la motricidad gruesa.
fuente: www.hestialglobal.com
PUENTE ESCALERAS para que los más pequeños puedan subir y bajar sin problemas, gateando, andando.
fuente: www.leporschool.com
PASARELA CON BARRAS los pequeños que ya empiezan a levantarse y andar pueden desplazarse con este material libremente si lo desean.
fuente: www.leportshool.com
MESA Y SILLA adecuada a su estatura, para que tengan una buena higiene postural, y los pies lleguen al suelo.
fuente: www.leportschool.com
Y otras que bajo mi punto de vista y mi experiencia como mamá me parecen muy beneficiosas…
LACTANCIA MATERNA, PORTEO Y COLECHO. 
Los bebés necesitan sentirse seguros, protegidos y queridos. Siempre de forma respetuosa, aceptando sus ritmos, sus tiempo. Evitando las comparaciones con otros bebés. Creciendo en la tranquilidad, el libre movimiento, y el amor de sus papás.
Nota: Ninguna de las fotos que mostramos hoy en el Blog es nuestra, por eso dejamos los enlaces, por si queréis ver la fuente real de la que proceden. Gracias.
Podéis seguirnos en facebook. Os esperamos 🙂

Reflexiones sobre Jugar y Trabajar ¿Qué sentido tienen estas dos palabras en los niños?

María Montessori en vez de jugar hablaba de trabajar. Pero esto se debe, yo creo, a que el juego es el trabajo del niño.

Por curiosidad he buscado las definiciones y esto es lo que me he encontrado.

JUEGO: «Realizar una actividad o hacer una cosa, generalmente ejercitando alguna capacidad o destreza, con el fin de divertirse o entretenerse»

TRABAJO: «Realizar una actividad física o intelectual, en general de forma continuada, y recibir un salario por ello»

En nuestra sociedad tenemos muy enraizada la idea de que el juego es una actividad para niños y que el trabajo, por supuesto, una actividad de adultos. ¿Pero eso es así?


Personalmente pienso que cuando el niño juega se crea un momento único, irrepetible, en el que él es el absoluto dueño. Nace de manera espontánea y libre. Ya que es él quien elije a qué, cómo y dónde jugar.

Es una necesidad por descubrir, conocer y aprender. Como bien dice María Montessori el niño necesita comprender su mundo. El espacio que lo rodea, desde una perspectiva real.

El juego va más allá de lo que pensamos. Los niños sienten que su juego es muy importante, algo que no debe tomarse a broma. Por tanto podríamos decir que ellos trabajan en su juego. Los niños en el «trabajo del juego» experimentan, aprenden, reflexionan, dan soluciones a conflictos, se socializan….Con el juego también muestran sus sentimientos, es la forma en la que ellos se expresan y comunican con el mundo.
Pese a lo que muchos piensan el juego no es una pérdida de tiempo, mientras se juega se aprende. Al parecer el juego, para algunas personas, sólo es distracción y diversión. Pero el juego es un trabajo, un trabajo placentero, hecho con pasión y libertad.

El juego es beneficioso, pero no solo para los niños. Porque como dije al principio, pese a lo que se piensa, el juego para el adulto puede ser terapéutico, como lo es también para el niño. Pues libera tensiones, es una forma de canalizar las energías. No pensemos, por tanto, que el juego es algo infantil. Se merece que le demos la importancia que tiene. El juego es un trabajo serio. El juego debe ser y es un trabajo amable, divertido, pacífico, donde el niño se siente completo.


Parece que cuando decimos «el niño está jugando» nos referimos a que simplemente se está entretenimiento, y cuando decimos «el adulto está trabajando» «o el joven está estudiando» parece que ese trabajo lo veamos como un castigo, algo sin pasión, sin contenido, totalmente mecánico. Pero lo cierto es que jugando el niño puede llegar a concentrarse de tal manera que no exista el tiempo.

Así que yo creo que es mejor alejarnos de esas etiquetas, porque ni el juego es una tontería ni el trabajo debe ser una tortura.

Trabajemos con la importancia que le da un niño a su juego. Ya que un niño puede ser capaz de jugar con la seriedad con la que puede llegar un adulto a trabajar. 

Al fin y al cabo si los adultos y jóvenes que trabajamos lo hiciéramos con la pasión, vocación, serenidad, implicación, concentración, con la que juega un niño, trabajar sería divertido y entretenido, trabajar sería un juego. Y jugar por tanto es un trabajo para el niño. Porque el juego es serio e importante. Y el trabajo puede ser divertido y entretenido.


Así que no subestimemos el valor que tiene que los niños jueguen, es muy importante que dispongan de tiempo para poder jugar. 

¡Porque el trabajo del niño es Jugar! y ¡Jugar es aprender con pasión y libertad! 

12 TIPS para aplicar la filosofía Montessori en el Hogar.

Hemos querido resumir en 12 tips los aspectos que consideramos más relevantes en la filosofía Montessori para poder aplicarla en el hogar.
Son pequeñas pinceladas de algo mucho más grande. Por eso en algunos de los tips encontrareis enlaces directos a información un poco más detallada.

1. LIBERTAD para explorar su ambiente, su hogar, su mundo.

2. LAS MANOS Y LOS SENTIDOS percibir con todos sus sentidos el mundo que les rodea. Que descubra las cosas tocando, sintiendo.

3. VIDA PRÁCTICA Es beneficioso que los niños puedan colaborar en las tareas del hogar. Barrer, limpiar la mesa, poner la mesa, hacer la cena, poner la lavadora. Esto fomentará su concentración, y es la preparación indirecta a otras áreas.

4. AMBIENTE PREPARADO  el espacio debe estar preparado para que él pueda desenvolverse por si solo libremente. Que los muebles estén a su altura, así como materiales de su tamaño (cuchara, plato, vaso).

5. «NI PREMIOS NI CASTIGOS»   puesto que lo único que proporcionan estas dos cosas es que el niño no sepa ser crítico consigo mismo ni sepa cuando realmente está bien una cosa o no por sí mismo, ya que dependerá continuamente del premio o el castigo. Hará las cosas por tener un beneficio, en este caso premio, o no las hará por si es castigado. Sin comprender realmente porque debe hacer o no una cosa.
6. DISCIPLINA POSITIVA hablemos a nuestros hijos desde el afecto y el amor que les tenemos, desde ese respeto natural ante cualquier situación. Aprendamos a ser y estar bien con nosotros mismos para poder ofrecerles nuestro mejor «yo».
Descansemos, tengamos nuestros momentos, para poder canalizar nuestras energías y poder dar el 100 % de nosotros.  Debemos recordar que nuestro propósito como padres es brindar con todo nuestro amor un buen desarrollo de su autonomía y por tanto autoestima para que pueda sentirse bien ahora y en un futuro consigo mismos y , por supuesto, que sientan que son uno más en su familia y sociedad.
7. EDUCAR PARA LA PAZ enlazando con la disciplina positiva todos queremos que nuestros hijos sepan dar solución a los problemas, debemos mostrarles las herramientas para hacerlo desde el equilibrio, la paciencia, el respeto y la paz.
8. AUTONOMÍA ofrezcamos a nuestros hijos la libertad de elegir, la libertad de movimiento, la libertad de ser y estar.

9. DERECHOS de nuestros hijos. A no ser interrumpidos: cuando quieran expresarse, cuando estén realizando una labor, etc. A no ser chantajeados, menospreciados o ridiculizados. Derecho a ser comprendidos, respetados y valorados.
10. NORMAS cuando hay derechos también deben ser para todos, por eso 3 normas fundamentales: RESPETATE A TI MISMO, RESPETA TU ENTORNO, RESPETA A LOS DEMÁS.

11. LOS PERIODOS SENSIBLES  como padres debemos recordar que el periodo sensible es una atracción intensa por aprender una habilidad o característica (moverse, ordenar cosas, leer…). Si aprovechamos este estado de fascinación para mostrarle algo relacionado con su periodo sensible aprenderá de forma natural hacer las cosas. Y nosotros como padres, conocedores de los periodos sensibles, evitaremos pensar «es un maniático del orden», «es hiperactivo, no para de moverse», etc.

12. GUÍAS como padres debemos ser conscientes de lo que implica llevar Montessori al hogar, de lo que queremos para nuestros hijos y su educación.
Por ello debemos presentarnos en el mejor «formato» para nuestros hijos. A nivel físico, mental y afectivo. Debemos ser y estar para poder saber y ofrecer. Somos el ejemplo donde nuestros hijos mirarán, copiarán y admirarán. Querámonos para quererles.

Si os dais cuenta todo va unido, no puede haber una cosa sin la otra.
No puede haber derechos sin normas, no puede haber periodos sensibles sin padres sensibilizados, no puede haber libertad sin un ambiente preparado, no puede haber vida práctica sin autonomía, no puede haber educación para la paz sin guías.

Hasta la próxima, nos vemos en facebook.

MONTESSORI Y LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL ¿Cómo llevarlo a cabo? Recursos, herramientas

Cuando hablamos de la educación Montessori entendemos ésta bajo los principios que la sustentan, entre ellos el principio de autonomía porque como decía la dra. Montessori «Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo» y esto es aplicable a todos los colectivos de personas, no solo a los niños. Porque entendemos que cada persona tiene un ritmo de aprendizaje, un ritmo por tanto de adquirir su autonomía, de vivir, de ser y estar. Y a veces nos cuesta comprender que los demás no deben amoldarse a las normas establecidas sino que las normas deben amoldarse a las necesidades de cada colectivo.

Hoy quiero hablar de las personas con diversidad funcional. Personas con características concretas que no son más ni menos que nadie. Son personas que tienen unas necesidades igual que tienes tú, que posiblemente sean diferentes, igual que serán diferentes a las yo tenga con respecto a tí. Quiero decir con esto que hemos de entender la diversidad como algo completamente natural, ya que evidentemente cada uno tiene unas necesidades específicas y en vez de bloquearlas (no comprendiéndolas) debemos respetarlas (y comprenderlas).

Siempre que queramos llevar a cabo programas de autonomía o aplicarlos en casa deberemos tener en cuenta los tiempos, los ritmos de aprendizaje y las características de cada persona. Dejemos las etiquetas a un lado. Evitemos juzgar, tener ideas preconcebidas. Pues esto lo que provoca es que los limitemos, que pensamos que no son capaces de…cuando realmente a veces pueden llegar a hacer cosas que no imaginaríamos. Podemos decir que a veces hacemos con los niños lo mismo que con las personas con diversidad funcional, todo por ellos. Y pese a ser con buena intención, sin darnos cuentas coartamos su autonomía.  Así que antes de decir o hacer POR FAVOR OBSERVEMOS.

http://www.feaps.org/



¿Porqué es importante OBSERVAR?

Es la base. El motor que nos va a a guiar para mostrar una actividad u otra, evitando que los niños o adultos se frustren. Seamos conscientes de lo que es capaz cada uno por medio de la observación (sin etiquetar basándonos en un diagnóstico). Demos la oportunidad de que se muestren tal y como son y entonces OBSERVEMOS y ofrezcamos las herramientas necesarias para dar una mayor independencia. LA OBSERVACIÓN da mucha información, para mi, más veraz y real que cualquier diagnóstico o documento. Mediante la observación seremos capaces de ver intereses, gustos, con los cuales podemos hacer todavía más rico el aprendizaje. Por ejemplo, si le gustan los coches, tal vez podamos utilizar este recurso para enseñarle los colores…mediante coches de colores. 

¿Porqué es importante la AUTONOMÍA en personas con diversidad funcional?

Todos y cada uno de nosotros, tengamos la característica que tengamos (físicas o cognitivas) tenemos DERECHO A LA LIBERTAD.  Ya que todas las personas por igual necesitamos no depender tanto de los demás, lo que es lo mismo, ser independientes en la medida de nuestras posibilidades. 
La autonomía da la posibilidad de asumir responsabilidades, de saber enfrentarse al entorno, da seguridad, independencia y aumenta indudablemente la autoestima, además de que facilita el poder aprender cosas nuevas. Ejercitar cuerpo y mente. 
Es parte de la inclusión social, de la vida diaria de todas las personas. 
En resumen TODOS TENEMOS EL DERECHO A SER LIBRES EN LA MEDIDA DE NUESTRAS POSIBILIDADES. LA AUTONOMÍA APORTA LIBERTAD.

¿Cómo trabajar la autonomía con personas con diversidad funcional?

De la misma manera que la trabajamos con los diferentes colectivos de personas. AUTONOMÍA Y MONTESSORI VAN COGIDAS DE LA MANO. Y MONTESSORI ES PARA TODOS, sin excluir a nadie por ninguna de sus condiciones físicas o cognitivas. La base es la OBSERVACIÓN, seguir a las personas con las que estamos conviviendo.
La frase «seguir al niño» de María Montessori es aplicable a «seguir al anciano» a «seguir a las personas con diversidad funcional». En definitiva a todos y cada uno de nosotros.
En los ambientes Montessori se trabaja la vida práctica, en muchos centros dedicados a personas con diversidad funcional se trabaja también las habilidades de la vida diaria.
*El aseo: La higiene corporal y el cuidado de la imagen.
*El vestirse: habilidades para ponerse y quitarse la ropa, para reconocer cada una de las prendas.
*La alimentación: La higiene postural en la mesa, preparar la mesa, los alimentos, colocar la mesa, quitarla.
*Interacción social (lo que en Montessori llamamos gracia y cortesia): como comunicarse con respeto y educació. Quién soy, cómo me llamo, dónde vivo, etc.
*Salidas: tirar la basura, hacer encargos.
*Cuidado del entorno: regar las plantas, limpiar el espacio.
Facilitadores de Autonomía

 -RUTINAS: 
Las rutinas que se establecen en casa, en un centro, etc son muy importantes porque ofrecen a las personas una estabilidad y un orden. Y sin duda resultan tremendamente importantes en personas con diversidad funcional, pues muchos tienen dificultad a la hora de percibir lo que pasa a su alrededor. No pueden predecir ciertos cambios, pero si pueden seguir una rutina para sentirse tranquilos y seguros, ya que pueden anticiparse a lo que va a pasar. La rutina es información importante para saber que va a pasar después de algo y como voy a actuar o que es lo que voy hacer.
Para ello en muchos centros se utilizan paneles de horarios hechos con imágenes reales o pictogramas. Siguiendo la línea Montessori, personalmente los pondría con imágenes reales.

-AYUDAS TÉCNICAS:

Hay un amplio abanico de ayudas técnicas para una mayor independencia, herramientas adaptadas que facilitan la vida diaria. Aquí un ejemplo de algunas de ellas:

  blog.movernos.com
 ifernandezjimenez.wordpress.com
ortoweb.com

-PICTOGRAMAS/IMÁGENES: 
Sirven para muchas cosas entre ellas para ayudan a visualizar, a secuenciar, a trabajar las rutinas.
Son recursos de comunicación aumentativa, para trabajar el lenguaje. Facilitan la comunicación para aquellas personas que tienen dificuldad en este aspecto.

Para los que no conocéis ARASAAC es un portal donde podréis encontrar tanto pictogramas, como imágenes reales. Así como herramientas online para crear tableros: historias, horarios, calendarios, bingos, dominós. Es sin duda una buena herramienta de trabajo.
ARASAAC es un proyecto coordinado por el CAREI y sostenido por CATEDU así mismo está financiado por el Fondo Social Europeo.

Este es un breve resumen siempre bajo mi humilde opinión, extraída de mi formación como educadora de personas de diversidad funcional acompañadas de formación Montessori y mi experiencia trabajando con personas con diversidad funcional.

Nos vemos en facebook.

La importancia de la Autonomía

Como comenté en este antiguo POST, Montessori no son sólo materiales. Es toda una filosofía de vida. Tanto para los adultos como para los niños. Montessori tenía en mente algo muy importante, Educar para la Paz. Se que no paro de repetirlo en cada uno de los post pero creo que es lo más importante y profundo, que no debemos olvidar.
¿Porqué es importante la Autonomía en los niños?

La autonomía les da las herramientas suficientes para necesitar cada vez menos depender de los adultos. Les da la posibilidad de asumir responsabilidades, de saber enfrentarse al entorno y de solucionar problemas.
Además la autonomía les da seguridad en si mismos, aumenta su autoestima, su independencia y les facilita que puedan aprender cosas nuevas.
LA AUTONOMÍA SE ADQUIERE DESDE EL RESPETO Y LA CONCIENCIA.
Por eso en casa lo primero que tenemos que tener claro si queremos aplicar la filosofía Montessori en nuestro hogar, y de este modo fomentar la autonomía en nuestros hijos, es a saber estar en paz con nosotros mismos y saber estar en paz con los demás.
Es importante trabajarse interiormente como padres. Muchas veces las prisas nos hacen ser irrespetuosos hasta con nuestros hijos.
Imaginemos que nuestro pequeño se está poniendo la camiseta y le está costando mucho, pero no está pidiendo ayuda.
Y tu lo ves, y te aprietas los dientes porque se está haciendo tarde y tienes que entrar a trabajar…tu hijo sigue con la camiseta, incluso se hace un lío, pero continua sin pedirte ayuda.
Tu ya estás de los nervios y , sin mala intención, le interrumpes y tu mismo le pones la camiseta. «Ya está ¡vayámonos!»
¡ohh! ¡vaya! ¿qué acaba de pasar? Acabas de romper un momento valioso para que tu hijo pudiera ponerse la camiseta él solo (autonomía) o que incluso aprendiera a pedir ayuda si la necesitaba.
«¡Pero es que tenía prisa!» me dirás, ya claro, es normal, las prisas son muy malas compañeras ¿verdad? pues en Montessori también.
 Así que ¿porqué no levantarse antes, y calcular el tiempo en la medida de nuestras posibilidades? Como decía Montessori ayúdale hacerlo por si mismo o lo que es lo mismo, debes saber que «Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo». Es decir, se paciente, se consciente de que tu hijo está aprendiendo, de que tu llevas muchos años poniéndote y quitándote una camiseta, pero él no. Dale tiempo, apoyale. Puedes estar presente, sin presionarle, sin observarle fijamente. Puedes estar…sí, porque tal vez en algún momento él si te pida ayuda. Pero te la habrá pedido tu hijo. Será su decisión.
Por lo que si quieres que tu hijo tenga una mayor autonomía e independencia tendrás que trabajar tu paciencia, tus tiempos de espera, y tu forma de dirigirte a tu/s hijo/s.
Después de tener claro que somos nosotros, las madres y padres, los primeros que debemos ser respetuosos hacía ellos (y los demás) podemos empezar a ayudar a que su autonomía se convierta cada día en una nueva aventura.
LA AUTONOMÍA VA ACOMPAÑADA DE OBSERVACIÓN.
Es necesario observar los tiempos, el ritmo de desarrollo de nuestros pequeños y en base a eso ofrecer las herramientas necesarias. Ajustar sus necesidades de autonomía. No es lo mismo un bebé de 6 meses que uno de 12 meses. No hacen lo mismo, pero ambos pueden tener un grado de autonomía, diferente, pero podemos ofrecérselo.
LA AUTONOMÍA SE ADQUIERE CON AYUDAS TÉCNICAS.
Para ello María Montessori hablaba del ambiente preparado. Que en el hogar es muy importante. Proporcionarles un ambiente les permitirá independencia. Puedes mirar el ambiente preparado AQUÍ.
Las ayudas técnicas fomenta un mayor grado de independencia en las actividades, en este caso (pensando en el hogar), de la vida práctica. Por eso nos podemos servir de muchos instrumentos, utensilios, equipos, etc, diseñados con ese fin. Aquí te dejo algunos ejemplos.

 silla y mesa a su altura

 Trona evolutiva (que puedan subir solos)
Estanterías a su altura con algunos juguetes
 
Zonas habilitadas a su tamaño y altura para disponer de ellas con facilidad.

 Torre de aprendizaje (para que pueda llegar a la encimera de la cocina y colaborar)
Perchas, percheros, a su altura en las distintas estancias del hogar. Para kit de limpieza, ropa, chaqueta, etc.

LA AUTONOMÍA SE ADQUIERE DESDE LA CONFIANZA.
Una de las cosas que parece que más nos cuesta a los padres es confiar, «¡ay, qué se va a caer!» y le coges «¡ay, que se va a cortar!» y le quitas el cuchillo de verduras, «¡ay, que no va a poder subir a la trona, porqué se va a caer!» y le subes tu, «ay, que el escalón es muy alto!» y le subes «¡ay qué se ensucia (la camiseta tan bonita que le compré el otro día)!»y le limpias la boca o le das tu de comer ¡ohhh, no!
Mmmm…y con esto no quiero decir que no me pase a mi, yo también he dicho y digo alguna vez «¡ay!» pero a veces me toca medio cerrar los ojos y esperar, sin interrumpir, y respirar hondo, porque el problema no lo tiene él, lo tengo yo y mi falta de confianza. Eso hay que trabajarlo, como padres es un aspecto importante.

LA AUTONOMÍA NO ES LIBERTINAJE.
Que sea autónomo no implica que pueda hacer lo que le de la gana. En casa hay normas, igual que las hay en un ambiente Montessori. Para vivir en sociedad, para vivir en familia, las normas son necesarias. Respeto a mi mismo, respeto a los demás, respeto el material.
La libertad ha de estar siempre guiada por los adultos, una libertad limitada a unas sencillas pero inamovibles normas. 
Parece que muchas veces tengamos miedo a decir NO, no es que debamos decirlo todo el tiempo, sería fatal. Pero si existe algún peligro físico, o de otro tipo, un NO a tiempo tampoco es un pecado.
LA AUTONOMÍA ES AUTOESTIMA.
Si dejamos que nuestros hijos colaboren en casa, que puedan adquirir por si mismos ciertos hábitos, ciertas conductas, realizando actividades de la vida diaria, conseguiremos reforzar no solo su aprendizaje sino su AUTOESTIMA, se sentirán bien consigo mismos, sin necesidad de un premio, sin necesidad de tu aprobación. Por el simple hecho «visual» de ver que lo han conseguido.

LA AUTONOMÍA ES APRENDIZAJE
Mientras está ejecutando cada una de las acciones que le permiten ser autónomo: subir al sofa, ponerse los calcetines, cortar la verdura, sentarse en una silla, coger la ropa de la percha, etc. Va aprendiendo unas rutinas, unos hábitos, un orden. Ese orden es importante sobretodo para edades tempranas, pues están descubriendo el mundo, conociéndolo y construyéndose como personas. 

LA AUTONOMÍA ES LIBERTAD.
Tener las herramientas para ir adquiriendo poco a poco mayor autonomía ofrece a los niños mayor libertad para poder elegir, desplazarse, gestionar sus intereses, sin necesidad de que un adulto esté continuamente diciéndole lo que debe hacer.

Y por último sabed que para ellos colaborar en las tareas del hogar, o realizar cualquier actividad de su rutina diaria, no es una lata. Es un desafío, un querer hacer, algo que les motiva, les gusta, que repetirán una y mil veces para perfeccionar pues les apasiona. 
Puede que muchos de los adultos sintamos que estas tareas son una simple obligación, que hay que hacerlas y cuanto más rápido mejor, más tiempo para otras cosas. Pero pensad siempre desde la posición de vuestro pequeño, cada cosa que realizáis en casa es fascinante, están descubriendo, explorando. 
Poner la lavadora, es fascinante, tender…es fascinante, lavarse las manos con jabón ¡mola un montón! etc, etc…

¡Hasta la próxima! Nos vemos en facebook.