Actividades Montessori de 18 a 23 meses

Hoy quiero mostraros actividades Montessori para bebés de 18 a 23 meses. Todas estas propuestas se pueden llevar a cabo en casa o espacios de acompañamiento destinados a estas edades. 

¿Cómo es el bebé de los 18 a los 23 meses?

En esta etapa comienzan a perfeccionar y dominar sus movimientos manuales y de todo su cuerpo. Por eso las propuestas deben ir encaminadas a la motricidad fina y gruesa.

También perfeccionan su coordinación ojo-mano, con el movimiento de la pinza digital, de la clasificación de colores u objetos.

El lenguaje obtiene también una gran importancia, pues necesitan conocer vocabulario para saciar su sed de curiosidad.

Les fascinará todo lo relacionado con la vida práctica y las tareas del hogar, por lo que se les puede adecuar materiales a su altura y manitas.

El sentido del orden está muy presente y esta es la razón por la que se pueden ir incorporando, poco a poco, actividades con bandejas.

Estantería de los 18 a los 23 meses

¿Qué elementos hemos incorporado en la estantería?

Hay muchos materiales que podemos incorporar en una estantería destinado de los 18 a los 23  meses. Hoy os quiero mostrar algunos. Lo importante es tener en en cuenta que menos es más, esto quiere decir, que no pondremos todos los materiales, sino que iremos rotando para que así no se canse y sean atractivos a su vista.

¿Dónde podemos encontrar estos materiales?

VACACIONES CON MONTESSORI. Klara Moncho

Hoy quiero mostraros dos libros. Se trata de dos cuadernos de la colección de Klara Mocho de la editorial Altea. 

Para mi estos dos cuadernos no son como los típicos cuadernos que hacen comprar a las familias cuando comienza el verano. Estos cuadernos, concretamente, nos muestran algunas presentaciones Montessori paso a paso, también da la posibilidad de obtener material Montessori sin gastar grandes sumas de dinero, a través de recortables y tarjetas. Nunca será lo mismo que el propio material que tiene su peso, su tacto y sus medidas específicas, pero es una buena forma de instroducirse en la educación Montessori

Estos dos libros forman parte de una colección muy completa para diferentes edades. Mi propuesta es que no obliguemos a nuestros peques a realizar un cuaderno sino más bien que les demos la oportunidad de elegir cuándo y cómo quieren hacerlo, sencillamente el cuaderno puede estar en un estante, a la vista, para que puedan cogerlo cuando quieran. 

Hay muchas formas de conocer la filosofía y educación Montessori y como veis no tiene por qué ser cara. Os dejo el enlace donde podéis encontrar los libros (si pincháis en ellos os lleva al enlace de compra):

¡Os espero en instagram y facebook!

CUBORO. Aprender a resolver problemas con creatividad

Hoy quiero hablaros de un descubrimiento que hicimos hace poco en una de las sobremesas familiares. Y es que el otro día tuvimos el placer de jugar a un juego que invita a la cooperación y el trabajo en equipo. Consiste en construir pistas a través de bloques de diferentes formas que según las combines te dan como resultado una superficie perfecta para deslizar canicas. Es muy interesante porque no todas las combinaciones sirven, si no colocas los bloques de manera correcta hay un control del error que te avisa. El control de error, sin duda, es la canica. Gracias a ella sabes si la construcción está correctamente construida. Puesto que si la hemos construido bien la canica podrá pasar sin problemas por toda la superficie. 

Es un juego con infinitas posibilidades. A través de la creatividad  y el ingenio se pueden crear pistas de canicas sin necesidad de tener más instrucciones que las que nos brinde nuestra propia cabeza. ¡Imaginación al poder!

En el rato de diversión que estuvimos jugando en familia trabajamos sin darnos cuenta cosas como la investigación, la experimentación, la clasificación, , la ciencia, la resolución de problemas. 

La edad recomendada para empezar a jugar a Cuboro Cugolino es de 3 años pero la edad limite no existe realmente, porque este juego trabaja la agudeza mental y para personas de la tercera edad incluso sería estupendo. Supongo que por esta razón es un juego en que ni niños ni adultos se aburren. 

Otra de las cosas buenas es que al ser de madera no tiene fecha de caducidad, puede durar muchísimos años y realmente para el niño o el adulto no va a resultar tedioso volverlo a jugar ya que como he comentado tiene un mundo de posibilidades además de que existen extensiones del juego. Para ir aumentando dificultad. 

Podéis encontrar Cuboro Cugolino en Kinuma tienen una gran variedad para elegir según dificultad. 

Si os ha gustado este post y os gustaría descubrir más juegos y aprendizajes relacionados con la educación respetuosa os espero en comentarios, facebook e instagram. Tú haces posible que exista este blog y el contenido gratuito. 

MONTESSORIZATE. Libro de actividades para disfrutar y conectar en familia

Hoy quiero recordaros que en instagram estamos de sorteo de unos libros chulísimos, entre ellos este tan precioso que hoy os quiero presentar en el blog. Se trata de «Montessorizate. Libro de actividades para disfrutar y conectar en familia» creado por mis queridas Bei y Nitdia. Un libro lleno de actividades donde podremos encontrar actividades, que si queremos, podemos acompañar de descargables que han realizado con mucho cariño Nitdia y Bei. El libro está organizado de una manera sencilla y fácil para leer y al mismo tiempo muy visual porque va acompañado de muchas fotos. A continuación os dejo con Bei y Nitdia y no os olvidéis que en instagram estamos de sorteo de este libro y otros más 😉

¿Cómo surgió la idea de escribir este libro juntas? 

Cuando la editorial se interesó por Montessorízate (el primer libro), me pidieron también un libro de actividades, y pensé inmediatamente en hacer uno con Nitdia, que combinara todo lo que yo sabía de Montessori con lo que ella sabía sobre Escuelas Bosque. Al principio a la editorial no le convenció la propuesta porque requería demasiado de los padres, pero gracias al éxito de Montessorízate pudimos hacer el libro, así que gracias a todas las personas que confiaron en mi 🙂

¿Cuál fue vuestro motor de inspiración?

Nuestros hijos e hijas, y todos los niños y niñas con los que hemos tenido contacto. También nuestra infancia, todavía somos algo niñas, mantenemos esa curiosidad innata y eso está presente en el libro. Y sobre todo la naturaleza.

Bei has escrito otro libro ¿podemos considerar que este es una continuación de tu primer libro? ¿Se pueden leer ambos sin seguir un orden?  

Si y no, es una continuación porque en el primer libro trataba la aplicación de la filosofía en el contexto familiar (cómo crear un ambiente preparado físico (la casa) y emocional (el adulto) para satisfacer las necesidades de la infancia). Este otro hace propuestas de actividades enmarcadas en esas necesidades que hemos observado en los niños y niñas. No es necesario leer uno para leer el otro, porque en la introducción del libro de actividades dimos unas pequeñas pautas para acompañar las actividades, pero sí es recomendable. Los adultos tendemos a imponer nuestras necesidades sin tener en cuenta las de los niños y niñas y eso puede quitarle a nuestras propuestas toda la magia.

foto Montessorizate
foto Montessorizate

¿Hay algo de vuestra infancia que esté presente en vuestro libro? 

Bei. Todo. Con este libro volvimos una y otra vez a la infancia. Yo que pasé por el sistema educativo con mucha gloria y poca pena, solo pensaba “si mis compañeros hubieran aprendido así”. Se mezcla algo de tristeza, con un poco de culpa y un montón de añoranza. Hemos escrito el libro que nos hubiera gustado tener de pequeñas. Siempre que pienso en la naturaleza en mi infancia, los recuerdos me llenan de felicidad, y lo cierto es que apenas salíamos a la naturaleza al vivir en una ciudad, pero mis padres siempre que podían nos llevaban. Y esos recuerdos los conservo como el oro de mi infancia.

Nitdia. Mi infancia transcurrió también en la ciudad pero lo curioso es que mis recuerdos más dulces son aquellos que transcurren dentro de los arbustos en la esquina del parque o de la parcela abandonada llena de «malas hierbas», explorando junto a mis amigos, hermana y primos. Hemos intentado que esta actitud hacia el mundo, esta curiosidad, se refleje en todas las actividades que proponemos en el libro.

¿Cómo fue el proceso? ¿Planificasteis antes de empezarlo o surgió sobre la marcha?

Nos encanta planificar, así que si. Aunque la verdad es que la vida nos ha puesto en nuestro sitio con esto de la planificación, nos ha enseñado a fluir y ahora planificar es más bien un esquema mental que un planning labrado en piedra. Teníamos el orden muy claro en nuestra cabeza, y fuimos quitando y añadiendo actividades según las necesidades. Esa ha sido la parte fácil, se nos da muy bien trabajar juntas, estamos muy cómodas la una con la otra y eso se nota.

¿Qué tal se lleva conciliar y escribir? 

Aquí coincidimos ambas, se lleva fatal. Esa es la parte difícil. Es muy complicado sacar huecos para poder escribir con un mínimo de silencio y concentración. Y además como nuestros hijos han sido modelos en el libro también hemos tenido que aceptar que había días (justo ese que brillaba el sol) que no tenían ganas de fotos. Aún así estamos muy orgullosas de haberlo logrado y muy agradecidas por el apoyo de nuestras parejas y de los peques.

¿Hay alguna anécdota, que podáis contarnos, que os haya ocurrido durante el proceso creativo de vuestro libro?

Bei. Yo tengo una del final del proceso, muy relacionada con la anterior. Cuando nos preguntaron si nos apetecía escribir otro libro más, una de mis hijas dejó de comer, me miró muy seria y dijo “¿y no se pueden buscar a otra para torturarla?” Aún no he sabido si se refería a nosotras o a si misma XD

Nitdia. A parte de escribir, todas las actividades las hemos compartido con nuestros hijos e hijas y esto significa risas, muchas risas. Como cuando jugamos a hacer el vacío con agua, vasos y velas y luego hicimos un concurso de «inundaciones» al levantar el vaso del plato.

¿Qué os gustaría transmitir con él?

Que Montessori es un cambio de mirada, que no es necesario invertir dinero, que la naturaleza es el mejor espacio para aprender y construir recuerdos imborrables y que es una forma muy bonita de honrar a nuestros niños interiores, porque con las actividades, volvemos un poco a la infancia.

¿Por qué tenerlo en casa?

Porque es una fuente de inspiración para domingos sin planes o para organizar una actividad después de una reunión familiar, para construir y apoyar nuevos aprendizajes, para crear cuando vienen amigos a casa…

Siento que vivimos en una sociedad cada día más consumista y nuestra propuesta trata de jugar más, sentir más, vivir más, observar más, divertirse más y comprar menos. Nuestra idea era crear recuerdos y no tanto materiales, nuestra idea fue plantear oportunidades más que actividades, y sobre todo, que fueran un punto de partida, que es lo que propone la educación Cósmica (como se enfoca el sistema curricular en la etapa de los seis a los doce años), dar una probadita, sembrar un interés y facilitarles todo para que puedan cultivar esa curiosidad.

foto Montessorizate

¿Lo habéis escrito pensando en las  familias? ¿podría ser interesante, también, para las personas que se dedican a la docencia? ¿Por qué? 

Un montón de docentes nos han escrito para decirnos todas las ideas que han sacado y lo mucho que lo recomiendan, así que la respuesta es sí. Como incluye muchísimo material extra para descargar, es una ayuda para trabajar de una manera más significativa contenidos curriculares de primaria. También docentes que trabajan con niños y niñas fuera del aula nos han escrito para decirnos que lo usan como vehículo para trabajar otras habilidades.

Y lo más sorprendente ha sido que nos han escrito terapeutas y personas que trabajan con la tercera edad para decirnos lo útiles que les han resultado nuestras propuestas para trabajar con este colectivo. Cuando decimos para todas las edades, es verídico, desde el año hasta los 99 o más años.

Crear este libro ha sido un verdadero regalo, ojalá esté en todas las bibliotecas algún día y pueda disfrutarlo todo el mundo.

 

Tablero de la Suma ¿qué es? ¿Cómo se utiliza?

El Tablero de la Suma es un material utilizado en los ambientes Montessori, se trata como su propio nombre indica de un tablero. Este tablero está formado por 18 columnas y 12 filas, se trata de un material que pertenece al área de las matemáticas.

 

Si seguimos observando la tabla veremos que tiene los números del 1 al 18 en la parte superior de ésta. Del 1 al 9 los números aparecen en azul mientras que del 10 al 18 aparecen en rojo. 

Con esta tabla se pretende introducir a los niños en la suma con sumas muy sencillas. Este material podemos encontrarlo en casa de niños (de 3 a 6 años) 

Para que el niño pueda acceder a este material antes habrá tenido que trabajar con otros materiales. Para este material en concreto si me gustaría enlazaros un video que encontré en youtube para que podáis observar cómo se lleva a cabo este material. Pues se ve claramente el proceso.

Como siempre os remarco el material manipulativo a la hora de aprender está comprobado que ayuda a los niños a comprender e interiorizar los conocimientos sin que tengan que aprender nada de memoria, porque como sabéis, algo que se aprende de memoria se termina olvidando.

Este material en concreto que veis en las fotos podéis encontrarlo AQUÍ .

Si queréis seguirnos y seguir aprendiendo junto a nosotros en esta aventura os esperamos en facebook e instagram ¡Hasta pronto!

Colgador del 11 al 19 ¿Cómo y para qué se utiliza?

Hoy os quiero hablar del colgador de perlas del 11 al 19. Se trata de un material que utilizan en los ambientes Montessori y que forma parte del área de las matemáticas. 

El colgador está compuesto por un stand con 18 ganchos y la escalera de perlas del 1 al 9 y las perlas doradas de las decenas que son 9. 

Este colgador permite al niño, por una parte, con las perlas distinguir la cantidad que hay agrupadas en ellas. Pues si quiere puede contarlas una a una para verificar el número. Del mismo modo facilita la labor ya que no se trata de perlas aisladas ( uno, uno, uno) sino que van en conjunto según el número que forman. Esto es bueno, pese a lo que nos tienen acostumbrados en la educación tradicional donde los números se cuentan por separado, cosa que dificultad el aprendizaje concreto, real y visual.

Por otra parte este stand nos va a dar la prueba visual para comprender los números más allá del 9. Donde las decenas empiezan a incorporarse. 

Si nos damos cuenta a nivel visual es muy fácil ver cómo está formado el número 11. Pues vemos las perlas doradas de las decenas y al lado la perla del uno acompañada de su símbolo numérico. 

Como muchos sabéis los materiales Montessori van en progresión, de lo concreto a lo más abstracto, según avanzamos en aprendizaje vamos asumiendo nuevos retos. Así que este material prepara para actividades más complejas como la suma y la resta. Y no solo eso sino que visualmente somos conscientes de cómo va creciendo el número, de que 11 es más pequeño que 19.

Primero de todo se deben colocar las tarjetas de madera de los números en su correspondiente lugar. Se colocan todos del 11 al 19. 

Y a continuación vamos a ir colocando las perlas correspondientes según el número que nos indica arriba. 

Para trabajar este material antes los niños han tenido que interactuar con el colgador del 1 al 9. Siempre me preguntáis la edad, para estos materiales no hay edad, sino más bien observación. Pero podemos orientarnos sabiendo que se utiliza en los ambientes Montessori de casa de niños (3-6 años)

Si os interesa el material está disponible en Alupé, donde encontraréis el stand del 11 al 19 y las perlas correspondientes. Podéis verlas AQUÍ , AQUÍ  y AQUÍ

Si quieres investigar sobre más materiales Montessori aquí mismo en el blog podréis hacerlo en la categería de Montessori Salón de clase en Actividades y Materiales.

No te pierdas nuestro día a día en facebook e instagram ¡Te espero!

Periodos Sensibles ¿Qué son? ¿Por qué es necesario conocerlos?

Aprendiendo con Montessori periodos sensibles 1

El otro día en instagram en stories pregunté de qué os gustaría que hablara en el blog y me dijistéis sobre «Los periodos sensibles». Así que hoy rescato este post que estaba en mi rinconcito nostálgico para traerlo aquí y que podáis leerlo de nuevo.

Lo primero de todo es saber qué significan estas dos palabras. Pues no están puestas al azar.

PERIODO: todos sabemos que es un espacio de tiempo, limitado, en el que ocurre una determinada cosa o se va desarrollando un determinado acontecimiento. 

SENSIBLE: Significa que hay una capacidad de percibir a través de nuestros sentidos. 

Con estas dos definiciones podemos decir que: Se habla de que son «Periodos» por que suceden en una determinada etapa, tienen un tiempo, no son para siempre, y se dice que son «Sensitivos» porque son independientes de la voluntad, nacen del instinto natural del niño, de su instinto guía. 

Aprendiendo con Montessori periodos sensibles 1
 

Estas dos palabras unidas tienen mucho poder. Y en la educación Montessori son muy importantes tenerlas en cuenta, aunque todo sea dicho, sería importante tenerlas en cuenta en cualquier tipo de educación, simplemente porque ocurren en la infancia. Así pues la Dra. Montessori la cogió prestada de Hugo de Vries, que era un biólogo Holandés, el cual hablaba de sus observaciones en las orugas y cómo conforme a sus necesidades iban cambiando sus actuaciones.
Charlotte Pousin en su libro Montessori explicado para padres comenta también «Las tortugas marinas nacen en la arena y responden, desde los primeros instantes de su vida, a un impulso irresistible que las atrae hacia el mar. Necesitan el calor de la arena para eclosionar y, en cuanto nacen, necesitan imperiosamente el agua para vivir. Si algo les impide responder a este instinto mueren».
 
Veamos esto no significa que si un niño no cumple con su cometido, en cuanto al periodo sensible se refiere, vaya a pasarle lo que a las tortugas…Simplemente ocurrirá que el niño pueda frustrarse y desemboque en aquello que comúnmente se conoce como «rabieta» o «capricho». Pero cómo veis, en este caso, realmente no lo es, se trata de un periodo sensible no cubierto y por tanto de una llamada que procede del interior del niño, de manera inconsciente, para poder ir evolucionando y adquiriendo nuevos aprendizajes para su completa supervivencia. 
 
Podemos decir que el niño es capaz de elegir a través de sus necesidades innatas y que esto lo hace entonces sensible a algunas cosas, pudiendo entonces, concentrarse de una manera natural y aprendiendo sin que le cuesta absolutamente nada.
 
Si os acordáis del post de LA MENTE ABSORBENTE DEL NIÑO. Hablábamos de la importancia de ésta. Podemos decir, por tanto, que los periodos sensibles son los instintos que guían a la mente absorbente.
 

Aprendiendo con Montessori periodos sensibles 2
 
El periodo sensible podemos definirlo como una atracción intensa. Una predisposición innata en el niño por aprender una habilidad o característica: ordenar cosas, subir y bajar escaleras, leer…Si aprovechamos este estado en el que el niño siente esa fascinación por hacer algo en concreto aprenderá de forma natural a hacerlo. Lo realizará sin dificultad.
Estos periodos sensibles descubiertos hace ya muuuchos años, han ido  reforzándose con las investigaciones modernas sobre el cerebro del niño.
Es más fácil para el niño aprender cuando está latente su periodo sensible que una vez ha pasado. Porque los periodos sensibles no duran para siempre, son temporales, una vez pasan ya no vuelven. Lo que no quiere decir que luego no vaya a hacer una determinada cosa. Lo único que significa es que cuando las cosas se interiorizan de forma natural, luego no cuesta hacerlas. No son una obligación. Sino que nacen de la espontaneidad, se disfruta mientras se hace y  queda impregnado en la mente para siempre «MENTE ABSORBENTE» (no se trata de que memorizan, sino de que lo viven de manera psíquica, lo hacen suyo ese aprendizaje).
 
«Si el niño no ha podido obedecer a las directrices de su periodo sensible, se ha perdido la ocasión de una conquista natural, se ha perdido para siempre» Maria Montessori, El niño el secreto de la infancia
 
Como ya hemos comentado arriba. Si por alguna razón el periodo sensible no se ve cubierto…no quiere decir que el niño no vaya a tener una determinada habilidad o destreza, lo que significa es que esta acción fuera de ese «Periodo sensible» va a obligar al niño a realizar las cosas a través de su propia voluntad consciente. De algo que no es natural. Ya que el periodo sensible, recordar, que es espontáneo y natural atraído por la fascinación de un determinado aprendizaje. Por lo que si han pasado y no se le ha proporcionado el medio para que se desarrollen con naturalidad, al niño le costará muchísimo más trabajo alcanzar los mismos resultados, y por supuesto jamás serán los mismos.
 
Observa a tu hijo…olvídate de las etiquetas «es un maniático de la limpieza» «es un cabezón que solo quiere subir y bajar escaleras» «es inquieto e hiperactivo porque no para de moverse de aquí para allá» y ahora incorpora esta nueva idea a tu mente LOS PERIODOS SENSIBLES. Recuerda que tu hijo lo hace por necesidad, para evolucionar, es un investigador, un curioso, perfeccionando sus movimientos, sus destrezas.
 
Hay que tener presente que son específicos. Quiero decir con esto que existe: el periodo sensible del lenguaje (0-6),  el del orden (0-6 años) o la coordinación del movimiento (0 a los 6 años) entre otros. Todos estos momentos que vive el niño de atracción hacía ese periodo sensible se viven únicamente en la infancia. Como he comentado antes de los 0 a los 6 años.
 
Posiblemente vivas una situación parecida a esta, en la que, tu hijo, acaba de ver por primera vez esas escaleras empinadas, le fascinan, desea con todas sus fuerzas subirlas, mira como sube y baja las escaleras, no se cansa, podría hacerlo durante muuuucho tiempo, está perfeccionado sus movimientos, cuanto más sube y baja las escaleras más naturales son sus movimientos. Aunque tu sudes, porque seguro que sí, deja que disfrute un ratito moviéndose, no digo que estéis hasta el infinito subiendo y bajando, pero un rato sí, y aunque al principio se resista cuando os vayáis de las escaleras se le pasará enseguida, porque ya ha apaciguado su necesidad.
 
O tal vez lo que le encante sea ordenar cosas, aprovecha su foco de interés, muéstrale donde guardas en casa: las toallas, o la ropa, donde hay que dejar los zapatos, etc.
 
Aprovechemos los periodos sensibles de nuestro hijos, podemos mostrarles como funcionamos en el hogar, eso dará paso posiblemente a la estabilidad de nuestro hogar y de nuestras emociones. Comprender a nuestros hij@s es sino la cosa más importante de nuestra vida, una de las más importantes.
 
¿CÓMO DETECTARLOS?
 
Para saber detectarlos hay que saber comprender cada uno de ellos. Aquí pongo algunos de los más importantes.
 
Periodo sensible del ORDEN.
Como ya sabéis el ser humano en la infancia, niño, tiene esos instintos que le llevan a aprender y perfeccionar para ir evolucionando, así pues una de las cosas importantes que debemos aprender es la relación que existen de las cosas con el mundo que nos rodea. Así el niño establece ese orden espacial que ve en su ambiente porque hace que a nivel interno pueda también ordenar su propia psique. Se trata de recoger información a través de los sentidos y organizarla. Por eso es tan importante para los niños llevar unas rutinas, que les da seguridad, incluso en casa si algo se cambia de sitio puede que les cree frustración, no porque sean maníacos, sino porque cuando estaban formando esa construcción con su relación con el espacio ese «jarrón» estaba encima de la mesa y tiene que seguir estando para su seguridad. De esta manera podemos decir que hay ciertos aspectos que desconocemos y que debemos tener en cuenta para evitar el llanto y la frustración porque el niño siente que ese «jarrón» en la estantería le provoca visualmente un caos en su estructura mental.
 
Periodo sensible del LENGUAJE
Empieza desde el nacimiento hasta los 7 años. Y es esa necesidad de empezar a explorar con su boca , mediante por ejemplo «pedorretas» qué si a muchos adultos puede parecerles que lo único que hacen con ellas es ser llenarse de babas e irritarse la piel (un poquito) pero nada más lejos, las hacen porque necesitan hacerlas, su cuerpo está hecho para ir conquistando cada día un poco más un grado de independencia. Con las pedorretas ejercitan sus músculos vocales. Por otra parte poco a poco irán adquiriendo un poco más de soltura, por esta razón es importante hablar, hablar mucho, incluso cuando son pequeñitos, contarles qué estamos haciendo, y evitar en la medida de lo posible hablar por ellos. Seamos pacientes.
 
Periodo sensible del MOVIMIENTO
Va de los 0 a los 6 años. El niño cuando nace es frágil, apenas tiene movimientos, y los que tiene no son voluntarios. Pero poco a poco con el paso del tiempo va a ir adquiriendo esos movimientos que se convertirán finalmente en movimientos voluntarios. Pero claro para eso es importante evitar todo aquello que bloquee este periodo sensible como lo son los: parques, hamacas, tacatás, etc. Hablamos de que es importante que sea un libre movimiento, donde él mismo, sin ayuda vaya conquistando cada movimiento de su cuerpo, vaya comprendiendo para qué sirve cada parte de su cuerpo. Cada vez será mayor el reto de movimiento que se planteen, pero porque lo necesitan. Necesitan imperiosamente moverse, por más que les digamos que estén sentados (por ejemplo).
Si como adultos, somos conscientes de estos periodos sensibles, aprenderemos a permitir el completo descubrimiento del mundo que les rodea a los niños.
 
«Uno de los trabajos más urgentes en la reconstrucción de la sociedad es la reforma de la educación, que se debe realizar dando a los niños el ambiente adecuado a su vida» Maria Montessori. La Formación del Hombre.
 
Observar la importancia de estos periodos sensitivos y que seamos como adultos conscientes. Hará que comprendamos mejor a los niños para conectar con ellos y no intentar controlarlos.
 
Si no queréis perderos la siguiente entrada seguirnos en facebook o instagram

Si te ha gustado puedes comentar o compartir ¡Muchas gracias!

INTRODUCCIÓN AL SISTEMA DECIMAL: ¡Nunca imaginaste que pudiera aprenderse de una manera tan bonita!

Aprendiendo con Montessori sistema decimal1

En la educación Montessori, si seguís el blog, todas las áreas de aprendizaje se trabajan a través de los sentidos. Esto quiere decir que el sistema decimal los pequeños van a tocarlo, sentirlo, van a ver sus proporciones, su volumen. Lo cual hará que absorban mejor los conceptos, de una manera amena, sencilla y en la que ellos mismos se sientan agusto. 

Aprendiendo con Montessori sistema decimal1

Es increible poder ver que las unidades, decenas, centenas y millares podemos tocarlas con nuestras propias manos.

La unidad se muestra en forma de una única perla, tan diminuta que hemos demostrar toda la atención en ella para que no caiga o se perdierda. 

Aprendiendo con Montessori sistema decimal2

Las decenas, que son 10 perlas unidas, se muestran más grandes, más fáciles de coger, tocar, mover entre nuestras manos.

Aprendiendo con Montessori sistema decimal3

Las centenas, que son 100 perlas, vemos que ocupan toda nuestra mano, esta vez es muy fácil verlas. 

Aprendiendo con Montessori sistema decimal4

Los millares, que son 1000 perlas, se presentan en forma de cubo, tan grande que en manos de nuestros pequeños deberá ser cogida con las dos manos, ya no pesa lo que pesa una unidad, hay una gran diferencia ¡Es totalmente maravilloso poder visualizar la magia del sistema decimal! El niño se sorprende ante las diferencias de unas y otras, y es capaz de percibirlas no solo con la vista sino con el tacto. Es una experiencia que está haciendo suya, sin que un pápel le diga que es un decena, que es una unidad o una centena. El niño tan solo con sus manos, observando, tocando es capaz de averiguar dónde hay más perlas y dónde hay menos. Cuál pesa más y cuál menos. Y sin duda descubre que cada grupo recibe un nombre según la cantidad de perlas que contenga. 

Aprendiendo con Montessori sistema decimal5

Incluso puede observar cómo se forma una decena, cómo se forma una centena, como se forma un millar. Y tan solo observando ¡pura magia! Pero no valen las palabras sino los hechos, las imágenes…mirad…

 Aprendiendo con Montessori sistema decimal6

 Aprendiendo con Montessori sistema decimal8

Este es uno de los materiales del área de Matemáticas que podéis encontrar en un ambiente Montessori y que si sois profes de mates, acompañais a peques o haceis homeschooling  considero que reflexionar y replantearse nuevas formas de abordar las cosas es sin duda parte de todo el proceso de enseñanza y aprendizaje. 

Si os interesa la bandeja de introducción al sistema decimal, aunque sea para vosotros mismos, porque es una verdadera pasada aprender así, podéis encontrarlo AQUÍ

Y si queréis saber más sobre materiales, aprendizajes, acompañamiento os esperamos en nuestro facebook e instagram ¡os esperamos!

LAS PIZARRAS MONTESSORI ¿son cómo las de un aula tradicional?

Aprendiendo con Montessori pizarra1

Hoy os quiero hablar concretamente de las Pizarras. Si os digo pizarras y escuela estoy segura que os imagináis las tipicas pizarras grandes que presiden el aula y están colgadas en la pared. Pero en un ambiente Montessori las pizarras que hay no son enormes ni están colgadas de la pared.

En un ambiente Montessori lo que se pretende es siempre ofrecer autonomía y elección del niño. Así que las pizarras están hechas para las manos de un niño. Y al mismo tiempo expuestas en el ambiente para que el niño pueda elegir libremente si quiere cogerlas o no. Que pueda elegir qué actividad hacer y por tanto dirigirse a la actividad y cogerla con sus propias manos. Y es obvio que una pizarra enorme colgada en una pared no se fabricó con este propósito. Sino con un propósito magistral donde el protagonista no es el niño sino el profesor y la pizarra. Mientras que en un ambiente Montessori el protagonista es el niño. 

Aprendiendo con Montessori pizarra1

Aprendiendo con Montessori pizarra2

En los ambientes Montessori se prepara para la escritura a los niños desde bien pequeños, y con esto no quiero decir que se les ponga a escribir a los 2 años ¡no! ¡ni mucho menos!

En los ambientes Montessori se ofrece a los pequeños las actividades según sus necesidades y ritmos de aprendizaje.

Actividades que a simple vista podrían parecer, a quien no conoce la educación Montessori, incluso de risa y que por tanto no tienen importancia ni nada que ver con la lectura o escritura y ¡oh! ¡sorpresa! ¡LIMPIAR LA MESA PREPARA PARA LA ESCRITURA! Sí.

A simple vista pensaréis ¿pero cómo limpiar una mesa va a preparar a un niño para escribir? Sí, puede resultar curioso. Pero es una realidad. Limpiar una mesa lleva todo un protocolo de pasos que la guía muestra al pequeño. Cuando la guía observa que efectivamente está preparado para esta actividad y que le va a gustar hacerlo, la presenta.

Limpiar la mesa lleva consigo un movimiento especificos de la muñeca y la mano, también la direccionalidad de la mano a la hora de limpiarla en sentido de la escritura. Y no solo esa actividad sino todas las actividades llevan la direccionalidad del sentido de la lectura y la escritua. Por tanto cuando en Montessori decimos que las actividades de vida práctica preparan indirectamente para la escritura, estamos hablando precisamente de este aspecto donde los movimientos de la mano, el agarre de la pinza y el ejercitar la mano de una determinada forma está llevándonos hacía ejercicios cada vez un poco más complejos. Y todo ello siguiendo los ritmos de los pequeños y sus intereres que es lo más bonito que pueda dar una educación Montessori (y la educación en general) «seguir al niño».

Cuando la guía observa que el pequeño ya está preparado para ejercicios más complejos puede presentarle otros materiales que lleven consigo un grado más de dificultad. Siempre siguiendo la progresión de materiales para un buen funcionamiento y uso de los mismos. 

Cuando nuestros pequeños comienzan a acercarse a las letras lo hacen siempre de lo concreto a lo abstracto y poco a poco. Los sonidos, las letras de lija, las plantillas metálicas, la bandeja con arena. Poco a poco van acercándose y preparándose para la lectura y la escritura.

Una de las actividades que realiza en los ambientes Montessori es trazar en bandejas de arena, como dice Maria Montessori «las manos son el instrumento de la inteligencia» y es así como los pequeños a través de sus manos y sus sentidos captan los movimientos. Primero han trazado las letras en lija y han impregnado su mente de esa sensación que tenía su llema del dedo cuando trazaban en lija una letra. 

Aprendiendo con Montessori pizarra5

En los ambientes Montessori las pizarras las podemos encontrar expuestas en un stand de madera a la altura de los pequeños, para su fácil acceso. Si cogiéramos las pizarras de ese stand veríamos que hay 3 pizarras diferentes y dos de cada y que cada una tiene su función.

Tenemos por un lazo la pizarra lisa por las dos caras

La pizarra con líneas por una cara y cuadrados por la otra

La pizarra con pauta Montessori y cuadrados por el otro lado

Que sean las pizarras de una u otra manera tiene una explicación y es que con cada una podemos trabajar una cosa diferentes. Por ejemplo con la pizarra lisa se pueden trabajar los trazos, no hay un limite, no hay nada que nos detenga, el trazo puede ser lo grande o pequeño que el niño desee.

Las pizarras con líneas nos invitan a realizar un trazo específico que va desde el inicio de la línea hasta el final, es decir, continuo. Luego esta misma pizarra también nos da la posibilidad de trabajar otros trazos que no sean continuos sino discontinuos. 

Aprendiendo con Montessori pizarra3

Las pizarras al mismo tiempo cuando el niño ya ha adquirido una comprensión del movimiento de la mano, de las letras y las ha trabajado. Entonces utiliza la pizarra para poder trazas las letras primero en la pizarra lisa donde el espacio no está limitado y luego en la pizarra con una linea. Ya más adelante cuando ya escribe con mucha más soltura puede pasar a la pizarra de pauta Montessori que requiere mucha más precisión para que la letra ocupe el espacio que nos indican las líneas. 

La pizarra de cuadros la podemos utilizar para escribir los números. Y todo esto el niño lo hace mucho antes de poder escribir en un pápel. Sí completamente diferente a una escuela tradicional donde al  niño se le obliga a realizar una ficha (de pápel antes que nada)  donde dice directamente qué es lo que tiene que hacer representado por puntitos que tiene que seguir ¿qué es lo mejor? Juzgar vosotros mismos

Aprendiendo con Montessori pizarra4

 Este material concretamente podréis encontrarlo en tiendas que vendan materiales Montessori, siempre es oportuno saber cómo y cuándo utilizarlo, así que personalmente siempre aconsejo formarse e informarse antes de comprar cualquier material. Porque no se trata de juguetes sino de materiales del desarrollo. Concretamente estas pizarras y stand para las pizarras que véis en las fotos son de Mumuchu. Podéis encontrar las pizarras AQUÍ.  Y el stand AQUÍ

11 Infografías que te ayudarán en la crianza y educación de tus hij@s

PONTE EN MIS ZAPATOS

Hoy quiero hacer un repaso a las infografías sobre crianza y educación respetuosa más destacadas que hemos ido compartiendo en Aprendiendo con Montessori. Infografías que hemos creado nosotr@s a modo de resumen para que sea más fácil visualizar y entender el contenido. Y que ponemos a vuestra disposición de manera gratuita para que podáis ver cuando queráis. Este post pretende ser una manera de recopilarlas para que no se pierdan o queden en el olvido. Para que llegue a más familias y por tanto a más niñ@s. Pequeños resumenes para ir reflexionando y trabajando sobre ello.

INFOGRAFÍA SOBRE EDUCACIÓN Y CRIANZA POSITIVA: ADULTO PREPARADO

1. LA EMPATÍA

PONTE EN MIS ZAPATOS

 

2. FRASES MOTIVADORAS

 

frases motivadoras

 

3. FRASES NO Y SÍ PUEDES DECIR A LA HORA DE DEJAR EL PAÑAL

dejar pañal frases que sí que no

 

4. NO CASTIGUES

NO CASTIGUES

 

5. LA TELEVISIÓN EN LA INFANCIA

televisión

6. HERRAMIENTAS POSITIVAS

HERRAMIENTAS POSITIVAS

 

 

7. HORA DE LA COMIDA

comidas

 

 

8. HORA DEL BAÑO

baño

 

 

INFOGRAFÍA SOBRE EDUCACIÓN MONTESSORI: INTEGRA MONTESSORI EN TU HOGAR

9. VIDA PRÁCTICA ¿QUÉ ES?

vida práctica

 

10. VIDA PRÁCTICA DE 2 A 6 AÑOS. TAREAS DEL HOGAR

hogar vida práctica

 

11. MI HIJ@ NO VA A UNA ESCUELA MONTESSORI

mi hijo no va a una escuela montessori

 

Si te ha gustado te animamos a compartir este artículo. Y si quieres seguir aprendiendo a nuestro lado, acompañándonos en esta ventura te esperamos en facebook e instagram ¡Hasta pronto!