PREPARARNOS INTERIORMENTE para ser guías, para ser padres.

Montessori utilizaba mucho la palabra «espiritual» para referirse a la parte más profunda de nuestro ser. A esa parte que permanece escondida tras nuestra fachada, nuestro interior.
Las futuras guías Montessori que hacen su entrenamiento no tienen sólo que preparar la teoría y el conocimiento para obtener su título. Pues un título no sirve de mucho cuando emocionalmente no has realizado un cambio interior, es decir, no te has revaluado. Desaprender lo aprendido para volver a aprender. Y con esto me refiero a intentar suprimir esos defectos que se alojan en nuestra conciencia.
¿Por qué es importante hacer este «viaje» interior? 
Vamos a intentar ofrecer lo mejor de nosotros mismos a los niños, seremos su ejemplo, nuestras palabras tendrán un efecto en ellos, nuestros actos tendrán sus consecuencias. Las consecuencias por tanto deben ser sanas y respetuosas para el buen desarrollo de los niños.

Un entrenamiento de guía Montessori va más allá de saber presentar materiales o saber andar despacio por el ambiente, no se trata sólo de recibir información y formación, sino de que cuando llegue el momento de estar con los niños la guía se haya transformado.

Está claro que nadie es perfecto. Pero podemos concienciarnos, ser conscientes de nuestros límites y moldearlos en la medida de nuestras posibilidades. Tenemos que ser educados si queremos educar.
Esto mismo se puede aplicar en casa. Los padres somos los guías de nuestros hijos. 
El mayor obstáculo que podemos presentar los adultos es nuestro estado de cólera. Cuando estamos enfadados a veces no atendemos a razones, en ese caso lo mejor es evitar un mal mayor, alejarnos de nuestro hijo, respirar hondo, relajarnos. Hay muchas maneras de corregir estas malas tendencias. 
Los niños pueden cargar con nuestras ofensas durante toda su vida, son muy sensibles y pueden sentirse culpables ya que ellos creen todo cuanto se les dice. Debemos intentar ser sutiles con nuestras palabras. Pues nuestros hijos se hayan indefensos ante la vida. Están adquiriendo herramientas del exterior, aprendiendo y transformándose.

Muchas veces oigo «es un caprichoso» «mira que tímido» «no para de decir mentiras» y parece ser que son sin causa aparente. Pero posiblemente representen un estado inconsciente de defensa que adquiere el niño en su relación con el adulto. Pues no logra entenderlo.
NO MANIPULAR «si no comes mamá sufre».
NO CHANTAJEAR EMOCIONALMENTE «me pongo triste cuando pegas»
NO SOBREEXPLICAR «si pegas nadie te querrá porque todos pensarán que eres un niño malo y entonces estarás solo»
Y entonces ¿Qué puedes decir? «No se pega, haces daño».
Montessori en sus años de observación a niños de todo el mundo, logró comprender sus necesidades. Fue capaz de ponerse en la piel de cada uno de ellos para transmitir lo que sentían y «lo tradujo» para que todos los adultos pudiéramos comprender la verdadera naturaleza de los niños. Montessori educaba para la paz, para la vida. Pero si un guía no está trabajado interiormente, no es capaz de dar solución a los problemas desde el respeto y la paz, no sabrá mostrar el camino a los niños. 
En cambio un guía, un padre, una madre, concienciado, sensibilizado en el respeto, la empatía, y la paz, sabrá mostrar a su hijo, a los niños una educación basada en la paz. Será entonces cuando el adulto habrá comprendido la verdadera naturaleza de los niños. Niños que una vez fuimos.

Historias y Celebraciones.

La tierra, los continentes, los países, las ciudades, los pueblos, las gentes, sus culturas…La Historia
Vivimos en sociedad, necesitamos saber de los demás, comprender a los demás. Saber ponernos en el lugar de otra persona. 
Montessori educaba para la paz. Estar en paz con uno mismo es lo primero, para poder estar en paz con los demás…hay que saber ponerse en el lugar del otro. Darle importancia no unicamente a lo que hace uno mismo sino a lo que hacemos todos. Por eso creo que es necesario, por lo menos, conocer otras culturas, otras fiestas, otras formas de pensar, de vivir y sentir la vida.
La semana que viene 31 de Octubre…

Hace poco pude presenciar como se le preguntaba a un niño «¿qué se celebra en halloween?» a lo que el niño contestó «pues nos disfrazamos, comemos chucherías y contamos historias de miedo». Y yo me pregunto…Si en las escuelas, centros o jardines de infancia se celebra ¿porqué no se cuenta la historia real de lo que es?
Los niños de 0-6 , «Montessorimente» hablando, son concretos. Podéis refrescar memoria AQUÍ.
Son literales, se creen todo lo que ven y escuchan. ¿Porqué no aprovechamos esto? ¿Porqué no en vez de contarles un cuento de una calabaza que habla, una bruja que vuela con su escoba, o lo terroríficos que son los fantasmas, no les contamos porqué nació «Halloween», dónde se originó y con que propósito? Algo sencillo, corto, que se entienda, sin florituras.
La víspera, 31 de octubre, y los días 1 y 2 de Noviembre se celebra de muchas maneras y se llama de otras tantas, dependiendo del país, la ciudad, de la propia cultura de sus gentes.
-Día de todos los Santos.
-Día de los muertos.
-Día de los fieles difuntos.
-Samhain
-La fiesta de la cosecha.
-Diwali.
En México por ejemplo, es una de las tradiciones culturales más antiguas y más arraigadas a su tierra.
¿Porqué recordar a los muertos?

-Son parte de nuestra historia.

-Son nuestros genes.
-Son la afirmación de nuestra identidad en un grupo social.
-Es sentimiento, amor, paz.
Hay un artículo de La Aldea. Educación Montessori y Desarrollo Humano. que me ha gustado leer, puedes verlo AQUÍ.

Desde el ambiente Montessori La Aldea nos dicen en este artículo «En las escuelas Montessori, también podemos montar una mesa de observación con algún elemento significativo sobre el tema, que seguirá enriqueciéndose a medida que los/as niños/as lleven cosas al ambiente». 

Esto mismo se puede llevar a casa. Podemos crear una mesa de observación con cosas típicas de esta estación del año y  celebración: una calabaza, hojas secas de árboles, piñas, una foto de alguien que ya no esté con nosotros pero que nos traiga buenísimos recuerdos…

También podemos hacer actividades relacionadas con la víspera del 1 y 2 de Noviembre, una buena forma de visualizar los recuerdos creo que es con este PUZZLE y ESTE OTRO para trabajar el ciclo de la vida del ser humano. Es una manera visual para recordar quiénes somos, fuimos, seguimos siendo y seremos. O quiénes fueron las personas que ya no están a nuestro lado. Recordar desde la sonrisa y la paz.  Pues es un puzzle que va desde la vejez hasta la infancia.

Continuando con el artículo de La Aldea. Si leéis todo el artículo os daréis cuenta de la historia real que cuenta sobre esta celebración.  De la importancia que le daban las personas que vivieron hace muchísimos años aquí, a la muerte, personas que hoy ya no están, pero que su tradición y su costumbre, aunque modificada, sigue viviendo en nosotros, los que hoy habitamos este planeta.

¿No es fascinante?

Realmente a mi me lo parece. La belleza de las culturas y sus tradiciones, aunque a veces incomprensible, absurda, pero otras veces son formas de darle explicación e importancia al día a día, a nuestra vida, a nuestro pequeño sitio en este mundo, y dársela así también a cada una de las personas, animales, que viven, han vivido y vivieron a nuestro lado, o que quizás hayan sido parte importante en el proceso de nuestra identidad.

Aquí os muestro algunos libros que encontré y me gustaron al leer su pequeña descripción, todavía no los tenemos, esperamos poder ofrecer una información más detallada sobre ellos en breve. Hablan sobre la importancia de los recuerdos. 

Si alguien tiene el puzzle o los libros estaría bien que nos comentará su experiencia con ellos.

Y dicho todo esto, si he de elegir como celebrar Halloween, el día de Todos los Santos, el día de los Difuntos, etc, prefiero hacerlo desde la realidad. Que mi pequeño participe en la celebración ¿cómo? podéis verlo AQUÍ. También recordaremos a las personas que ya no están a nuestro lado, pero lo estuvieron. Personalmente elijo hacerlo desde la fiesta y la sonrisa, desde el más bonito de los recuerdos que guardo en mi corazón. Cantado, contando historias reales, riendo y amando el recuerdo. Todos somos parte importante en este viaje de vida, estemos aquí o no.

Y con esto nos despedimos hasta la próxima. Gracias por seguirnos en facebook.

Celebraciones al estilo Montessori.

Se acercan fechas señaladas de celebraciones. Y como ya hemos comentado en antiguos posts. Montessori es una filosofía de vida. Por ello creemos que Montessori es aplicable a todos los ámbitos de la vida. En este caso celebraciones que se realizan durante el año.

Sin duda podemos inspirarnos en todas aquellas ideas que proponía María Montessori para que el niño pueda participar no solo de la celebración sino de la preparación de ésta. Dando así la autonomía e independencia que Montessori consideraba de suma importancia para el niño.
Esta autonomía les da una responsabilidad que luego ellos mismos verán recompensada. Dándole así un valor al trabajo que han realizado preparando la fiesta. Puedes ver la importancia de la autonomía en los niños AQUÍ.
¿Cómo? A continuación te doy ideas:
1.VIDA PRÁCTICA
-Ir a comprar los alimentos, a poder ser de temporada.
-Preparar los alimentos.
-Poner la mesa.
-Limpiar el espacio.
-Preparar pequeños jarrones con flores para decorar las mesas.
-Recibir a los invitados -gracia y cortesía-

3.SENSORIAL.
-Darles la oportunidad de oler, tocar y comer los alimento que están o estamos preparando.
-Que pesen los alimentos.
-Podemos hacer alguna actividad cuando estemos preparando la comida…como adivinar el alimento que están cogiendo con los ojos cerrados (así utilizaremos el sentido estereognóstico – utilizar el tacto pero sin la vista-)
4.OBSERVACIÓN.(Tener en cuenta el periodo sensible, la edad y los ritmos de cada niño).
No es lo mismo un niño de 12 meses que uno de 2 años o 5 años.
El de 12 estará seguramente en plena explosión del movimiento, mientras que el de 2 posiblemente quiera ordenarlo todo.
5.OFRECER UN AMBIENTE PREPARADO AL NIÑO. 
Tiene que ser atractivo, apetecible y que invite a la tranquilidad. Una celebración para ser perfecta no necesita ser estridente y ruidosa.
Cuando mejor salen las cosas es cuando hay una armonía. Podemos elegir para ello colores claros, delicados. Disponer de las cosas de una manera espaciosa sin amontonarlas. Elegir sitios luminosos, cuando digo luminosos me refiero a luz natural.
Que el ambiente ofrezca libre acceso a los alimentos o actividades. Esto supone mesas y sillas a su altura y los elementos que vayamos a poner en la celebración que estén a su libre disposición. Que ellos mismos puedan manipular de manera libre las cosas.
Que los alimentos o los materiales que estén a su altura, sean pocos y no peligrosos. No hace falta poner muchísima comida en sus mesas, cuando se termine una cosa podemos reponerla más tarde.

Y con todo esto no quiere decir que los adultos no dispongamos de nuestra mesa para celebrar también cualquier ocasión, sino simplemente que todos tengamos la oportunidad de participar de manera activa en la fiesta.
6. JUGUETES/MATERIALES/ACTIVIDADES
No solo ofrecer un ambiente preparado sino también actividades que se puedan hacer en él.
Juguetes a su altura (a poder ser que no sean de plástico sino de madera u otro material natural), Canciones típicas de esa celebración, poesías, cuentos relacionados con esa celebración.
Actividades que contengan objetos característicos de esa celebración, etc.
Sobre esto último (juguetes, materiales y actividades) tenemos previsto un post para más adelante.
Fuente de las Fotos: Todas estas preciosas fotos del post de hoy son del Blog SOMEDUK su creadora es Marissa Pole.  Ponemos estas fotos y no otras porque nos han parecido preciosas y que muestran realmente lo que queremos transmitir en el post de hoy, sobre el ambiente preparado de una celebración para o con niños.

MONTESSORI Y LAS PERSONAS CON DIVERSIDAD FUNCIONAL ¿Cómo llevarlo a cabo? Recursos, herramientas

Cuando hablamos de la educación Montessori entendemos ésta bajo los principios que la sustentan, entre ellos el principio de autonomía porque como decía la dra. Montessori «Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo» y esto es aplicable a todos los colectivos de personas, no solo a los niños. Porque entendemos que cada persona tiene un ritmo de aprendizaje, un ritmo por tanto de adquirir su autonomía, de vivir, de ser y estar. Y a veces nos cuesta comprender que los demás no deben amoldarse a las normas establecidas sino que las normas deben amoldarse a las necesidades de cada colectivo.

Hoy quiero hablar de las personas con diversidad funcional. Personas con características concretas que no son más ni menos que nadie. Son personas que tienen unas necesidades igual que tienes tú, que posiblemente sean diferentes, igual que serán diferentes a las yo tenga con respecto a tí. Quiero decir con esto que hemos de entender la diversidad como algo completamente natural, ya que evidentemente cada uno tiene unas necesidades específicas y en vez de bloquearlas (no comprendiéndolas) debemos respetarlas (y comprenderlas).

Siempre que queramos llevar a cabo programas de autonomía o aplicarlos en casa deberemos tener en cuenta los tiempos, los ritmos de aprendizaje y las características de cada persona. Dejemos las etiquetas a un lado. Evitemos juzgar, tener ideas preconcebidas. Pues esto lo que provoca es que los limitemos, que pensamos que no son capaces de…cuando realmente a veces pueden llegar a hacer cosas que no imaginaríamos. Podemos decir que a veces hacemos con los niños lo mismo que con las personas con diversidad funcional, todo por ellos. Y pese a ser con buena intención, sin darnos cuentas coartamos su autonomía.  Así que antes de decir o hacer POR FAVOR OBSERVEMOS.

http://www.feaps.org/



¿Porqué es importante OBSERVAR?

Es la base. El motor que nos va a a guiar para mostrar una actividad u otra, evitando que los niños o adultos se frustren. Seamos conscientes de lo que es capaz cada uno por medio de la observación (sin etiquetar basándonos en un diagnóstico). Demos la oportunidad de que se muestren tal y como son y entonces OBSERVEMOS y ofrezcamos las herramientas necesarias para dar una mayor independencia. LA OBSERVACIÓN da mucha información, para mi, más veraz y real que cualquier diagnóstico o documento. Mediante la observación seremos capaces de ver intereses, gustos, con los cuales podemos hacer todavía más rico el aprendizaje. Por ejemplo, si le gustan los coches, tal vez podamos utilizar este recurso para enseñarle los colores…mediante coches de colores. 

¿Porqué es importante la AUTONOMÍA en personas con diversidad funcional?

Todos y cada uno de nosotros, tengamos la característica que tengamos (físicas o cognitivas) tenemos DERECHO A LA LIBERTAD.  Ya que todas las personas por igual necesitamos no depender tanto de los demás, lo que es lo mismo, ser independientes en la medida de nuestras posibilidades. 
La autonomía da la posibilidad de asumir responsabilidades, de saber enfrentarse al entorno, da seguridad, independencia y aumenta indudablemente la autoestima, además de que facilita el poder aprender cosas nuevas. Ejercitar cuerpo y mente. 
Es parte de la inclusión social, de la vida diaria de todas las personas. 
En resumen TODOS TENEMOS EL DERECHO A SER LIBRES EN LA MEDIDA DE NUESTRAS POSIBILIDADES. LA AUTONOMÍA APORTA LIBERTAD.

¿Cómo trabajar la autonomía con personas con diversidad funcional?

De la misma manera que la trabajamos con los diferentes colectivos de personas. AUTONOMÍA Y MONTESSORI VAN COGIDAS DE LA MANO. Y MONTESSORI ES PARA TODOS, sin excluir a nadie por ninguna de sus condiciones físicas o cognitivas. La base es la OBSERVACIÓN, seguir a las personas con las que estamos conviviendo.
La frase «seguir al niño» de María Montessori es aplicable a «seguir al anciano» a «seguir a las personas con diversidad funcional». En definitiva a todos y cada uno de nosotros.
En los ambientes Montessori se trabaja la vida práctica, en muchos centros dedicados a personas con diversidad funcional se trabaja también las habilidades de la vida diaria.
*El aseo: La higiene corporal y el cuidado de la imagen.
*El vestirse: habilidades para ponerse y quitarse la ropa, para reconocer cada una de las prendas.
*La alimentación: La higiene postural en la mesa, preparar la mesa, los alimentos, colocar la mesa, quitarla.
*Interacción social (lo que en Montessori llamamos gracia y cortesia): como comunicarse con respeto y educació. Quién soy, cómo me llamo, dónde vivo, etc.
*Salidas: tirar la basura, hacer encargos.
*Cuidado del entorno: regar las plantas, limpiar el espacio.
Facilitadores de Autonomía

 -RUTINAS: 
Las rutinas que se establecen en casa, en un centro, etc son muy importantes porque ofrecen a las personas una estabilidad y un orden. Y sin duda resultan tremendamente importantes en personas con diversidad funcional, pues muchos tienen dificultad a la hora de percibir lo que pasa a su alrededor. No pueden predecir ciertos cambios, pero si pueden seguir una rutina para sentirse tranquilos y seguros, ya que pueden anticiparse a lo que va a pasar. La rutina es información importante para saber que va a pasar después de algo y como voy a actuar o que es lo que voy hacer.
Para ello en muchos centros se utilizan paneles de horarios hechos con imágenes reales o pictogramas. Siguiendo la línea Montessori, personalmente los pondría con imágenes reales.

-AYUDAS TÉCNICAS:

Hay un amplio abanico de ayudas técnicas para una mayor independencia, herramientas adaptadas que facilitan la vida diaria. Aquí un ejemplo de algunas de ellas:

  blog.movernos.com
 ifernandezjimenez.wordpress.com
ortoweb.com

-PICTOGRAMAS/IMÁGENES: 
Sirven para muchas cosas entre ellas para ayudan a visualizar, a secuenciar, a trabajar las rutinas.
Son recursos de comunicación aumentativa, para trabajar el lenguaje. Facilitan la comunicación para aquellas personas que tienen dificuldad en este aspecto.

Para los que no conocéis ARASAAC es un portal donde podréis encontrar tanto pictogramas, como imágenes reales. Así como herramientas online para crear tableros: historias, horarios, calendarios, bingos, dominós. Es sin duda una buena herramienta de trabajo.
ARASAAC es un proyecto coordinado por el CAREI y sostenido por CATEDU así mismo está financiado por el Fondo Social Europeo.

Este es un breve resumen siempre bajo mi humilde opinión, extraída de mi formación como educadora de personas de diversidad funcional acompañadas de formación Montessori y mi experiencia trabajando con personas con diversidad funcional.

Nos vemos en facebook.

Montessori en el Hogar (XVII): Caso 3 Montessori

Antes de empezar a leer, como en los posts anteriores te recomiendo que refresques memoría con los 3 casos Montessori de los que te hablé al inicio del blog AQUÍ.


TU HIJO VA A UNA ESCUELA TRADICIONAL PERO QUIERES APLICAR LA FILOSOFÍA MONTESSORI EN CASA

Si has refrescado memoria, leyendo el post de los 3 casos, te habrá sorprendido que te dijera que preferiblemente no tengas material Montessori en casa. Verás hay varias razones. Entre ellas:
1.El material Montessori, para que realmente realice su función debe ser presentado correctamente al niño. 
Si no tienes formación, no sabrás hacerlo, por tanto es como si tuvieras un material en casa, que…qué bonito es, sí, lo utilizan en la pedagogía Montessori, vale, pero en tu caso, no será utilizado como tal, así que podríamos llamarlo material «Amotessorizado» (palabreja inventada pero que viene a decir que es un material utilizado de una manera nada Montessori).
2. El material Montessori sigue una progresión, primero va uno luego otro. ¿por qué? Pues porque primero ha de trabajarse determinadas destrezas para pasar a otros materiales más complejos. De lo simple a lo complejo. De lo concreto a lo abstracto.
Y dicho esto, pensarás que ahora ya no hay nada que hacer…si es eso lo que piensas te equivocas, tienes mucho que hacer. Montessori son más que Materiales es una filosofía de vida.
Recuerda cosas importantes que ya hemos hablado y sí puedes hacer:
Entre otras muchísimas cosas más, lo que pretendía María Montessori era Educar para la paz, ofreciéndole al niño las herramientas suficientes para que en el futuro fuera capaz de enfrentarse a las cosas desde el respeto, la comprensión y la tolerancia.
Y si por casualidad, has estado haciendo «Montessori homeschooling» los primeros años de vida de tu hijo y te has formado o informado de como presentar material, o no…y lo que directamente quieres es llevar materiales Montessori a tu hogar, consejo, primero debes formarte (cursos online, presenciales, charlas, seminarios, etc) y leer la fuente…la propia María Montessori. Y entonces…Mi propuesta es ¿porqué no haces Montessori como una actividad «extraescolar»? una hora o dos, no hacen falta más. Y con esto volvemos al caso 2. Necesitarías:
1.Habitación exclusivamente para el material Montessori.
2.Formarte e informarte de manera continua.
3.Crear un ambiente en el que tu hijo se sienta bien en esa estancia y no se vea obligado sino que sea él quien realmente tenga ganas de ir allí.
Llegados a este punto, te aconsejo que si quieres hacer esta actividad extraescolar…leas el caso 2 AQUÍ quizás te ayude a resolver tus dudas.
Y por último comentar que me baso en mi opinión, en las conclusiones que he ido sacando de mis formaciones Montessori, no es una verdad absoluta, ni pretende serlo, existen otros puntos de vista. El mio simplemente es considerar que hay que tener las cosas muy claras para poder hacerlo realmente bien y de manera Montessori, de esta manera creo que todo da su fruto…
Y para terminar os diré que sea cual sea vuestro caso, me alegro mucho de que hayáis llegado hasta aquí, ya que eso significa que queréis cambiar las cosas, que tenéis ganas y creéis en ello, así que os animo a llevar Montessori a vuestro hogar, y repartir vuestros conocimientos sobre esta filosofía de vida entre vuestra gente. Hagamos que algo tan importante como es educar para la sociedad, para la paz, llegue hoy al máximo número de niños que serán futuros hombres y mujeres del mañana.
Nos vemos en facebook. Puedes seguirnos allí.

Montessori en el Hogar (XVI): Caso 2 Montessori

Como ya os comenté anteriormente creo que para leer este post antes deberíais haber echado un vistazo al post de los 3 casos Montessori que dejo AQUÍ. En ese post es donde explico porqué hablo de los 3 casos Montessori. Y hoy profundizaré en la situación número 2.

QUIERES EDUCAR A TU HIJO EN EL HOGAR CON LA PEDAGOGÍA MONTESSORI (The Montessori Homeschooling)

Para esta entrada posiblemente necesite más de un post, pues creo que es la más complicada de llevar a cabo, que no imposible y bonita.
Debes saber que para realizar Montessori Homeschool es importante:

1. tu formación o información sobre la pedagogía Montessori, por eso será bueno que leas los libros de la propia María Montessori, así como otros libros que puedan servirte de ayuda sobre esta metodología. También te aconsejo que realices cursos, charlas, talleres, ya sean presenciales u online, e incluso contemplar la posibilidad de entrenarte como guía Montessori. Sería lo mejor, ya que tendrás que utilizar el material Montessori, y es importante conocer su funcionamiento y su progresión. Así como aprender a observar a tu hijo para ser consciente de sus ritmos de aprendizaje y a raíz de ahí saber cuando debes presentarle determinado material, ya que pese a que hayan rango de edad en los materiales, estos son flexibles y la única manera de saber si puedes presentarle o no un material a tu hijo es observándole.

2. La siguiente cosa que debes plantearte es cuánto tiempo quieres que dure el homeschooling, es decir, si tienes disponibilidad a tiempo completo o si por lo contrario solo vas a poder los 3 primeros años de vida, o igual menos. Sea como sea, el tiempo que esté contigo será muy beneficioso para tu hijo y para ti. Si tu intención es esta, solo los primeros años de vida y luego tienes la posibilidad de llevarlo a un ambiente Montessori sería perfecto.
¿Qué no tienes disponibilidad de llevarlo a un espacio Montessori por cualquier motivo y tienes que llevarlo a una escuela tradicional? No te preocupes, en el siguiente post hablaremos del caso 3 ( tu hijo va a una escuela tradicional pero quieres llevar la filosofía Montessori al hogar) y tendrás más ideas.

3. Ser consciente del rango de edad en el que tu hijo se encuentra y las necesidades y ritmos de tu hijo para comprar el material Montessori . Es tan precioso todo el material Montessori que a veces cuando lo vemos nos lo compraríamos hasta para nosotros.
Tenemos que ser conscientes de las prioridades tanto a nivel económico como por el ritmo de aprendizaje, que éste último será el motor que nos guíe a comprar determinados materiales, gracias a nuestra observación. Hay diferentes tiendas on-line que se dedican a la distribución de material Montessori, el hecho de que sea on-line nos da también posibilidad de no tener que acudir físicamente a la tienda y emplear este tiempo para preparar otras actividades de inspiración Montessori.

4. Disponer de una habitación exclusivamente para el ambiente Montessori que vas a crear. En esta habitación estarán colocados los materiales Montessori y actividades Montessori en estanterías bajas y de fácil acceso, colocaremos una mesa baja con una silla (dependiendo de el número de hijos que tengamos, pondremos más o menos sillas). Nuestro hijo debe ser consciente de que ese es su momento de trabajo, pero también debe disfrutarlo, y no considerarlo algo obligado y aburrido. No no queremos esto último.
Del mismo modo nuestro hijo tiene que saber la importancia de respetar el material y su determinado uso. Por eso no dispondrá continuamente del material Montessori, sino podría llegar a aborrecerlo por tedio, o mal utilizarlo por eso mismo. Por esta razón dispondremos de un ambiente exclusivamente para el espacio Montessori, pero en las zonas comunes de nuestro hogar podemos seguir la filosofía Montessori. Y en las estanterías de las zonas comunes como salón-comedor pueden colocarse eco-juguetes, jueguetes de madera u otras actividades de inspiración Montessori. Evitando también tener que poner siempre la TV para que se «distraiga».


5. Los materiales Montessori no se ponen en estanterías y listo. Te aconsejo que los introduzcas de forma progresiva, poco a poco, uno o dos los presentas un día e indicas con tu presentación en que lugar de la estantería va colocado. Y así…de manera que el niño nada más entrar en la habitación no se sienta abrumado por todo el material Montessori (que tal vez no conoce), y pueda empezar a tocarlo todo sin ton ni son y sin saber cómo se utiliza cada material. Evitemos esto, poniendo en su caso al principio materiales que aunque no sean Montessori tengan control de error y sean conocidos para nuestro hijo y poco a poco, presentación tras presentación, día tras día, vayamos instroduciendo el material Montessori y colocándolo en su lugar en las estanterías. De esa manera llegará un momento que todos los materiales que tenga el niño en el ambiente habrán sido presentados y podrá cogerlos libremente.

6.El tiempo que vais a emplear en el ambiente. Normalmente en un salón Montessori son 3 horas seguidas sin interrupción las necesarias para que un niño pueda concentrarse, y llegué a lo que yo llamo un estado meditativo entre el ambiente, su actividad y sí mismo.
Pero no estamos en un salón Montessori, no hay más niños, solo está nuestro hijo (o quizás más si son más hermanos) aún así, el tiempo se ve reducido a una 1’5 horas o 2 horas.
Si tu hijo es pequeño no excedas de 45 minutos, o menos, según creas conveniente bajo tu observación. Tanto si es pequeño como más mayor ves aumentando el tiempo de forma progresiva. Sin obligar, tengamos presente que no es una obligación, que tiene que ir con muchas ganas al ambiente Montessori que le hemos preparado.

7. Si no estáis de humor, ni tu hijo ni tú, no pasa nada, será mejor que ese día no trabajéis en el ambiente Montessori. La «escuela» debe ser un momento de paz y conexión contigo y tu hijo. De aprender juntos, de que no se convierta en algo cansado, aburrido, obligado, sino adiós «escuela».
María Montessori decía que si el niño se aburría el defecto estaba en la forma de presentar los materiales. Así que mejor estar de buen humor, evitar el tedio. Y dar lo mejor de nosotros mismos.

8.Aprovecha las horas de siesta de tu hijo, las noches, o cualquier momento que no estés con él, para mantener el ambiente bello y limpio, y añadir o cambiar algún material para que al día siguiente le puedas decir, por ejemplo, cuando entre al ambiente: » Hoy te voy a mostrar algo nuevo…». Este hecho ya le creará expectativa y ganas de realizar la actividad.

9.Realizar salidas: al supermercado, al campo, algún huerto, granja etc, donde el vea como interactúas con ese ambiente y pueda participar de ello también.

10. Aplica la Montessori no solo en el ambiente sino en las demás estancias de tu hogar, pero a un nivel más desenfadado, como explicamos en el caso 1, te pueden servir perfectamente estas pautas que marcamos en ese post. Si quieres verlo puedes hacerlo AQUÍ.

10.Comparte tus experiencias en grupos de apoyo de personas que se encuentran en tu misma situación ya sea a nivel presencial (asociaciones, etc) o en redes sociales como facebook. Eso sí se consciente de lo que sabes sobre el método, de que tal vez no todos están tan formados como tú, y que habrán algunas cosas que se alejen de lo que realmente sea Montessori. Pero siempre es bueno comentarlo, compartir opiniones desde el respeto, y también te pueden aportar buenas ideas para llevarlas a cabo.

Y bueno hasta aquí el post de hoy. Aunque no quiere decir que no sigamos escribiendo sobre este caso en concreto. Ya sean materiales, actividades de inspiración Montessori, etc. Por eso te invitamos a que te quedes con nosotros y nos sigas en facebook. Siempre puedes encontrar algo que pueda ayudarte en este camino que has decidido llevar, aunque difícil y duro, precioso.

Y como os dije en el caso 1. Esta es mi opinión. Una forma de hacerlo, la que personalmente creo que debería hacerse, pero no dudo que hayan otras formas. Yo os muestro la que después de mis formaciones Montessori aplico en mi hogar.

Recordad que pronto pondremos el caso 3: Tu hijo va a una escuela tradicional pero quieres aplicar la filosofía Montessori en casa.

Montessori en el Hogar (XIII): Gracia & Cortesía

Seguimos con la Vida Práctica, hace poco ya os explicamos qué significaba Vida práctica. Ahora vamos hablar de, lo que personalmente me parece, uno de los pilares de la Educación para la paz de María Montessori: Gracia y Cortesía.
La Gracia y Cortesía de hace 100 años, está claro que actualmente no es la misma, en expresiones y palabras, pero si la llevamos a nuestro terreno y la actualizamos un poco veremos que otras si son las que se siguen utilizando a día de hoy.
Decir «Hola, qué tal?, buenas tardes, buenas noches, cómo estás?, adiós, hasta pronto» Todas estas palabras a nivel social son utilizadas para dirigirnos con respeto hacía los demás. Así en Montessori se convierten en parte importante del día a día de un salón.
Si tenéis la oportunidad de ver un salón Montessori percibiréis algo muy impactante: El silencio. Las cosas no llegan porque sí, se les muestra como alcanzar esa normalización, desde una libertad guiada. En un salón Montessori existen unas normas básicas, unos límites que no se pueden obviar.
Respetate a tí mismo, respeta a los demás y respeta el material. Pero todo esto hemos de mostrarlo para que se realice de una manera educada, cortés, para que finalmente hasta la resolución de los conflictos se realice de la forma más cívica y respetuosa posible.

Si lo trasladamos a casa, da igual cual sea tu caso Montessori, sino recuerdas de lo que hablo puedes refrescar memoria AQUÍ, podemos mostrarles:
-Como saludar.
-Como decir adiós.
-Como pedir perdón.
-Como dar las gracias.
-Como dar la bienvenida cuando alguien llega a casa.
-Como despedir  a la persona que se va de casa.
-Como utilizar los cubiertos, la servilleta, el vaso en la mesa.
-Como pedir ayuda.
-Como ofrecer ayuda.
-Como escuchar.
-Como estar en silencio.
-Como hablar sin gritar.
-Como escuchar cuando otra persona habla.
-Como andar despacio por casa.
-Como mover muebles sin hacer ruido.
-Como transportar bandejas, cubiertos, vaso de agua, etc.
-Como enfrentarse a un conflicto.
…Y muchas otras cosas más…
Me sorprende cuando aún oigo a muchas personas que piensan que Montessori es una burbuja, que aísla de la sociedad, que en definitiva no socializa. Cuando realmente es todo lo contrarío, Montessori ayuda a crear un ambiente de civismo pacífico, sin competencias, siendo consciente de que cada ser es único y lleva su propio ritmo, pero que eso no quita que no se pueda estar armónicamente en comunidad, pese a nuestras diferencias, aprender a comportarnos para vivir en sociedad.  Resumiendo Educar para la vida.
Pero recordemos que mostrar no es obligar.  Por lo tanto no obliguemos a pedir perdón, mostremos como se hace. No obliguemos a compartir, sobretodo si está construyendo su EGO su personalidad, ni mucho menos lo hagamos arrebatando el juguete para dárselo a otro. Prediquemos con el ejemplo, respetemos a nuestro hijo y respetará a los demás. No hagamos lo que no nos gustaría que nos hicieran…
Y si no te quieres perder el próximo post, síguenos en facebook, te esperamos 🙂

María Montessori

Ayer celebrabamos el nacimiento de una grande. Nuestra querida María Montessori. Y hoy quiero hablar un poquito sobre ella. Porque su legado es un regalo para la humanidad. Dar una pequeña pincelada de parte de su vida…hizo tantísimas cosas, que es imposible ponerlas todas con máximo detalle.

Maria Montessori nació el 31 de Agosto de 1870 . Ella creció con la firme idea de no ser maestra como querían sus padres.

www.google.es

Se licenció en medicina sobre 1986, sino la primera mujer, la segunda por aquellos tiempos en hacerlo. Algo muy díficil de conseguir en un mundo de hombres, por lo que sin duda, también fue una gran luchadora de los derechos de las mujeres.

Además de médica, Montessori también fue antropóloga, psicóloga, pedagoga, entre otras muchas cosas.

Me imagino que pasaría momentos muy duros durante su formación, pero que no le hicieron sino más fuerte y más entusiasta de sus ideas. Así fue como llegó hacer las practicas en un psiquiátrico, allá por 1900, tal vez fue la única opción a la que podía recurrir una mujer, pero a ella no es que no le importó es que directamente revolucionó la historia.

Se dedicó a observar a aquellos niños con diversidad funcional,  y que por supuesto ella se negaba a pensar que eran como los etiquetaban, pues por aquellas utilizaban nombres peyorativos para referirse a personas con estas características. Montessori no sólo logró entenderlos, comprenderlos y acompañarlos a través de observar sus necesidades desde el respeto y el amor, sino que emprende un viaje lleno de descubrimientos que hoy en día, después de casi 100 años todavía llevamos a la práctica. Nace el Método de la pedagogía científica de la Dra María Montessori.

Consiguió que estos niños, a los que no se les había prestado atención  amor, dedicación y paciencia, consiguieran más que los que se consideraran «niños normales». Y este hecho revolucionó a todo el mundo. Todos hablaban del «Milagro Montessori»

Poco después nació la primera casa , de lo que luego serían muchas, de niños en Roma 1907.
María Montessori consideró que la educación tradicional no era la más adecuada, ya que si con niños con diversidad funcional habían obtenido tan buenos resultados con su método y los niños considerderados «normales» en cambio unos resultados tan bajos, algo estaba ocurriendo.

michaelolaf.net

Montessori también fue mamá, se enamoró de un profesor suyo, así que imaginaos sin estar casada y encima una mujer que trabajaba. Embarazada en una sociedad tan cerrada, tan oscura, donde la mujer no tenia derechos. Así pasó que al nacer su hijo, Mario,  fue arrebatado de su lado. Está claro que eran otros tiempos, otras formas de abordar la realidad, pero María Montessori tuvo que lidiar con este dolor tan grande, imaginaos…creo que no hay nada comparable al dolor de una madre de perder un hijo.
Pero María no se rindió continuamente visitaba a su hijo en calidad de tía. Hasta que un día Mario le pregunto a María «¿oye tu eres mi madre?» y una madre ya sabéis que no puede mentir a su hijo, y menos en algo tan importante, así que su contestación fue un «Sí» rotundo, supongo que lleno de felicidad y esperanza. Mario desde entonces estuvo acompañando a su madre, y por supuesto, luego tras fallecer María, a sus 81 años, tomó las riendas del camino que estaba construyendo su madre.

baandek.org

María vivió guerras, antipatías, celos, incomprensión, vivió en un mundo machista de represión, todo estaba en su contra y ella no se rindió. Viajó por el mundo regalando algo muy valioso, comprender y respetar a los niños/as. Creando algo my grande…¡enorme! María creó la EDUCACIÓN PARA LA PAZ. Quería que el mundo fuera un lugar de paz, de amor y respeto a los demás y nosotros mismos. Que las niñas y niños del hoy fueran las mujeres y hombres del mañana capaces de reaccionar desde el respeto, la paz, la tolerancia, el amor y la empatía. Mujeres y hombres capaces de vivir en sociedad libremente sin dañarse.

Creó no un método, sino una forma de vida, de abordar la realidad, podemos llamarlo sin ninguna duda filosofía de vida. Nos ofreció una nueva mirada para la comprensión de nuestro mundo y sociedad. María pensaba que desde la base se podían cambiar muchas cosas, y qué cierto es.
Quien le iba a decir a ella que 100 años después su forma de pensar seguiría viva, que realmente lo que hizo fue adelantarse a su tiempo.

Gracias Dra María Montessori por tu legado, por enfrentarte a tantos obstáculos, por tu valentía y tu lucha, porque hoy podemos tener algo muy especial entre nosotros, y es el conocimiento y la certeza de que lo que tu hiciste es lo mejor para nuestros niñ@s, gracias a eso los podemos comprender y acompañar desde el amor para que su futuro sea un poquito mejor. Esperemos que como tu deseabas algún día la PAZ sea UNIVERSAL.

Hasta otro ratito, si queréis seguirnos  estamos en facebook  🙂

Montessori en el Hogar (X): Ambiente sin Competencia

Hemos hablado de REALIDAD, de LIBERTAD, de PREMIOS/CASTIGOS y ahora hablaremos de COMPETENCIA.
Para empezar y terminar en Montessori NO HAY COMPETENCIA.
Montessori decía «Nunca hay que permitir que el niño se arriesgue al fracaso hasta que tenga la oportunidad de triunfar»
Los padres, a veces, sin querer ofender ni hacer daño, tenemos la tendencia de comparar a nuestro hijo con el del vecino. Y en algunas de esas ocasiones, lo hacemos delante de nuestro hijo, o se lo decimos directamente a nuestro pequeño. Fomentar está forma de mostrarle al niño lo que está bien o mal a base de » pues menganito se come todo el bocadillo, ves, tu también tienes que comértelo». O cuando por ejemplo están en plena construcción del yo «tienes que compartir, fulanita comparte, tu también, dale el juguete». Sinceramente considero que esto es ir contra natura. No puedes obligar a compartir a un niño que está empezando a entenderse a sí mismo, se está empezando a reconocer a él y a el mundo que le rodea, necesita ser YO, necesita ese EGO , esta manifestando que por fin se reconoce, como cuando dice su primer NO, ha elegido él. 

El pequeño necesita trabajar su YO, de hecho personalmente estoy empezando a vivir con mi hijo el «Yo lo hago» no es que me lo diga, porque todavía no habla (o como diría una amiga habla idioma minion). Pero me muestra el «déjame quiero hacerlo yo». Así que evidentemente, si no conlleva peligro, le dejo.

En un salón (aula) Montessori no existe la competencia, cada niño trabaja de forma individual con los materiales. No se comparan lo logros de uno con los de otros.
En casa debemos hacer igual, y más si hay hermanos, debemos ser conscientes de que cada uno es único, nada tienen que ver uno con el otro, por lo que sus formas de comportase tampoco serán iguales, así pues, intentemos en la medida de lo posible no comparar, sobretodo si el niño todavía no se ha construido, todavía no está seguro de si mismo para afrontar esas palabras con tanto peso para él.
María Montessori consideraba que la competencia solo se podía mostrar en educación una vez el niño estuviera seguro de sí mismo, y hubiera adquirido las habilidades necesarias para estarlo.
Posiblemente en un ambiente de 6-12 años los niños por iniciativa propia, ya que socialmente empiezan a trabajar en grupo, si les nazca esa competitividad natural de «vamos a ver quien es capaz de saber las medidas exactas de esta clase»
1. Nace de ellos.
2. Forma parte de su aprendizaje.
3. Están averiguando por placer, no conlleva un premio.
Si no te quieres perder la próxima entrada síguenos en facebook.

Premios y Castigos

Ya conocemos un poco más de nuestros pequeños,desde la visión Montessori, hemos visto que son seres concretos (Montessori en el Hogar IV) que pasan por unos periodos sensibles cuando son pequeños y que estos son temporales (Montessori en el Hogar V), y también que debemos darles libertad, pero siempre guiada (Montessori en el Hogar VI). Y hoy vamos hablar de los premios y castigos como medio educativo en Montessori.

Para empezar y terminar en Montessori NO se utilizan PREMIOS NI CASTIGOS. ¿Por qué?

Los premios tienden a llevar a nuestro pequeño a realizar algo con intención de recibir aprobación. El peligro de esto es que el niño deja de actuar por satisfacción propia a cambio de obtener algo ajeno.

El niño termina de realizar una actividad de vida práctica, como por ejemplo, poner la ropa en la lavadora, y tu al terminar le dices eufóric@ «¡muyyyyy bien!». Estaríamos hablando de premio, y si sigues haciéndolo sucesivamente con todas las cosas, el niño ya estará condicionado a tu muy bien, esperará recibirlo y cuando no lo reciba entonces se preguntará ¿no lo he hecho bien?

En Montessori queremos que ellos sean independientes, autónomos, que sean capaces de tener un espíritu critico, que sepan cuando una cosa esta bien o mal, sin que tu se la digas, que ellos mismo te lo digan a ti. «Mira mamá que bien he limpiado los platos».

Con el castigo ocurre igual. Puesto que lo que detiene a tu hijo de no realizar o de realizar una cosa es el temor a las consecuencias negativas, no una comprensión ética y moral en cuanto al bien y el mal.
» Si no recoges los juguetes te quedarás sin ver la TV» La idea sería «Te voy a mostrar como se recogen los juguetes en casa» «No…no quiero» » Está bien, estás cansado y yo lo entiendo quizás tu hermano/papá quiera ayudarme» puede ser que no los recoja, y te toque recogerlos a ti y a papá, pero el ya te ha visto recogiéndolos, sabe que en casa se recogen las cosas.

Hemos de mostrarle al niño como queremos que se comporten dando ejemplo. Las normas básicas de convivencia serían: respetarse a sí mismo, a los demás y respetar los materiales (muebles, juguetes, etc). Esas son las tres normas que en un salón Montessori que se deben cumplir, en una casa donde se quiera llevar a cabo esta forma de comprender y vivir ocurre igual.

Montessori educaba para la paz ¿qué sentido tendrían los premios y los castigos en su metodología? Sería una contradicción. La paz no es una condición debe ser un estado natural para nuestros hijos y la sociedad.

Hasta la próxima, nos vemos en facebook.